Grandes inventos por accidente: Las patatas fritas

Grandes inventos por accidente: Las patatas fritas

En 1853, un chef de nombre George Crum se cansó de las quejas de un cliente porque sus papas al horno no estaban crocantes. Para no escucharlo más corto las papas en tiras bien finitas, las tiró en aceite hirviendo, les puso un poco de sal y se las acercó a su comensal. El resultado: las papas fritas o "Saratoga Chips", como las llamaron en honor a su pueblo de origen.

2 comentarios - Grandes inventos por accidente: Las patatas fritas

@rodrigorz__
Pusiste grandes inventos, y solo veo uno, ps pero hay otro que me contaron que dice que se invento la SALSA GOLF, gracias a que una persona axidentalmente junto la salsa de tomate con la mallonesa, y murio pobre, pero el que encontro la idea del fallecido se iso rico o gano mucha plata, eso me conto una profesora, que sea verdad nc ja.
@luro119 -1
Historia de las Papas Souffle

Era el 28 de agosto de 1837. Su Majestad Luís Felipe, su esposa Amelie y lo más renombrado de la sociedad francesa acudirían a la pomposa inauguración del ferrocarril Paris - Saint Germain. El banquete en los Alpes franceses sería apoteósico. Cubertería, porcelana y los mejores arreglos engalanaban la estación de Saint Germain. El menú incluía un delicioso solomillo con guarnición de papas fritas.

Colinet, de los mejores chef de la zona, dirigía con maestría la cocina del restaurante. Miró el reloj, y dio la orden de freír las papas. En medio de la cocción, las puertas se abren de golpe y el jefe de estación comunica el retraso. La fuerza del tren no podía con la cuesta anterior a la estación.

El chef ordeno detener la fritura. Mandó sacar las papas y colocarlas en una fuente para que no absorbieran la grasa.

Llegan los ilustres comensales y Colinet se encuentra, horrorizado, con unas papas arrugadas, frías. Impresentables.

El tiempo corría. La grasa se calentaba más y más en la sartén. Humeaba. Soltó las papas de a poco y tocando el aceite hirviendo, tomaron una forma de globo y color impresionantes. Se hinchaban, atrapando burbujas en su interior y se tornaban de un color dorado espectacular. Siguió agregando más porciones y el proceso se repetía.

Habían nacido para la historia las 'Pommes Souffles', las deliciosas papas soufflé. Su Majestad, impresionado con la idea, repitió el plato dos veces y mandó a llamar a Colinet para felicitarle por su maravilloso invento.

Desde entonces, las papas soufflé, con todas sus variaciones, realzan las comidas de todas las naciones civilizadas.