Megapost Del Titanic (a cumplirse un siglo de la tragedia)

Megapost Del Titanic (a cumplirse un siglo de la tragedia)

Titanic: Crece interés al acercarse centenario de naufragio


La subasta de más de 5.000 artefactos del Titanic el 1 de abril, un siglo después del naufragio del lujoso buque, ha provocado centenares de llamadas de interesados, con ofertas de agregar al deslumbrante tesoro recogido en el fondo del mar.
El subastador Arlan Ettinger, de la casa neoyorquina Guernsey's Auctioneers & Brokers, dice que ha recibido llamadas de los descendientes de unos 700 sobrevivientes y una oferta que calificó de morbosa: papeles tomados del cadáver de un pasajero que flotaba en el mar.
No se subastarán esos documentos, pero sí habrá objetos conmovedores: uno de ellos, una pulsera de niña con el nombre Amy escrito con diamantes. Había sólo dos Amy en la lista de 2.228 pasajeros, de los cuales murieron más de 1.500.
"Fue algo muy personal y conmovedor", dijo Ettinger.
Se subastarán artículos de ropa, loza fina, monedas de oro, platería y "la pieza grande", una sección del casco del Titanic que pesa 17 toneladas. Fue extraído del lecho del Atlántico Norte a 4.000 metros (2,5 millas) de profundidad. Se venderá en un lote y la postura ganadora será anunciada el 11 de abril. En 2007 fue tasado en 189 millones de dólares.
Ettinger dijo que Guernsey's ha realizado subastas de gran repercusión —en particular de los patrimonios de Elvis Presley, los Beatles, la princesa Diana y el presidente John F. Kennedy_, pero la colección del naufragio más famoso del mundo supera a todas. El Titanic se hundió el 15 de abril de 1912 durante su viaje de bautismo de Southampton, Inglaterra, a Nueva York al chocar con un témpano.
Un equipo internacional dirigido por el oceanógrafo Robert Ballard halló el naufragio en 1985 a unos 600 kilómetros (400 millas) de Terranova, Canadá. Esta será la primera subasta de artefactos del Titanic recogidos en el fondo del mar, aunque en el pasado se han vendido objetos hallados en la superficie o aportados por sobrevivientes.


titanic

Titanic, el fin de una época

hundimiento

Este es un libro para los «yihadistas» del Titanic, ese «microcosmos exquisito de la época eduardiana» fuente inagotable de historias, películas, crónicas y leyendas. Quedan expulsados del paraíso de estas páginas aquellos a los que el trasatlántico les resulte indiferente o quienes busquen un texto literario, porque no lo es. Sí, en cambio, resulta un magnífico volumen de consulta, perfectamente documentado y con un impagable apéndice bibliográfico. En apenas dos meses –el 15 de abril– se cumplirá el centenario del hundimiento, y nadie como Hugh Brewster, con veinticinco años de experiencia en «titanicología», para abordar esta obra.

Vidas lujosas
Parece increíble que ese «hotel flotante» que terminaría en el peor desastre marítimo en tiempos de paz siga arrojando material inédito. Pero así es y, por ello, este volumen se centra en uno de los muchos aspectos abordables: el final de unas vidas doradas. Millonarios como John Jacob Astor o Benjamín Guggenheim, la célebre couterière Lady Duff Gordon, la actriz Dorothy Gibson, la aristócrata Noelle, la condesa de Rothes o el escritor Frank Millet, que se percataba de todo desde una posición de austeridad. Aunque también desde el lujoso camarote de Archie Butt, el asesor del presidente estadounidense William Howard Taft.

El testimonio gráfico es uno de los platos fuertes. La mayor parte de las fotos que ilustran estas páginas fueron tomadas por Francis Browne. Su tío, obispo, le había regalado, junto con un pasaje para el barco, una cámara para que inmortalizase la travesía.Y Browne, para nuestro disfrute, no cesaría de utilizarla sin saber que se convertiría en uno de los principales documentalistas de la tragedia.

El libro supone un fresco de personajes, clases sociales, idiosincrasias y nacionalidades que convivieron a bordo del trasatlántico: desde los baúles cargados de ropa para distintas ocasiones de las damas ricas, a las maletas de mimbre de los habitantes de segunda, en su mayoría libaneses, sirios, croatas o búlgaros. A través de esta dualidad profundizamos en la política, cultura, hábitos, artes, e incluso costumbres sexuales como en un magnífico «congelado» para la posteridad.

Conocemos desde la última pieza que interpretó la orquesta hasta el menú del primer desayuno servido en el comedor de primera clase, surtido de platos fuertes muy preciados por los pasajeros «british». Recorremos las balaustradas de la escalinata central, las alfombras, las lujosas lámparas, las molduras de los techos... Incluso, el historiador recrea una convincente conversación que pudo haberse producido en el Restaurante Ritz durante la última noche. Tampoco olvida guiarnos por los diferentes «cultos» oficiados a bordo.

Una de las damas que viajaban en primera escribiría con posterioridad: «No había sombra premonitoria de la muerte que insuflara un miedo a la alegría de la velada. Era una escena brillante; mujeres hermosamente vestidas que reían y hablaban, aroma de flores; era ridículo pensar en peligro alguno». Hasta que un iceberg se cruzó en su camino. Los capítulos finales del libro se ocupan del rescate de los pasajeros por el Carpathia y el viaje de regreso a Nueva York con 705 personas de las más de 2.200 a bordo. Un libro a mayor gloria del barco más famoso de la historia.


