Conflictos sociales de 1960-1989

Vamos a hablar en estas monografía los acontecimientos mas destacados de la historia Argentina, que tiene como tema del tabajo Los Conflicto Sociales de 1960 a 1989, donde nosotros decimos que es una epoca de nos marca notablemente `por las causas y consecuencias de la sociedad, de las cuales nos habla de los distintos presidentes que tuvo la Argentina.en esas fechas.

La presidencia de frondizi (1958-1962)

Cuando frondizi asumió la presidencia sabía que su poder era precario.
La fuerza armada y lo0s partidos políticos se sentían “traicionados” por quien había transgredido las reglas de la revolución libertadora pactando con Perón,
El periodo comprendido entre mayo y octubre de 1958 constituyo lo que algunos historiadores llamaron el gobierno real, debido a la cantidad de iniciativa que se tomaron entonces.
En mayo se asumió un aumento de salarios del 60% y en agosto se dicto un ley de Asociaciones Profesionales que restablecía el sindicato único por rama. En octubre, la ley de enseñanza libre anulo el monopolio estatal de la educación superación, en respuesta a la demanda de la iglesia, que de esa manera aumentaba su poder en ese ámbito.

El conflicto político

En el pensamiento de Frondizi, la política se supeditaba a la economía. La democracia era el porrolatorio del desarrollo económico. Lograba este, las tenciones se armonizarían. Como consecuencia, el presidente no intento obtener conceso en el ámbito del congreso. La UCRI era débil y dependía de la iniciativa presidencial, mientras que el resto del espectro partidario se instalaba claramente en la oposición al gobierno.

Los sindicatos y el gobierno

Después de la caída del peronismo, el poder de los sindicatos nucleados en las 62 organizaciones se consolido a pesar del intento militar por debilitarlo. Sin embargo, al principio del 1959, coincidiendo con el cambio de rumbo asociado a las directiva de FMI, comenzó un proceso de huelgas contra el gobierno, como la de los obreros del Frigorífico Municipal Lisandro de la Torre, que se oponían a su privatización, y de los petroleros, que reclamaron por mejores condiciones de trabajos y se opusieron a los contratos firmados en las campañas extranjeras.
A partir de allí, el sindicalismo esgrimió una estrategia doble: golpear y negociar, como lo denominaba Augusto Vandor, líder de las decenas gremial en esos años. Se trataba de oponerse al gobierno pero aprovechar los desquicios que dejaba el contesto de bajo salarios y caída del empleo para pactar con el gobierno.

Los planteos militares.

Tutelaron el accionar del gobierno de Frondizi asumiendo el rol de costudio de la vida republicana y produjeron 32 planteos-pronunciamientos que hasta 1962 no se concretaron en golpes al gobierno desplazando funcionarios, imponiendo ministros o recortando las actividades del partido comunista.

El interregno de Guido (1962-1963)

La confusa situación hizo que José Maria Guido asumiera la presidencia en reemplazo de Frondezi. Mientras un sector de las fuerzas armadas el colorado, pugnaba por instalar en el gobierno un militar, en el sector liberal o azul buscaba una alternativa legalista que permitiera al ejercito mantenerse prescindente en la cuestión política.
La puja derivo en enfrentamientos armados de azules y colorados, entre septiembre de 1962 y abril de 1963. los azules creían que el ejercito estaba dividido por las intervención en política y proponían una acción profecionalista que los llevara a conseguir la cohesión interna.
Sin embargo, el Frente se disolvió por cuestiones internas de la coalición. La UCRI se dividió y Oscar Alende, ex gobernador de Buenos Aires, decidió presentar su candidatura. Tanto Perón como Frondizi dieron a sus partidarios la instrucción de votar en blanco.



