las 10 peores torturas de la edad media.

las  10 peores torturas de la edad media.

media

como dice el titulo, hoy voy a poner algunas torturas muy crueles de la edad media:


1: El péndulo.

torturas

A la víctima se le ataban las manos a la espalda y era levantada, quedando en suspensión. Generalmente en los pies llevaban pesas, generar más dolor en las articulaciones. La finalidad era dislocar los hombros y desgarrar los brazos. En algunos casos tan sólo era el aperitivo de posteriores torturas.

2: la cuna de judas:

edad

Es un instrumento de tortura utilizado principalmente para sacar confesiones. Consiste en una pirámide puntiaguda, sobre la cual se alza a la víctima para después dejarla caer una o varias veces, de modo que la punta topara con la zona genital o anal con mayor o menor presión dependiendo de cómo evolucionara la confesión.


3: la sierra:

crueles

Se colgaba boca abajo a una persona y luego con una cierra se le cortaba el tronco desde la línea del ano o vagina. Las causas para ser sometidos a esta tortura eran variadas: asesinato, adulterio, blasfemia e incluso hasta un simple robo.

4: la tortura del agua:

las  10 peores torturas de la edad media.

Al pobre desgraciado que sufría semejante tortura se le tapaba la boca para que no pudiera vomitar mientras que se le introducía agua por la nariz. Previamente había sido rodeado por alambre de espino. El agua hinchaba el abdomen hasta que el estómago estuviese a punto de explotar, a la vez que los pinchos se clavaban en el cuerpo.
Además de la indescriptible sensación de asfixia, en algunos casos se llegaba a reventar el estómago de la víctima saltando sobre él, o golpeándolo.

5: la pera:

media

Este horroroso instrumento era introducido en el ano, la vagina o la boca de la persona que lo sufría. Una vez en el interior del cuerpo, el objeto en cuestión, se abría mientras se giraba una manivela. Por supuesto llevaba un regalo: clavos.
No es necesario comentar nada más.

6: las jaulas colgates:

torturas

Al parecer, era habitual hasta finales del siglo XVIII, encontrar por las ciudades europeas jaulas de hierro adosadas en las fachadas de edificios públicos. Los desdichados eran encerrados en éstas y dejados a su suerte, hasta que morían. El terrible frío del invierno o el abrasador sol del verano eran casi lo de menos, pues no podían dormir y eran torturados según el capricho de las gentes. Seguramente no duraban mucho.


7: la doncella de fierro:

edad

La primera referencia a una ejecución con la doncella de la que tenemos noticia procede del 14 de agosto de 1515 aunque el instrumento para entonces había sido usado ya durante varias décadas.
Ese día un falsificador de moneda fue introducido y las puertas “cerradas lentamente, por lo tanto, las puntas afiladísimas le penetraban en los brazos, en las piernas en varios lugares, en la barriga, en el pecho, en la vejiga, en la raíz del miembro, en los ojos, en los hombros y en las nalgas, pero no tanto como para matarlo, y así permaneció haciendo gran griterío y lamento durante dos días, después de los cuales murió”.

8: las uñas de gato:

crueles

Son un instrumento de tortura que consiste en largas pértigas con ganchos o rastrillos en su extremo, con los que se arañaba la piel desnuda del torturado, el cual estaba atado e inmovilizado. Permite arrancar la piel a tiras o desgarrar la espalda, pecho o abdomen del condenado. Estas heridas podían infectarse, o ser usadas para posteriores torturas.
Una variante de esta tortura se aplicaba a ladrones, consistía en cerrar el puño de la mano y amarrar un guante de tal forma que al pasar el tiempo y crecerle las uñas por naturaleza estas se enterraban en la mano.

9: El aplasta-cabezas

las  10 peores torturas de la edad media.

No es necesaria abundante información. El objetivo de este instrumento de tortura era aplastar hasta reventar los huesos del cráneo. La cabeza era situada en el hueco, y el tornillo era empujado hacia debajo, machacando el cerebro.

y la mas cruel de todas:

10: el toro de falasis:

http://elparche.files.wordpress.com/2010/12/toro-de-falaris-300x199.jpg?w=468

Consistía en meter a los herejes dentro de una esfinge de bronce o hierro con forma de toro, quemándolos vivos. Esto divertía especialmente a los espectadores, ya que los alaridos de las víctimas se podían escuchar a través de la boca del toro, asemejándose a los mugidos de dicho animal.


Bueno eso fue todo, espero les haya gustado.

6 comentarios - las 10 peores torturas de la edad media.