El Málaga bombardeo a Getafe

Dos zapatazos lejanos, el segundo ejecutado por el francés Jeremy Toulalan a ocho minutos del cierre, y un ejemplo de talento de Santi Cazorla, extendieron la mala racha del Getafe e impulsaron al Málaga, instalado ahora, aunque provisionalmente, en zona de Liga de Campeones.

El conjunto del chileno Manolo Pellegrini, que reactivó a su equipo en el segundo tiempo, acabó con su sequía de triunfos como visitante (1-3). No ganaba fuera el conjunto andaluz desde el 21 de noviembre, cuando superó al Racing en Santander.

El Getafe fue incapaz de prolongar su buen trabajo del primer tiempo y amplió sus penas. Es el quinto partido sin ganar. Dos puntos de quince. Y sigue sin ganar en el Coliseum en el 2012. No amarra los tres puntos como local desde el 11 de diciembre pasado, ante el Granada.

Y eso que el equipo de Luis García salió decidido desde el arranque. Fue el Getafe el que impuso el ritmo al partido. Encontró vía libre por el flanco derecho. Con Juan Varela y el marroquí Abdel Barrada. Enfrente, Isco y Nacho Monreal. Sobrados de talento pero remisos para la contención.

Juan Rodríguez, a los veinte minutos, ya pudo adelantar a los locales. Pero tiró alto. El equipo madrileño arrinconó al Málaga en su campo. Aunque careció de pegada el once de Luis García en los metros finales.

Sin embargo, el bloque de Pellegrini tuvo su opción. Santi Cazorla fue la gran amenaza para el Getafe. Solo cuando el internacional transitó con el balón la acción tenía peligro. Un saque de falta suyo, cabeceado por el venezolano Salomón Rondón, obligó a una gran parada de Miguel Ángel Moyá, en su única acción de mérito de la primera parte.

El Getafe, que lo buscó, se adelantó al borde del descanso, en una gran galopada de Varela. Llegó hasta la línea de fondo y lanzó un centro que aprovechó Diego Castro para batir al argentino Willy Caballero.

Buscó la reacción Pellegrini con un doble cambio en el intermedio. Isco, desaparecido, y Recio dejaron su sitio a Joaquín y el portugués Eliseu Pereira.

El Getafe tuvo el 2-0 en las botas de Dani Güiza, que, con Willy batido, tiró al larguero un estupendo centro de Juan Rodríguez.

Pero un zapatazo de Eliseu desde fuera del área, con la derecha, entró por la escuadra de Moyá y llevó el empate al partido, que cambió de panorama.

La jugada le salió bien al técnico chileno. Con poco situó el duelo donde había querido. Eliseu y Joaquín reactivaron al Málaga, que dio la sensación de ir a por el partido a pesar de la variación conservadora por la que optó después. La entrada del argentino Martín Demichelis en lugar del uruguayo Seba Fernández.

El Getafe perdió el orden, sobre todo en ataque. Y el cuadro andaluz no lo aprovechó hasta el tramo final. Con otro misil, esta vez ejecutado por el francés Jeremy Toulalan, que hundió al cuadro madrileño. Cazorla puso el brillo al final. Con un toque de clase, también desde lejos. Un gol de talento que selló el aposento del bloque andaluz a plena zona de Liga de Campeones.

Ficha técnica:

1 - Getafe: Moyá; Valera, Cata Díaz, Alexis, Mané; Barrada (Sarabia, m.63), Lacen, Juan Rodríguez, Diego Castro (Pedro León, m.80); Güiza y Miku (Arizmendi, m.69).

3 - Málaga: Willy Caballero; Jesús Gámez, Weligton, Mathijsen, Monreal; Toulalan, Recio (Eliseu, m.46), Isco (Joaquín, m.46) y Cazorla; Seba Fernández (Demichelis, m.70) y Rondón.

Goles: 1-0, m.43: Diego Castro. 1.1, m.58: Eliseu. 1-2, m.82: Toulalan. 1-3, m.92+: Cazorla.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco. Del Comité Navarro. Mostró tarjeta amarilla a Isco (M.13), Valera (m.33), Recio (m.44), Lacen (m.53), Mané (m.76) y Mathijsen.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésima sexta jornada de Primera División disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe (Madrid) ante unos 9.000 espectadores. EFE