TELESAR V, un robot al estilo Avatar desarrollado en Japón


En la película Avatar, de James Cameron, parte de los protagonistas participan en un programa en el que sus mentes se puede transportar a un cuerpos artificiales, los Avatares, que controlan como si fuesen Na’vis reales. Si bien aún estamos muy lejos de crear cuerpos artificiales que controlar, hay abiertas muchas líneas de trabajo en el campo de la robótica para hacer mucho más real el control remoto de robots y, concretamente, en la Universidad Keio, se ha desarrollado el TELESAR V, un robot cuyo control recuerda mucho al de la película de James Cameron puesto que el robot reproduce los movimientos de la persona que lo controla y ésta percibe las sensaciones captadas por el robot, por ejemplo, lo que tiene entre sus manos.

TELESAR V (TELexistence Surrogate Anthropomorphic Robot) es un robot que lleva un paso más allá el concepto de control remoto puesto que hace que la persona que está controlando el robot, además de enviar órdenes relativas a los movimientos o las acciones a ejecutar, va a sentir, oír y ver las mismas cosas que el robot. ¿Sentir, ver y oír? Efectivamente, puesto que el clásico panel de control (un mando o un ordenador) se sustituye por un casco de realidad virtual (que muestra un entorno tridimensional), unos auriculares y unos guantes provistos de actuadores que sumados a unos sensores que captan el movimiento del cuerpo de la persona que controla el robot permite reproducir los movimientos de éste en el TELESAR V además de recibir la información captada por el robot.
TELESAR V, un robot al estilo Avatar desarrollado en Japón

El esquema de este robot me parece, francamente, muy interesante puesto que traslada 3 funciones fundamentales para poder evaluar una situación o una acción: la vista del robot, que captan el entorno mediante unas cámaras cuyas imágenes sirven para recrear el escenario en 3D en una pantalla situada en el casco que utiliza el operador, el oído, gracias a unos micrófonos instalados en el robot que captan el sonido ambiente que también es enviado al casco de control y, finalmente, el sentido del taco que se reproduce en unos guantes provistos de actuadores que reflejan la presión ejercida sobre objetos.

"Cuando me pongo los dispositivos y muevo mi cuerpo, veo que mis manos se transforman en las manos del robot. Cuando muevo mi cabeza, obtengo una visión distinta a la que normalmente tendría. Es una experiencia muy extraña que te hace preguntarte si te has convertido, al final, en un robot"

¿Y qué utilidad podría tener un robot así? Según el responsable del proyecto, el Profesor Susumu Tachi, el sistema utilizado para controlar TELESAR V podría aplicarse a los robots utilizados para la exploración de zonas peligrosas, por ejemplo, los que se introdujeron en la central nuclear de Fukushima y hacer que los responsables de manejar estos dispositivos se “sintiesen dentro” de la zona a explorar como si estuviesen dentro y, además, pudiesen controlar los movimientos del robot de una manera mucho más natural.

link: http://www.youtube.com/watch?v=ZMF0p15GPYg

"Creo que si continuamos la investigación y el desarrollo por esta senda, podríamos ser capaces de acceder y explorar zonas de alta peligrosidad para el ser humano y realizar misiones que requieran, precisamente, habilidades humanas"

Está claro que aún andamos lejos de lo mostrado en la película Avatar pero TELESAR V plantea una forma muy interesante de controlar robots y, desde luego, acerca mucho más al operador a la situación y el entorno en el que se mueve el autómata.