Ben Guggenheim
Fue el padre de Peggy Guggenheim, la mecenas del arte. Es uno de los millonarios que murió en el barco. Iba con su amante.
Los Astor
Él es John Jacob Astor, acompañado de su mujer. Era el hombre más rico que viajaba en el barco. Los dos fallecieron en el naufragio.
Frank Millet
Escritor, artista y expatriado norteamericano. Murió durante el trayecto, no sin antes «notariar» la tragedia.
El capitán
Edward J. Smith era el capitán del Titanic. Su comportamiento fue ejemplar, no dejó el barco y ayudó a los pasajeros.


Sobre el autor
Tiene 25 años de experiencia en la creación de libros sobre el «Titanic». Entre sus obras más relevantes está, junto a Ballard, «El descubrimiento del Titanic». También supervisó la creación de «Titanic: una historia ilustrada», que sirvió de inspiración para la película de James Cameron
Ideal para...
los amantes de la historia del trasatlántico más famoso de la historia y que estén interesados en saber más sobre quienes viajaban en él cuando naufragó
Un defecto
El exceso de documentación, que puede dejar excluidos a los que no están versados en el Titanic
Una virtud
La capacidad para reconstruir la vida a bordo del barco y repasar las biografías de los principales personajes, muchos de ellos millonarios y famosos
Puntuación: 7


«TITANIC»
Hugh Brewster
Lumen
416 páginas. 21 euros.

Lecturas relacionadas
«Moby Dick», de H.Melville. Debolsillo, 688 pág.,
Una obra mítica. El libro marítimo por definición. Un periplo por las orillas del mal. La búsqueda de la ballena blanca arrastrará a los lectores a un texto extraño, lleno de referencias y significados, de la mano del temido capitán Ahab. Aventuras y gran literatura.
«Gordon Pym», de E. Allan Poe. Alianza. 240 págs.,
Otra novela extraña que se mueve por meandros y paisajes que han dado pie a muchas interpretaciones. Es uno de los títulos más importantes de la obra de Edgar Allan Poe. Una aventura marinera en un océano en el que no sólo hay agua.
«Centauros», de A-. V. Figueroa Zeta pág. 400,
He aquí a Alonso de Ojeda, un hombre intrépido, de mil aventuras procelosas, que cruzó el Atlántico para descubrir el continente americano y que, según Bartolomé de las Casas, participó en mil duelos.

RMS TITANIC

El RMS Titanic (en inglés: Royal Mail Steamship Titanic, "Buque de vapor del Correo Real Titanic" era el segundo de un trío de transatlánticos conocidos como clase Olympic. El Titanic fue, en su tiempo, el barco de pasajeros más grande y lujoso del mundo, seguido por el RMS Olympic.
El 10 de abril de 1912, el Titanic inició su viaje inaugural partiendo desde Southampton (Inglaterra) con destino a Cherburgo, Queenstown y finalmente a Nueva York. Cuatro días más tarde, a las 23:40 del 14 de abril, el buque chocó con un iceberg al sur de las costas de Terranova, y se hundió a las 2:20 de la mañana del 15 de abril. El siniestro se saldó con la muerte de 1.517 personas, y en esa época se convirtió en el peor desastre marítimo en tiempo de paz.
El Titanic fue construido en los astilleros de Harland and Wolff, en Belfast (Irlanda del Norte). Partió hacia Nueva York con 2.227 personas a bordo, y una de las causas del elevado número de víctimas fue que, a pesar de cumplir con todas las normativas marítimas de la época, el barco sólo llevaba botes salvavidas para 1.178 personas, y aún así sólo se salvaron 705. Un elevado número de hombres murió debido al rígido protocolo de salvamento que se siguió en el proceso de evacuación de la nave, conocido como "mujeres y niños primero" y al poco tiempo disponible.
El Titanic se diseñó usando algunas de las más avanzadas tecnologías disponibles en aquel tiempo, tales como mamparos herméticos que dividían el casco en 17 secciones independientes y que se creía que podían mantenerlo a flote en caso de rotura de una parte del casco; iba dotado de una potente estación de telegrafía, un nuevo diseño de hélice de tres palas. El Titanic era más lujoso que el RMS Olympic y además de sus rivales de la Cunard y su estándar al respecto no tenían comparación a las instalaciones de primera clase en cuanto a lujo se refiere. Todo ello hizo que el Titanic fuera considerado "insumergible" según la prensa de entonces.

HISTORIAS

LA HUELGA DEL CARBÓN DE 1912 Y EL TITANIC

En enero de 1912 los mineros del carbón llegó a las decisiones de ir a la huelga por los salarios mínimos, causando complicaciones en el sector del transporte marítimo. A medida que la huelga fue a bordo de buques cada vez más se está portando debido a la falta de combustible. White Star Line hizo un anuncio que la velocidad de Olympic y del Titanic que ahora se redujo de 23 nudos a 20 nudos para ahorrar carbón.

