Diablo Swing Orchestra

Diablo Swing Orchestra - Pandora's Piñata


Diablo Swing Orchestra es una banda sueca que fusiona géneros como el Metal, el jazz y el swing, entre otros.

"Cuenta la historia que, por el año de 1501 en Suecia, una orquesta tocaba como ninguna otra, su música seducía a toda clase de audiencia en el país, tocando el corazón de la gente de todas las clases sociales. Sus presentaciones ganaron una rápida reputación de ser vigorosas y la orquesta ganó una muchedumbre de seguidores.

Durante la segunda mitad del siglo XVI la crítica contra la dictadura de la corona real se había intensificado. Regalos y arrendamientos habían hecho a la iglesia excesivamente rica y, puesto que el dinero solamente era usado para consolidar más su poder, el descontento entre el pueblo iba creciendo; para mucha gente la orquesta presentó un nueva perspectiva para hacer frente a la vida diaria.

La iglesia comenzó a ver cómo su influencia iba decayendo y presentó a la orquesta como traidora, diciendo que sus intenciones era todo menos justas, proclamándolos devotos del diablo (esta fue la frase que le dio el popular nombre a la orquesta) y dictó una orden de persecución contra los integrantes para asesinarlos despiadadamente, forzando a la banda a refugiarse en establos o graneros, donde un número muy limitado de gente podía asistir, pero nunca faltó el apoyo del pueblo apoyándolos con alimento y de algún lugar donde poder dormir.

Para poder capturarlos la iglesia ofreció una recompensa a la persona que proporcionara información que condujera a la captura de la orquesta, la suma era cuantiosa y, como la orquesta ya estaba cansada de vivir refugiada se dio cuenta de que todo había acabado. Sabían que tarde o temprano alguien revelaría su escondite y prefirieron retirarse con estilo pero, antes de hacerlo, todos firmaron un pacto para que sus descendientes se reunieran 500 años después, reagruparan la orquesta y continuaran el trabajo de esparcir música que hiciera pensar. Seis sobres fueron sellados y dados a los administradores de la orquesta para ser entregados a los miembros de la familia.

Organizaron un gran concierto final, miles de personas asistieron, prácticamente nadie se quedó sin escuchar el concierto. Gracias a la enorme cantidad de gente la orquesta pudo tocar hasta la última canción antes de ser arrestados por guardias armados, fueron enviados a prisión y después condenados a la horca.

Mucho tiempo después, por accidente en el año 2003 en Estocolmo, dos de los descendientes originales de la orquesta se encuentran en una tienda de música y comienzan a hablar, ambos coinciden en haber recibido una extraña carta de un antiguo familiar que contiene instrucciones de como reunir a la “Orquesta de los diablos”, ambos se emocionan y, aunque con cierta genealogía, logran encontrar a los restantes sucesores en un periodo de tres meses.

Desafortunadamente todas las partituras de la banda original fueron confiscadas y quemadas por la iglesia allá por 1503, así que la nueva orquesta no tenía dirección que seguir. Después de algunas discusiones meticulosas acordaron que la música debería ser una versión moderna de la vieja orquesta. Annlouice fue elegida al frente de la banda, su angelical y poderosa voz operística era perfecta para traer un sentimiento explosivo a la música, Pontus para programar un toque más futurístico al sonido, comparte las tareas de la guitarra con Daniel, quién también es el compositor principal de la banda; Andy agrega algo de goovie y funk con el bajo, Johannes se encarga de reforzar los riffs de la guitarra y dandole toques más clásicos a los temas con el chelo, mientras que Andreas se encarga de agregar la energética batería a estos ritmos."

Juntos responden al nombre de Diablo Swing Orchestra y están determinados a honrar el legado de sus ancestros.

Miembros

Daniel Håkansson - Guitarra, Voz (desde 2003)
Pontus Mantefors - Guitarra, FX (desde 2003)
Annlouice Loegdlund - Voz (desde 2003)
Andy Johansson - Bajo (desde 2003)
Johannes Bergion - Chelo (desde 2003)
Petter Karlsson - Batería (desde 2010)
Daniel Hedin - Trombón (desde 2011)
Martin Isaksson - Trompeta (desde 2011)



Pandora’s Piñata


metal


Tracklist:

01. Voodoo Mon Amour
02. Guerilla Laments
03. Kevlar Sweethearts
04. How To Organize A Lynch Mob
05. Black Box Messiah
06. Exit Strategy Of A Wrecking Ball
07. Aurora
08. Mass Rapture
09. Honey Trap Aftermath
10. Of Kali Ma Calibre
11. Justice For Saint Mary

Pais: Suecia
Genero: Avant garde metal
Formato: Mp3
Bitrate: 192 Kbps

La orquesta más metalera está de vuelta para volver a sorprendernos a todo. DIABLO SWING ORCHESTRA, quienes posiblemente se hayan ganado en los últimos años el título a la banda de Metal más original y variado, regresan con su nuevo “Pandora’s Piñata”. Lo cierto es que es un título muy evocador para una banda como esta, y es que su música es como una caja de pandora que, a medida que se abre, se van descubriendo nuevas cosas, pero todo eso con la dosis de sentido del humor que a veces parece estar pidiendo a gritos esta escena, esa diversión que nos puede dar una piñata en una fiesta.

