El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿tu primer tatuaje?

¿Estás pensando en hacerte tu primer tatuaje? ¿A última hora te abordan montones de dudas, pues crees no haberlo pensado bien y la hora se acerca? En esta sección voy a intentar echarte un cable para que no estés tan nervios@ las horas antes de clavarte la aguja, basándome sobre todo en mi experiencia personal, y relatándote todo lo que pienso y creo acerca de los tatuajes. Bien, empecemos:

¿Para qué un tatuaje?

Supongo que es la primera pregunta que uno se plantea a la hora de pensar en hacerse un tatu, y es la que más sencilla respuesta tiene: para adornar tu cuerpo, para grabar un pensamiento, una idea, un recuerdo, un sentimiento, o simplemente porque te gusta, te parece bonito, estético, y piensas que en tu cuerpo queda bien, y, por tato, te va a gustar más. Todo el mundo es libre para decidir si hacerse o no un tatuaje, aquél que lo haga por una razón de las que no he nombrado anteriormente debería pensárselo mejor antes de hacer en su cuerpo algo permanente, para toda la vida.
Mucha gente piensa que un tatuaje es signo de macarrismo, de delincuencia, de baja clase, y creen que los que los llevan tienen parentesco con moteros chusmones que llevan largas cadenas gruesas como sogas alrededor del cuello y muñecas, o macarras de los que van en pandilla por la noche buscando bronca. Esta es una idea completamente errónea. Aquel que lleva un tatuaje puede ser perfectamente una persona tranquila y bien educada, alguien con clase, que en un momento de su vida quiso adornar y hacer más bello su cuerpo. Si eres una persona "normalita" no te debe echar atrás la idea de que vas a ser un chusmón por llevar un tatuaje, pues esto no es así.
A veces la gente se cuestiona si "quedar marcado para toda la vida" haciéndose un tatu. Para empezar, no es bueno emplear términos como "quedar marcados", pues suena un tanto despectivo. Un tatuaje no es la marca identificativa que muchos dueños de ganado hacen a sus mulas con un hierro ardiendo, lo que digamos que es el símil que refleja la idea más vaga de su verdadero significado, y que incluso puede resultar molesto. Tampoco es una mancha, no, es un dibujo, un bello dibujo (supongo). Además, ¿a qué se le llama estar marcado? ¿A tener sobre la piel una mancha permanente e indeleble? Si piensas así, siento decirte que todos estamos marcados, pues no solo estaríamos hablando de tatuajes, sino también de pecas, lunares, etc. cuya diferencia fundamental es que el portador o la portadora no elige llevarlos. Hay muchas cosas de tu cuerpo que no has elegido: El color de los ojos, de la tez, la forma de tus piernas, de tus manos... Y sin embargo tu cuerpo es tuyo. No será de ningún modo malo, o conflictivo, por así decir, entonces, elegir una sola característica más de tu cuerpo.

¿Por qué un tatuaje?

Has de tener en cuenta que un tatuaje es algo personal e intransferible (si, como las tarjetas de crédito), y por lo tanto, debe ser llevado por una motivación propia. No permitas que nadie te influya. Pensárselo mal o poco antes de hacerte un tatu puede llevarte a decepciones una vez lo tengas hecho, por lo tanto, lo primero, antes, incluso, de elegir el motivo es PENSARLO muy, muy bien, y no hacértelo porque se lo ha hecho fulano, o porque quiero ser como mengano, o por pertenecer al grupo de zutano, tómate tiempo en pensarlo, un mes, dos, un año... Los hay locos, a los que les entra la paranoia y aparecen de buenas a primera con un tatuaje. Precisamente una buena amiga mía es una muestra de ello. Se lo hizo un mes antes que yo, así, sin pensarlo. A ella la cosa le ha salido bien, porque su tatuaje le gusta, y si tú lo haces, puede que también, pero también puede que no, así que mi consejo ya te lo he dicho: PIÉNSALO MUCHO. Podrías, por ejemplo, imaginarte dentro de unos años: ¿Dónde estarás? ¿Qué estarás haciendo? ¿Puede perturbar de algún modo a tu actividad el hecho de llevar un tatuaje? O piensa dentro de más años todavía: ¿Qué ocurrirá cuando envejezca? ¿Me mirarán de distinto modo los míos, o la gente? Estas preguntas deberían figurar entre las primeras en el proceso de decidir si hacerte o no un tatuaje.

