Polémico, popular, denostado, adorado... Call of Duty no deja indiferente a nadie, y su nueva entrega está atrayendo todo el interés de la actualidad de los videojuegos gracias a su reciente anuncio. Acusado tradicionalmente de falta de innovación, Black Ops II apuesta por una verdadera revolución que nos va a ofrecer el Call of Duty más rompedor desde Modern Warfare.

La sola mención de las palabras Call of Duty hace estremecer de placer a unos y de odio a otros. Hablamos de la saga más popular del entretenimiento interactivo en los últimos tiempos, y también de una de las más salvajemente denigradas por determinados grupos de aficionados debido a algunos aspectos que le han restado popularidad. ¿Cuáles han sido? Su periodicidad anual ha comenzado a dar sus primeros síntomas de agotamiento en Modern Warfare 3, aunque para algunos sectores ya llevaba faltando innovación desde hacía años, y el alto precio de los productos retail y también de los contenidos descargables que tradicionalmente han lanzado para la IP han contado también con una alborotada acogida.

¿Cómo granjearse una mejora de reputación? Con un cambio radical. O al menos así lo ha entendido Treyarch, el estudio que desarrolla entregas para la saga en paralelo a Infinity Ward, y que hace dos años ya nos regaló con el primer Black Ops un videojuego de acción bélica en primera persona realmente sobresaliente y muy arriesgado desde el punto de vista narrativo. No obstante si aquel juego era valiente en algunos aspectos, el salto que va a producirse con su secuela va mucho más allá de lo que parecía indicar su mero cambio en la numeración.

De momento, y como no podía ser de otro modo, los detalles que se conocen sobre el nuevo Call of Duty: Black Ops 2 son realmente escasos. En los últimos días se habían filtrado infinidad de datos como su nombre o su hipotética ambientación futurista que fue finalmente confirmada, sin embargo Activision ha logrado mantener bien guardados todos los secretos de su experiencia jugable. Es por ello, y apoyándonos en las escasas certezas que lo rodean, por lo que vamos a llevar a cabo nuestro Imaginando Black Ops II.

link: http://www.youtube.com/watch?v=x3tedlWs1XY

LAS BASES DE BLACK OPS II

Creadores
Treyarch: Fundado en 1996
Número de Empleados: 250
Proyectos Precedentes: Die by the Sword, Tony Hawk's Pro Skater, Spider-Man (2001), Call of Duty 3, Call of Duty: World at War, Call of Duty: Black Ops.

A pesar de que Treyarch ha llevado a cabo un sin número de videojuegos para Activision como estudio subsidiario que es de la compañía norteamericana, la única verdad es que en lo que se refiere a la marca Call of Duty siempre han vivido a la sombra de Infinity Ward. Fueron encargados en 2005 de llevar a cabo el notable Call of Duty 2: Big Red One para consolas y al abrigo del éxito de la segunda entrega de PC llevada a cabo por sus "competidores" dentro de Activision, y a partir de Call of Duty 3 que desarrollaron un año después se incorporaron ya al ciclo de entregas anuales que alternarían con el otro estudio. Su plantilla se mantuvo ajena a la huída de talentos de Infinity Ward en 2010, y desde entonces han desarrollado Call of Duty: Black Ops y ahora preparan la segunda entrega de aquel.

Certezas

· Apostará por un cambio en el contexto de la saga: Ambientación futurista, año 2025.
· Su campaña individual contará con elementos no lineales, seremos el hijo de Alex Mason.
· Confirmada la presencia de los zombies, descritos como los más ambiciosos hasta ahora.

Muchos aún recuerdan el revuelo que se originó cuando se anunció el primer Modern Warfare y, con él, el cambio de ambientación de una saga que se había caracterizado por ofrecer fantásticos arcades bélicos sobre la Segunda Guerra Mundial. Los primeros Call of Duty ahondaban en el único contexto que parecía adecuado para los FPS de guerra de la época, sin embargo con la cuarta entrega los chicos de Infinity Ward marcaron el camino para la industria a la hora de abordar períodos contemporáneos. ¿Va a suceder lo mismo con Black Ops II? Parece obvio que su impacto tiene poco menos que imposible el resultar semejante, no obstante la inyección de innovación para una saga tradicionalmente acusada de su falta de ella parece también más que evidente.

