La Fuerza Aérea Argentina recibiría cazabombarderos Mirage F-1M
Aviones Mirage F1-M para Argentina?

El gobierno español está ofreciendo a las autoridades argentinas la cesión de una partida de cazabombarderos Mirage F-1M, que serán radiados de servicio próximamente por el Ejército del Aire de España, en condiciones financieras especiales, para servir como solución provisoria hasta que se compre un nuevo aparato de última generación.

La incorporación de estas aeronaves, que son aviones de combate efectivos, pero que deben ser retirados por España para hacer lugar a aparatos más modernos en su inventario, permitirá reconstituir las capacidades de intercepción y control efectivo del espacio aéreo nacional por parte de la Fuerza Aérea Argentina (FAA).

Según informaciones recogidas por este medio durante la Feria Aeroespacial de Farnborough en el Reino Unido, y confirmadas en Madrid y Buenos Aires, el gobierno español está ofreciendo a las autoridades argentinas una cantidad no determinada de cazabombarderos Mirage F-1M.

Los aparatos, que aún son aviones de combate válidos y eficientes, serán retirados de servicio próximamente por el Ejército del Aire de España, para dar lugar a los nuevos C-16 Typhoon que recibirá esa fuerza.España estaría ofreciendo entre 12 y 16 aviones, a un bajo precio no especificado, para reemplazar a los vetustos cazabombarderos Mirage IIIEA actualmente operados por el Escuadrón II de la 6ta. Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) basada en Tandil. Además de reemplazar a los Mirage IIIEA, cuyo retiro está planeado para el año 2010, los F-1M suplementarían a los Mirage VA Mara (ex Mirage 5P) y VF Finger (ex Dagger israelí) del Escuadrón I.

La oferta fue recibida por las autoridades de la Defensa y el Estado Mayor de la FAA en Buenos Aires, que la están estudiando con interés, confirmaron fuentes cercanas al proceso en la capital del país sudamericano. La FAA ve la oferta con especial interés, ya que le permitiría contar con una solución de transición para un periodo de siete a diez años, dentro del cual espera recibir autorización y recursos para adquirir un nuevo cazabombardero de última generación.

Los aviones involucrados en la oferta y eventual transferencia son Mirage F-1C que fueron adquiridos nuevos al fabricante francés Dassault, a principios de los años setenta, y fueron incorporados al Ejército del Aire español a partir del año 1975, bajo la denominación C-14. En los años noventa fueron modernizados a un estándar equivalente al del Mirage F-1CT multirol francés, renovando su electrónica y reforzando sus capacidades de ataque al suelo sin disminuir su potencial de intercepción y superioridad aérea, pasando de denominarse F-1M (modernizado) o C-14M.
F1

Una de las ventajas de los F-1M es que, además de ser más modernos y relativamente baratos de operar –si se comparan a los Mirage IIIE y V con que cuenta actualmente la FAA- es que cada aparato puede llevar cuatro misiles aire-aire AIM-9M Sidewinder. La capacidad antes mencionada permitiría restaurar en buena medida las disminuidas capacidades de intercepción de la 6ta. Brigada Aérea. Durante la Cumbre de Mar del Plata en el 2005 la FAA se vio obligada a desplegar una sección de sus A-4AR Fighting Hawk (A-4M mejorado). Ello debido a que eran los únicos aparatos en su inventario homologados para operar los modernos misiles Aire-Aire AIM-9L Sidewinder, arma provista por Estados Unidos para dar seguridad en el espacio aéreo sobre Mar del Plata.

La situación antes mencionada, que se repitió en junio del año curso, cuando los A-4AR nuevamente fueron llamados a proveer cobertura aérea durante la Cumbre de Presidentes del MERCOSUR en Tucumán, es un claro reflejo de la obsolescencia de los Mirage IIIE y V de la 6ta. Brigada. Dicha obsolescencia reside fundamentalmente en el radar y no en el cableado, del cual están dotados algunos de los Mirage IIIEA. Una importante cantidad de misiles Aire-Aire AIM-9P Sidewinder fue enviada a Estados Unidos, para su modernización al estándar AIM-9M, en el año 2005, y la adquisición de los F-1M, que pueden lanzar esas modernas y efectivas armas, justificaría ese paso.


Originalmente equipados para el rol de intercepción y superioridad aérea, los C-14 fueron modernizados en la década de los noventa al estándar F-1CT desarrollado en Francia, quedando convertidos en aviones multirol, conservando sus capacidades aire-aire iniciales, pero incorporando importantes capacidades de ataque al suelo bajo la denominación C-14M. Al momento de su introducción en servicio con el Ejército del Aire español en el año 1975, los C-14 estaban equipados con un radar Cyrano IV para operaciones Aire-Aire. Eran interceptores puros todo-tiempo, para lo cual estaban entonces armados con misiles AIM-9P Sidewinder y dos cañones DEFA 553 de 30mm.

Al igual que los F-1CT franceses, los C-14M incorporaron un sistema de navegación inercial ULISS 47 de SAGEM, un computador central M182XR de Dassault Electronique, un presentador frontal holográfico (HUD) panorámico VE120 de THALES, un telémetro láser TRT TMV630A de Thales bajo la nariz. El pilón central bajo el fuselaje también fue reforzado para llevar un estanque de combustible auxiliar externo de 2.200 litros.La modernización al estándar M les confirió la capacidad de lanzar el misil Aire-Mar AM-39 Exocet, en el rol de ataque marítimo, distintos misiles y bombas guiadas de precisión para el rol de ataque al suelo, y los más modernos misiles Aire-Aire AIM-9M Sidewinder con capacidad todo aspecto en los roles de intercepción, superioridad aérea y autodefensa.

Fuente:
http://www.aviacionargentina.net/foros/fuerza-aerea-argentina.4/28-reemplazando-los-mirage-56.html