Una buena noticia se produjo cuando la huelga terminó meta el 6 de abril de 1912. La mala noticia fue que no iba a ser suficiente tiempo para recién extraído del carbón a los muelles antes del viaje del Titanic 's de soltera. Con el fin de levantar las limitaciones de velocidad colocados en el Titanic, White Star Line tendría que tomar el carbón de otros buques atracados IMM en Southampton, poniendo los buques fuera de servicio.

Los pasajeros que habían reservado ya viaje en el momento de los buques de servicio tenía que encontrar una nueva nave para viajar en la mayoría, convirtiendo al Titanic. Los tripulantes que se basaban en los viajes ya cancelados para el trabajo también se vieron afectados. Como llegó la hora de contratar a la tripulación para el viaje del Titanic 's de soltera, las líneas estaban fuera de la puerta de las personas que buscan trabajo en el barco más lujoso de su tiempo, sin saber la tragedia que se avecinaba.

siglo

HISTORIAS DE SOBREVIVIENTES DEL TITANIC - UNA DE LAS PAREJAS SUERTE DEL TITANIC

La historia de Juan y Snyder Nelle es realmente la de un cuento de hadas. Nelle tenía sólo 23 años y Juan 24, cuando los recién casados ​​abordaron Titanic como el tramo final de su luna de miel. Como pasajeros de primera clase, la pareja no podría haber anticipado la aventura que estaba a punto de encontrar mientras que a bordo del Titanic.

Después de la colisión del Titanic 's con el iceberg hay informes de que miembros de la tripulación no sólo se plantearon para las mujeres y los niños, sino también los recién casados ​​que se adelantó para ser colocados en los botes salvavidas en primer lugar. Señor y la señora Snyder fue lo que hizo y se colocaron en el bote salvavidas 7 de la noche, uniéndose a unos pocos selectos sobrevivientes del Titanic, que se viven para contar su historia.

La pareja se fue increíblemente afortunado de vivir una vida plena y llena de alegría en Minneapolis. John siguió para llevar a cabo la apertura de una empresa de automoción, sirviendo en la Primera Guerra Mundial, junto con la crianza de tres hermosos hijos, una niña y dos niños, con su esposa, Nelle. El Sr. Snyder falleció en esa edad de 71 años, mientras que en el campo de golf de sufrir un ataque masivo al corazón. La señora Snyder pasado muchos años más tarde a la edad de 94 años.

1912

Desde un principio, el viaje inaugural del Titaníc es marcado por la tragedia. Se cuenta que al moverse majestuosamente el inmenso barco de 46,329 toneladas de su amarradero en Southampton, queda junto al trasatlántico New York, que estaba anclado. D pronto se escucharon voces de alarma al enredarse como cordón las gruesas cuerdas de amarre de ambo barcos, y luego empezaron a ser arrastrados junto por alguna fuerza desconocida. El Titanic fue detenido justo a tiempo luego que la extraña "succión cesó, y en seguida los remolcadores abrieron camino lentamente al New York para llevarlo de vuelta al amarradero. Una situación idéntica se presentó sólo unos minutos después, cuando el Teutonic también se enredó en las cuerdas del Titanic y lo siguió de cerca varios grados hasta que el Títanic logró deslizarse.

Posteriormente, el trasatlántico fue remolcado hacia el mar abierto y la tranquilidad volvió a la tripulación a su capitán, Edward-Smith. La cubierta temblaba casi imperceptiblemente ante el empuje de sus imponente turbinas: era el barco más grande, el mejor y el más seguro que se hubiera construido. Para garantizar esa seguridad, 15 mamparas transversales lo subdividían de proa a popa y un doble fondo significaba una garantía más contra accidentes. Era, en la mente de todos los que estaban tanto en tierra como a bordo, lo máximo: el barco insumergible.

Después de una breve visita a Cherburgo, el Títanic salió de Queenstown (ahora Cobh), Irlanda, durante la noche del jueves 11 de abril de 1912 y entró al Atlántico, en aguas que el veterano capitán Smith conocía muy bien. Navegó constantemente hacia el oeste sin ningún incidente; el mar estaba calmado y el clima despejado aunque muy frío, al grado de que la temperatura bajó dramáticamente durante la mañana del domingo 14 de abril, y varios mensajes recibidos por el operador de radio del Titanic advirtieron sobre el peligro de encontrar ¡cebergs.

El barco proseguía su marcha a toda velocidad y sus luces titilaban sobre el agua oscura y tranquila: sus máquinas lo impulsaban a una velocidad constante de nudos. De pronto, justo antes de la medianoche, un vigía gritó: "¡Iceberg al frente !"

Megapost Del Titanic (a cumplirse un siglo de la tragedia)

titanic

Se dieron órdenes desesperadas para hacer girar el barco hacia el puerto, pero era demasiado tarde. Cuando empezaba a girar, un inmenso iceberg raspó su estribor a todo lo largo y luego se deslizó a la popa y se perdió en la noche. El capitán Smith estaba en el puente antes de que su primer oficial Murdoch pudiera comunicar la orden de: "¡Paren máquinas!" Ordenó cerrar herméticamente todos los compartimentos estancos y luego pidió al cuarto oficial Boxhall que hiciera sondeos. El joven oficial estaba a punto de retirarse cuando el carpintero del barco llegó al puente para informar: "¡Está haciendo agua rápidamente!"

