Identifican una especie extinta de cocodrilo hasta ahora desconocida



Aunque el Aegisuchus witmeri vivió hace más de 90 millones de años, Holliday cree que se puede usar la información de este animal para conocer mejor el riesgo de extinción que sufren diversas especies actuales de cocodrilo. Los cocodrilos de hoy en día viven en deltas y estuarios, que son los entornos sometidos a una mayor presión por la actividad humana. Sabiendo cómo se extinguieron los ancestros de estos animales, se puede tener una idea más sólida de cuáles son los peores riesgos actuales a los que se enfrentan, y encontrar las mejores estrategias para proteger y preservar los ecosistemas que son vitales para los cocodrilos modernos.

Identifican una especie extinta de cocodrilo hasta ahora des


Se ha identificado una nueva especie de cocodrilo prehistórico. La criatura extinta, llamada Aegisuchus witmeri, tenía en su cabeza una especie de escudo, formado por una muy gruesa capa de piel. La bestia es uno de los más antiguos ancestros de los cocodrilos modernos. Junto a otros hallazgos, los autores del estudio han constatado que los ancestros de los cocodrilos son mucho más diversos de lo que la comunidad científica pensaba.

El Aegisuchus witmeri es la última especie descubierta de cocodrilo y data del periodo Cretácico Tardío, hace unos 95 millones de años. Este periodo forma parte de la Era Mesozoica, que ha sido apodada a menudo la "Era de los Dinosaurios". Sin embargo, numerosos hallazgos recientes han hecho que algunos científicos comiencen a llamarla la "Era de los Cocodrilos".

Casey Holliday, profesor de anatomía en la Escuela de Medicina de la Universidad de Missouri, identificó al Aegisuchus witmeri al estudiar un cráneo incompleto fosilizado, que fue descubierto en Marruecos y conservado en el Museo Real de Ontario en Toronto, Canadá, durante varios años antes de que Holliday lo analizara.

Analizando las marcas de vasos sanguíneos en el hueso, Holliday ha determinado que el cocodrilo debió tener una estructura en la parte superior de su cabeza parecida a un escudo. Las características óseas indican que las venas irrigaban sangre a una especie de montículo circular de piel, algo nunca antes visto en un cocodrilo. El escudo probablemente era usado como estructura de ostentación, para atraer a miembros del sexo opuesto con fines de apareamiento, para intimidar a los enemigos, y posiblemente como un termorregulador para controlar la temperatura de la cabeza del animal.


video