La presidencia de Illia (1963-1966)

Finalmente, las elecciones se polarizaron entre las UCRP con la formula Arturo Illia-Carlos Perette, la UCRI, liderada por Alende y UDELPA (unión del pueblo argentino), el partido de Aramburu. La participación electoral fue alta (85,5% del padrón) e Italia triunfo con solo el 25,8% de los votos, seguidos por los votos en blanco (19,2%),; la UCRI (16,8%) y UDELPA (7,7%). En radicalismo obtuvo 13 gobernaciones y 72 de las 189 bancas de diputados. Su poder se asentaba sobre bases endebles. El peronismo seguía proscrito y los sindicatos, los empresarios, los partidos frentistas y el sector “Azul” del Ejercito no lo apoyaban.






Peronismo y movimiento sindical.

Al igual que las corporaciones, el sindicalismo resistió al gobierno radical. En enero de 1964 asumió un plan de lucha que se desarrollo durantes varias semanas y consistió en tomar pacificas de fabrica en todo el país, con mayor presencia de los dirigentes que de las base. Los sindicatos rechazaban el recorte del poder de sus cúpulas que imponían las reformas de la ley de asociaciones profesionales sancionadas por el gobierno. Los objetivos del plan eran políticos: desestabilizar al gobierno y demostrar su poder al resto de las fuerzas políticas. Sin embargo, el avión que lo transportaba desde España fue detenido en brasil y obligado a regresar.

El neoperonismo

En 1965 se levanto la procriccion al peronismo y en las elecciones de ese año sus bancas aumentaron de 17 a 52. en esa coyuntura fue ganando terreno en el sindicalismo y entre ciertos lideres provinciales el proyecto de un peronismo sin perón.
Esto quedo claro en las elecciones para gobernador de Mendoza de 1966.
Augusto Vandor, líder de las 62 organizaciones, impulso sus propios candidatos. El triunfo lo tuvo un tercer candidato pero el de perón tubo mas botos que el de vandor.

Los fundamentos del golpe

El golpe termino con la presidencia de Illia en 1966 fue preparado por los discursos de los militares, de los políticos, de las corporaciones empresarias, de los sindicatos y de medios de prensa como la nueva revistas confirmado y primera plana, que alertaban sobre un gobierno que llevaría al país la crisis economiaza y al comunismo. Dentro de este diagnostico los militares asumirían el poder en un contesto de partidos inoperantes y de un gobierno incapaz de contener una explosión social inminente.
A difencia del golpe como los de 1930 o 1955 en esta ocasión los militares tenían un proyecto. El argumento no era el retorno a la democracia si no la seguridad interna y a la demornisacion.



La revolución Argentina(1966-1973)

Entre 1966 y 1973 se sucedieron 3 presidentes militares: Juan Carlos Ongania, Marcelo Levingston y Alejandro Lanusse. El régimen republicano representativo y federal, inscripto en la constitución fue suprimido se anulo la división de poderes, elecciones y la autonomía de las provincias.



La presidencia de Organiza

Cuando en junio de 1966 Organia asumió la precedencia, dejo en claro que el Gobierno no tenía plazo, si no objetivos. Los militares acoparían el poder el tiempo necesario para modernizar la economía e imponer un orden que eliminara los males periodos precedente (inflación, estancamientos, económico, conflictos sociales y subversión). El proceso ordenador y modernizador se dividiría en tres tiempos: el económico, en el cuales lograría la estabilización y la acumulación; el social, en que distribuirían los frutos del primero; y el político, en el nuevo Estado se articularía con las organizaciones auténticamente representativas de la comunidad.

Lanusse: la salida política

La salida política no se estaba produciendo en las condiciones de los militares habían imaginado cuando tomaron el poder en 1966. los nuevos objetivos eran la seguridad y el orden, que era Lanusse significaban “ unir a los adversarios y combatir a los enemigos”. Tenias que lograr una salida negociada que implicara el menor costo posible para los militares.
La “salida política” en términos de Lanusse, debía adoptar la forma de un “Gran Acuerdo Nacional” (gan) entres todos los grupos políticos, tutelado por las fuerzas Amadas.







