McDonalds y las guerras

Un bien día Thomas Friedman, columnista de The New York Times, enunció en sus páginas una idea que todavía no se le había ocurrido a nadie.

"Nunca ha habido dos países, ambos con McDonald´s, que hayan tenido una guerra desde que McDonald´s se instaló en ellos"

Lógicamente lo primero que un loco de los datos comienza a hacer es buscar países con restaurantes de comida rápida que hayan tenido guerras, y la verdad sólo nos aparece uno. Yugoslavia 1994, aunque los partidiarios de esta teoría argumentan que no fue una guerra entre países sino contra una organización, la OTAN.

guerras

Lástima que la teoría parece volver a hacer aguas con la guerra abierta entre Georgia y Rusia. Sin embargo no podemos dudar que el tres veces ganador del premio Pulitizer tenga algo de razón. En los países donde se ha desarrollado el libre mercado y desarrollado de alguna manera las libertades públicas ha terminado implantándose la franquicia americana. Entendemos por lo tanto que la abertura de un nuevo McDonalds es una buena señal de salud democrática. Aunque tampoco negaré que detrás de esta teoría subyace en el fondo una defensa férrea del capitalismo.

Y no es esta la única teoría que tiene como protagonista al Ronald McDonald (¿Alguien más odia a este payaso y prefiere a Krusty?" Más conocido es el índice Big Mac que permite comparar el poder adquisitivo entre los diferentes países que venden este menú.

La elaboración del índice corresponde al prestigioso semanario The Economist y consiguen de esta forma saber si una moneda está sobrevalorada o no respecto al dólar estadouniendense. Si al cambio el menú costara 1 dólar o 5 la moneda estaría sobrevalorada o infravalorada.

comida

chatarra