La versión de Game Boy Color perdida en el tiempo... hasta ahora.

e han escrito tantísimas cosas sobre Resident Evil, el primer capítulo de la saga, que poco (si es que algo) queda ya por añadir. Tras el éxito cosechado en PlayStation por el título de terror de Capcom, las versiones para distintas plataformas comenzaron a proliferar, llegando a Sega Saturn, a PC, y posteriormente, a Nintendo GameCube y a Nintendo DS. Las adaptaciones, obviamente, variarían en función de la plataforma y el momento en el que se lanzaran. Mientras que la versión de Saturn es visualmente bastante similar a la original, la de GameCube era un remake de esos que ya casi no se hacen. Una de las pocas plataformas que quedaban por cubrir allá en el 1999 era la portátil con pantalla a color de Nintendo. Supongo que basándoos en las especificaciones técnicas de la Game Boy Color, os podéis hacer una idea de la versión que estuvo en desarrollo para este sistema, pero que nunca fue lanzada al mercado.

Resident Evil Game Boy

Es loable el intento de Capcom de trasladar el terror de Resident Evil a una consola bastante limitada, cuyas especificaciones técnicamente sólo le permitían mover sprites de hasta cuatro colores, siendo uno de éstos transparente. Capcom decidió confiar tan titánica terea a uno equipo de desarrolladores ingleses llamados HotGen Studios, ¿conocidos? por Star Wars: Jedi Power Battles para PSX y sus adaptaciones a Game Boy Color de Tony Hawk’s Pro Skater 3 y Mat Hoffman’s Pro BMX . Capcom confió en ellos por su experiencia en la portátil y rápidamente se pusieron en marcha. La prensa especializada se hizo eco de la noticia con muchas esperanzas puestas en ella, y destacaban que sería una conversión directa del juego de PSX, con nuevos enemigos y una nueva opción de guardado a través del menú de pausa para adaptarse al estilo de juego portátil. IGN incluso realizó un "primeras impresiones", y la revista Total Game Boy Color le dedicó un pequeño reportaje al título.

Resident Evil para Game Boy Color tenía buena pinta –o al menos buena para lo que podríamos esperar de un juego para este sistema-. Es cierto que algunas imágenes mostraban fondos ricos en detalles y con varios tonos, mientras que otras era prácticamente dicromáticas. También habría que ver cómo se adaptaría a un control consistente en cruceta, A, B, Select y Start. Previsto para las Navidades de 1999, el juego sufrió un retraso hasta el primer cuatrimestre del 2000, señalando problemas de comunicación entre HotGen Studios y Capcom como razón del mismo. En enero del mismo año, los desarrolladores comentaron que el juego, pese a las dificultades técnicas que suponen rediseñar un juego de formato CD para una consola de 32-bit a un cartucho para una de 8, estaba casi terminado y que sólo faltaban los últimos toques para alcanzar la máxima perfección a la que ellos serían capaces de llegar. No mentían. El juego se encontraba aproximadamente al 90% de su desarrollo cuando Capcom, el 22 de marzo del 2000, oficialmente anunciaba su cancelación. ¿La razón? Según un representante de la compañía japonesa "no estaban seguros de que el juego satisfaría a los jugadores y a la propia Capcom".

Zombies

Obviamente, el título se convirtió en un oscuro objeto de deseo para cualquier aficionado a Resident Evil y/o a los prototipos. Durante casi doce largos años tras su cancelación ha sido posible recopilar bastantes imágenes e incluso vídeos, y además, parecía ser que alguien tenía un prototipo en su poder. Por fin, en noviembre de 2011, alguien compró unas cajas en eBay que contenían "juegos y consolas", sin más detalles ni fotos del contenido. Resultó que esa caja contenía, entre muchas otras cosas un prototipo de Resident Evil para Game Boy Color, que iría directa al foro de Assembler, donde se puso en marcha una recogida de fondos con el objetivo de alcanzar la cantidad suficiente (2000$) para lanzar la ROM de este juego. Poco después, el siguiente mensaje apareció en el hilo (lo traduzco al español respetando la escritura original):

"hola acabo de encontrar este hilo en google,yo tambien tengo una copia de esto en un cartucho en uk,puedo subir fotos funcionando y fotos del propio cartucho,me he encontrado algo especial ? gracias"

A mí, al menos, no me parece la manera de localizar un cartucho de un prototipo perdido durante doce años que inspire mayor confianza, pero resultó serlo. Este caballero poseía una versión distinta y más temprana del juego, con algunas diferencias principalmente visuales. Como algunos sabréis, el hilo fue un éxito y el contenido de ambos cartuchos se distribuyeron en internet de manera gratuita, brindándonos la posibilidad de al menos probar este título.

Sinceramente, y aun estando sin terminar el juego sorprende, técnicamente resulta impresionante en un sistema como Game Boy Color, sobre todo por el escalado de sprites (aunque esté hecho por software). El control es posiblemente lo mejor que pudieron hacer en aquella época y con aquella consola, aunque hoy en día se antoja un poco tosco. Aun así, se me antoja casi imposible que se pudiese hacer una mejor adaptación de Resident Evil. De todos modos, mi intención no es hacer un análisis, sino contarlos lo que pudo ser este juego. Como he mencionado anteriormente, el juego se quedó aproximadamente al 90% de su finalización, por lo que no es posible completarlo sin algún "hack" o parche, pero es perfectamente jugable y funcional. De los enemigos nuevos, sabemos que estaban planeadas unas ratas comedoras de carne que acompañarían a los monstruos del original, a costa de otros que no pudieron hacer acto de presencia debido a las limitaciones de la consola. Y ahora, para rizar el rizo, voy a intentar hacer un lo que pudo ser de un juego que no pudo ser.


link: http://www.youtube.com/watch?v=ShC8zJgbTts&feature=player_embedded

Como ya he mencionado, el segundo prototipo era más temprano, y nos permitía observar los distintos cambios realizados en los escenarios. Esos fondos de escasa elaboración eran fondos más tempranos, probablemente utilizados para la programar detección de objetos (que tampoco está completa en ninguno de los prototipos), y a los que posteriormente se les añadiría más color y detalle. El juego también contaba con unos sprites más estilizados para los protagonistas, así como con una tipografía mucho más elegante (para mi gusto), aunque algo descolocada. Además, a juzgar por algunas imágenes que llegaron a ver la luz, en algunas versiones, aunque no sabemos muy bien si más tardías o más tempranas, el color de los zombis se modificó de verde a marrón. Se desconoce si el cambio era absoluto, o parcial en favor de la variedad, con el objetivo de que el jugador encontrase zombis de ambos tipos.

Aunque al parecer IGN tuvo (o tiene) en sus manos una versión para analizar bastante acabada, como no contamos con una versión final no podemos comparar qué fue descartado y qué no, pero podemos sentirnos bien afortunados (y agradecidos por el esfuerzo económico que muchas personas han hecho) de contar no con una, sino con dos versiones de un juego perdido de la talla de Resident Evil que finalmente han llegado a las manos de todos nosotros.

Videojuegos