El regreso de Perón

En noviembre de 1972, Perón regreso a la Argentina solo por unos dias y dejo designado al candidato presidencial para las futuras elecciones: su delegado personal Hector Campora, que comartiria la formula con Vicente Solano Lima del partido conservador popular. La alianza de partidos, a la que se integro una rama de la socialismo se llamaba frente justicialista de liberación, la consigna de la campaña era Campora al gobierno, Peron al poder.
A partir de 1973 y hasta 1976 el enfrentamiento entre el pueblo y las fuerzas armadas tal como lo habia definido peron en su momento daria paso a un conflicto abierto en el interior del propio movimiento peronista.



El tercer peronismo (1973-1976)

Héctor J. Campara gobierno la Argentina entre Mayo y Septiembre de 1973. Su Primera medida fue decreta una amnistía para todos los procesos políticos, y la “tendencia” ocupo espacios en universidades y administraciones provinciales. El Programa económico entre trabajadores (CGT), empresarios (CGE) y Estados a trabes de la firma de un Pacto Social.
El regreso de Perón al país en Junio agudizo las tenciones internas. La izquierda y la derecha peronista se enfrentaron provocando la “masacre de ezeiza “ con un importante saldo de muertos y heridos.
El programa económico del gobierno de campera, anunciado por el ministro Gelberd, se asentaba con la concentración entre trabajadores y estados , y se tradujo en un acuerdo sobre precios y salarios.
Una conyontura internacional de volumen y el preciso de exportaciones Argentinas favoreció la ampliación del mercado interno.
La situación externa se revirtió a fines de 1973:el aumento del petróleo encareció la importaciones , y los costos de las industrias subieron .Internamente la inflación reparación y el Pacto Social fue quebrantado por los empresarios.





El Gobierno de Perón

Con el triunfo electoral de la formula Justicialista por el 62 de los votos, Perón difundió su plan para alcanzar la estabilidad política. Al Pacto Social le seguiría un Pacto político en el que todos tendrían asignado un lugar. Los partidos políticos canalizarían las demandas de la ciudadabiay las fuerzas Armadas velarían por la seguridad interna y externa. Perón seria el Conductor de un Amplio movimiento constituido por todos los que se encuadraran en el marco legal. Sin embargo, a fines de 1973 los costos industriales aumentaron y reapareció la inflación. Hubo desabastecimiento, aumentos de precios y ocupaciones de fábricas.


El Gobierno de Isabel

La muerte de Perón, las crisis económicas y la violencia política marcaron la ruptura del precario equilibrio de fuerzas del gobierno peronista, aunque en principio, todos apoyaron la idea de sostener a Isabel. El “entorno “ de la presidencia pronto mostró su estrategia: se desplazo a Gelbard, José López Rega gano poder y se descabezo al sindicalismo combativo. En Marzo de 1976, las Fuerzas Armadas asumían el poder.


La Economía (1955-1976)

El periodo 1955-1976 fue una enorme complejidad desde el punto de vista económico. La sucesión de golpe de estado y gobiernos democráticos provoco la implementación de políticas económicas divergentes y , en muchos casos contradictorios.
En esos años sucedieron varias crisis económicas que intentaron resolverse por medios de planes de estabilización cuyo objetivo era detener los procesos inflacionarios esas estrategia se llevaron a cavo bajo los auspicios del fondo monetario interaccionaría


La sociedad (1955-1976)

La implementación del programa desarrollista de Frondizi no solo modernizo la economía si no que puso en marcha un proceso de profundo cambios sociales y culturales .La modernización atravesó a todos los sectores sociales, cambiando las pautas y las expectativas de consumo. Para los sectores medios , el automóvil y el televisor constituyeron nuevos símbolos de status, La producción en masa , la publicidad y el marketin contribuyeron a expandir este proceso.
Tambien se produjeron cambios en la universidad.La caida del peronismo marco el retorno a la reforma de 1918,al gobirno tripartito, la renovación de los cuadros de profesores y el desarrollo de nuevas de carreras como sociologías psicología o administración de empresa.

De la nación en armas a la doctrina de la seguridad nacional

En 1930 y en 1930 y en 1955 las fuerzas armadas desplazaron a gobiernos civiles con objetivo declarado delatado de restablecer la democracia; en 1943 plantaron que desterrarian el fraude y la corrupción. Los militares se proponian como “guardianes de los gobiernos constitucionales” y asumian el gobierno cn carácter “provisorio”, hasta tanto se superaran los factores que perturbaban el funcionamiento del sistema impuesto por la Constiucion.