Eligiendo el motivo

Motivos hay millones. Imagino que lo que elijas será algo que refleje un pensamiento tuyo, un gusto, un rasgo de tu personalidad. Una vez que hayas decidido firmemente hacerte un tatuaje, te digo lo mismo de la elección del modelo: No te dejes influir por nada ni nadie. Por ejemplo: Si decides tatuarte una rosa porque tu actual novia se llama Rosa, deberías pensar que dentro de un tiempo podrías no estar con ella, y lo que fue un símbolo de amor podría convertirse en un amargo y vergonzoso recuerdo. Lo mismo digo de los nombres: un tatuaje es para siempre, y la persona cuyo nombre te tatúes también debería ser para siempre (a no ser que encuentres otra con el mismo nombre), porque también podría resultar un problema si os separárais.
Otra de mis recomendaciones: elige algo que sepas que no te va a dejar de gustar, o no vaya a pasar de moda. Por ejemplo, no conviene que te hagas el logotipo de tu peli favorita, pues seguramente pasará de moda y luego no te hará ninguna gracia lucir este tatuaje. Dibujos que no pasan de moda pueden ser: Dragones, enanos, elfos, y lo relacionado con el rol en general, hadas, animales, espadas, calaveras... Últimamente se ven mucho los tribales, pero no encajan perfectamente en mis gustos. Personalmente me gustan los dibujos con algún significado simbólico, pero no esos dibujos destartalados y gigantescos de serpientes y calaveras.
¿Tienes imaginación? ¿Sabes dibujar? En mi opinión es mayor la satisfacción de lucir un tatuaje si el motivo lo has diseñado y dibujado tú, pero para ello has de saber de verdad lo que te quieres hacer, qué idea quieres reflejar, etc. ¿No sabes dibujar, pero quieres hacer algo personal? ¡Ningún problema! En las tiendas de tatuajes suelen aceptar que les lleves una idea, un boceto, o un esbozo de lo que quieres y ellos te lo dibujan, y los dibujantes suelen ser bastante buenos. "Es que no se que hacerme, tendría que verlo...." Tampoco es un problema. En las tiendas seguro que te mostrarán gustosos montones de libros con motivos de todo tipo, y si no encuentras ninguno que te guste, busca en la red, en los enlaces que aparecen más abajo, seguro que encuentras alguno que se adapte a tus gustos.

Eligiendo el sitio

Algunos podrían pensar que la elección del sitio donde va a ir emplazado un tatuaje es algo trivial. Yo diría lo contrario: es una de las cosas más importantes. Colocarte un tatuaje en una determinada zona de tu cuerpo podría ocasionarte algún problema en algún momento de tu vida, por ejemplo: Si vas a ser un policía no te convendría hacerte un tatuaje en un sitio visible, pues a estos no se les permite levar tatuajes. Debes tener en cuenta las posibilidades de ocultarlo cuando sea necesario, si te lo haces en el brazo, lo puedes ocultar llevando mangas largas, pero piensa en si te será necesario ocultarlo en verano. Si decides hacértelo en la muñeca, ten en cuenta que en la izquierda se podría ocultar llevando un reloj. Si te lo haces en el tobillo, por lo general sólo será visible en verano. El lugar con menos problemas en cuanto a ocultarlo es en la cadera, en culo o los genitales, pues estos lugares de por sí siempre están ocultos (si lo tuyos no lo están es cosa tuya).
Luego es importante determinar bien el emplazamiento antes de proceder con la realización del tatuaje, dedícale bastante tiempo.

¿Dónde voy?

