El techno (o tecno) es un género musical de música electrónica que se caracteriza por el compás de 4/4, cuyos tiempos (negras) son marcados por un bombo (habitualmente llamado kick o bassdrum), y la consecuente utilización de instrumentos electrónicos, como sintetizadores y samplers. A diferencia de otros géneros como el electro pop, el techno no utiliza la estructura de una canción, sino que es estructurado de manera repetitiva, para maximizar el efecto bailable de la música.

Junto con el house, que es semejante al techno en muchos aspectos pero generalmente más lento y con mayor influencia del funk, el techno es uno de los estilos de música electrónica más populares. Su origen generalmente se lo ubica en Detroit a principios de los años 80, aunque los antecedentes se pueden remontar hasta fines de los años 60.

Sus primeros antecedentes: 1978-1995

El comienzo del nuevo movimiento

Si hay algo en que basarse sobre los comienzos del ajetreo, hay que transportarse varias décadas atrás, en los comienzos de uno de los grupos pioneros de la música electrónica actual: Kraftwerk. Ellos comenzaron a producir durante fines de los '60 y comienzos de los '70, basándose en la búsqueda de las simbiosis perfecta entre el hombre y la máquina, siendo su cuarto álbum Autobahn (1974) el que los catapultaría a la popularidad. Este LP contiene los primeros antecedentes del electropop, una de las derivaciones fundamentales de la furtiva música electrónica. Otras producciones como Man Machine (1978) y Computer World (1981) exhibían las primeras sonoridades minimalistas que se tiene en conocimiento dentro de la música popular, siendo éstos los elementos fundamentales para lo que se viene en aquellos mismos años, pero fuera de Europa.
En 1978, un programa nocturno de la radio WPUP-U FM en Detroit, EE. UU., llamado Midnight Funk Association, conducido por Charles Johnson (alias The Electrifying Mojo), sirvió de fuente de inspiración para los productores locales Derrick May, Kevin Saunderson y Juan Atkins, quienes en aquel entonces eran estudiantes del Belleville High School (de ahí viene el apodo de grupo de aquel entonces: The Belleville Three). Ellos realizaron los primeros experimentos electrónicos en aquella ciudad, exhibiéndolas primordialmente en fiestas colegiales y universitarias, dando como resultado una pronta consolidación de una nueva escena local. Es precisamente Juan Atkins quien publica en 1984 producciones bajo el nombre de Cybotron, como el legendario Techno City. Poco después sería entrevistado para la revista inglesa The Face, donde se le consulta cual es el ajuste musical de Cybotron. Atkins contesta: «Call it techno» (‘llamemosle techno’). Así es como ésta experimentación musical llega a tener este nombre como el definitivo.

Ya en fines de los ochenta, los mismos Derrick May y Kevin Saunderson se basan en la escena house de Chicago para realizar sus producciones —influenciados supuestamente por producciones de Farley "Jackmaster Funk" como House Nation (1986)— siendo esta la ocasión en que el Techno empieza a adquirir la línea de beats 4x4 (antes, el Techno tenía más parentezco con el Electro de Afrika Bambaataa).

Llegada del techno a Europa y su evolución


A fines de los años ochenta, este género se empezó a popularizar en Europa, gracias al lanzamiento de la compilación Techno!, The New Dance Sound Of Detroit (Virgin Records Reino Unido, 1988) primero en Gran Bretaña y después en el resto de aquel continente. Una de las primeras ciudades en Europa en llegar el techno es Fráncfort, en el sur de Alemania.

Es allí donde surge primero el Techno Hardcore, de la mano del alemán Marc Acardipane (alias Mescallinum United, DJ Bubbi, Marshall Masters, proyectos) en 1990, con el tema Reflections Of 2017 (Planet Core Productions).

