30 millones de niños viven en pobreza
Unicef ha advertido que las medidas de ajuste que implementa la Unión Europea para tratar de salir de la crisis económica seguirán impactando negativamente a los ciudadanos más vulnerables de los países desarrollados.

Un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) reveló este miércoles que más de 30 millones de niños en 35 países desarrollados viven en situación de pobreza relativa. Estados Unidos, Francia y España son las naciones donde la situación de carencia es más grave.

El informe Midiendo la pobreza infantil en los países ricos indicó que en las naciones miembros de la Unión Europea (UE), más Islandia y Noruega, no tienen cubiertas las necesidades básicas de 13 millones de infantes para su desarrollo.

Según el informe, es alta "la falta de prioridad gubernamental" para combatir este problema. Indicó que países desarrollados como España, Grecia, Italia, Japón, Letonia, Suiza y Estados Unidos los datos no son satisfactorios.

Señaló que Francia ocupa el primer lugar europeo con un gasto del 3,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en esta materia, el 10,1 por ciento de niños sufren carencias y el 8,8 por ciento están en situación de pobreza relativa.

El autor del documento, Peter Adamson, enfatizó que en los países desarrollados la tasa de privación "debería estar muy próxima al 0 por ciento". Lamentó que en cuatro de cada 10 países analizados el porcentaje de niños que sufren la carencia de estos elementos básicos sea superior al 10 por ciento, entre ellos Francia, Italia, Grecia y Portugal.

Según Adamson, la tasa de pobreza infantil de un país es el indicador más importante que una sociedad tiene sobre sí misma y revela cómo ésta protege a sus ciudadanos más vulnerables.

Para realizar el estudio, Peter Adamson analizó dos grandes variante. En primer lugar, la de la llamada pobreza relativa, la cual corresponde a los niños que viven el hogares donde los ingresos son equivalentes a la mitad del promedio nacional.

En segundo lugar, los expertos tuvieron en cuenta la situación de privación, que se da cuando un menor carece de dos o más de los 14 elementos considerados indispensables, entre los que figuran, tres comidas al día, libros para sus estudios o dos pares de zapatos.

Ante la elevada tasa de niños pobres en los países desarrollados, Unicef advirtió sobre el impacto de los recortes de los gastos sociales en la vida de los menores.

Desde el año 2008, los países de la UE se han sumido en una crisis económica sin precedentes, lo que ha obligado a los Gobiernos a implementar severos recortes económicos que han impactado negativamente a la población. Ciudadanos de diferentes sectores sociales han protagonizado diversas protestas contra las medidas de ajuste que buscan salvar a Europa de un quiebre financiero.