Los pasajeros que aún estaban despiertos no se dieron cuenta de lo que ocurría, porque el impacto había sido suave. Lawrence Beesley, uno de los sobrevivientes, declaró que "no hubo ruido de choque o de otra cosa; no se sintió el choque, ninguna sacudida de un cuerpo pesado chocando con otro..."

Sobre la cubierta, y no obstante el intenso frío, algunos pasajeros entusiasmados sostenían una "batalla" con bolas de nieve, usando el hielo que el mortífero témpano había depositado durante el breve encuentro con el barco, mientras que otro pasajero, que no quería dejar la comodidad del salón de estar, alargó un vaso y pidió a un amigo que "viera si había llegado un poco de hielo a bordo".

Algunos pasajeros preguntaron a los camareros por qué se habían parado las máquinas, y éstos les aseguraron que no había motivo de alarma. Los camareros actuaban de buena fe, pues hasta el momento creían realmente que todo estaba bajo control. Allá abajo, sin embargo, la historia era diferente. Los hombres del primer cuarto de calderas se encontraban nadando en fuertes torrentes de agua que se precipitaban a través de una enorme grieta en el costado del barco. Lograron llegar al siguiente cuarto de calderas, y luego al siguiente, hasta entrar al número 4, que estaba casi a la mitad del buque y donde aún no llegaba el agua.

Al darse cuenta de que el daño era grave, el capitán Smith fue al cuarto de radio, donde los dos operadores de radio, Jack Phillips y Harold Bride, estaban listos para recibir o transmitir señales, y les dijo que el barco había chocado con un iceberg y quería que estuvieran listos para enviar una llamada de auxilio.

Cuando regresó al puente era obvio que el Titanic se hundía lentamente. El témpano había abierto un corte en la proa de estribor del largo de la tercera parte de la longitud del barco, y el agua helada del Atlántico entraba incontrolable y copiosamente. A las 00:25, unos minutos después de la colisión, el capitán Smith ordenó que se descubrieran los botes. Diez minutos después regresó al cuarto de radio para ordenar a los operadores que empezaran a transmitir, agregando perturbado: "Podría ser la última oportunidad". Inmediatamente, el llamado urgente crepitó en la noche transmitiendo lo que había ocurrido, dando la señal de llamada MGY del barco y su posición, y pidiendo ayuda urgente.


link: http://www.youtube.com/watch?v=8wTlureUMP8&feature=player_embedded

La señal fue captada por dos trasatlánticos, el Frankfort y el Carpathia, y el capitán de este último preguntó dos veces a su operador si había leído correctamente el mensaje, pues no creía que el "insumergible" Titaníc pudiera hallarse en problemas. Cuando se confirmó el llamado de auxilio, ordenó a su operador responder que iría al rescate a toda velocidad, y pidió a sus ingenieros que le dieran "toda la información que tenían".

Mientras tanto, los camareros del Titanic iban de camarote en camarote, tocando a las puertas y pidiendo a los ocupantes que se pusieran ropa adecuada para el frío y se dirigieran a las estaciones de botes con sus chalecos salvavidas. Todavía ignorantes de la gravedad de la situación, la mayoría de los pasajeros hicieron lo que se les pidió, aunque algunos se negaron a salir del calor de sus camarotes por lo que consideraban simplemente un inesperado y desconsiderado ejercicio de adiestramiento para evacuación.

Los botes fueron colgados y se dio la orden: "¡Mujeres y niños solamente!". Al principio hubo renuencia a abandonar el barco porque éste parecía tan seguro, tan cómodo comparado con los frágiles botes. Beesley declararía después: "El mar estaba tranquilo como un lago interior, excepto por el suave oleaje que no podía provocar movimiento alguno a un barco del tamaño del Titanic. Permanecer en cubierta, a muchos metros por encima del agua que golpeaba indolentemente contra el costado brindaba una sensación de maravillosa seguridad..."

Todos se comportaban de manera calmada, casi indiferente. Hasta ese momento no había aparecido el pánico que reina en otros barcos en circunstancias parecidas ante el peligro de perder la vida ahogados; sólo se presentó una desagradable escena entre los pasajeros de tercera clase, misma que fue controlada rápidamente por los oficiales.

Finalmente, los botes empezaron a ser cargados de pasajeros y bajados lentamente, aunque en realidad no los depositaron en el mar, porque el


capitán Smith recibió las respuestas a su señal de socorro, especialmente por parte del Carpathía que informó estar a sólo 60 millas de distancia y aseguró que llegaría en cuatro horas. Sin embargo, el capitán pronto se dió cuenta de que su barco se hundía más cada minuto que pasaba, y sabía que, al hundirse la proa y levantarse el estribor sería más difícil bajar los botes, algunos de los cuales sólo estaban ocupados a la mitad de su capacidad, pues muchas mujeres se rehusaban a dejar a sus esposos. La esposa de Isador Strauss fue una de ellas y expresó firmemente: "Donde tú vayas, yo voy". Así, permanecieron juntos... y murieron juntos.

Mientras los botes chapoteaban abajo, las notas de Nearer My God to Thee flotaron en la noche, emitidas por un grupo de músicos del barco que se había reunido en la cubierta con sus instrumentos. Algunos pasajeros se unieron al canto, otros miraban fijamente sobre el costado del barco para echar una última mirada y prolongada vista hacia los rostros de sus seres amados antes de que se volvieran indistinguibles en la oscuridad. Las tripulaciones de los botes salvavidas estaban integradas casi todas por camareros y fogoneros, pues los oficiales y casi todos los marineros permanecieron a bordo para ayudar a los que se quedaban.