Después vendría el turno de Paul Elstak (alias DJ Paul), quien logra patentar su estilo en Holanda, específicamente en Rótterdam. Es allí cuando él crea el sello Rotterdam Records en 1992 y lanza junto con su grupo Euromasters el tema Alle Naar De Kl-Te (1992). En definitiva, ellos serían los creadores de la escena del Gabber (más que nada, un termino de subcultura).

El Gabber (o Gabba) en definitiva es el principal concepto que consolida la escena techno en Europa.

Gran Bretaña crea su propia escena


Tres acontecimientos se da con el techno en Gran Bretaña, aunque se distan en cierta medida uno del otro tanto en estructuras como en concepto musical: el Acid Techno, el Intelligent Techno (IDM) y el Experimental Techno.

El primero surge como una respuesta al ya desaparecido Acid House alrededor de 1991 y 1992, y se desarrolló específicamente en Londres durante el desarrollo de las llamadas Squat Party (o Free Party, antecedente primordial del concepto de Rave). Con las mismas estructuras del techno, la diferencia está en los sonidos sintetizados que se utilizan y que son creadas con maquinas como el otrora sintetizador Roland TB-303, dando un resultado potente de ambientes ácidos.

El segundo tal vez no es un concepto de techno puramente tal, pero de todas formas tiene mucho que ver con este género: los primeros indicios del furtivo Intelligent Techno (o IDM, Intelligent Dance Music). Un concepto que si bien tiene mucho de Ambient, tiene influencias directas de las producciones techno «cósmicas» de Carl Craig y de Derrick May. Los primeros en imponer este nuevo sonido son Musicology, Redcell y B12 (Principalmente el primero, con su álbum homónimo lanzado por B12 en 1991). Pero la popularidad del subgénero en el país británico se da gracias a las producciones incluidas en el compilado Artificial Intelligence lanzado por el sello Warp Records en 1992, donde incluían tracks de Musicology y Redcell, pero también artistas de la talla de Autechre, Speedy J o de Polygon Window. Estos y otros artistas como LFO, Future Sound of London, Atom Hearth, Orbital, Seefel o The Black Dog serían los primeros en imponer los primeros tópicos de este nuevo concepto musical. Uno de los primeros sellos en surgir con esta nueva tendencia es el Rephlex Records. Pero no sería hasta 1994, cuando se lanza el segundo Artificial Intelligence, que se define el IDM o Intelligent Techno (algunos hasta lo llaman Experimental Techno) como el nombre de esta nueva forma de música electrónica.

Y el tercero surge en las ideas experimentales del DJ y Productor anglo-chileno Cristian Vogel, quien en 1991 empieza a pinchar discos con el género en la ciudad de Brighton, logrando crear una pequeña escena local resultado del montaje de fiestas ilegales, y quien produce EPs del corte de Infra (Magnetic North, 1993). No pasaría mucho tiempo para que aparezcan más adeptos a esta movida, los cuales más adelante se convertirían en referentes de esta corriente vanguardista: Neil Landstrumm, Dave Tarrida, Andrew Weatherall, Oval, Pan Sonic (otrora Panasonic), Si Begg y varios otros. El Experimental es el resultado de algo parecido al anterior concepto, pero con la diferencia de que existe más énfasis en los típicos beats 4x4 del techno.

Alemania, cuna del techno en Europa

Alemania es el centro de la movida techno en Europa. Es allí donde se han creado los más diversos conceptos: el anteriormente señalado Hardcore Techno y el Schranz en Fráncfort. Alemania es también el primer país europeo en crear medios de difusión para el techno, ya que el 14 de Diciembre de 1991 nace la Rave Mayday en Dortmund, un nuevo concepto de fiesta que llegaría a ser uno de los primeros eventos en promover el techno en Europa, junto con la Loveparade de Berlín. También en Alemania nacen las primeras revistas especializadas en techno, como la Frontpage, la Raveline, la TenDance, la Partysan, entre otras (aunque varias de éstas, como la misma Raveline, son medios de difusión más pluralistas en cuanto a difusión de la música electrónica.

