El supervolcan de Yellowstone
Mapa de las diferentes zonas de Yellowstone (Por cortesía del Observatorio del Volcán de Yellowstone y el USGS – Imagen de Smith y Siegel, 2000).

Hasta hace poco, no se sabía nada de lo que se escondía bajo uno de los Parques Naturales más pintorescos, extensos y visitados de los Estados Unidos: el Parque Nacional de Yellowstone.Actualmente, se considera uno de los supervolcanes más extensos del mundo. Aunque todavía hay personas que lo desconocen.

La terminología de “supervolcán” fue utilizada por primera vez por los productores de un programa de televisión de la BBC en el año 2000 para referirse a volcanes que habían generado las erupciones más devastadoras de la historia de la Tierra.

Por ello, un supervolcán sería el que hubiese producido la erupción explosiva más catastrófica, así como el que tuviera una caldera gigantesca.

La extensión de la Super Caldera de Yellowstone se ha podido establecer en base a los estudios realizados sobre anteriores erupciones. La cámara de magma se conoce por las imágenes aéreas, estudios de campo y sensores remotos.

volcan
Vistas del Grand Canyon de Yellowstone desde debajo de Lower Falls. El color de las paredes viene determinado por las erupciones de hace unos 500.000 años. (Fotografía de S.R. Brantley el 20 de mayo de 2001, por cortesía del USGS).


La autoridad principal que tiene a cargo la tarea de emitir los avisos que correspondan sobre eventos sísmicos potenciales y erupciones volcánicas del Parque Nacional de Yellowstone es el Instituto de Investigación Geológica de los Estados Unidos, es decir, el USGS. En la actualidad, el USGS y el Servicio de Parques y Vida Salvaje de los Estados Unidos coordinan la información sobre la Caldera de Yellowstone a través de una extensa y costosa red de sensores remotos, grabadores de movimiento de suelo por GPS, EDM, sismógrafos y numerosos elementos similares.

Según estos organismos, el mayor supervolcán del mundo se encuentra lo suficientemente vigilado de manera que, en caso de existir riesgo de una erupción devastadora, la población podrá ser informada de inmediato.

Sin embargo, al parecer, no es una opinión compartida por todos, ya que existen otros ámbitos de la población que afirma que no sólo el USGS no ha emitido ningún aviso con respecto al riesgo potencial de erupción que sí que existe en Yellowstone, sino que incluso están restándole importancia a las señales indudables que van teniendo lugar, echando por tierra cualquier posibilidad de una erupción.

Pero, ¿cuáles serían las señales que indicarían una posible erupción en Yellowstone?

Por suerte, la humanidad no ha sido testigo de una erupción de este tipo y, por ello, no resulta posible emitir una confirmación fehaciente de los eventos que demostrarían la futura erupción de un supervolcán. Aún así, los científicos se basan en las señales que tienen lugar antes de cualquier erupción volcánica, confiando en que éstas serían las mismas para determinar el peligro de una erupción en un supervolcán.

En agosto de 2003, según el artículo publicado en el Idaho Journal, el geólogo del Parque de Yellowstone, Hank Heasler, destacó que en el caso de que Yellowstone se estuviera preparando para entrar en erupción, tendrían que coincidir varias señales. Antes de una erupción, el magma bajo el volcán se mueve y se almacena en la cámara magmática o reserva. Después, comienza su ascensión hacia la superficie y conforme se acerca a la superficie, desprende gases. Además, el suelo de la caldera estaría subiendo gradualmente (cuando normalmente sube y baja continuamente).

El movimiento del magma produce pequeños temblores y vibraciones que pueden detectarse con facilidad. El almacenamiento del magma en la cámara del magma produce pequeños bultos o elevaciones en las laderas del volcán. En cuanto a los gases emitidos por el volcán, éstos pueden ser analizados para determinar los posibles cambios en el mismo.

A los vulcanólogos no les gusta predecir la posibilidad de una erupción. Resulta bastante complicado porque todavía hay muchas incógnitas y resulta muy difícil averiguar el momento exacto de una erupción. Algunos volcanes no entran en erupción más que una vez cada miles de años. En ocasiones, el movimiento de magma ni siquiera predice una erupción. Otros elementos deben coincidir y el constante monitoreo resulta imprescindible para contrastar datos y poder llegar a una conclusión.

Pero, ¿cuántas señales diferentes hacen falta para que este asunto se considere como un verdadero peligro para la población?

erupcion



Magma en movimiento en la cámara magmática

Datos recabados confirman la evidencia de que existe magma en movimiento en la cámara magmática de Yellowstone. Los continuos movimientos sísmicos (ver imagen superior), el incremento de la temperatura del agua del lago (en 10 grados), la extinción y conversión de los hoyos de lodo en válvulas de vapor, así como el hecho de que géisers históricos se conviertan en válvulas de vapor, parecen confirmar el movimiento de una gran cantidad de magma.