Casas de tatuajes hay muchas. No es difícil localizarlas, pero una vez te decidas a hacerte un tatuaje, has de buscar una casa buena, esto es, en la que tú puedas estar seguro y confiado de que quedarás satisfecho con el trabajo. Seguramente, al entrar encuentras en las paredes fotos y posters con trabajos realizados en esa casa. Fíjate muy bien en cómo están hechos los dibujos, en la jerarquía de líneas, los contornos, las sombras, los colores, y sobre todo asegúrate de que en verdad han sido realizados por ellos y no copiados de ninguna revista ni página web. Un consejo: la experiencia de un buen tatuador se ve sobre todo en las caras de los dibujos. Si tu tatuaje va a tener cara (una mujer, un hombre, elfos, diablos...), fíjate en las caras de las fotos. Es muy fácil meter la pata tatuando una cara, y, desgraciadamente, es el rasgo más bello del dibujo. Pide un libro de arte del local. Si no lo tiene, no te fíes, y sal de la tienda, pues todo tatuador que se precie debe de tener un libro en el que reflejar sus trabajos cara al público. Sobre todo pide profesionalidad, hay locales donde los tatuadores son yonkis que lo hacen a cambio de drogas. Te aconsejo que pases de ellos. Otra consideración: las academias, donde los alumnos aprenden a tatuar son mucho más baratas, pues te suelen cobrar sólo el material, y no el trabajo, pero por lo general son gente inexperta y es impredecible lo que puede ocurrir con tu piel. Para tribales, siluetas y figuras sin mucha definición, puede ser un alivio para tu bolsillo acudir a una academia, pero no lo hagas si tu dibujo es complicado, y, sobre todo, si tiene cara, pues recuerda: siempre es posible añadir tinta a tu dibujo, pero no es posible borrarla una vez puesta, y una mujer bizca o una boca demasiado grande puede ser el resultado de ahorrarse unas pelas.
¿Ya has decidido el lugar? Muy bien. Ahora entra y habla con el dependiente. Ya sabes lo que quieres. Bien. Explícale el sitio, como quieres que quede, como te gustaría que fuera, etc. Y pide un presupuesto. En este punto, recuerda: un tatuaje es una inversión, pero va a ser para toda la vida, así que no regatees nunca en el precio. Hazlo en el detalle o en el tamaño, pero nunca en el precio, pues no conviene que quedes como un miserable o un avaro ante él, pues tomará una mala imagen de ti, y esto, seguramente, quedará reflejado en tu tatuaje, pues tendrá menos cuidado al hacértelo. Si una vez hecho quedas satisfecho del trabajo, es bueno que dejes una propina al dependiente, alrededor del 10% del costo total, pues, si no es un dibujo de libro, por lo general el trabajo del diseño no va en el precio. De esta forma, darás una buena imagen del local, y seguramente, si decides algún día hacerte otro tatuaje, el dependiente te recibirá gustoso.
Bien, lo siguiente es pedir cita para hacerte el tatu. Dependiendo del trabajo que tenga el tatuador, la cita podrá ser para dentro de unos días, o quizá uno o dos meses. No te apures, es buena señal, pues si el local tiene mucho trabajo, es porque también tiene mucho prestigio, y esto es importante...

¡AY, QUEDAN POCAS HORAS!

¿Llega la hora de tu cita con el tatuador? ¿Nerrrrrvios? ¿Ya estás pensado en echarte atrás? No te preocupes, esto es un síntoma normal. Es la inseguridad ante un cambio venidero en tu cuerpo. Recuerda: hace días tenías muchas ganas de llevar un tatuaje, y pensaste que nunca te ibas a arrepentir, y que estabas dispuesto a ello. Ahora la inseguridad mancha estos pensamientos de decisión y determinación. Si te ocurre esto, te diré que permanezcas muy relajado, pues la decisión la tomaste tú, y la forma de pensar que tenías antes de hacerte el tatuaje será la que tengas una vez hecho, luego, si has dedicado bastante tiempo en decidirte y has concluido un sí, después no te arrepentirás, así que no hay motivo para estar nervioso o indeciso las pocas horas antes de la cita. Y supongo que en este punto te abordarán todo tipo de ideas descabelladas: "¿Y si sale mal?", "¿Y si no me gusta después?", "¿Y si..?" Nada de "ysis". Si le das vueltas al coco, solo conseguirás sentarte en la silla del la casa de tatuajes hecho un flan, y entonces, los nervios pueden ocasionar que te muevas cuando el tatuador esté trabajando sobre tu piel, y esto podría no resultar placentero. Así, que, ya sabes, si eres una persona nerviosa, antes de la cita, una o dos valerianas y ánimo, ¡que no pasa nada! Y un último consejo a este respecto: es mucho mejor ir acompañado de un amigo que solo, pues calmará más tus nervios, ¡y evitará que te escapes antes de entrar en el local!

¡¡VOY A ENTRAR, VOY A ENTRAR!!

