Los inventos de nuestros antepasados

Los inventos de nuestros antepasados

Los gadgets no son un tema exclusivo del siglo XXI. Mucho antes, incluso a principios del siglo pasado, hay quien ya se dedicaba a dar rienda suelta a su imaginación para crear gadgets y pequeños útiles que pudieran hacer la vida más fácil a sus conciudadanos. Con buena fe y muchas dosis de originalidad, consiguieron que Maurice Collins, un inglés jubilado y muy curioso, guardara cerca de 1.400 artilugios como auténticas reliquias. Hoy, después de tanto tiempo, ha cedido 50 a la Biblioteca Británica de la Propiedad Intelectual, para una exposición temporal. Y nosotros hemos querido asomarnos y mostrar algunos de estos curiosos inventos de nuestros antepasados.

El GPS de 1920

Primero llegó la brújula. Después, el GPS analógico. Sí, amigos, el TomTom no es el primer GPS que existió sobre la faz de la tierra. Allá por el año 1926, alguien confeccionó una especie de reloj con mapas de papel integrados, en los que se podía leer una ruta. Bastaba con hacer girar los rodillos para que apareciera con todo detalle el camino a seguir. En la imagen superior podéis ver el aparato, junto a la cajita de los mapas, dispuestos en su correspondiente rollo. Además, este invento tenía un doble uso como anotador de resultados en una partida de golf. Eso sí que es ingenio.

inventos

Ya es mala suerte que hoy en día el masaje no se considere indispensable para la salud. En la década de los 30, los teóricos estaban seguros de que el masaje era idóneo para mantener una circulación óptima, piel tersa y en general un aspecto saludable. Aunque su aspecto no inspire relax, estamos delante de un masajeador mecánico, que al pasarlo sobre la piel de la persona, emitía unas ligeras descargas la mar de reconfortantes. Bueno, o al menos eso dicen.

fotos


Protector de bigotes

La ineludible cita en la mesilla de té tenía ciertos inconvenientes para los portadores de mostacho. Por aquello de no mojarse las barbas, alguien pensó en crear una taza con protector de bigote incluido, que hace que el líquido se desplace única y exclusivamente hacia la boca. También existe una variante en cuchara que tiene el mismo formato, y que está especialmente indicada para los platos de sopa.


antepasados

Alarma antirrobo

El último gadget que os presentamos en esta primera entrega, está fechado a finales del siglo XIX. Con él podemos hacernos cargo de que los ciudadanos de entonces estaban tan o más preocupados que nosotros para evitar que entraran ladrones en su casa. No tenían la televisión de mentira para simular la presencia de gente en casa. Pero, a cambio, si disponían de esta alarma antirrobo que se colocaba detrás de la puerta. Cuando el caco la empujaba, la palanca de la alarma se accionaba y empezaba a emitir un sonido ensordecedor.


Los inventos de nuestros antepasados

Seguimos con nuestro repaso por los mejores inventos de la exposición Weird and Wonderfull, propiedad de Maurice Collins, un coleccionista aficionado a los gadgets chapados a la antigua. Todos estos chismes se encuentran en la Biblioteca Británica de la Propiedad Intelectual, al alcance de todo aquél que quiera curiosear y quedarse con la boca abierta.

La pistola en el monedero

Cualquiera diría que la amable e inocente señorita que lleva este monedero, tiene una pistola en su poder. Pues hay quien sabe guardar las apariencias. Y es que en este discreto complemento, tiene cabida una pistola, camuflada en un departamento secreto. En un lado guardamos la chatarrilla y los billetes. Y en el otro un buen seguro de vida. Aun así, el que la llevaba encima debía de ser un auténtico profesional, ya que la pistola sólo puede almacenar una bala. Ver para creer.


inventos

Alargador de dedos de pianista

Aquí hay inventos para todos los gremios. Ahora les toca el turno a los músicos, y más en concreto a los pianistas. Aquellos a los que la naturaleza no había dotado con unos dedos a la altura, tenían la posibilidad de alargarlos con un invento que apareció en Estados Unidos en 1910. Como todos los chismes que prometen alargamientos, éste no parece ser demasiado fiable. De hecho, hay quien dice que el compositor alemán Robert Schumman se habría destrozado las manos con una versión primeriza del aparato.


fotos

Gafas luminosas

¿Te gusta leer antes de acostarte? ¿No quieres molestar a tu pareja? Tenemos la solución. Viaja en el tiempo hasta los años 20 y hazte con una de estas gafas luminosas. Otro artilugio con doble uso. Gafa por un lado. Y lámpara por otro. El principal inconveniente que tienen es que funcionan con dos baterías unidas por un cable de corriente, con lo que olvídate de lucirlas por la calle en un día de lluvia.


antepasados

Sellador de sobres

Lo de cerrar los sobres con saliva ya estaba pasado de moda incluso a principios del siglo pasado. Si todavía utilizas este rupestre método, quizás te vaya bien conocer lo modernos que ya eran entonces. Esta máquina que parece tan complicada, sólo tiene una función: sellar sobres. Lo introducimos, hacemos girar la manivela y el artilugio lo sella perfectamente. Listo para enviar a su destinatario.


