1ra. guerra mundial entre hackers (II)
Primera gran batalla en Internet: Kosovo.


El conflicto bélico en torno a la provincia serbia de Kosovo (Abril 1999) es citado a menudo como la primera batalla peleada en forma paralela a través de Internet. Actores gubernamentales y no gubernamentales usaron la red para diseminar información, difundir propaganda, demonizar a sus oponentes y solicitar apoyo para sus posiciones. Personas de todo el mundo usaron a Internet para debatir sobre el tema e intercambiar texto, imágenes y videoclips que no estaban disponibles a través de otros medios.

Los hackers hicieron oír sus opiniones tanto sobre la agresión de la OTAN como sobre la de Yugoslavia, interfiriendo servicios en computadoras gubernamentales y bloqueando sus sitios. Es importante señalar que, mientras que la OTAN intentaba por un lado silenciar a los medios de comunicación de la propaganda del gobierno serbio de Milosevic, por el otro lado no bombardeó, intencionalmente, a los proveedores de servicios de Internet, ni cerró los canales satelitales que llevaban el internet a Yugoslavia. La política fue mantener a Internet abierta. Durante todo el desarrollo del conflicto, la población serbia tuvo pleno acceso a Internet, incluyendo los sitios occidentales. El Washington Post también dijo que Belgrado, con una población de 1,5 millones de habitantes, tenía alrededor de 100.000 personas conectadas a Internet en abril de 1999. Además, había varios cibercafés donde los interesados que no tenían computadoras podían acceder a la Red.


guerra
Un grupo de hackers estadounidenses ingresaron a sitios gubernamentales serbios en respuesta a los ataques recibidos por la OTAN.


Entran los Hackers de EEUU.

Manifestantes virtuales de ambos lados usaron "bombas de e-mail" (envío masivo de mensajes) contra sitios gubernamentales. El vocero de la OTAN Jamie Shea dijo que su servidor había sido saturado hacia fines de marzo por un individuo que les envió alrededor de 2.000 mensajes diarios. Fox News informó que cuando Richard Clarke, un residente de California, escuchó que el sitio de la OTAN había sido atacado por hackers de Belgrado, replicó enviando "bombas de e-mail" al sitio del gobierno yugoslavo. En pocos días llego a enviar medio millón de mensajes, con lo cual logró poner al servidor de e-mail del sitio fuera de servicio. Su proveedor de acceso a Internet, Pacific Bell, le cortó el servicio alegando que sus acciones habían violado la política de spamming (envío de mensajes no solicitados) de la empresa.

Ante los ataques recibidos por la OTAN un grupo de hackers estadounidenses conocidos como los "Team Spl0it" ingresaron a sitios gubernamentales serbios y colocaron carteles tales como "Díganle a su gobierno que detenga la guerra". Por el otro lado una coalición de hackers europeos y albaneses, Kosovo Hackers Group, reemplazaron por lo menos cinco sitios con carteles negros y rojos diciendo "Free Kosovo" (liberen a Kosovo). Uno de los ataques más impactantes lo causo el grupo de hackers serbios "Black Hand" quienes borraron todos los datos que había en un servidor estadounidense, según el diario de Belgrado Blic. Los miembros de los grupos Black Hand y Serbian Angel planearon acciones diarias destinadas a bloquear e interferir con las computadoras militares utilizadas por países de la OTAN.

info
Multitud protestando por el ataque en Pekín.

Bombardean embajada China, mueren 3 periodistas chinos.

La OTAN a fin de defenderse del intenso ataque del cual era objeto, cometió (accidentalmente) el más grave error dentro de esta guerra cibernética: bombardear la embajada China en Belgrado. El hecho provocó la ira de los hackers chinos quienes respondieron atacando el sitio de la embajada estadounidense en Pekín, colocando imágenes de los tres periodistas muertos durante el bombardeo, una multitud protestando por el ataque en Pekín y una bandera china flameando. El mensaje en chino decía: "Abajo los Bárbaros!!".

