El primer robot inspirado en Avatar


Telesar V, creado por científicos japoneses, es capaz de imitar los movimientos de su operador y compartir vivencias a través de sus sensores.
robot


Si bien la industria del cine nos ha mostrado algunos robots realmente increíbles, el mundo real también produce adelantos capaces de asombrarnos. En la Universidad Keio, por ejemplo, han creado el TELESAR V, un robot antropomórfico teledirigido que es capaz de “copiar” los movimientos de su operador, además de transmitirle -mediante un casco de realidad virtual- las imágenes, sonidos y texturas que registran sus sensores. Cuenta con 15 grados de libertad e inevitablemente recuerda a los vistos en la película “Avatar”.


En los últimos años hemos visto una buena cantidad de robots cuyo diseño los hace parecidos a un ser humano. Esta característica, conocida como antropomorfismo, les permite utilizar herramientas o vehículos inicialmente desarrollados para ser empleados por nosotros, aunque suele tener la desventaja de “complicar” bastante su diseño. Al fin y al cabo, siempre será más fácil hacer desplazar un robot sobre ruedas que haciendo equilibrio sobre sus piernas. Sin embargo, los científicos han conseguido superar obstáculos que en algún momento parecieron insalvables, y hoy tenemos algunos robots que son capaces de caminar, correr y hasta andar en bicicleta. Por otra parte, la realidad virtual ha avanzado lo suficiente para permitirnos recrear mundos virtuales -inéditos o reproducciones de ambientes reales- donde el usuario es capaz de ver, oír y sentir el entorno que lo rodea. La nueva frontera parece situarse en el punto en que estas dos tecnologías se encuentran, en la búsqueda de robots teledirigidos capaces de “reportar” lo que perciben mediante técnicas de realidad virtual. Y es exactamente en ese punto donde se encuentra el TELESAR V, un robot desarrollado en la Universidad Keio.

El TELESAR V (TELexistence Surrogate Anthropomorphic Robot) es una máquina de no solo se parece mucho a un ser humano, sino que es capaz de moverse de la misma forma que uno. A diferencia de otros robots humanoides, el TELESAR V es operado remotamente mediante una especie de traje que registra los movimientos de su operador y los transmite al robot, que se limita a repetirlos. Este control incluye los movimientos de las extremidades, cabeza y manos, permitiéndole asir o manipular objetos de forma remota. Además, el robot puede proporcionar a su operador un flujo de datos que le permite, mediante el uso de un casco de realidad virtual y un grupo de actuadores piezoeléctricos colocados en los dedos de sus guantes, “sentir” lo que están registrando las cámaras, micrófonos y sensores del TELESAR V.

La sensación de “inmersión” en el entorno en que se encuentra el robot es muy buena, en parte por la calidad de los datos que este registra y en parte por que el sistema de realidad virtual que viste el operador es capaz de realimentarlo incluso con la temperatura de los objetos que tocan las manos robóticas.

Según sus creadores, el sistema tiene la suficiente sensibilidad como para “sentir” la rugosidad de objetos pequeños, como las piezas de LEGO o las herramientas de mano más comunes. Sin duda, se trata de un prototipo que inspirará una nueva generación de robots antropomórficos teledirigidos.



Bueno aca una foto mas de este impresionante robot.

v


avatar