Los inventos de nuestros antepasados

Seguimos el repaso a esos inventos y artilugios que ya idearon nuestros antepasados a finales del siglo XIX y principios del XX. Ahora le toca el turno a algunos inventos relacionados con el hogar y el cuidado personal, expuestos en la British Library de Londres.

Protector de calcetines

Salieron a la luz en la Segunda Guerra Mundial, y los llamaron “To-Sox”. Su función era la de proteger los calcetines y evitar así los temidos tomates. Se colocaban por encima, en la parte superior del pie, cubriendo los dedos. Dicen que de esta forma, uno se ahorraba un 80% del presupuesto doméstico en calcetines. De haberlo sabido antes, le pegamos un toque al líder del Banco Mundial para que se ahorrara el disgusto en su viaje a Turquía.


inventos

Picadora de alimentos

No sabemos si los cocineros de hoy darían el visto bueno a esta picadora de alimentos. Su funcionamiento es muy predecible a la vez que rudimentario. Añadimos la sustancia en el bote y empezamos a girar la manivela. Con mucha paciencia, eso sí. Mucho nos tememos que este artilugio no da resultados instantáneos como la famosa “un, dos, tres, picadora moulinex”. Aunque mirándolo con optimismo, nos puede venir de perlas para ejercitar el brazo.


fotos

Los primeros inodoros

Probablemente se trate de uno de los primeros inodoros públicos para las grandes ciudades. Este en concreto, estaba destinado al uso de cualquier transeúnte, a un centavo por servicio. Con tanta floritura y decoración, lejos queda del Bench Toilet, el váter más discreto del mundo. Este artilugio tan antiguo, se utilizó en el recinto público de la que fue el antecedente de la Expo’92 de Sevilla, pero muchos años antes. Se llamaba Great Exhibition y se celebró el año 1851 en Hyde Park (Londres).


antepasados

Tetera sincronizada

Procedente de Birmingham y patentada en 1902, está hecha de bronce y cobre. Estaríamos hablando de la primera tetera con alarma y reloj incorporado que gracias a su mecanismo de vapor, es capaz de hacer hervir el agua, levantar la tetera e incluso hacer que deposite el agua hirviendo en la tacita de té. Todo un adelanto para usar a las 5 de la tarde.


Los inventos de nuestros antepasados

Y no queríamos terminar nuestro repaso, sin echar un vistazo a aquellos inventos más funcionales que nuestros antepasados nos dejaron de herencia, y que seguramente han servido a más de uno, para crear sus ingenios del siglo XXI.

Sifón cafetera

La cocina tiene sus trucos, y como es de suponer, nuestros antepasados tuvieron en cuenta el arte del buen comer y beber. En este caso, estamos delante de una cafetera auténticamente retro, ya que se trata de uno de los primeros modelos fabricados en 1851 y que como podéis apreciar, sigue la florida estética de aquellos maravillosos años. Cuando el café estaba listo, se vertía el líquido al otro recipiente y ¡a servir!

inventos

Cargador de paquetes

Si hay algo que pemanece hoy en día después de tantos años, es que todavía viajamos llevando las maletas y bolsos de un sitio a otro. Como antes no existían las cómodas maletas con ruedas y asa, se inventaban accesorios como éste. Se trata de un utensilio que servía para enganchar bolsas o paquetes y llevarlos tan cómodamente y sin hacerse ni un rasguño. Hoy en día hay otros inventos más astutos para llevar paquetes grandes.

fotos

Pinza para subirse la falda con arte

Como por aquel entonces la minifalda no estaba de moda, hay quien tuvo que inventar una pinza para que las señoritas no se mancharan o pisaran sus larguísimas faldas. Especialmente diseñada para las damas victorianas, les resultaba muy útil a la hora del baile y sin duda, quedaba mucho más elegante, que subirse las faldas a lo bruto. El artilugio está fechado en 1886.


antepasados

Tetera con dos asas

¿No querías quemarte una vez? ¡Pues toma dos asas! Aunque la razón principal sea la comodidad, esta tetera tiene doble peligro para los gafes predestinados a quemarse con el té. A pesar de esto, la tetera parece la mar de cómoda, a la vez que le debía dar un toque de distinción a la mesa de los ingleses, con una decoración muy exótica y atrevidamente oriental para el año 1887.

Y con este último gadget finalizamos nuestro recorrido por aquellos inventos que más han llamado nuestra atención, dentro de la exposición “Weird and Wonderfull“. Si tenéis la ocasión de pasaros por Londres y sois aficionados al mundo del gadget y de la invención, podréis apreciar los 50 artículos que componen la colección de Maurice Collins. Tenéis tiempo de disfrutarla hasta el diez de noviembre de 2008. Y si alguno se pasa, ya sabe, que no se olvide de hacer fotos y contarnos más inventos fascinantes.



fuente:http://www.tuexperto.com/2008/08/20/los-inventos-de-nuestros-antepasados-1%C2%AA-parte/

5 comentarios - Los inventos de nuestros antepasados

@KuReyDeEnanos
Protector de bigotes



Buenisima idea, muy interesante.



Saludos
@staticpo
Que buenos artefactos!

Me recuerda a los inventos del personaje Artemus Gordon en Wild Wild West (con Will Smith)
@sebaspedre
Muy bueno, te dejo 10 por la prolijidad y la utilidad.