Y es que eso es precisamente la música de este original combo sueco (que, por cierto, con la incursión del trompetista Martin Isaksson y el trombonista Daniel Hedin, han pasado de ser un sexteto a ser un combo integrado por 8 componentes): una fiesta. Una fiesta con guiños a innumerables estilos distintos, una fiesta con sentido del humor y esas portadas de aire infantil que ya se han convertido en una seña de identidad del grupo sueco. Algo que ha convertido en este “Pandora’s Piñata” en un lanzamiento muy esperado por todas aquellas mentes que no tienen fronteras.

Como siempre, DIABLO SWING ORCHESTRA nos ofrecen una amplia gama de matices, de ritmos, de melodías, siempre con una base metalera y mucho Swing sin olvidar, por supuesto, la voz de la mezzosoprano Annlouice Loegdlund. De hecho, podríamos decir que los suecos son una orquesta de Swing, sobretodo gracias al sonido general que crean las trompetas y los instrumentos de viento, a los cuales también añaden violines, violas, la voz de Annlouice que se fusiona con voces masculinas también líricas. La base rítmica, o más concretamente la batería, se deja percibir en todo momento como un guiño constante al Metal y con ella crean también las secciones más feroces, especialmente cuando el ritmo es lo que domina en los temas.

Como siempre, con esta nueva obra han logrado sorprender, y no porque ya de por sí sea una banda que te mantiene intrigado en todo momento gracias a su sonido inclasificable sino que, como ya hicieron con su “Sing Along Songs for the Damned & Delirious”, han vuelto a atreverse con elementos nuevos. Ejemplos de ello son los temas “Voodoo Mon Amour”, enormemente pegadiza y bailable, ya sabéis, cargada de Swing. También cortes como “How to Organize a Lynch Mob”, con claros guiños a la música latina (lo cierto es que estos chicos siempre se han animado a probar con el Folk de distintas partes del globo), otros como “Kevlar Sweethearts” parecen, en ciertos momentos, sacados de una película de Tarantino, aunque también prueban en algunos segundos con sonido orientales. Por otro lado, “Black Mox Messiah” desprende cierto aroma industrial con un halo general que lo hace parecer un tema sacado de una banda sonora de una “road movie”, por esa línea sigue “Exit Strategy of a Wreacking Ball”, con una sonoridad más metalera. “Aurora” marca la diferencia en el redondo, pudiendo considerarse prácticamente una pieza clásica de nuevo con tintes orientales, algo que dista mucho de lo que nos presentan en la bluesy “Honey Trap Aftermath” o de lo que encontramos en “Mass Rapture”, un tema imperioso, casi épico, que perfectamente podría haber salido de una interesante banda sonora, de esas grandes, majestuosas. “Of Kali Ma Calibre” sorprende con una base casi death metalera para, después, poner fin al álbum con “Justice for Saint Mary”, otro corte inspirado enormemente por la música clásica. Quizás una de las mejores pistas del disco, con un ambiente muy intrigante. De nuevo, podría parecer formar parte de una perfecta banda sonora en la que DSO mezclan todo lo que saben hacer.

Como siempre, un compacto que resultará extraño a los que escuchen a esta peculiar banda por primera vez, pero que seguro enamorará a los que busquen cosas nuevas en el Metal, sin miedo alguno, como ellos mismos descargan sus composiciones. Unas composiciones, por cierto, enormemente cuidadas y trabajadas, además han logrado mantener con ellas una misma atmósfera intrigante para todo el redondo, quizás eso es precisamente lo que mantiene viva la atención del oyente desde el principio. Por si todo esto no fuera poco, la ejecución es sencillamente impresionante, soberbia. Un álbum excelente lo mires por donde lo mires. Han logrado sorprenden manteniéndose fieles a su regla de no tener reglas ni límites pero, al mismo tiempo, volviendo a probar con cosas nuevas.
Estos chicos sin imparables.. Y no parecen temerle a nada. Bienvenidos al espectáculo de la orquesta más ambiciosa.

Puntuación: 9/10

Tania Giménez