Dos horas después de que chocara el trasatlántico, el capitán Smith ordenó: "¡Abandonen el barco! ¡Cada hombre por sí mismo!" El permaneció en el puente y no se le volvió a ver. A pesar de la orden, Phillips y Bride aún estaban transmitiendo, urgiendo a los barcos que venían en su rescate para que se apresuraran, hasta que la energía falló y salieron a cubierta.

Los de los botes miraban hacia atrás al imponente barco que se hundía. El barco, de casi 300 metros de largo con cuatro enormes chimeneas y que todavía brillaba con la luz resplandeciente de claraboyas y salones, ahora estaba bajo por las amuras y hundiéndose despacio pero perceptiblemente. El ángulo se hizo más abierto al levantarse el estribor, luego se inclinó hasta alcanzar una posición casi vertical y permaneció unos momentos así, casi inmóvil. Al balancearse, todas sus luces se apagaron de repente y se produjo un profundo estruendo cuando toneladas de maquinaria se cayeron y rompieron hacia la proa. En seguida el enorme trasatlántico se deslizó hacia adelante y hacia abajo, cerrándose las aguas sobre él como una mortaja.

Poco después de las 04:00 horas, el Carpathia que realizó una peligrosa carrera en las aguas a una velocidad hasta entonces desconocida (para él) de 17 nudos, llegó al escenario de la tragedia a las 08:00 horas había rescatado a los ocupantes de todos los botes. Con él estaba el California, un trasatlántico que se había detenido durante la noche a menos de 10 millas del Titaníc y cuyo capitán sería severamente criticado por no observar los cohetes de auxilio del navío accidentado.

El mundo entero quedó conmocionado cuando se proporcionó el saldo final del desastre. De las 2,206 personas a bordo, 1,403 murieron o desaparecieron; la mayoría eran miembros de la tripulación y pasajeros varones del mayor desastre marítimo de todos los tiempos. La investigación dio como resultado la creación de la International Ice Patrol (Patrulla Internacional del Hielo) así como una reglamentación más estricta en cuanto a la provisión de suficientes botes salvavidas para acoger a todas las personas que están a bordo de los barcos.

hundimiento

VIAJE INAUGURAL

Los preparativos habían comenzado hacía una semana: avituallamientos, alojamiento de la tripulación contratada, habituación a sus labores, etc.
El buque inició a su viaje inaugural desde Southampton (Inglaterra) con destino a Nueva York (Estados Unidos) el miércoles 10 de abril de 1912, con el capitán Edward John Smith al mando, quien previamente al viaje expresó que éste iba a ser su último mando antes de jubilarse, porque deseaba estar más tiempo con su esposa y su hija. Joseph Bruce Ismay, que había llegado a las 9:30 a. m.,21 embarcó en el Titanic con su sirviente Richard Fry y su secretario William Henry Harrison.22 El Titanic zarpó a las 12:15 p. m.,23 y cuando dejó el muelle su estela hizo que el New York (el cual estaba atracado en las proximidades) se acercara peligrosamente, rompiendo sus amarras y casi chocando ambos barcos, antes de que unos remolcadores alejasen al New York.24 Este incidente retrasó una hora la partida.25 Después de atravesar el Canal de la Mancha, el Titanic hizo escala en Cherburgo (Francia) para que embarcasen más pasajeros, y al día siguiente hizo escala en Queenstown (Irlanda), donde embarcaron pasajeros de tercera clase y el correo.
Entre la primera, segunda y tercera clase, había en total 2.224 pasajeros, quienes disfrutaron de un hermoso palacio flotante, con lujosos comedores, piscina interior, bibliotecas, gimnasio, alumbrado a todas horas y baños turcos.
Los principales miembros de la tripulación del Titanic eran:

Capitán - Edward John Smith
Jefe de oficiales - Henry Wilde
Primer oficial - William Murdoch (originalmente asignado como jefe de oficiales)
Segundo oficial - Charles Lightoller
Tercer oficial - Herbert Pitman
Cuarto Oficial - Joseph Boxhall
Quinto oficial - Harold Lowe
Sexto oficial - James Paul Moody

siglo
RUTA DEL TITANIC

EL DESASTRE

El Titanic tuvo un viaje placentero. Los días transcurrieron sin novedad, pero el 13 de abril empezaron a llegar los primeros informes de avistamiento de bloques de hielo en la ruta; al menos una docena de mensajes pudieron ser recibidos antes de que el telégrafo Marconi fallara por un periodo de 10 horas.
Restablecida la comunicación en la cabina de radio, los radiotelegrafistas empezaron a recibir avisos de peligro de icebergs, los cuales fueron ignorados o no tomados muy en cuenta por la oficialidad reemplazante.
El clima se enfrió a medida que se acercaban a los grandes bancos de Terranova y el capitán Smith ordenó alterar un poco el rumbo para pasar más hacia el sur de los grandes sectores de icebergs. La velocidad era de 22 nudos y Smith consultó a Bruce Ismay si podía bajarla, a lo cual este se negó aduciendo que deseaba hacer el mejor tiempo en su viaje inaugural.
El último atardecer del domingo 14 de abril sorprendió al Titanic navegando en aguas muy tranquilas. Cuando la noche, muy helada, cayó, el buque navegaba en una zona de aguas quietas sin oleaje, un verdadero espejo líquido negro, lo cual era un inconveniente para avistar icebergs. Smith consultó de nuevo a J. Bruce Ismay, vicepresidente de la compañía, si podía reducir la velocidad, pero no obtuvo la aprobación de éste; Smith ordenó entonces redoblar la guardia en los mástiles.

