Los extraterrestres me visitaron por la noche

Corría el año 1991 en una casa de Ituzaingó. Prana tenía 11 añitos cuando despertó de golpe y vio al borde de su cama dos siluetas, sin cara ni ropa. Los años dejaron adormecer los recuerdos y las historias paranormales.



Pero una madrugada de 2004, todo afloró nuevamente: “Estaba en mi pieza cuando de pronto vi una luz dorada que entraba por la ventana. Quise levantarme, pero me resultó imposible moverme. Me agarró un sueño muy profundo y todo se desvaneció hasta el día siguiente”, aseguró la protagonista, en una charla exclusiva con Crónica. Esta experiencia marcaría un antes y un después en la rutina de Prana: los seres extraterrestres estaban llegando a su vida.


“Empecé a soñar con seres grises, vestidos con togas de color marrón oscuro. Eran ancianos, sonrientes, con caras de buenos y ojos negros. Los veía como en una ronda y uno me mostró un libro lleno de símbolos. Hablaban
todos a la vez en un lenguaje desconocido y los escuchaba en mi mente. Al despertar, sentí una sensación inigualable de felicidad”, relató la mujer.


Otro tipo de extraterrestres comenzaron a visitar a Prana durante sus sueños: “Eran seres blancos, fisonomía muy parecida a los otros, pero de una belleza indescriptible. Ojos brillosos, celestes, y hablaba como nosotros”, aseguró.


El 2010 sería el año más impactante de su vida. Eran las 5 de la madrugada cuando sonó su despertador. Se incorporó para apagarlo, cuando de repente observó un ser gris que entraba sigilosamente por la puerta entreabierta de su habitación.


“No sentí miedo. Era muy bajito, ni siquiera llegaba al picaporte. Entró muy despacio, con movimientos suaves y me miró. Recuerdo que tenía ojos grandes y negros, piel de delfín y extremidades como los humanos. Se quedó unos segundos y retrocedió con la misma tranquilidad con que había llegado. Trato de no comentarlo, pero es la verdad: los extraterrestres me visitan por la
noche”, contó Prana.


Algunos de los visitantes parecían poco amistosos


“Un día vi a tres extraterrestres al pie de mi cama. Si bien eran grises como los otros, a estos realmente les tuve miedo. Me di cuenta por su mirada que eran malos. Estaban medio arrugados y los gestos de la cara eran muy serios e intimidatorios. De cualquier manera no me hicieron nada, excepto mirar”, relató la mujer.


Las historias no terminaron en sueños vívidos y visitas extraterrestres. Dentro de estas experiencias sufrió un clásico caso de abducción. Esto significa que los seres la transportaron -sin su autorización- a los ovnis, por lo general para hacer pruebas traumáticas. “Si bien hubo veces que me desperté con pinchazos en las orejas, como si me hubieran clavado agujas, no creo que hayan experimentado conmigo. Sí recuerdo estar dentro de una nave de piso plateado y con una mesa alta tipo comando”, relató la mujer.
La habitación de Prana siempre fue el lugar preferido de los “visitantes”: “Una noche estaba frente a la computadora y de pronto veo por el reflejo que un círculo blanco, con cola, pasaba por arriba mío. Ni me moví. Además siento presencias en el cuarto, como si no estuviera sola. Nunca voy a olvidarme de un día que estaba con mi mamá. A la altura del taparrollo empecé a ver una esfera de luz que comenzó a agrandarse hasta desaparecer”, relató.


El jardín de la casa no está exento de las presencias paranormales, como si toda la vivienda fuera un imán extraterrestre, aseguró la mujer: “Una vez mi viejo me preguntó sobre unas bolas iluminadas que veía en el parque. Cuando empecé a preguntar, muchos vecinos la habían visto. Después de un tiempo pude verlas, sobretodo de madrugada. Ahora interactúo con ellas: me compré un láser y las ilumino

Comentarios Destacados

9 comentarios - Los extraterrestres me visitaron por la noche

@eltumbafeli +4
Los extraterrestres me visitaron por la noche


Los extraterrestres me visitaron por la noche
@kiketaker +2
Te dije que la pastilla era la azul y no la roja
@VonKasper +3
Los extraterrestres me visitaron por la noche

Lo que inventa la gente para no reconocer que le rompieron el orto la noche anterior...
@KARABOO +1
fumaste de la buena
@JoynyQuest +1
Yo no me reiría tanto.... hay posibilidades que haya seres de otros mundos visitándonos, como siempre se dice "son millones de soles con planetas"...la probabilidad es bastante grande.
Por otro lado, a lo largo del mundo se suceden casos similares aunque no iguales.

Si por ejemplo, a mí no me robaron nunca ni tuve altercados en la calle (siendo mucha gente la que anda por la calle a lo largo de un día) ¿acaso puedo descreer que a otro le hayan asaltado o golpeado o incluso matado?.
Está en las probabilidades...como acertar un pleno en la ruleta o tener una mano de escalera en el juego de cartas o una corrida en la generala.
Ojalá, nunca me toque a mí una de estas situaciones como la que cuenta la nota del post.

Gracias por la info. interesante si es real.