Y en Alemania también es el país donde se crearon muchos de los primeros sellos discográficos en distribuir las primeras producciones techno europeas. Tales son los casos de Eye Q , sello creado en 1992 por el legendario Sven Väth, o también Frankfurt Beat Productions. En Berlín, el mítico club Tresor tenía su propio sello, donde se pasaba producciones «tecnoides» de Jeff Mills, Daniel Bell y Joey Beltram. Otros sellos: Noom Records y Superstition Records.

Desarrollo posterior del techno en EE.UU.


Mientras en Europa se daba un desarrollo substantivo del techno (como ya dijimos, gracias a la buena cantidad de conceptos musicales que se crearon allá), en EE.UU. (principalmente en su cuna, Detroit) aun el género se desarrollaba de manera underground, aunque surgía uno de los sellos más importantes en la promoción del techno a nivel mundial: Underground Resistance, fundado por Jeff Mills y Mike Banks en 1989. Gracias a este sello, las producciones techno estadounidenses se hacían cada vez más populares en Europa, por consiguiente, algunos de sus artistas obtuvieron sus primeras residencias en el viejo continente (caso ejemplar: Jeff Mills en Berlín).

Años más tarde, en 1994 (también en Detroit) se crea un nuevo concepto musical: Minimal Techno, creado por el productor Robert Hood (gracias a las producciones de su álbum Minimal Nation lanzado en el mismo año). Al mismo tiempo, Terrence Dixon lanza su sello Utensil Records, así como también aparecen artistas tan importantes como el canadiense Richie Hawtin, oriundo de Oxfordshire, Ontario.

También en 1994 se crea el concepto del Ghettotech también en Detroit, que es la fusión entre el Miami Bass, el Hip Hop, el Electro y el Ghetto House de Chicago.

En el mismo año, ahora en Nueva York, se produce un nuevo acontecimiento con una transformación a la derivación europea del Hardcore Techno: el surgimiento del llamado Speedcore, patentado por el trío neoyorkino Disciples of Annihilation (D.O.A.) con el tema Industrial Power 9D4 lanzado por el sello Industrial Strength Records en 1994. Un concepto con el que se creó una nueva escena electrónica en Nueva York, pero que no demoraría mucho en llegar a Europa.

Comercialización


Debido al éxito del techno (fundamentalmente en Europa), la industria comercial de la música se interesó en beneficiarse con ello. Se lanzaron temas como Dass Boot de U 96 (1991), James Brown Is Dead de L.A. Style y también Don't You Want Me de Felix (1992), las cuales fueron las primeras de una secuencia de producciones que se lanzaban como producciones tipo «techno comercial». Así es como se empieza a crear diversos tipos de géneros para el consumo de las masas avidas de ritmos arrabaleros y digeribles. Es así como una mezcla entre el Hip House, el Pop y el Techno, se deriva el concepto del Eurobeat, patentado primordialmente por 2 Unlimited y también por Culture Beat. Cerca de 1994 se crean las primeras producciones de trance más comerciales, que también se dieron gracias a las sonoridades del techno. Era también el comienzo de los Charts, de los rankings de temas musicales, de la maquinaria del marketing musical. Tal era la tentación que incluso algunos sellos empezaron a lanzar compilaciones ocupando el término techno (siendo que aquellas producciones no eran techno como tal):uno de esos casos se da en la compilación Techno is Cool (1995), quea pesar de todo tuvo mucho éxito en los Charts europeos de música.

Internacionalización

Si bien el techno tuvo un éxito rotundo de adhesión principalmente en Europa Occidental y en EE. UU., a partir de 1992 gradualmente se da el salto al mundo entero. En Europa Oriental, el Techno y los Housepartys se convirtieron en un símbolo para el nuevo capitalismo y una nueva clase de entretenimiento, accesibles solo para la clase alta. En Sudamérica (particularmente en Argentina, Perú y Brasil) alrededor de 1990 se dan los primeros eventos techno en las ciudades más importantes, aunque una escena techno como tal recién se da alrededor de 1996. El interés por este género musical ha acrecentado progresivamente con el tiempo en este lado del Mundo.