EL IMPACTO

El 14 de abril de 1912, la noche era estrellada y el mar estaba excepcionalmente tranquilo. Alrededor de las 22:30, el capitán Smith se había retirado a su camarote de babor. Aproximadamente a las 23:35, el cuarto oficial Joseph Boxhall venía desde la popa y se dirigía hacía el puente de mando, el segundo oficial Charles Lightoller estaba en su camarote presto a descansar (venía saliente de la guardia del puente), lo mismo que el quinto oficial Harold Lowe y el tercer oficial Herbert Pitman; el telegrafista Harold Bride en la cabina Marconi trataba de convencer a un malhumorado Jack Phillips para que descansara en el camastro; el oficial en jefe Henry Wilde estaba por ir a los camarotes de proa a inspeccionarlos antes de descansar (había dejado vigías extras en el sector de proa).
El primer oficial William Murdoch estaba junto al sexto oficial James Paul Moody, en el puente de mando. No hacía poco que Murdoch había instruido al señalero Samuel Hemming que cerrara todas las claraboyas del escotillón superior de sector del castillo de proa para no entorpecer la visión de los vigías apostados. A las 23:40 de la medianoche, mientras el Titanic navegaba a 22,5 nudos (41,7 km/h),26 el vigía Frederick Fleet avistó un iceberg por delante a menos de 500 metros de distancia y con una elevación de unos 30 metros5 sobre el nivel del mar. Fleet hizo sonar la campana tres vecesnota 1 y telefoneó de inmediato al puente de mando.27 El sexto oficial Moody levantó el teléfono para recibir la desesperada llamada de Frederick Fleet -"Iceberg, derecho al frente"- y avisó a Murdoch, quien corrió al ala de estribor a observar por si mismo.
El primer oficial Murdoch, de guardia en ese momento, tomó las medidas que creyó correctas e intentó evitar la colisión, primero girando el timón todo a babor, seguidamente dando marcha atrás, lo cual fue fatal pues el timón perdió una presión de virada. El barco en el último minuto logró evitar el choque frontal (con el que seguramente no se habría hundido y habría sido capaz de al menos flotar estando dañado). Seguidamente Murdoch ordenó viraje a estribor quizás demasiado pronto sin sospechar que el iceberg (que era más alto que el nivel del puente) se extendía a los costados por debajo del mar. Finalmente el buque rozó el iceberg abriéndose las placas de estribor a 5 m de profundidad con 6 brechas diferentes que en total sumaban unos 100 m de rasgaduras y 5 compartimentos abiertos al agua. El Titanic quedó sentenciado

1912
POSIBLE ICEBERG CON QUE CHOCO EL TITANIC

LA MALA NOTICIA

Smith, quien estaba en su camarote salió cuando ya el témpano estaba alejado y se informó de lo ocurrido. Hizo detener de inmediato el barco e hizo llamar a Thomas Andrews y éste llamó a John H. Hutchinson, el carpintero, para repasar todo el barco. En ese momento Wilde en inspección del sector proel, fue informado por el señalero Hemmings y por el contramaestre Haines que en el estanque de pique de proa se escuchaba un silbido inusual, señal de que el agua estaba desplazando con fuerza el aire contenido a presión en su interior.
Andrews informó al capitán en presencia de Bruce Ismay, representante de la compañía, que cinco de sus compartimentos estancos delanteros de estribor se combaron hacia adentro, saltando los remaches e inundándose. Al principio el daño no pareció fatal; sin embargo, su diseñador Thomas Andrews, después de repasar el barco con el carpintero Huchtkins, predijo lo increíble: el hundimiento del Titanic sería a más tardar entre dos a cuatro horas.
El capitán y la oficialidad quedaron helados y de una pieza, estupefactos: Smith, intentando no difundir el pánico, instruyó a sus oficiales para el abandono del barco. Impactado y en estado de shock, Smith sabía por simple aritmética que muchos pasajeros morirían por el escaso número de botes. De ahí en adelante, a pesar de su vasta experiencia, Smith se mostró irrelevante con el correr del escaso tiempo, errático y ajeno a la situación y en su forma de actuar.