El vocero del Departamento del Interior, Tim Ahearn, dijo que sus expertos en computadoras habían rastreado a los hackers chinos, quienes rapidamente efectuaron un ataque al sitio principal del Departamento de Energía colocaron el siguiente mensaje:

"Protest USA´s nazi action! Protest NATO´s brutal action! We are Chinese hackers who take no cares about politics. But we can not stand by seeing our Chinese reporters been killed which you might have know. Whatever the purpose is, NATO led by U.S.A. must take absolute responsibility. You have owed Chinese people a bloody debt which you must pay for. We won´t stop attacking until the war stops!".

"Protestamos la acción nazi de EEUU!, protestamos la acción brutal de la OTAN! Somos piratas informáticos chinos que no nos importa la política. Pero no podemos quedarnos de brazos cruzados viendo a nuestros reporteros chinos asesinados. Sea cual sea su propósito, la OTAN, liderada por EE.UU. debe asumir responsabilidad absoluta. Ustedes tienen una deuda de sangre con el pueblo chino y deben pagar por ello. No vamos a dejar de atacar hasta que se detenga la guerra!".


hackers
El piloto chino Wang Wei.

La gota que derramó el vaso.

Un hecho particular fue el detonante de lo que ha sido el mayor duelo jamás escenificado entre hackers chinos y estadounidenses. Un combate mucho mayor que el que tuvo lugar durante el conflicto de Kosovo. Este incidente se produjo en la mañana del 1 de abril de 2001, cuando un avión norteamericano de reconocimiento EP-3 sobrevoló las cercanías del sudeste de la isla china de Hainan. La unidad de la marina local china envió dos cazas para seguir y vigilar a la aeronave estadounidense.

A las 9:07, cuando los aviones chinos efectuaban un vuelo normal en un área a 104 kilómetros de las aguas territoriales chinas, el avión norteamericano giró en ángulo ancho hacia uno de los cazas chinos. La nariz del avión norteamericano y su ala izquierda golpearon la cola de ese caza chino, haciéndole perder el control y caer al mar. El piloto chino, Wang Wei, desapareció, sin que se hayan tenido noticias de su paradero. Después del choque, el avión norteamericano penetró en el espacio chino sin autorización y aterrizó en el aeropuerto de Lingshui en Hainan, a las 9:33.

Quantum opina:

El diario Los Angeles Times señaló que el conflicto de Kosovo (1999) estaba transformando al ciberespacio en “una zona etérea de combate donde la batalla por las mentes y los corazones es peleada a través del uso de imágenes, listas de discusión y ataques de hackers".

Anthony Pratkanis, profesor de psicología en la Universidad de California y autor de Age of Propaganda: The Everyday Use and Abuse of Persuasion, señaló: "Lo que estamos viendo ahora es sólo el primer round de lo que será una importante y altamente sofisticada herramienta en las técnicas de la propaganda de guerra... los estrategas bélicos deberían sentirse preocupados".

A pesar de que los serbios tenían acceso a programas televisivos occidentales, tanto a través de Internet como por medio de la televisión satelital y por cable, la mayoría no creía lo que escuchaba ni veía tales medios. En general consideraban que la cobertura de las estaciones televisivas occidentales como la CNN y Sky News era tan tendenciosa como las de los canales oficiales yugoeslavos. Alex Todorovic, un serbio radicado en Estados Unidos ,que pasó un tiempo en Belgrado durante el conflicto, observó: "Mayoritariamente, los serbios descreen de los medios del resto del mundo. La CNN, por ejemplo, es considerada la voz oficial de Washington".

La agencia serbia de noticias SRNA reportó que el grupo de hackers serbios, conocidos como Black Hand, se había atribuido la responsabilidad por la caída de un sitio albanés con información sobre Kosovo. "Continuaremos removiendo todas las mentiras que los albaneses étnicos ponen en Internet", le dijo a Blic un miembro del grupo mencionado.