También en Japón comienza a dar los primeros pasos de una escena techno que, aunque tuvo un desarrollo lentamente progresivo, es cada vez más influyente. Los productores japoneses se interesan particularmente en realizar fusiones entre el techno y otros géneros (ejemplo: Towa Tei), dentro de los cuales sin embargo también se da un fenómeno parecido a lo del Eurobeat: el Jpop, un género de música electrónica netamente comercial.

Gracias a eventos como la Love Parade en Alemania o la Street Parade en Suiza, después de sus creaciones llevaron a cabo en mediados de los '90 la organización de sus paradas en diversas metrópolis del mundo, han contribuido para hacer del techno un fenómeno global de crecimiento progresivo. Aunque gran parte de África y de Asia del Sur (continente más adepto al Goa trance) forman una excepción de ello, así como también el mundo árabe, donde el techno por razones culturales tiene muchas dificultades para ser manifestado.

Inicios de otras escenas techno en Europa

Si bien Alemania y Holanda son los primeros países en patentar el techno en Europa, ya casi a la vez el techno también llega a diferentes partes del continente y justamente tienen sus propias evoluciones. Por ejemplo en Italia, el techno llega en 1993 y justamente se da dos escenas diferentes, una en Reggio Emilia y otra en Nápoles. La primera comienza gracias a gente como DJ Cerla, Davide Riva o Larry Pignagnoli. Aunque no eran techno en esencia pura, sus producciones se basaron en el género musical, aunque con una línea más Happy Hardcore (concepto de Hardcore Techno). La segunda, en cambio, surge gracias a gente de la talla de Rino Cerrone (quien posteriormente, en 1994, crea el proyecto QMen), Gaetano Parisio también conocido como Gaetek, Davide Squillace, Marco Carola y Random Noize. Una escena underground más consolidada donde sí se producía techno de corte más puro.

Algo así también se da en España, donde en las ciudades de Valencia y de Barcelona se originan las primeras escenas Techno en comienzos de los '90, aunque también con diferencias parecidas a la escena italiana. En aquellas mismas ciudades se dan los primeros sonidos del denominado Makina, aproximadamente en 1989-1990. Así como también en Valencia emerge el primer grupo que produce techno de corte puro: Megabeat, proyecto que comenzó en 1990 con gente como Gani Manero, Julio Nexus y Fran Lenaers, y que tuvieron éxito gracias las producciones Strange (bajo el nombre de Interfront, disco Invisible 01) y, un mes después, con Es Imposible, No Puede Ser en Invisible 02.

Aproximadamente en 1994, tras la caída del comunismo y la división de la antigua Yugoslavia, Eslovenia ha pasado de ser un país sin una escena importante a jugar un papel muy importante en el panorama electrónico europeo y en concreto dentro del techno. Ljubljana, es el núcleo de actividad más importante. Pionero del género en aquel país es el connotado DJ y productor Uros Umek. Aunque también los antiguos países Yugoslavostienen muchos otros nombres para tener en cuenta: Valentino Kanzyani y Marko Nastic (aunque es serbio, pero le une la amistad con los anteriormente mencionados).

En Suecia, el techno llega a principios de los '90. DJs como Adam Beyer o Cari Lekebusch fueron los primeros en mezclar el estilo en aquel país, aunque no sería Jesper Dahlbäck quien crearía la primera génesis de la escena sueca del techno principalmente en Estocolmo, fundando en 1993 el Globe Studios junto a Peter Benisch y Adam Beyer, un pequeño estudio de grabación casero donde también llegó a unirse unos años más tarde otro grande de la escena sueca como Joel Mull. Posteriormente, Adam Beyer elaboraría su propio sello: Drumcode (1996) donde acogería a gente de la talla del mismo Joel Mull, Tomas Krome, Lenk o Henrik B.

