Más de 44 millones de franceses deciden la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El socialista François Hollande es el favorito frente al actual mandatario, Nicolás Sarkozy.
Francia elige presidente
Más de 44 millones de franceses acuden a las urnas en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en las que el socialista François Hollande es el favorito de 10 candidatos y puede provocar que Nicolas Sarkozy se convierta en el primer presidente del país en perder la lucha por la reelección en más de 30 años.
En una contienda impulsada por la aversión al estilo de Sarkozy y su fracaso en la reducción del desempleo, el mandatario y Hollande deberían vencer a los demás candidatos para pasar a la segunda ronda del 6 de mayo, donde los sondeos dan una clara ventaja a Hollande.
El candidato socialista, de 57 años, promete recortes menos drásticos que Sarkozy y quiere elevar los impuestos a los más ricos para financiar la creación de empleos, particularmente un 75 por ciento a las personas con ingresos superiores a un millón de euros.
francia
Hollande se convertiría en el primer presidente de izquierda en Francia en 17 años, después de François Mitterrand, que derrotó al entonces presidente Valery Giscard-d'Estaing en 1981 y conservó el poder hasta 1995.
Sarkozy, también de 57 años, dice que es una apuesta más segura ante la futura agitación económica pero muchos de los trabajadores y jóvenes que votaron por él en el 2007 por sus promesas de mejores salarios están desertando, en un momento en el que el índice de desempleo alcanzó su nivel más alto en 12 años.
La abstención sigue siendo una de las grandes incógnitas de la primera vuelta, después de que los sondeos realizados durante la campaña anticiparan que será mayor que en 2007 (16,2 %) y puede incluso que supere el récord de 2002 (28,4 %).
Al igual que los 800.000 habitantes de los territorios galos de ultramar, los franceses que viven en la Argentina votaron ya el sábado, debido a la diferencia horaria con París.
elecciones
En la primera vuelta los sondeos otorgan entre el 27,5 y el 30 por ciento del apoyo para Hollande, frente al 25-27 por ciento para Sarkozy, el 14-17 para la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, y el 12-14,5 por ciento para el candidato del Frente Izquierda Jean-Luc Mélenchon y alrededor del 10 por ciento para el centrista François Bayrou, que llegó tercero en la última elección y puede ser clave para decidir la segunda vuelta, aunque aún no reveló para quién pediría el apoyo de sus seguidores.