Muere Por Culpa De Facebook

Taylor Sauer, de 18 años, conducía a 180 km/h cuando sufrió el accidente que le costó la vida, porque estar al volante cuatro horas le parecía aburrido y no pensó en las consecuencias de agarrar el celular para escribir lo que fueron sus últimas palabras.

La estudiante universitaria había terminado su día en el campus de Utah y se dirigía a Caldwell, Idaho, a ver a su familia.

Su viaje era largo y aburrido, por lo que mandar mensajes a sus amigos y revisar qué habían escrito otros en la red social de Facebook podía ayudarla a pasar el tiempo.

Eso al menos fue lo que pensó y corroboró la policía después de investigar la dinámica del fatal accidente. Taylor no frenó cuando se empotró contra un camión cisterna. Los peritos no encontraron marcas de frenada, porque no hubo.

La respuesta estaba ahí en los mensajes recibidos y enviados, cada 90 segundos, actualización de su perfil en la red social, todo mientras conducía.

La tragedia ocurrió el 14 de enero y los padres de la joven están contando qué ocurrió para tratar de sensibilizar a las personas y evitar accidentes como estos.