Desarrollo Posterior: 1995 en Adelante

Surge un nuevo movimiento en Alemania


Después de que el techno tuvo sus buenos momentos en 1992 y 1993 específicamente, debido a que en esos años se da la mayor evolución del género gracias a un sinfin de experimentaciones que derivaron en los subgéneros que ahora todos conocemos, ya todo parecía prever que el género seguiría evolucionando con más y más formas, aunque definitivamente la tendencia se daría prácticamente con los mismos subgéneros. Pero en 1995 nacería en Fráncfort más que una nueva forma de techno una nueva escena: el Schranz, gracias a una casualidad del DJ y productor Chris Liebing (véase Schranz). Es este concepto musical el que más adelante (y sobre todo en nuestros días) cambiaría la cara de la escena techno no solo en Europa sino en el resto del mundo, haciéndose cada vez más popular por lo tanto teniendo cada vez más aceptación en la escena electrónica a nivel general, sea Raves o sea Festivales. Artistas que surgieron gracias a la nueva escena Schranz son Sven Wittekind, Robert Natus, Leo Laker también conocido como Switchblade, Viper XXL, Frank Kvitta y varios más. Estos y tantos otros artistas emergentes como los talentosos Weichentechnikk y Waldhaus han consolidado el éxito del subgénero y de su escena. Y varios sellos también confirmarían aquello, como Artillery, Bitshift, Crowbar, Combat Skill, Tekktribe, Friendly Fire y muchos otros.

Otro suceso se daría en el mismo año 1995, ahora en Berlín, con el surgimiento del Dub Techno, de la mano del proyecto Maurizio a.k.a. Rhythm & Sound con sus producciones M-SERIES (especialmente el M 7), pioneros de aquellos sonidos hipnótico desde la plataforma de su sello Basic Channel durante la primera mitad de los años noventa y en los que la tradición melódica y cósmica detroitiana se daba la mano con el minimalismo, convirtiéndose en uno de los paradigmas del techno apto tanto para las pistas de baile más selectas e inteligentes como para los dormitorios más reflexivos e intelectualmente profundos. Este género híbrido entre la electrónica de club y el dub reggae - aunque tiene su cercanía con el Minimal Techno, que en aquel entonces recién llegaba a Alemania - ha inspirado e influenciado a muchos productores posteriores, como Pole, Scion, Jeff Bennett, Kit Clayton o Deadbeat.

Desarrollo posterior del hardcore techno


Ahora, los otros subgéneros del techno han tenido - aunque con altos y bajos - un buèn desarrollo con el tiempo. Tal es el caso del Hardcore Techno, que ya en mediados de los '90 tuvo una época de esplendor gracias al surgimiento de muchos DJs que contribuyeron al crecimiento de la escena, como The Prophet, DJ Dano, DJ Gizmo & Buzz Fuzz también conocido como The Dreamteam o el neoyorkino Lenny Dee. Pero el Hardcore Techno sufriría en el mismo año una transformación peculiar, dado por una fusión entre éste y el Pop que derivó en el llamado Happy Hardcore. Todo sucede cuando el dúo holandés Flamman & Abraxas remixearon el tema I Wanna be a Hippy del dúo inglés Technoheads, en 1995. Lamentablemente, este esplendor del Hardcore Techno en Europa decaería no muy tarde (1997), víctima de la rutina: nada nuevo surgía y los BPMs decaían. Momento que coincide con la creación en Alemania del Quietschcore, que sería uno de los pocos conceptos que mantendría en vida la escena. Pero el resurgimiento tarde o temprano llegaría, aunque recién en 2001, con una respuesta del lento Quietschcore: el Mainstyle (en años anteriores se llamaba Newstyle), el cual se convierte junto con otros conceptos desarrollados antes como el Industrial Hardcore, el Trancecore o el Frenchcore. De ahí en adelante se vuelve a lanzar producciones Hardcore Techno clásicas como antes, dando como resultado un crecimiento insospechado de la escena, que coincide con el aumento en cantidad de artistas (Neophyte, DJ Promo, Angerfist, Noize Supressor, The Horrorist, DJ Dione, Omar Santana) y de eventos (principalmente la Fuckparade, creada en 1996, o el Frankfurter Nachttanzdemo).