Megapost Del Titanic (a cumplirse un siglo de la tragedia)

SOS
Jack Phillips, primer oficial de radio, recibe la orden de enviar telegramas pidiendo auxilio. El primero de varios mensajes, será: «CQD CQD CQD CQD CQD CQD de MGY MGY MGY MGY MGY posición 41.44 N 50. W» Además, en otras llamadas utilizará las siglas SOS, siendo uno de los primeros (no el primero) en usar este mensaje. El Titanic había colisionado a unos 600 km de la isla de Terranova. Varios barcos recibieron el SOS, entre ellos el Mount Temple, el Frankfurt, el Birma, el Baltic, el Virginia y el Carpathia. El Carpathia se encontraba a 58 millas (107 km) de distancia, y tras recibir el SOS cambió de rumbo y se dirigió hacia la posición del Titanic.
El RMS Olympic también escuchó la llamada de socorro de su hermano gemelo, pero no pudo hacer nada: se encontraba a 500 millas (926 km) de distancia

Hundimiento
A la 1:30 la proa estaba ya sumergida, a la 1:45 el agua alcanzaba la cubierta de botes, se desató el pánico entre los que quedaban y hubo disparos y confusión. 2 horas y 40 minutos después del impacto con el iceberg, a las 2:20 del lunes 15 de abril, el Titanic se había hundido. El hundimiento se saldó con 1.500 muertes aproximadamente, muertos por ahogamiento o hipotermia (de acuerdo a la investigación del senado de los EE. UU.), debido a que el buque, aún cumpliendo con la legislación vigente, no llevaba botes salvavidas para todo el pasaje y tripulación. Sólo se embarcaron 711 personas de un total de 1.178 plazas disponibles en los botes, dándosele preferencia a la primera y segunda clase, mujeres y niños principalmente. El 75% de la tercera clase pereció. Fue uno de los peores desastres marítimos en tiempos de paz de la historia y sin duda el más famoso.
La White Star Line alquiló cuatro barcos para recuperar los cuerpos del desastre: el Mackay-Bennett, el Minia, el Montmagny y el Algerine. Los cuatro barcos lograron recuperar un total de 328 cuerpos, de los cuales 119 fueron devueltos al mar debido a su estado de descomposición avanzado.

SOBREVIVIENTES

Primeros supervivientes fallecidos
Maria Nackid — pasajera de 3ª clase, 30 de julio de 1912 (2 años) por meningitis
Eugenie Baclini — pasajera de 3ª clase, 12 de agosto de 1912 (4 años) por meningitis
Coronel Archibald Gracie IV — pasajero de 1ª clase, 4 de diciembre de 1912 por un coma diabético
Marie Eugenie Spencer — pasajera de 1ª clase, octubre de 1913 (55 o 56 años)
Maximilian Frölicher — pasajero de 1ª clase, 22 de noviembre de 1913 (62 años) por hipotermia
Kornelia Andrews — pasajera de 1ª clase, 4 de diciembre de 1913 (64 años) por neumonía.
Últimos supervivientes fallecidos
Los últimos diez supervivientes del Titanic fueron:
Bertram Vere Dean (1910–1992)
Louise Gretchen Pope (nacida Kink) (1908–1992)
Beatriz Irene Sandstrom (1910–1995)
Eva Miriam Hart (1905–1996)
Edith Brown (1896–1997)
Louise Laroche (1910–1998)
Eleonor Johnson (1910–1998)
Michel Marcel Navratil (1908–2001)
Winnifred Vera Quick (1904–2002)
Lillian Asplund (1906–2006)
Barbara West (1911–2007)
Millvina Dean (2 de febrero de 1912 - 31 de mayo de 2009)

Última superviviente
Millvina Dean fue la última fallecida de los pasajeros que sobrevivieron al hundimiento del Titanic. La última que aún podía recordar el hundimiento era Lillian Asplund, ya que cuando ocurrió tenía 5 años, pero falleció el 6 de mayo de 2006 en Massachusetts, Estados Unidos. Además, al igual que su madre, siempre se negó a dar su testimonio del desastre. Barbara West, que tenía 10 meses y 22 días al momento del hundimiento, también falleció en octubre de 2007, por tanto, Millvina Dean (Elizabeth Gladys Dean), con 10 semanas en el momento del desastre, fue la persona más joven de todas las que embarcaron y la última fallecida de los sobrevivientes: murió el domingo 31 de mayo de 2009 en Inglaterra.

ORQUESTA DEL TITANIC


na de las más famosas leyendas del Titanic es la relativa a su banda de música. Durante el hundimiento, los ocho miembros de la banda dirigidos por Wallace Hartley, se situaron en el salón de primera clase en un intento por hacer que los pasajeros no perdieran la calma ni la esperanza. Más tarde continuaron tocando en la parte de popa de la cubierta de botes. La banda no dejó de tocar incluso cuando ya era seguro que el buque se hundiría, y tocó hasta el último segundo de vida.
Ninguno de los integrantes de la banda sobrevivió al naufragio, y desde entonces ha habido mucha especulación respecto a cuál fue la última melodía que interpretaron. Algunos testigos dicen que la última canción fue «Nearer, my God, to Thee» («Más cerca, oh Dios, de ti»). Por otro lado, existen tres versiones de dicha canción y nadie exactamente ha podido confirmar cuál de ellas se interpretó, o si realmente fue ésa la última.
El cuerpo de Hartley fue uno de los que se recuperaron y pudieron ser identificados. Su funeral en Inglaterra contó con la presencia de miles de personas. A pesar de ser considerado como un héroe en su país, la naviera White Star Line le cobró a su familia por el coste de la pérdida de su uniforme.


titanic
La orquesta: de arriba a abajo y de izquierda a derecha, Fred Clarke y P.C. Taylor. En el centro, G. Krins, Wallace H. Hartley y Theodore Brailey. Abajo, Jock Hume y J.W. Woodward. Roger Bricoux, no está en esta fotografía.

