Una distribución eléctrica eficiente mediante centrales vi

eléctrica


La electricidad que llega a nuestros hogares proviene del llamado Sistema Interconectado Nacional. Este sistema está formado por centrales generadoras y por las empresas de distribución y transmisión. Las centrales eléctricas suelen ser muy grandes e independientes, y venden su electricidad a la red, que está coordinada por el Ente Nacional Regulador de Electricidad . Las distribuidoras compran la energía y se encargan de llevarla a cada cliente. Pero en diversas partes del mundo está creciendo una nueva forma de encarar la generación y distribución de la electricidad, una forma más eficiente. Se trata de las centrales eléctricas virtuales.

Que el nombre no engañe, dado que se trata de centrales muy reales, que mediante redes inteligentes unen a diversas centrales eléctricas pequeñas para que funcionen como un único sistema. La red nacional de la que hablábamos antes es una red eléctrica unificada en la que todos los productores vierten la energía que generan, desde los más grandes, a los más pequeños. Con sistemas como los de energía solar o energía eólica , que tienen picos altos de generación, que no siempre coinciden con los picos de demanda, la red nacional se desestabiliza, perdiendo eficiencia y desperdiciando electricidad. Por eso es que muchas veces no se permite que centrales generadoras pequeñas se conecten directamente a la red nacional. Pero con un sistema de red inteligente se puede lograr unir a muchos de estos pequeños productores inestables (como algunas energías renovables) sin desestabilizar a la red nacional.

De esta forma, la central virtual sería un centro de comando, un programa que coordina a diversos productores para que puedan ingresar a la red unificada como uno solo. Pueden ser centrales virtuales de entre unas decenas de megavatios hasta incluso llegar a gigavatios de potencia. Es interesante que todos los productores no necesitan estar en la misma locación, al ser virtual, la central unifica a productores de energía que podrían estar repartidos por todo el país.

En California, Estados Unidos, hace años que viene funcionando este sistema de centrales eléctricas virtuales, uniendo diversos productores de energías renovables. En Europa también se ha experimentado con centrales virtuales que unen parques eólicos ypequeños productores hidroeléctricos. Siemens ha puesto en operación dos centrales virtuales. Una en Munich que permite a la municipalidad unificar a seis de sus módulos de cogeneración, cinco pequeñas centrales hidroeléctricas, y un parque eólico. Funcionan de forma eficiente, sin pérdidas de energía por los desbalances en la oferta y la demanda, y también son más económicos que si funcionasen por separado. En conjunto, pueden aportar 20 megavatios a la red nacional alemana.

La otra central virtual puesta en marcha para la compañía RWE, es similar a la de Munich, pero tendrá una potencia final de 200 megavatios para 2015. La clave está en el sistema de administración de la distribución de la energía.

Una central energética virtual es uno de los componentes más importantes de una red inteligente. Equipara una variedad de sistemas energéticos con respuestas inteligentes ante la demanda. La central virtual se ocupa de centralizarlo y de que su aporte de electricidad a la red nacional sea estable, como si se tratase de una única central energética. Hasta ahora esto sólo se podía ver en microredes que funcionaban a nivel local, unificando centrales pequeñas de una misma locación geográfica. Pero gracias a las redes inteligentes, y al sistema agrupado de la central virtual, se puede unificar a productores que estén en puntos geográficos separados entre sí.


eficiente



mediante