El minimal techno llega a Europa

El minimal techno estadounidense no tardaría en llegar a Europa, específicamente en Alemania. Artistas como Ellen Allien, Paul Kalkbrenner, Modeselektor ò Alexander Kowalski cumplieron un papel importante en el desarrollo de éste en 1994. Pero se deformaría con variantes más lentas y más mínimas, como el caso del Minimal House (o Microhouse). Después de la quiebra del sello Eye Q en 1997, todo èste movimiento vanguardista no demoraría mucho tiempo en pasar a ser un fenómeno más popular en la escena electrónica. Quien principalmente contribuyó a ello ha sido el canadiense Richie Hawtin. Éste (quien por cierto tuvo mucha influencia con el Detroit Techno) lanza el EP Minus Orange en 1999, un track con estructuras inconfundibles de Techno pero con contenido Minimal. Aunque su mayor éxito es el álbum Closer (NovaMute, 2003). Y no sólo Hawtin impuso esta «nueva orden» en la escena electrónica más Mainstream, sino que el antes DJ y productor de Techno y Hard Techno sueco Adam Beyer. En 2003 ya empieza a explorar los sonidos más minimalísticos y los emplea en sus nuevas producciones techno con su sello Drumcode.

La escena británica y su expansión

Las variantes surgidas de la escena británica, por su parte, han tenido desarrollos muy distintos uno del otro, puesto que en el caso del Acid Techno aun sigue de manera Underground su escena, por lo tanto no ha tenido el éxito comercial que si lo ha tenido la gran mayoría de los conceptos musicales de techno que conocemos. Aunque de todas maneras tiene buenos exponentes, como el caso primordial del los excitosos Liberator DJ's (Chris, Aaron y Julian), quienes crearon en el 2000 el Stay Up Forever Collective, donde albergan lo más granado de este subgénero. En cambio, el Intelligent Techno tuvo un crecimiento más que nada sostenido gracias a sus principales artistas: Aphex Twin, LFO, Future Sound of London, Orbital, B 12. Pero no todo ha sido fácil, debido a que sufrieron con el boom del Minimal Techno desde fines de los '90, aunque ahora sus artistas tratan de reinvindicar la corriente con sus primeras vertientes. Y todo, gracias al crecimiento del mismìsimo Orbital o de Mark Broom, y de los sellos Warp y Rephlex Records. La escena del IDM más que nada se basa en eventos de la talla de Sonar , Monegros Desert Festival o Mutek. Y pasa lo mismo también con el Experimental Techno, corriente que si tuvo un crecimiento en cuanto a artistas y sellos (más en calidad que en cantidad). Uno de los bastiones que tuvo el Experimental ha sido el sello Sativae fundado por el mismo Dave Tarrida en 1993 y donde además se desarrollaron los mismos Neil Landstrumm y Cristian Vogel, además de Dave Clarke y Dj Hell. Otro sello que ha promovido a gran escala el concepto ha sido Tresor de Berlín.

