Gran recibimiento en Cannes para "Elefante Blanco"




Al finalizar la proyección de la película de Pablo Trapero hubo un aplauso sostenido de la sala llena. Además, el filme fue visto en el país por 150 mil espectadores en cuatro días.


trapero

Un aplauso sostenido por casi cinco minutos, de toda una sala llena, fue el gran veredicto de la gente que recibió Elefante Blanco en Cannes. La película de Pablo Trapero tuvo este lunes su prueba de fuego en el evento más importante del cine mundial, y puede volver satisfecho. Sin la presencia de Martina Gusmán ni Ricardo Darín, dos de los protagonistas, el director estuvo en las dos proyecciones que se realizaron durante la jornada junto al actor belga Jeremie Renier, también del elenco.
La presencia de Renier le dio a la función de ayer un valor extra: como es uno de los actores fetiche de los hermanos Dardene, ellos fueron los primeros en llegar a la sala Debussy y se ubicaron en las primeras filas desde muy temprano.


La expectativa puesta en el estreno de Trapero en Cannes, festival al que visita recurrente desde que compitió en 2002 con El bonaerense (repitió con Leonera en 2008 y Carancho en 2010), tuvo varios indicadores: la sala se llenó con muchísima anticipación; por un lado; la presentación de la película, a cargo del director artístico del evento, Thierry Frémaux, fue mucho más extensa que lo habitual. Frémaux hace poco había dicho que el cine argentino se había suicidado... a excepción de Trapero, quien según su consideración era el único que había evolucionado.

Elefante blanco, filme que se sumerge en el mundo de la marginalidad social en Buenos Aires, compite en la sección “Una Cierta Mirada” –la segunda en prestigio detrás de la competencia oficial–, seguida con mucha atención por crítica y público, que le hizo un gran reconocimiento en su presentación internacional.

También estuvo presente toda la comitiva del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de la Argentina, quienes celebraron el reconocimiento a Ventana Sur, el mercado de cine latinoamericano que organiza el Incaa en asociación con el Marché Du Films del Festival de Cannes .

Minutos antes de que comenzara la proyección, Thierry Frémaux subió al escenario e invitó a Renier y Trapero. El argentino, que quiso hablar en español, agradeció a los hermanos Dardene a quienes consideró “los celestinos del encuentro” con Renier.

El aplauso fue muy extenso, mucho más que otros aplausos de todas las películas que pasaron hasta el momento por el certamen. Ahora, para coronar su gran momento, Trapero aguarda el desembarco de 7 días en La Habana, película colectiva que marcó su primera experiencia fuera del país y que dirigió junto a otros seis realizadores: Benicio Del Toro, Julio Medem, Gaspar Noé, el palestino Elia Suleiman, el cubano Juan Carlos Tabío, el francés Laurent Cantet.

Días perfectos3
En los primeros cuatro días en cartel, Elefante blanco dio un taquillazo en la Argentina, con 150 mil entradas vendidas en todo el país. En Córdoba fue vista por más de 10 mil espectadores, segunda detrás del tanque de Hollywood Los Vengadores. El arranque puede llevar a Elefante Blanco a convertirse en el mejor estreno nacional del año y a superar la marca de más de 600 mil que logró con Carancho, en 2010, la anterior película de Trapero que también protagonizan Darín y Martina Gusmán.


http://vos.lavoz.com.ar/cine/gran-recibimiento-cannes-para-elefante-blanco