el Origen de la palabra OK


Hay muchas versiones sobre esta palabra usada por casi todas las lenguas del mundo.

Una dice que durante la guerra civil de EE.UU. (1861-1865), los oficiales eran responsables de hacer un informe cuando regresaban las tropas de algún combate. Cuando no habían bajas, escribían en una pizarra “0 Killed” (0 Muertos).

Otros cuentan que en la lengua de los nativos de la tribu Choctaw, la palabra Oke (pronunciada Oki) quiere decir que todo esta bien, incluso muchos en USA usan la expresión Okee Dokee.

Mas malas lenguas afirman que O.K. viene de una forma incorrecta de abreviar “All Correct ” (Oll Korect). Unos atribuyen el primer uso al presidente estadounidense Andrew Jackson (1767-1845), y otros a un analfabeta encargado de marcar equipaje en los trenes. También hay quienes mezclan dos versiones diciendo que Andrew Jackson aprendió la expresión Oke de los Chotaw y expandió su uso a los hombres blancos.

Según un catedrático de Ingeniería Industrial en la Universidad Estatal de Guayaquil (Ecuador), en la época del telégrafo, la efectividad del alfabeto Morse no era un atributo de todos los telegrafistas, pero había uno en particular que sus mensajes tenían mucha exactitud. De manera que cuando el los firmaba tenían la seguridad de que su mensaje era correcto. El nombre del telegrafista era: Oscar Kevin

Una versión dice que O.K. es simplemente lo contrario de K.O. (knock-out). Como es bien sabido K.O. proviene del boxeo. Dejar K.O. a un adversario es ponerlo fuera de combate y por extensión, incluso en Castellano usamos frases del tipo “me ha dejado K.O.”, “estoy K.O.” y similares, para expresar que estamos mal. Por simple extrapolación O.K. significaría estar bien.

Y una de las versiones mas aceptadas cuenta que durante los 1830’s era la moda del periódico Boston Morning Post poner iniciales y luego en paréntesis el significado. A veces, para darle más humor al artículo, escribían mal las iniciales o el contenido dentro los paréntesis. En 1839 publicaron un artículo que incluía “OK (All Correct)”.

Quedaros con la que más os guste, lo que si es cierto es que todas estas versiones rondan los años 1800, a excepción de una última:

En Inglaterra, el OK se volvió de uso común a partir de la coronación de Ricardo I (Ricardo Corazón de León, 1157-1199), hijo de Enrique II y Leonor de Aquitania.

Ricardo I era occitano, originario de Aquitania (Guyena), región al sur del río Garona en Francia y no hablaba inglés, sino francés y occitano. Aunque se dice que era un hombre culto y educado para su época se cuenta que era indeciso y lacónico en sus respuestas, al grado de que el trovador Bertrand de Born le llamaba “Le Roi Oc-et-Non” (El Rey Si-y-No). En occitano la palabra para “si” es Oc y el nuevo Rey contestaba con este monosílabo a sus súbditos cuando asentía a alguna cuestión. Como en inglés no existe el sonido fuerte para la “c” final, al transcribirse la respuesta se utilizaba la “k”, convirtiéndose en ok.

fuente
http://kritana.wordpress.com