La campaña individual, por otra parte, ha sido una de las tradicionales fortalezas de los productos de Treyarch, y en este sentido van a ofrecer una serie de novedades absolutas para la IP. Se trata de un modo historia que ha sido descrito por sus responsables como "no lineal", en lo que supondrá un severo cambio con respecto a los estrictos cánones de enorme linealidad por los que siempre se ha caracterizado la franquicia. De momento no se ha especificado en mayor medida en qué consiste este matiz ni cómo se proyectará esta libertad, aunque ya se ha adelantado que habrá diferentes narradores en lo que sí que viene siendo tradición en la IP. Por otra parte, y acabando con la faceta jugable, sus responsables también han adelantado que habrá nuevamente un modo sobre zombies y que éste será "el más grandes y ambicioso hasta la fecha".
Imaginando: Call of Duty: Black Ops 2

CONSTRUYENDO BLACK OPS II

Expectativas
· Una historia al nivel de la de Black Ops 2 que saque partido del ambiente futurista
· Inyección de novedades gracias al nuevo contexto.
· Modo multijugador novedoso que revolucione lo visto hasta ahora.

Lo primero que llama la atención de Call of Duty: Black Ops II es, como resulta obvio, su cambio de telón de fondo que lleva a la saga hasta el año 2025, y es aquí donde comienza el juego de las expectativas. Lógicamente no se cambia una fórmula que funciona, la de la guerra contemporánea, si no se tienen grandes cambios en el horizonte que lo justifiquen, y en este sentido suponemos que Treyarch busca luchar contra las constantes críticas por conformismo y continuidad que suelen plagar a los últimos episodios de la franquicia. La historia de intrigas parece volver a la palestra tras el éxito que cosecharon con el potente guión del primer Black Ops, ambientado en la Guerra Fría, recordemos, pero en esta ocasión parece todavía más potenciado con una nueva narrativa que abordaremos más adelante en los desafíos. Seremos David Mason, el hijo de Alex Mason el protagonista de la primera entrega, y volveremos a ver a algunos de los personajes de aquella como Frank Woods, convenientemente envejecidos por el paso del tiempo claro está.

Por otra parte también se cuenta entre los deseos de los aficionados el darle una nueva vuelta de tuerca a la faceta del multijugador. En este sentido el propio Mark Lamia ha reconocido en una reciente entrevista con el portal AusGamers que saben que los aficionados "desean nuevos modos de experimentarlo y disfrutarlo, pero al mismo tiempo manteniendo la esencia que conocen". En este sentido la expectativa es la de lograr un multijugador que posea el balance correcto entre lo novedoso y lo familiar. Según sus responsables, si nos gusta el multijugador de Call of Duty nos va a encantar el de Black Ops II, aunque advierten que van a "poner sobre la mesa nuevas cosas que nos van a encantar". Y que no se refieren sólo sobre el futuro del que hablamos, ya que según explican imaginamos "meramente armas, ópticas, tecnología y añadidos para el campo de batalla", y que en realidad van a ahondar "sobre una nueva jugabilidad que vamos a ofrecer ahora que tenemos una nueva ficción sobre la que trabajar".
of

Desafíos
· Encajar en la sobradamente conocida fórmula de la IP los drones, vehículos, armas futuristas...
· Lograr introducir en la saga una arriesgada narrativa no lineal.
· Intención de sorprender para romper con la conservadora cadencia de entregas anuales.

Los desafíos de una entrega de Call of Duty son máximos entrega tras entrega, no obstante cuando hablamos de una que introduce un cambio de época hablamos de un reto máximo. Black Ops II va a suponer no sólo el primer juego de la saga de ambientación futurista, año 2025 para ser más exactos, sino también el que va a introducir quizá más fuertes variantes en una experiencia jugable que ha permanecido poco menos que invariable desde las entregas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. Sabemos que habrá drones que pilotaremos, armas novedosas a disparar así como vehículos futuristas tanto blindados como voladores de los que seguramente (y conociendo la tradición de Treyarch) también podremos tomar control. ¿Cómo entroncará todo esto en la franquicia? Suponemos que con una intención fuerte por parte de sus responsables de aportar un espíritu más fresco y variado a la experiencia jugable.