Fuerzas Armadas y políticas: los golpes de Estado

Las Fuerzas Armadas, al igual que el resto de las fuerzas sociales y politicas, sufrieron transformaciones internas –en su discurso y en sus practicas- que solo pueden ser reconstruidas en intima relacion cn los cambios de la sociedad en su conjunto.
En cada golpe de Estado se puso de manifiesto la coexistencia conflictiva de dos grupos principales: los liberales, proclives a aun pronto retorno al gobierno civil (liderados por Agustín P. Justo en 1930, por Aramburu en 1955 y por Lanusse en 1971, por ejemplo) y los nacionalistas.
Independientemente de sus divisiones internas, las Fuerzas Armadas elaboraron a lo largo del tiempo diferente doctrinas que dieron sentido a su funcion social, socializaron a sus cuadros y justificaron su intromisión en la politica.

La doctria de la “nación en armas”

Durante La Segunda Guerra Mundial y la posguerra, la doctrina militar predominante en el Ejercito se baso en el concepto de la “nacion en armas” y en la hipótesis de que la guerra era provocada por un enemigo externo.
Las Fuerzas Armadas, cuyo rol principal es la seguridad de las fronteras, enfatizaban la necesidad de la aurtaquia economica, el desarrollo industrial y el reforzamiento del papel del Estado.
En 1943, los militares en el gobierno, por razones estrategicas, formentaron y protegieron la industria y a partir de 1946, Perón presidente constitucional aunque salio de las filas del ejercito.

La doctrina de la Sueguridad Nacional

La doctrina de la Seguridad Nacional se desarrollo en los Estados Unidos a apartir de la división del mundo en bloues, como producto de la Guerra fria. Adquirio plena vigencia de anmerica latina entre fines de la decada de 1950 y principios de la de 1960. El enfrentamiento entre el Oeste (el mundo capitalista) cn el este (el mundo socialista)no se desarrollo bajo la forma de una guerra convencional.
Las fuerzas Armadas reformularon entonces sus objetivos y sus hipótesis de guerra. El ejercito dejo de ser el guardian de las fronteras para convertirse en aval del orden interno. La defensa nacional fue reemplazada por la defensa de los principales y valores del mundo occidental. La guerra cambio de forma para transformarse den guerra contrarrevolucionaria. La lucha contra la sublevación justifico la intromisión de los militares en en la vida politica de la Argentina.

La doctrina del “enemigo interno”

El ejercito argentino adhirió a ala nueva hipótesis de guerra en forma casi inmediata, por lo que la defensa de la industria y de la nacion paso a un segundo plano.
En la Argentina de mediados de la decada de 1950 y principios de la de 1960, la amenaza que realmente percibian los militares se asociaban mas bien con el peronismo y la evaluacion que realizaran acerca de su potencial subversivo.

El “intervencionismo golpista”(1995-1962)

En 1955, el ejercito derroto al gobierno peronista en nombre de la restitucion de la democracia. Los Graus nacionalistas, cuyas cabeza visible era el precidente Lonardi, pretendia integrar al sistema politico al peronismo, una vez depurado de sus elementos “corruptos”, “demagógicos” y “totalitarios”. En cambio, los liberales rechazaban al peronismo en bloque por confederarlo una 2aberracion”y un “cancer” que abia que extipar.cuando Aramburu asumio la precedencia,proscribio al peronismo. Entonces, la efensa de la democracia tomo la forma de la exclusión del partido mayoritario por que se lo confederaba antidemocratico.
Durante su periodote gobierno, Frondizi debio soportar las fuertes presiones de las fuerzas armadas, que en sus numerosas ocaciones impusieron su veto a las decisiones del gobierno constitucional, bajo la amenaza de deponerlo para defender la democracia.
Este periodo ha sido caracterisado por algunos anaslistas como un siclo de “intervención tutelar” o “intervención golpista”. En el, los militares “tutelan” al gobierno, “custodian la vida republicana”. Esta definición de su rol justifico una serie interrumpida de planteos (pronunciamientos que no se tradujeron en golpes), atraves de los cuales censuraba al gobierno y se constituian en organismos de control, avales de la seguridad interna.


