¿Puede saber cualquiera lo que descargas mediante BitTorrent?

¿Con tu IP puedo ver lo que descargaste?

BitTorrent, una de las pocas redes P2P que ha sobrevivido el auge de la descarga directa, sufre un problema poco conocido por los usuarios básicos, y que se puede extrapolar a otros protocolos: la privacidad.

Si crees que solo tú puedes saber lo que compartes y descargas, estás equivocado.

Sin ir más lejos, recientemente ha aparecido una web capaz de identificar los archivos que han pasado por tu cliente BitTorrent y de hacerlos públicos.

¿Por qué sucede esto? ¿Cómo puedes evitarlo? Estas y otras preguntas te las respondemos a continuación.

"Sé lo que descargaste la última semana"

La página en cuestión se llama You Have Downloaded ("Lo que has descargado" y su funcionamiento es relativamente sencillo: al entrar en ella, detecta tu dirección IP y te muestra un historial de tus últimas descargas de BitTorrent. Como la información es pública, cualquiera que sepa tu IP podrá acceder a estos datos desde la caja de búsqueda situada arriba.

p2p


El motivo por el que esto sucede bien simple: las conexiones a través del protocolo de BitTorrent no están cifradas, por lo que cuesta poco captarlas y extraer de ellas las IP de los usuarios y los hashes o identificadores de los archivos que se comparten.

Evidentemente los resultados de esta página son fiables hasta cierto punto: las IP dinámicas cambian entre varios usuarios, por lo que es común ver en tu historial descargas que tú no has hecho.

redes


En esta lista puedes ver cuáles IP han descargado una versión de Firefox. Inquietante, ¿verdad?

Sin embargo, el objetivo de la página web no es revelar la intimidad de usuarios concretos, sino avisarnos a todos de que nuestra idea de que "en Internet todos somos anónimos" es poco menos que una fantasía.

Formas de proteger tu privacidad

El anonimato es difícil de conseguir en Internet, pero se puede lograr casi por completo. Para ello existen ciertas soluciones como los anonimizadores de conexión o los servidores proxy.

ip

Tor es un ejemplo de anonimizador de conexión que funciona de forma sencilla


Otro ejemplo de servicio es BTGuard, que por un precio de suscripción te proporciona un proxy dedicado exclusivamente a garantizar la privacidad con este programa.

También existen soluciones enfocadas al uso de aplicaciones P2P, como los bloqueadores de IP al estilo de PeerGuardian. Estos programas impiden la conexión de determinadas direcciones listadas en una base de datos y que pertenecen a entidades encargadas de monitorizar a los usuarios de estas redes con diversos fines.

anonimo


Por último, algunos clientes BitTorrent llevan integradas soluciones para cifrar las conexiones que realizan: en el caso de uTorrent, el cliente más conocido, esto se realiza dentro de Opciones > Conexión > Protocolo de encriptación. Las opciones Habilitado y Forzado te garantizarán una mayor protección.

descargas

Sea como sea, está claro que la privacidad no consiste solo en usar programas, servidores u otros recursos: es también un hábito y una actitud ante el uso de Internet. Consiste en mantener una cierta distancia entre nuestros datos personales y las redes por las que nos movemos; además, también depende del tipo de uso que queramos dar de estos.