¡Tranquiiiilo! Te diré el procedimiento general de realización de un tatuaje, una vez te hayas aventurado a entrar al local, venciendo a tu subconsciente. Bien, seguramente te habrán pedido a la hora de pedir cita que lleves dos o tres fotocopias invertidas del motivo a escala real. Lo que harán será fijar el dibujo sobre tu piel, y acto seguido tatuar encima. Es el procedimiento empleado por lo general, pues son pocos los tatuadores que trabajan "a ojo", directamente, pues han de ser muy buenos, ya que es bastante difícil y delicado. Pero antes de ello, te depilarán la zona, o pueden haberte dicho que te hicieras la cera el día o dos días antes. Para fijar el dibujo te pondrán ante un espejo, y tú lo situarás (si es una zona inaccesible, como la espalda, obviamente necesitarás la ayuda de algún amigo o del tatuador), y aplicarán acetona, o algo similar, para despegar la tinta del papel y pegarla en tu piel. Seguidamente te pedirá que te sientes, o te tumbes, dependiendo de la zona, y que no te muevas. Te colocarán papeles protectores, para no manchar la ropa, te aplicará vaselina en la zona para facilitar la penetración de la aguja, colocará la necesaria en la máquina, y la encenderá. Personalmente: si no has escuchado nunca el sonido de una máquina de tatuar, te digo que asusta bastante, pues suena algo parecido a una línea de alta tensión, y parece que te va a electrocutar. Y bien, el momento culminante: ¡empieza el trabajo! Ves que la aguja está a punto de tocar tu piel, y.... la toca, y te das cuenta de que no es tanto. Podrían haberte dicho que es un dolor insoportable, no lo es. Es más bien como si te arañaran, duele, por supuesto, pero no es algo infrahumano. Depende mucho de la zona: en zonas con más nervios y menos acumulación de grasa suele doler bastante más, la cadera, el omóplato y el tobillo son buenos ejemplos de ello. En las zonas con "chicha" el dolor es mucho más soportable, por ejemplo, el culo, la pierna, el estómago... Las zonas rellenas de tinta del dibujo también duelen más, pues ya no es una línea, sino una superficie lo que se tatúa, y sobre todo, si tu dibujo tiene sombra, también te dolerá un poquito más. Bien, ¿ya está terminado? No ha sido tanto, ¿no? Ahora te darán instrucciones: echarte una crema cicatrizante (que seguramente te venderán allí), no lavarte con jabones ácidos, no usar esponja, aplicar una gasa... Sigue estas instrucciones bien, para evitar infecciones y problemas, pues ten en cuenta de que lo que tienes es una herida que ha de curar. Ten en cuenta que una vez cicatrizado, el tatuaje se ve menos denso, las líneas se vuelven menos gruesas, la tinta se aclara, y esa sensación de relieve sobre tu piel desaparece, por si a primera hora te parece feucho. Queda mejor.

¡AY! ¿QUÉ HE HECHO?

Podría pasarte que... ¡justo cuando te lo has hecho te empiezas a deprimir! Y otra vez te abordan las dudas: "¿Qué he hecho?" "¡Esto es para toda la vida!" "¡Ya no me lo podré quitar!" "¡Qué loc@ estoy!" "¡Diosssss!" Nuevamente esto vuelve a ser normal, pues has realizado un cambio permanente en tu cuerpo y necesitas acostumbrarte. Una o dos semanas creo que serán suficientes para que te acostumbres, después de eso, volverás a tener la ilusión de llevar un tatuaje, y volverán a ti todos los pensamientos e ideas que tenías una semana antes de hacértelo, cuando estabas tan decidid@.

Definitivamente... no me gusta

Podría pasar, esperemos todos que no ocurra esto. Pero no te ates todavía una soga al cuello, quizá la cosa tiene solución. Existen métodos de encubrimiento de tatuajes. Si lo que precisa son retoques, no hay problema. Los buenos tatuadores son gente cualificada y preparada para afrontar este tipo de inconvenientes. Seguramente, te hará los retoques pertinentes y dejará tu tatuaje perfecto. Si la cosa es más complicada, y quieres borrar las letras del nombre de tu ex, o un dibujo que te ha dejado de gustar, tendrás que ir a una buena casa de tatuajes. Para ello, el tatuador, además de ser bueno, ha de ser un buen artista, pues él diseñará un dibujo que pueda no sólo ocultar el antiguo tatuaje, sino hacer sobre él una auténtica maravilla.
En el último extremo, el peor de todos, en el caso de que quieras eliminar absolutamente todo el tatuaje, te diré que hay métodos, y distintos, pero o no quedan bien, o son caros. Uno de ellos consiste en estirar la piel y cortar el tatuaje, pero deja una cicatriz. Otro borra el pigmento completamente, se trata de un láser, pero es muy costoso. No tengo más conocimientos acerca de estos métodos, pero te puedo proporcionar enlaces de interés donde encontrar la información que buscas:

http://www.vigonet.com/tatuajes/# (informacion, foros, consejos)