La reaccion profecionalista (1962-1963)

En 1962,las Fuerzas Armadas desplazaron a fondizi, pero esto no tradujo en la formación de un gobierno militar. El conflicto interno les impidio estruturar una solucion intitucional de recambio y Jose Maria Guido, el precidente del Senado, asumio la precidencia de la nacion.
El conflicto se resolvio en los enfrentamientos armados de septiembre de 1962 y abril de 1963, en los que triufaron los profesionalistyas.
Loas contactos con los politicos disminuyeron y el rol del ejercito se redifinio al someterse al poder civil

El liderazgo de Ongania

Juan Carlos Ongania, lider indiscutido de los “azules”, sostenia en noviembre de 1963 que “sin disciplina no hay una jerarquia ni mando. Sin mando hay anarquia. La anarquia en el ejercito llevaria al pais al caos”. Sin embargo, pronto quedo claro que la lealtad al gobierno constitucional estaba condicionada, tal como lo declaro el mismo en el marco de la V conferencia de los ejercitos Americanos de 1964.

La Revolucion Argentina (1966-1973)

En 1966, los militares compartían la misma hipótesis de guerra: el enemigo se hallaba dentro de los fronteras. Para eliminarlo habia que desterrar la policia y modernizar la economia.
El gobierno de Ongania creo una serie de organismo destinados amantener la seguridad, pero el concepto clave era que seguridad y desarrollo debian ir de la mano
En 1969, la explosión social y la redicalizacion de los protesta politica desmantelaron el mito del orden y la seguridad interna que Organia habia querido implantar
A partir de la década de 1970, los militares parecieron recuperar su “vocacion democrática”, como la declarava el general Lansse al referirse a los valores y principios democraticos: no creo que pueda lucharce contra los enemigos dxe la livertad suprimiendo la livertad. Un convencido en la formidable potencia creadora de la democracia y se que el totalitarismo de izquierda puedo florecer con naturalidad donde existian dictaduras reaccionarias.
En 1976, cuendo los militares ocuparon nuevamente el gobierno, el tema de la seguridad interna volveria a ser prioritario y justificaria las mas cruente reprecion de la historia argentina

Pricidencia de Viola (1981)

Al finalizar los cincos años estipulados por la Junta como duración de la presidencia de Videla, este fue reemplazado por quien había sido comandante en jefe del Ejercito. El General Roberto Eduardo Vola fue elegido por su caacidad negociadora.En su mandato Intentarían una apertura al dialogo con los partidos políticos ante el aislamiento del Régimen Militar. Intentarían
El fin de la Prohibición de la actividad Política, que se dio de Hecho, permitió que la Unión Cívica Radical, el Partido Justicialista. El movimiento de Integración y Desarrollo, la democracia Cristiana y el Partido Intransigente se uniera en una Organización conocida como la Multipartidaria.
La Corta duración de la Presidencia de Viola se recurrió a la excusa de una supuesta enfermedad para Obligarlo a renunciar, aunque el motivo real fue la liberación de la ex presidenta Maria Estela Martínez- evidencio los conflictos internos del régimen militar.

Presidencia de Galtieri

El 22 de Diciembre de 1981, Galtieri asumió la presidencia en un marco de creciente debilidad del Gobierno militar. A la Crisis económica, en la que se combinaba inflación, resecion, devaluación y deuda externa se sumaba ahora una mayor conflictividad social.
La actividad de la Multipartidaria, la lucha de las Organizaciones de derechos Humanos.
Apenas días mas tardes, la plaza de Mayo volvería a llenarse, aunque estas ves apoyando una sorpresiva medida tomada por el régimen: la Recuperación de las Islas Malvinas.