Desde el punto de vista geológico, el que una gran cantidad de magma se mueva es suficiente para probar un cambio en el volumen o una presión. Además, no hay que olvidar, que el movimiento del magma en la cámara magmática siempre es un hecho preocupante y se debe considerar como un peligro y/o señal de una posible erupción.

bomba de tiempo
El Lago de la Ninfa (Nymph Lake), uno de los más importantes lugares termales del parque se encuentra localizado a unos 24 kilómetros del Norris Geyser Basin. En la fotografía superior se puede observar la formación de una nueva zona termal.

Supervolcan
Medición de temperatura realizada en la zona

A marzo de 2006, la página oficial del Norris Geyser Basin del Parque Nacional de Yellowstone (ver imagen superior), informa acerca del cierre temporal: “El pasado verano, se cerró un camino de aproximadamente 1.400 metros. En octubre de 2003, se abrió casi todo el camino, excepto unos 300 metros que todavía permanecen cerrados. El cierre comienza en Green Dragon y continua hasta cerca de Pearl Geyser. El cierre se encuentra señalizado. El suelo del sendero mantiene temperaturas en ebullición y el riesgo de una explosión de vapor es elevado. Mientras se pueden predecir explosiones volcánicas, no se pueden predecir explosiones de vapor. Los Geysers de Steamboat y Echinus y todo el Porcelain Basin siguen abiertos al público”.

Dicho todo esto, una de las preguntas realizadas al USGS cuestiona si las características que están teniendo lugar bajo el lago avisan de una posible erupción volcánica.

parque yellowstone
La imagen muestra la zona alrededor del cráter volcánico de Yellowstone (desde satélite) y muestra los cambios que han tenido lugar en el suelo desde 1996 hasta 2000. La zona norte del cráter indica una elevación pronunciada. Según el estudio reciente, esta elevación fue causada por un cuello de botella subterráneo de magma. (Imagen por cortesía del USGS).


A este respecto, según el USGS es bastante improbable ya que todas las características están relacionadas con fallas y agua en ebullición (fuentes hidrotermales) y los cráteres identificados se formaron por un colapso o como resultado de una explosión hidrotermal de hace muchos años. Además, añaden que la mayoría de las rocas encontradas bajo el lago se han formado por flujos de lava de hace más de 100.000 años de antigüedad.

Si bien es cierto que las rocas encontradas bajo el lago pueden haberse depositado en ese lugar hace miles de años por corrientes de lava, no se responde a la pregunta de lo que está causando las fuentes de calor y el incremento de la actividad hidrotermal en la actualidad. El incremento de los elementos hidrotermales, obviamente, está siendo empujado por agua sobrecalentada, la preocupación estriba en lo que está calentado esa agua, ya que todo parece indicar que el agua está siendo calentada por una acumulación de magma situada bajo la caldera que, o bien se está desplazando, o bien está reduciendo su tamaño.

En el caso de que el magma acumulado está incrementado su tamaño, podría explicar el masivo incremento de la actividad hidrotermal, así como las elevaciones de la superficie del lago. Aunque para suceder esto, tendría que haber algún tipo de elevación de magma en la cámara magmática, lo que indica un cambio en el proceso del manto.

inminente
Emisión del Steamboat. (Fotografías por cortesía del Servicio Nacional del Parque de Yellowstone).

Si la cantidad de magma actual realmente está aumentando, esto significaría que la presión ha aumentado y de que las posibilidades de una erupción volcánica también aumentan de forma alarmante.

Sin embargo, si el volumen del magma es constante y está cambiando de ubicación, también podría explicar la actividad hidrotermal, ya que el magma migraría a zonas con fallas no acostumbradas al calor y a la presión. Pero, en este caso, ¿qué estaría desplazando el magma de lugar?

El supervolcan de Yellowstone

Una explicación que podrá aportarse sería una actividad sísmica tectónica a niveles profundos que deformaría las rocas que se encuentran alrededor, forzando así al magma a utilizar el camino que se ha abierto para cambiar de lugar.

¿Y este cambio de ubicación del magma, aumenta las posibilidades de una erupción volcánica? Posiblemente.

volcan

Cualquier actividad tectónica que deforme y desplace una cantidad de magma del tamaño que se encuentra bajo Yellowstone debilitará las rocas que lo mantienen. Esta debilitación empeora al estar expuesto al calor y a la presión del magma.

Ambas posibilidades son preocupantes.



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=VR1bg_Yf0T4


Fuente