Por otra parte la marca Call of Duty se caracterizó en el pasado por ofrecer hilos narrativos escuetos y muy lineales para sus campañas individuales. A pesar de que Treyarch no se ha decidido todavía a ahondar en los detalles, sí han adelantado desde este mismo instante que Black Ops II luchará precisamente por evitar este espíritu algo encorsetado de sus precedentes. Para ello optan por una narrativa no lineal narrada por varios personajes en la que se espera que se puedan tomar decisiones que afecten a su transcurrir: un verdadero reto para un shooter en primera persona de su prisma y proporciones. Asimismo, han asegurado que lo que buscan con la campaña es sorprender a los aficionados con abundantes "giros y golpes de efecto" que buscan preservar en el más absoluto de los secretos hasta que el programa se lance.
call

IMAGINANDO BLACK OPS II

Superado el impacto inicial del cambio de telón de fondo histórico para el nuevo Call of Duty, comienza el momento en el que el aficionado comienza a imaginar qué dará de sí la próxima entrega de la saga bélica de Activision. En condiciones normales, y manteniendo la ambientación contemporánea sería mucho más fácil, sin embargo Treyarch ha apostado por un sano espíritu rompedor con esta nueva entrega, una que busca sorprender a los aficionados en todos y cada uno de los apartados del programa. En este sentido el año 2025 va a tener implicaciones directas en una campaña individual que, por lo demás, suponemos tendrá las mismas cotas de frenetismo y velocidad de los episodios precedentes. Por lo que hemos podido ver en el primer tráiler el armamento del futuro se va a alternar con unos escenarios que pueden dar mucho de sí con los cambios que se introduzcan gracias al contexto inédito.

Por otra parte ya hemos dejado caer que es bastante probable que haya misiones de pilotaje de vehículos, algo que parece asegurarse en el clip de vídeo mostrado con una escena en la que parece sugerirse que se maneje un dron de ataque. Los Call of Duty de Treyarch siempre se han caracterizado por introducir pequeñas secuencias a bordo de vehículos, así que parece muy factible el suponer que quizá esta escena no sea la única que rompa con el esquema FPS del programa. Por otra parte, y siguiendo con la ruptura, podemos soñar con un Call of Duty que por fin acabe con el estigma de linealidad absoluta de la saga. Cada vez es más habitual que los shooters en primera persona busquen aspectos identitarios fuertes que los hagan trascender de entre la vasta oferta del género, y en este sentido el ofrecer un modo historia donde haya opción de escoger el camino a seguir suena fascinante. Imaginamos al modo historia de Black Ops II con algunos puntos determinados de la campaña donde nuestras decisiones den sentido y, sobre todo dirección, a una historia que según se ha anunciado disfrutará de varias ramas.
black

En última instancia tenemos dos de los apartados que son habitual caballo de batalla para críticos y defensores de Call of Duty: Gráficos y multijugador. El primero, de hecho, ha sido tradicionalmente criticado por su falta de evolución entrega tras entrega desde hace unos años. Parece que esta entrega va a acabar con los flojos resultados de un motor gráfico que parecía haber dado ya sus mejores momentos en el pasado, y es que lo que se ha podido ver en el tráiler apunta no sólo a un tratamiento de los rostros francamente bueno sino también a un apartado tecnológico y estético mucho más potente. En última instancia lo on-line va a ser casi con total seguridad uno de los puntales de la experiencia como siempre lo ha sido bajo la marca: El modo de los zombies volverá a deparar enormes alegrías en un esfuerzo máximo de manos de sus responsables por maximizar su diversión y, por su parte, los modos competitivos son de momento una incógnita pero seguro que serán enormemente populares.

Motivos para soñar
· Inyección de innovación gracias a un sorprendente cambio de contexto.
· Nueva entrega anual de una de las sagas más importantes del mercado.
· Mecánicas shooter que debutan gracias a la nueva época
· Un modo zombies descrito como "el más ambicioso" hasta la fecha.
· Una oportunidad para Treyarch de reivindicarse como estudio.
· Historia con diferentes narradores y con elementos no lineales.
· Avance gráfico. Necesario tras el estancamiento de últimas entregas.
· Un nuevo multijugador que cope una vez más los índices de popularidad.
· Secuencias de pilotaje de vehículos con planteamientos muy llamativos.