La Represión

Para reorganizar la sociedad, las Fuerzas Armadas contaron con el soporte ideológico de la doctrina de la Seguridad Nacional, que se baso en la hipótesis de una guerra interna permanente.
La Junta llevo a cabo entonces un plan sistemático y organizado de descabezamiento de organizaciones populares tales como sindicatos y partidos políticos .Para legalizar este accionar represivo interno, las Fuerzas Armadas tomaron como base el decreto Nº 261 del 5 de Febrero de 1975.
Aunque a fines de 1977 esta política había destruido a la guerrilla, la represión continúo. La desaparición masiva de personas alcanzo su punto máximo entre 1976 y 1978. Además, el gobierno impuso la censura previa a los medios de información y prohibió publicaciones, autores y artistas.

Hacia Marzo de “76

Desde la Muerte de Perón, En Julio de 1974, la situación interna de la Argentina no de de agravarse. La Crisis económica convirtió en caos luego del “rodrigado” y la inicial debilidad de la figura de Maria Estela Martínez tanto, la acción de las Organizaciones guerrilleras De Ideología revolucionaria de desarrollaba a una escala nunca vista: tanto la FAR y el ERP como la Organización Montoneros realizaban ataques violentos y espectaculares. La extrema derecha también se armo al margen de la Ley: en 1975 surgió la llamada Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) dedicada al asesinato de sus adversarios ideológicos. Luego del golpe, sus efectivos pasaron a formar parte de los grupos de tareas, encargados de secuestrar y torturar a las victimas del régimen militar.



Presidencia de Videla (1976 – 1981)

El 24 de Marzo de 1976 se constituyo una Junta Militar, integrada por los comandantes en jefe de las tre fuerzas: el teniente general Jorge Rafael Videla por el Ejército, el almirante Emilio Eduardo Massera por la Marina y el brigadier Orlando Ramón Agosti por la Fuerza Aérea. La junta encarcelo a la presidenta y concreto todo el poder de sus manos.
El general Videla Asumió como primer presidente de lo que la junta llamo “proceso de reorganización Nacional”. Su Objetivo era la transformación de la Argentina para asegurar el orden, terminar con la corrupción y la denominada “subversión”. Según el diagnostico militar, la Argentina era una sociedad conflictiva que requería ser disciplinada, una sociedad enferma a la que se le debía extirpar un tumor.
General

El Aislamiento (1973 – 1976)

La llegada de Campora al gobierno y el retorno de Perón marcaron un punt de inflexión para las Organizaciones Armadas. La eclosión de la movilización popular y la euforia por el triunfo sufrieron su premier revés en Ezeiza. El enfrentamientoen tre grupos de derecha e izquierda dejo un importante saldo de muertos y heridos. Los monteros iniciaron la lucha por definir su lugar en el movimiento y ganar a Perón para su Causa.
Esta fue la Causa del asesinato de José Rucci, secretario general de la CGT. La guerra interna seria contra la triple A organizada por López Rega.


El Golpe de 1966 y el surgimiento de la violencia

El golpe contra el gobierno del Presidente Illia, que había censurado por igual a la política y a la actividad intelectual, provoco la reacción de la sociedad en 1969.
Pero recien a parti de 1970 las Organizaciones armadas peronistas y marxistas inauguraron sus intervenciones en la vida política, en medio de un clima de movilización popular caracterizado por la reaparición de los partidos políticos y la actividad estudiantil y sindical.
La CGT que había apoyado el golpe 66 sufrió una crisis de liderazgo que provoco su división en 1967. Un numero importantes de gremios constituyo la CGT de los Argentinos (CGTA) conducida por Raimundo Ongaro, de tradición social cristiana.


Los Orígenes de los Guerrilleros

Los guerrilleros eran fundamentalmente jóvenes recientemente politizado y que Provenía en su mayoría de los sectores medios que se integraban al peronismo o había comenzado a militar en grupos de Izquierda a partir de la lucha contra el autoritarismo. Los líderes prevenían en general de grupos de discusión teórica (como Praxis y Malena) o de Partidos de Izquierda en el caso de los marxistas.

