Recuperar archivos “borrados” de una USB

Otro de los problemas que he tenido que enfrentar ha sido la perdida de archivos que estaban almacenados en un pendrive o memoria USB -aunque no lo he probado pienso que también funciona con tarjetas de memoria- por causa de un virus o un error en la unidad (no hablo aquí de unidades formateadas).

Recuperar archivos “borrados” de una USB

Asumiendo que la unidad no ha sido formateada y los datos en ella no han sido borrados de forma intencional o por error, la posibilidad de que los archivos permanezcan allí y puedan recuperarse son altas.

Una forma fácil de identificar que los datos siguen en la memoria, aunque no puedas verlos, es comparando el tamaño libre en el dispositivo con su capacidad de almacenamiento y los archivos visibles. Por ejemplo, la memoria tiene 4GB de capacidad, al ver sus propiedades te das cuenta que hay 2 GB libres, pero realmente a la vista solo hay una carpeta de 500 MB a la que puedes acceder; quiere decir que hay 1.500 MB en archivos ocultos o corruptos.

Le proceso para recuperar esos archivos corruptos es relativamente simple. Desde un ordenador con Windows, los pasos serían los siguientes:

1 • Abrir las opciones de carpeta desde el explorador de Windows, en la pestaña “Ver” asegurarse de tener marcada la opción “Mostrar archivos y carpetas ocultas” del menú de opciones avanzadas.

2 • Dentro de los “accesorios” de Windows que se encuentran en el menú de Inicio, ubicar y ejecutar un análisis con la herramienta “Scandisk” sobre la unidad con problemas.


3 • Desde la línea de comandos de Windows o CMD, dirigirse al directorio raíz de la unidad y ejecutar el comando Attrib -s -r -h /s /d

Si luego de esto, en la memoria aparece una carpeta con un nombre similar a FOUND.000 y que contiene archivos con nombres similares a FILE00001.CHK, hay esperanzas.

4 • Lo siguiente sería ejecutar la utilidad gratuita FileCHK, creada por Martin Kratz. La tarea de esta aplicación es devolver a estos “archivos basura” con extensión CHK a su extensión original, el proceso no debería tomar mucho tiempo. Para que funcione correctamente, hay que descomprimir el contenido de FileCHK.zip dentro del mismo directorio donde están los archivos “.CHK”.

En el archivo readme.txt que acompaña a la aplicación está la lista completa de extensiones soportadas, cualquier archivo con extensión distinta no podrá ser recuperado con esta herramienta.

Debo reconocer que este método no ha sido tan efectivo como el primero que mencioné, pero es una alternativa adicional que podemos probar antes de dar todo por perdido.

Al igual que con el caso anterior, hay muchas herramientas capaces de llevar a cabo estas tareas de recuperación, pero recomiendo esta porque es la que mejores resultados me ha dado. Por otra parte recomiendo usar estas aplicaciones con precaución y bajo tu propia responsabilidad. Si tienes dudas o no sabes bien lo que estás haciendo, mejor busca ayuda de alguien que pueda orientarte mejor en el proceso, igualmente puedes dejar tus dudas en los comentarios, trataré de ayudar en la medida de mis posibilidades.

Para cerrar, hay que admitir que en la actualidad, con la llegada de “la nube”, hay cientos de formas para mantener nuestros datos respaldados y a salvo. Realmente toma menos tiempo y resulta menos doloroso realizar un backup de la información importante, que tener que rogar por poder recuperarla luego de un imprevisto. Así que, ante todo, respaldar.





recuperar

7 comentarios - Recuperar archivos “borrados” de una USB

@RoblesAlfaro
Faltan Capturas Y +10 Buen Post!

Saludos!
@devilrejects
Gracias +10 me ayudaste a salvar unos datos..
@Downbie +1
Genial!!! Me sirve un montón porque vivo haciendo cagadas con mi pen drive. +10 favs y reco

memoria
@rjc17
Se agradece el aporte:
usb
@BarbiBasbus
Excelente aporte!!! F y R mañana paso por puntos