CURIOSIDADES

* 14 años antes que navegara el Titanic existió un libro de ficción llamado Futility de Morgan Robertson que describía un barco llamado Titan que se creía inhundible; lo llenó de gente rica y despreocupada, pero choca con algo parecido a un iceberg y se hunde en una noche de abril, además tenía casi el mismo peso, longitud y capacidad de pasajeros. Se considera que el autor usó el libro como una predicción del desastre del Titanic, para otros es una asombrosa coincidencia.

* Manuel Uruchurtu fue el único mexicano que estuvo en el Titanic. Cuando el bote salvavidas Nº 11 estaba a punto de descender, notó a una pasajera, Elizabeth Ramell, que le rogaba al oficial a su mando que le permitiese abordarlo, ya que su esposo y su hijo le esperaban en Nueva York. Al negársele aquella posibilidad, Uruturchu le cedió su puesto, no sin antes pedirle que visitara a su esposa, en Xalapa, Veracruz, México. Así lo hizo en 1924, aunque se comprobaría más tarde, que Ramell no tuvo jamás un esposo o un hijo.

* Un tripulante del Titanic, días antes del viaje inaugural, soñó con gatos que entraban en una ventana, y luego una agorera le dijo que no se embarcara, lo que le convenció.

* La diferencia entre el RMS Olympic y el Titanic radicaba en que el Titanic desplazaba casi 1.000 toneladas más que este, tenía la cubierta de paseo de la clase A cerrada por ventanales en casi 100 m y era más lujoso.

* Si los mamparos delanteros hubieran sido más elevados, el Titanic se habría dado vuelta de costado durante el proceso de hundimiento.

* Si el Titanic hubiese chocado de proa al Iceberg, se habría podido mantener a flote, con tan sólo dos compartimentos inundados, lo que le habría permitido, incluso, seguir navegando.

* Si el Titanic hubiera dispuesto de 5 segundos más a la hora de divisar el iceberg, se hubiera evitado la colisión. Con 5 segundos menos, el buque se hubiera estrellado de frente.

* Si el primer oficial Murdoch no hubiese dado la orden de marcha atrás, en conjunto con la de viramiento, el Titanic habría evitado el Iceberg por escaso margen.

* Si esa noche hubiese habido viento, o simplemente si los vigías hubiesen tenido prismáticos, es posible que el iceberg hubiese sido avistado antes evitando la catástrofe.

* La concatenación de sucesos fatales, todos desafortunados, que conducen a un desastre se suele conocer como "efecto Titanic": basta que un eslabón falle para producir la catástrofe.

PELICULA

hundimiento

siglo

Género: dramas
Título: Titanic (1997)
Director(es): James Cameron
Autorizada: No recomendada a menores de 7 años
Vista: 915819 veces
Año del estreno: 1997

Sinopsis: Durante las labores de recuperacion de los restos del famoso trasatlantico Titanic, una anciana norteamericana se pone en contacto con la expedicion para acudir a una plataforma flotante instalada en el Mar del Norte y asistir in situ a la recuperacion de sus recuerdos. A traves de su memoria reviviremos los acontecimientos que marcaron el siniestro mas famoso del siglo XX: el hundimiento del trasatlantico mas lujoso del mundo, la maquina mas sofisticada de su tiempo, considerada 'insumergible', que sucumbio a las heladas aguas del Atlantico en abril de 1912, llevandose consigo la vida de 1.500 personas, mas de la mitad del pasaje.

Reparto: Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Billy Zane, Kathy Bates, Frances Fisher, Bernard Hill, Jonathan Hyde, Danny Nucci, David Warner, Bill Paxton, Gloria Stuart, Victor Garber, Suzy Amis

VIDEOS

SEGUNDOS CATASTROFICOS


link: http://www.youtube.com/watch?v=UVslUwcApC0


link: http://www.youtube.com/watch?v=ICGRWHevQec&feature=fvwrel


link: http://www.youtube.com/watch?v=iZ8FfmljqIo&feature=fvwrel


link: http://www.youtube.com/watch?v=8rQvP6JcZ-w&feature=fvwrel


link: http://www.youtube.com/watch?v=Xn7Of0YGR6w&feature=fvwrel

TEMA PRINCIPAL DE LA PELICULA


link: http://www.youtube.com/watch?v=saalGKY7ifU

HUNDIMIENTO


link: http://www.youtube.com/watch?v=xMD5DQq5luA

PD: ESTE POST LO HICE ANTES, PORQUE PERMANECERE INACTIVO VARIOS MESES Y ESTE SERA EL ULTIMO POST

1912
Dar puntos
21 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 1.826 Visitas
  • 3 Favoritos

4 comentarios - Megapost Del Titanic (a cumplirse un siglo de la tragedia)

@iva-buena-ldm Hace más de 2 años +1
se ve te llevo tiempo juntar toda esa imformacion +5
@armandoquito2011 Hace más de 2 años
te doy puntos mañana. si me podes responder algo: ¿que paso con la teoria esa de que el barco se habia desfondado y por eso se hundio? Me acuerdo que unos cientificos encontraron bastante lejos del titanic un pedazo del fondo del casco que habia desmentido la teoria oficial del hundimiento.
@brayancamilo Hace más de 2 años
esta historia des ed hace unos años me ha interesado mucho van mis 10