La Guerra de Malvinas


El 2 de abril de 1982 alrededor de cinco mil efectivos del ejército las Marina y la Fuerza Aérea desembarcaron en la capital de las Islas Malvinas, Puerto Stanley, donde entonces rebautizada como Puerto Argentino. Los cuarenta y nueve marines que conformaban la pequeña guarnición encargada de las custodia del archipiélago fueron capturados y trasladados a Montevideo junto con el gobernador Rex Hunt.
Las islas del Atlántico Sur se encontraban bajo poder británico desde 1833 y la Argentina había hecho periódicos reclamos de soberanía desde entonces.
El plan se basaba en la convicción de que Gran Bretaña no intentaría recuperar por la vía militar unas tan lejanas y por las que nunca había demostrados demasiado interés.
Por otra parte, y dadas la buenas relaciones del proceso con el gobierno norteamericano, se supuso que los Estados Unidos permanecerían neutrales en caso de un conflicto armado.

El clima triunfalista

Los meses de la guerra se vivieron en la Argentina en un clima de euforia bélica, alentada por la información triunfalista proporcionada por los distintos medios de comunicación. Tres días después de la que fue la mayor movilización obrera desde 1976, la Plaza de Mayo volvía a llenarse por motivos muy distintos.

Las operaciones Militares

El primer encuentro con las tropas británicas se produjo el 25 de abril, cuando estas desembarcaron en las islas Georgias del Sur, donde el teniente Alfredo Astiz firmo la rendición del grupo especial Los Lagartos, por el comandado, sin oponer resistencia. El peor momento para las fuerzas argentina se vivió el 2 de mayo. Un submarino nuclear británico detecto, gracias a información satelital proporcionada por los Estados Unidos, al crucero General Belgrano.
Entre fines de mayo y principios de junio, los intensos combates que se libraban en las cercanías de Puerto Argentino hacían evidente la inminencia de la victoria británica. En este contexto llego a la Argentina el Papa Juan Pablo II. Su presencia fue interpretada como un intento de convencer al gobierno argentino de que concluya la guerra.
El 17 de junio, Galtieri renuncio a la presidencia. Luego de arduas discusiones en el interior de las fuerzas armadas, el ejército designaba el 1 de julio un nuevo presidente.



La economía (1976-1983)

Apenas iniciado el proceso, la concepción militar era que la inestabilidad política y social de la argentina tenía su origen en la existencia de fuertes grupos corporativos organizados trabajadores y empresarios que empleaban los recursos de un estado intervencionista y benefactor en su provecho. Solo una transformación económica profunda cambiaria esta situación.
El presidente Videla nombro ministro de economía de José Alfredo Martínez de Hoz. En la práctica las nuevas reglas de juego resultaron en un gran concentración de la riqueza en manos de unos pocos grupos empresarios locales y extrajenros.


Presidencia de Bignone

Luego de la derrota de Malvinas, el desprestigio del gobierno militar, sumado a la aguda crisis económica y social.
Para lograr esos objetivos, Galtieri fue desplazado y en su lugar asumió el general Reynaldo Benito Bignone, que debió enfrentase dos problemáticas principales: establecer un calendario para la salida electoral, y realizar los preparativos necesarios para un retiro ordenado del gobierno, evitando posteriores investigaciones y sanciones para los militares participantes en el proceso.
Mientras los organismos defensores de los Derechos Humanos seguían exigiendo ahora con una mayor trascendencia en la opinión publica, la aparición con vida de los desaparecidos y el juicio y castigo a los culpables del terrorismo de estado y toman conciencia los dirigentes políticos a tomar esto reclamos como propio.


El Fenómeno de la Deuda Externa

La deuda externa ocupa en las últimas décadas de un rol protagónico en toda discusión política con respecto al presente y al futuro de la Argentina. Su crecimiento acelerado y la conciencia de los límites que se presencia impone al desarrollo económico y a la autodeterminación política, la pusieron en el centro del escenario. Millones de argentinos se preguntan cual fue el origen de esta verdadera hipoteca sobre el desarrollo nacional.
La segunda mitad de la becada de 1970 se caracterizo por una gran liquidez de los mercados financieros mundiales. Existía una gran masa de dinero disponibles en buscarse en la recensión de los países centrales,
Los países latinoamericanos necesitaban fondos para cubrí sus déficits comerciales y presupuestarios y para industrializarse, y ofrecían tasas de interés mucho mas que los países desarrollados.