Crecimiento posterior de las otras escenas europeas

En lo que respecta a las diversas escenas europeas del techno, Italia tuvo un muy buen crecimiento en su escena gracias al surgimiento de artistas de la talla de Marco Carola, Danilo Vigorito, Gaetano Parisio o Rino Cerrone, quienes han puesto a la vanguardia de la escena mundial tanto en sus actuaciones y producciones como en la creación de sellos discográficos. Gaetek lanza su primer sello Conform en 1996, una de las plataformas más respetadas del circuito electrónico local, y después Art en 1998. Carola lanza Design Music en 1996 y un par de años después 1000 en 1998. Lo mismo pasa con Rino Cerrone, quien crea Rilis en 1999 junto con Mario Manganelli. Todas estas plataformas han sido de una contribución importante por ser éstos donde han surgido muchos de los artistas más importantes de la escena local, además del paso internacional de Adam Beyer en Conform. Los eventos en Italia donde se promueve el techno son pocos, pero se concentran principalmente en el SoFar de Catania (Minimal Techno) y el TDK Dance Marathon de Milán.

En Suecia, desde 1995 en adelante ha sido la época determinante del crecimiento de aquellos primeros artistas surgidos en la escena local —sobre todo en su capital Estocolmo—, como Adam Beyer, Joel Mull, Cari Lekebusch, Henrik B o Jesper Dahlbäck. Es el momento en que ellos comienzan a producir diversos tracks techno y lanzando EP y álbumes en los diferentes sellos creados por muchos de ellos, como Drumcode (1996), Code Red (1996), Truesoul (1999) y Mad Eye (2004) de Adam Beyer; Corb (1998) y DK (2000) de Thomas Krome e Inside Records (1998) de Joel Mull. Muchas de las producciones y sesiones de aquellos artistas se han basado primordialmente en Hard Techno de cortes tribales y de muchos loops, muy marcados en las producciones de Adam Beyer. Además, nace una nueva camada de gente como Thomas Krome, Hardcell, Ben Sims, Allan Banford, John Bacto, Steve Rachmad, Grovskopa, Thomas Andersson, Hakan Lidbo, Aril Brikha, entre otros. Este último es quien se diferencia del resto, debido a que sus comienzos y su crecimiento se ha basado en el EBM y en el Detroit Techno. La escena Techno sueca se basa más en Clubes que en Raves, ya que otros eventos como Festivales son prácticamente inexistentes por tradición.

En España, Cristian Varela se convierte en uno de los principales valuartes del techno más puro a nivel local e internacional, así como también Óscar Mulero está en la misma posición. Muchos sellos techno en aquel país han surgido de la mano de ellos, como Phrenetic Society (1994), Primate Recordings (1996), Pornographic Recordings (2000) y Donkeyhead Recordings (2001) de Varela; o Warm Up Recordings (2000) de Mulero. Aunque España cuenta con muchos artistas nacidos en la escena (entre ellos, Oscar Croma, Tadeo, Alex Under, César Almena, Nuke, y muchos otros) y que se mueven en su nutrido circuito de clubes como Family Club, Fabrik, Barraca, Sala Paladium, Florida 135, Club 4, Zeus Dancing Club, Torn de Nit, Factory o Sala 31 y fiestas de la talla de Electrosonic Festival, antiCLUB, Family Club, Danzoo, Exquisite Club, Code, además de eventos grandes como Monegros Desert Festival, Sonar, Creamfields Andalucía y Aquasella Festival en Arriondas Asturias

Artistas destacados del circuito techno

* Carl Cox
* Dave Clarke
* Kevin Saunderson
* Sven Väth
* Adam Beyer
* Marco Carola
* Renato Cohen
* Jeff Mills
* Chris Liebing
* Laurent Garnier
* Speedy J
* Surgeon
* Marc Marzenit
* Ben Sims
* Gaetano Parisio
* Technasia
* Juan Atkins
* Monika Kruse
* Misstress Barbara
* Umek
* Valentino Kanzyani
* Chris Liberator
* Ken Ishii
* LFO
* Oscar Mulero
* Orbital
* Cristian Varela
* Mauro Picotto
* Marko Nastic
* Axel Karakasis
* Derrick May
* Deetron
* Plastikman

Grax por mirar! CHAU!