Bastante buena
http://www.2url.com/tatuajesgraphica/ (galerías, información)

Y ahora.... ¡¡Disfruta tu tatuaje!!
FOTOS DE LOS TATUAJES DE TARINGUEROS:
tatuajes de:
Plucck
¿tu primer tatuaje?
primer
tatuajes de:
Pompelina
tatuaje
¿tu primer tatuaje?
primer
tatuaje
¿tu primer tatuaje?
posteen sus tatoos para ponerlos aqui!!

26 comentarios - ¿tu primer tatuaje?

Plucck
ahora en un toque lo leo
nanog -2
Sabias que según los psicologos la gente que tiene un tatuaje tiene tendencia a ser agresiva y muchas veces existen laburos donde entre las tantas cosas que te hacen hacer como estudios y esas cosas te hacen ir a un psicologo y muchas veces te descartan por el tatu...
jardin
buena data para los que lo hacen por primera vez.... me senti identificado
Luchote
se puede tatuar la planta del pie?? solo por curiosidad ....
jardin +2
nanog, deben ser todos retrogradas como vos, los que dicen eso...
GuStereo
Wow, no sabia lo que conto nanog
pairaudo
me parece una tonteria que te discriminen por un adorno.. ojo... tampoco queda bien que en una empresa este alguien que esta completamente tatuado y que se vean demaciado... la sociedad todabia sigue asociando los tatuajes con la droga... lamentablemente
backlash
si, es verdad que en algunos trabajos no te toman por tener tatuajes.

Y si los psicologos hablan sobre tendencia agresiva acerca de quienes tienen tatuajes no lo discuto, por algo estudian
nanog -1
jardin Solo fue un comentario yo no dije que estoy a favor da las cosas que dicen los psicólogos es mas muchas cosas son completamente erróneas y no soy un retrogrado como decís...
mune1980
si hay un diseño que me gusta, lo estamo en una remera. yo en mi caso particular no veo la necesidad de hacerme un tatuaje.
santiagoarmada
se puede tatuar la nariz? pero del lado de adentro
eppursimuove
dale, el sabado subo foto y cuento, pero no hagas foringa
Plucck
Yo dejo una de mis tattoos:



Este es el nuevo

primer



y este el mas viejo



tatuaje





Y nada, muy cierto lo que escribio el loco este, una buena guia
Pompelina
ESTA ES LA MAKINA DE GUSTAVO MI TATUADOR AMIGO...

tatuaje



TODOS LOS TATTOOS QUE TENGO SON DISEÑOS MIOS...no me gusta ver mis tatus repetidos mil veces en miles de personas...



MI PRIMER TATOO...CUANDO TENIA 14---ahora tengo 26

¿tu primer tatuaje?---tiene muchos años...y este fue el ultimo retoke...



EL SEGUNDO...HERMOSO...EN EL HOMBRO IZQ. AÑO 1999primer



EL TERCERO...MI CORAZON CON ALAS...AÑO 2000

tatuaje

HOMOPLATO DERECHO...



EL CUARTO...MI HAMSA AÑO 2008

¿tu primer tatuaje?



MI QUINTO...MI ESTRELLA...AÑO 2008

primer






DONDE ME TATUE AQUI
VelvetFlux
nanog, y en los 40 se decia que fumar era bueno para la salud.



vos lo crees?
holmes1978
Luchote dijo:se puede tatuar la planta del pie?? solo por curiosidad ....

animate y tatuate
Poe_IV +1
nanog dijo:Sabias que según los psicologos la gente que tiene un tatuaje tiene tendencia a ser agresiva y muchas veces existen laburos donde entre las tantas cosas que te hacen hacer como estudios y esas cosas te hacen ir a un psicologo y muchas veces te descartan por el tatu...

NOOOO QUE SABEN ESOS PSICOLOGOS HIJOS DE RE MIL P*TASSS, SI ME CRUZO A UNO AHORA MISMO, LO CAGO A TIROS LA CONCH* DE SU MADREEE!!!!

Guidoleproso
tatuaje

ME PASO... PERO SOLO ME DURO 2 3 DIAS FUE FEO LA VERDAD PERO LO SUPERE Y ESTOY RE ORGULLOSO