La situación en la Argentina

La política económica de Martínez de Hoz convirtió a la argentina en un receptor de recurso privilegiado por la banca internacional: en primer lugar, la reforma de 1977 permitía el libre flujo de capitales desde ya hacia el exterior, de manera que las ganancias obtenidas en la argentina podían ser remitidas hacia los países. En segundo lugar, las tasas de interés del sistema financiero argentino eran altísimas en un momento lego a darse el 14% de interés mensual en un plazo fijo.
Entre 1976 y 1979, el proceso de endeudamiento estuvo protagonizado por el sector público. El Estado pidió grandes prestamos a la banca internacional, destinados a aumentar sus reservas de divisas para poder implantar una política de estabilización económica que terminara con la inflación.






Los resultados del endeudamiento argentino

El resultado del fenómeno de la deuda externa fue que, mientras en otros países de América latina se utilizo para industrializarse o para resolver problemas estructurales, en la Argentina solo sirvió para destruir su aparato productivo. En efecto, la especulación financiera y la apertura económica desmantelaron las industrias nacionales, lo que resulto en la incapacidad del país para generar la riqueza necesaria como para saldar su deuda.
Al finalizar el proceso el retiro de la protección estatal, las difilcutades para acceder al crédito, la competencia de los productos importados y la contracción del consumo interno por la perdida del poder adquisitivo de la población, obligaron a muchas fabricas a cerrar sus puertas.
La industrias se reestructuro en torno de las actividades que emplean recursos naturales, como la siderurgia, el cemento, el petróleo, la petroquímica, el aluminio y la celulosa.
Este panorama económico condiciono a los gobiernos democráticos que sucedieron a la dictadura militar. El proceso de endeudamiento instalo en la logica de la economia argentina dos limitaciones que perduraron mas alla de los cambios en el regimen político: en primer lugar, el desequilibrio externo de la economia argentina se convirtió en un factor estructural, con un rojo contante en el balance de pagos causado por los vencimientos de la deuda; en segundo lugar, la crisis fiscal adquirio carácter de permanente, al hacer cargo al estado, de la deuda externa contraida por el sector privado.

Los grupos de poder

el presidente Alfonsin no pudo establecer un consenso con los sectores corporativos como los sindicatos o las fuerzas armadas ni con las nuevas clases dominantes. Esta situación explica en parte que el comportamiento de muchos de estos actores políticos condujera situaciones de gran tensión económica y social, como la hiperinflación, lo que terminaría haciendo fracasar al gobierno radical.

La crisis del gobierno radical

En 1987 se hizo evidente el aislamiento político del gobierno sobre todo en septiembre tras las elecciones de renovación de diputados y gobernadores.
El peronismo obtuvo el 14% de los sufragios, mientras que el radicalismo logro el 37%.
La crisis social se agravaba y la economía se descarrilaba sin que el gobierno pudiera evitarlo. Durante mayo y junio de 1989, el índice de inflación fue del 200%.
En este clima, 14 de mayo de 1989 se realizaron las elecciones presidenciales.

Las elecciones de 1989

El radicalismo salía a enfrentar esta elección en condiciones de fuerte deterioro de su legitimidad y poder de convocatoria mientras el peronismo se había renovado y fortalecido en el mismo lapso.
El candidato radical para la presidencia fue el gobernador de Córdoba, Eduardo Angeloz, y el candidato del peronismo fue el gobernador de la Rioja, Carlos Saúl Meneen. El peronismo se impuso con el 47% de los votos, frente al 32% del candidato radical.

5 comentarios - Conflictos sociales de 1960-1989

@tekuino
buen post.. todavia nolo leo pero genial que se agregue la historia........+5
@cocors
porque todavia la palabra vale!!+10
@nicochila2
man me llevo las economias.... buen post. salu2 y gracias