Más información del CS: Global Offensive


Counter Strike: Global Offensive (CSGO desde ahora) no debería ser para nadie un misterio. Es el próximo título de Valve que llegará junto a un eventual Defense of the Ancients 2, quizás antes quizás después. Está siendo desarrollado por los conocidos de Hidden Path Entertainment, los mismos que co-desarrollaron la llegada de la franquicia al motor Source hace unos seis años y aportaron en Left 4 Dead 2.


¿Cambios?

CSGO es, en esencia, el mismo Counter Strike que conocemos pero con varias modificaciones grandes en los niveles y jugabilidad, lo suficientes para mantenerlo fresco y sin sacrificar lo que significa la franquicia para muchos. No es para nada comparable con el salto que dio Counter Strike 1.6 a Counter Strike: Source, porque no es un cambio que sólo se queda en lo gráfico, sino un poco más grande

pc


No se preocupen, el asunto de los policías intentando desactivar la bomba que los terroristas plantaron sigue ahí. Niveles como Inferno o Italy son casi irreconocibles la primera vez que los juegas, sin embargo los trazos principales se mantienen lo que da cierto sentido de estar jugando el mismo juego. En pocas palabras, se puede apreciar algunos nuevos pasajes en ciertos lugares, a la vez que otras cosas añadidas, eliminadas o reemplazadas. No se asusten, las puertas entre-abiertas aún están allí, como pasa en el clásico mapa Dust II.

La gracia de CSGO es que no es terreno hostil para los novatos, como lo son los juegos anteriores. El modo clásico tiene dos sub-modos: uno casual y otro más competitivo. La gran diferencia es que el primero no tiene fuego amigo, colisión entre equipos, y los rounds no son de 30 sino de 10. Mejor aún para el primerizo: puedes armar tu propia partida a partir de bots – jugadores controlados por la computadora – que intentarán jugar a tu nivel en vez de ser un tiros al blanco con patas, ideal para entrenarse si te revientan siempre en línea.

Hablando de cosas renovadas, la compra de armas es mucho más rápida gracias al selector circular después que te lo memorices, y hay varios detalles nuevos que ayudan a mejorar la experiencia en vez de dejarlo más complejo de lo que ya era antes. Por ejemplo, ya no debes comprar munición por separado, aunque tendrás que necesariamente comprar la bomba o “el corta cables” en el modo competitivo.

Por lo que aprecio, esto de casual versus competitivo me parece un claro acierto de CSGO para separar aquellos que juegan un rato a la semana del resto capaz de gritar a cada rato “BOOM HEADSHOT!” o quebrar un teclado en la cochera por esos milisegundos perdidos en lag.

counter


El juego se siente un poco más ágil, pero no tengo idea qué hizo Hidden Path o Valve en los ajustes “finos” para acelerar el juego sin hacerlo demasiado corto o callofduteado. Les daré el beneficio de la duda, porque no quiero leerme la interminable biblia de cambios desde que se lanzó a finales del año pasado. Lo cierto es que hay nuevas armas, como una granada “de mentira” y una incendiaria, forzando a jugar de otra manera a los contrarios. En más de una ocasión salí cagando leches detrás de un parapeto para darme cuenta que lo que me habían tirado encima era sólo una piedra inofensiva, provocando que me encontrase con una lluvia de balas al otro lado. Así mismo, la granada incendiaria es letal en espacios reducidos o para arrinconar enemigos.

Por mi parte, creo que las armas tienden a marcar mayor diferencia, más que antes. Por ejemplo, una Desert Eagle tendrá apenas 7 balas y una cadencia de disparo deprimente, pero si te quedas quieto frente a ella estás virtualmente muerto. Una P90 puede no ser gran aporte en mapas de tramos largos, pero en pequeños puede ser más certera en daño que la famosa AK-47.

Respecto al movimiento, estar sentado te permite mejorar la puntería de forma notable, mucho más de lo que podía apreciar en el clásico Counter Strike, al igual que jugar con cortas ráfagas de balas, que se ha tornado más efectivo aún para no perder el control ante la patada. Esos cambios producen que un arma se ajuste más a tu modo de juego (campeando o pateando traseros al frente) o al nivel, en vez de servir como compra azarosa.



Más modos
La idea de CSGO no es ser otro Counter Strike, menos mal. El Beta inluye un nuevo modo llamado Arsenal, donde por cada muerte eres recompenzado con una nueva arma. Aquí no tienes modo para comprar la que más te guste, tu única forma de progresar es siendo efectivo en el campo de batalla con lo que tengas a mano.

strike

Lo que sí tiene de interesante este modo son los submodos y mapas. El primero llamado “Arms Race” es simplemente un Team Deathmatch de dos apretados mapas donde el primero del equipo en dar la vuelta completa y finalizar matando con el cuchillo gana. El segundo, “Demolition”, posee 6 mapas un poco menos pequeños, asegurando matches cortos e intensos, y es una mezcla entre el modo clásico y “Arms Race”. Dicho de otro modo, el equipo que completa el objetivo o elimina la oposición gana, y si mataste a alguien, en el siguiente round tienes un arma nueva.

Es medianamente criticable el orden de las armas, porque las pistolas están al medio, y sólo hay una escopeta, en el modo “Demolition”. Pero como es Beta posiblemente esta rueda no sea la final, y seguro aparecerán más niveles, más armas, o derechamente un cambio completo.

Posiblemente este puede ser uno de los modos más entretenidos de CSGO. Funciona a favor de otorgar algo más de variación para aquellos que se cansaron de esperar el siguiente round de terroristas versus policías – léase, la velocidad del juego es altísima. Además, cada arma te hace jugar de otra manera contra los 5 que tienes en frente. Con una pistola Five-Seven lo primero que pensarás será evitar el fuego cruzado e ir hacia los costados para intentar cazar a alguien desprevenido, porque de morir primero estarás pegado con la misma pistola otro round.


Gameplay


link: http://www.youtube.com/watch?v=qdGgj6b2XMs