Excarcelan a fundador de Mega upload en Nueva Zelanda


El fundador de Mega upload, Kim Schmitz o Dotcom, cuya extradición pide Estados Unidos por supuesta piratería informática, fue excarcelado hoy después de obtener la libertad condicional en Nueva Zelanda, indicaron las autoridades.

El juez Nevin Dawson del Tribunal del distrito de North Shore concedió unas horas antes la libertad condicional a Dotcom por considerar que el informático alemán no representa un peligro de fuga, según el escrito del fallo al que tuvo acceso Efe.

Ese riesgo de fuga si en cambio lo vieron el pasado 25 de enero y el 3 de febrero los magistrados que en esas dos ocasiones decidieron mantener a Dotcom en prisión preventiva.

Dotcom había apelado el fallo de prisión preventiva.

"Me siento aliviado de poder regresar a casa y ver a mi familia, a mis tres pequeños hijos y a mi esposa embarazada", comentó a periodistas el informático de casi dos metros y vestido su característica indumentaria negra, según mostraron imágenes de televisión.

Dotcom comentó que se sentía "un poco como si hubiera realizado una audición para el American Idol", en alusión a un famoso concurso de televisión estadounidense y prometió, en tono más serio, que luchará en los tribunales contra su eventual extradición.

Una vez completados los trámites para su puesta en libertad bajo vigilancia electrónica y de haber hechos una breves declaraciones a la prensa, el fundador del portal Mega upload se subió en un vehículo que le aguardaba.

Las condiciones impuestas a Dotcom para obtener su libertad provisional y residir en su mansión de las afueras de Auckland son, entre otras, que no acceda a internet ni a transporte aéreo y que no se aleje más de 80 kilómetros de su propiedad.

Dotcom fue detenido el 20 de enero en su mansión al norte de Auckland junto con otros tres directivos de Mega upload en el transcurso de una operación policial internacional que incluyó el cierre de su portal de descargas en internet, el embargo de sus bienes y detenciones en Europa.

Junto con Dotcom fueron detenidos los alemanes Mathias Ortmann, de 40 años y cofundador de Mega upload; y Finn Batato, de 38 años y responsable técnico del portal; así como el holandés Bram van der Kolk, de 29 años y jefe de programación.

Ortmann, Batato y Van der Kolk obtuvieron posteriormente la libertad provisional, mientras que Dotcom permaneció en prisión hasta hoy.

En la decisión escrita facilitada a Efe por el Ministerio de Justicia, el juez Dawson indicó que desde el operativo del 20 de enero las autoridades no han decomisado otros bienes significativos y por lo tanto "no hay evidencia" de que los tenga.

También agregó que Dotcom tiene un buen argumento al defender que "él tiene muchas razones para quedarse (en Nueva Zelanda) y pelear por el futuro de su familia y sus bienes decomisados".

Por su parte, la fiscalía expresó su preocupación por los pasaportes que tiene Dotcom con identidades diferentes, pero el juez Dawson indicó que no existen evidencias que indiquen que estos documentos oficiales hayan sido utilizados de forma ilegal.

El juez Dawson también sopesó nuevas pruebas y señaló que Dotcom solo tiene dos nacionalidades, de Alemania y Finlandia, y no tres como se creía anteriormente.

En el caso de fuga a esos dos países "no podrá ser extraditado a Estados Unidos para afrontar un juicio, pero puede ser procesado en uno de estos dos lugares" y por lo tanto no es "inmune", agregó.

Por otro lado, hoy se fijó que el próximo agosto se celebrará la primera vista del proceso judicial de extradición de los cuatro ejecutivos de Mega upload, que se prevé durará unas tres semanas, informó Radio Nueva Zelanda.

Estados Unidos quiere juzgar a un total de siete ejecutivos de Mega upload, entre ellos los cuatro detenidos en Nueva Zelanda, de diversos piratería informática, crimen organizado y blanqueo de dinero.

A Mega upload se le atribuye haber causado más de 500 millones de dólares (381 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (133 millones de euros).