Crean las primeras Vidas Artificiales autónomas


Un campo de la ciencia poco conocido por el lector común es uno llamado
Vida Artificial (no confundir con Inteligencia Artificial), en donde el
objetivo es crear organismos 100% dentro del entorno de un computador,
y que tales organismos ejerzan todas las funciones que fuera del
computador calificaría como "vida".

Esta ciencia tiene al menos medio siglo de fundada (con antecedentes
que pre-datan al siglo 20), y desde entonces muchos hitos importantes
han sido logrados, desde el famoso "Game of Life" (juego de la vida) de
los 1960s, hasta el video-juego Los Sims.

Sin embargo, hasta el momento todos los modelos de vida artificial
tenían algún grado de pre-programabilidad inducida en ellos, o al menos
algún objetivo a seguir, lo que hacía fácil crear algoritmos evolutivos
que probaran millones de posibilidades hasta dar con la solución que
resolvía el objetivo del entorno virtual en donde residían tales
criaturas.

Eso es hasta hoy, en donde un equipo Alemán acaba de crear las primeras criaturas de Vida Artificial totalmente autónomas.

Estas criaturas lo único que conocen es el hecho de que tienen un
cuerpo y que lo pueden mover, pero incluso ni se les ha programado a
caminar o saltar, y sin embargo, al cabo de media hora ya muchas de
estas criaturas descubren totalmente por su cuenta el arte del traslado
en dos o cuatro piernas.

Mas asombroso aun, es que cuando a estas criaturas se acercan las unas
a las otras, inician un intercambio totalmente inesperado, inclusivo en
algunos casos hasta entran en una especie de pelea.

Algo interesante es que el "cerebro" de estas criaturas es un modelo
simplificado en software del cerebro humano de lo llamado "red
neuronal" en esta rama, y hay que entender que a tales cerebros no se
les programa nada. Todo lo que estos seres hacen (como verán en el
video) es algo que aprenden por sí solos, sin ningún científico o
programador haberles dicho que caminen, o tan siquiera darles una razón
para caminar.

Como dicen en el video que verán, estas nuevas formas de Vida
Artificial funcionan como un bebé, el cual no sabe caminar pero empieza
probando tipos de movimientos que se sienten natural a su cuerpo,
eventualmente "entendiendo" que puede caminar.

Por ahora estas criaturas olvidan rápidamente lo que aprendieron, pero
en la nueva generación del software los científicos ya están diseñando
el concepto de "memoria a largo plazo", para que estas criaturas puedan
recordarse de experiencias pasadas si tener que volver a aprenderlas.

Opinión: Estamos justo al borde de crear las primeras mentes
artificiales, y esto es prueba de eso. Noten que aunque en este
contexto lo que estas criaturas descubren es a moverse, que bajo un
contexto y ambiente mas complicado (digamos, comida artificial para
sobrevivir, materia prima que pueda ser utilizada para crear
herramientas, etc) que sería posible que estas criaturas evolucionen
hasta aprender a aprender (valga la redundancia), y a explorar su
universo de una manera muy similar a como nuestros ancestros lo
hicieron hace decena de miles de años acá en la Tierra.

Esto también ayuda a responder incógnitas milenarias como "¿qué es la
vida?". Como podemos apreciar con estas criaturas, la vida no es
necesariamente algo "biológico", sino que trasciende la naturaleza
obvia que experimentamos, llegando a un plano puramente computacional.

Es decir, aun nosotros no pensemos de nosotros mismos como máquinas
(debido al estereotipo que tenemos de que una máquina es algo "sin
alma", "mecánico", "tonto", lo cierto es que lo somos, y eso lo
sabemos desde el primer día que descubrimos el mecanismo de ADN dentro
de todos nosotros.

La única diferencia entre esas máquinas y nosotros, es que nosotros
tenemos (por ahora) una ventaja evolutiva de millones de años que nos
ha facilitado adaptarnos a nuestro ambiente actual. Sin embargo, a
diferencia de nosotros, estas máquinas que por ahora pueden ser
calificadas como tontas, tienen la gran ventaja de que no tienen
cerebros estáticos como los nuestros, y que su paso evolutivo depende
de los componentes electrónicos que creamos, que ya sabemos desde la
década de los 1960s que duplica su poder cada 1 a 2 años (a diferencia
de los humanos que hemos cambiado muy poco en los últimos 10,000 años).

Fuente de la noticia