Los paparazzis descubrieron a la ex conejita de Playboy muy cariñosa con sus amigos durante una cena en un restaurante.

Pamela Anderson protagonizó una escena entre hot y vergonzosa en Los Angeles, Estados Unidos. La blonda se emborrachó e hizo un striptease en un restaurante para sorpresa de varios.

Anderson, de 44 años, asistió para cenar a un lujoso sitio, bebió unas copas de más, se paró entre la gente y empezó a bailar.

Sin embargo, las cámaras del programa estadounidense “TMZ” estaban ahí para agarrarla in fraganti haciendo un striptease.


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=6I0HDFyHPxg


La rubia llegó tarde pero lo compensó mostrándose cariñosa con los presentes aunque no con los fotógrafos.