El último combate argentino en las Malvinas

El último combate argentino en las Malvinas


El ex piloto Guillermo Dellepiane recordó el último combate argentino en las Malvinas


guerra

El brigadier Guillermo Dellepiane, en diálogo con Cadena 3 recordó, a horas de cumplirse un nuevo aniversario del final de la Guerra del Atlántico Sur -sucedido el 14 de junio de 1982-, el último combate llevado adelante por las Fuerzas Armadas Argentinas.

Los ataques fueron perpetrados el 13 de junio de 1982 por ocho aviones A4B, todos tripulados por pilotos oriundos de Tucumán, contra blancos terrestres británicos ubicados en el monte Dos Hermanas, en la isla Soledad, lugar donde ocasionalmente se encontraba el almirante Jeremy Moore, quien estuvo al frente de las tropas inglesas en Malvinas.

“Salimos desde San Julián para atacar ese comando. Eran dos manzanas cubiertas, llenas de carpas, de containers, de hangares y helicópteros estacionados. El capitán se había adelantado para informar sobre el panorama y nos refirió que había 10 aviones Harrier sobrevolando la zona. Como estábamos tan cerca de la cuadrilla, el jefe decidió continuar. Nos tiraban con todo. En mi caso, en la retiraba, me tiraron tanto que un proyectil dañó mi tanque de combustible. Cuando lo observé, tenía menos de la mitad, y contaba con dos opciones: volver a la isla, eyectarme y entregarme, o buscar un Hércules para que me reabastezca y poder llegar al continente”, relató el por entonces alférez, de 24 años.


militar


“Comencé el ascenso para consumir menos combustible y pedí información sobre aviones enemigos. Al ascender era como que si me estuviese entregando porque habían muchos Harrier, y simultáneamente empecé a solicitar al Hércules. Milagrosamente, cuando pasé por una base enemiga, no había ningún avión y continué mi ascenso para llegar al continente. Esos minutos fueron eternos", contó.

“Como no tenía radar, era muy complicado encontrar un avión en vuelo. Era consciente que no me quedaba mucho combustible y que si me eyectaba y caía al mar no duraba más de 15 minutos. Fui pasando de la euforia a la decepción. A los tripulantes del Hércules los insultaba como loco: 'Vénganme a buscar', mientras ellos me tranquilizaban y me decían: 'Estamos yendo', pero yo miraba mi combustible y tenía cada vez menos”.

“Pasaron los minutos y ya no tenía más combustible y dije: 'Acá se acabó todo', hasta que me dijeron: 'Te tenemos en la vista'. Miré y vi al Hércules, volví a mirar mi combustible y tenía cero, pero cero real”, insistió Dellepiane.

“Reduje mi potencia, y el Hércules tuvo un desempeño fantástico, hizo la maniobra y gracias a Dios emboqué de una vez. Cuando lo logré se me saltaron las lágrimas y todos festejamos”, agregó el piloto tucumano.

Dellepiane -que antes nunca había realizado una práctica de reabastecimiento en pleno vuelo- relató que finalmente pudo llegar al continente y aterrizar “sano y salvo”.

El alférez recordará mañana con gran emoción la hazaña concretada hace 30 años reunido junto a sus familiares y seres queridos.



guerra de malvinas



Espero les haya gustado la noticia, saludos!!

4 comentarios - El último combate argentino en las Malvinas

@jabo92 +4
Al contrario de lo que mucha gente piensa, los Ingleses no son nuestros enemigos, ni rivales.. Los gobiernos pelean sus batallas, y quieren que la gente corriente sangre por ellos..

Les dejo una canción Anti-Guerra, muy popular en Gran Bretaña en la Guerra de Malvinas:

Island of No Return - By Billy Bragg

Digging all day and digging all night
To keep my foxhole out of sight
Digging into dinner on a plate on my knees
The smell of damp webbing in the morning breeze
Fear in my stomach, fear in the sky
I eat my dinner with a weary eye
After all this it won't be the same
Messing around on Salisbury Plain

Pick up your feet, fall in, move out
We're going to a party way down South
Me and the Corporal out on a spree
Damned from here to eternity

I can already taste the blood in my mouth
We're going to a party way down south

I hate this flat land, there's no cover
for sons and fathers and brothers and lovers
I can take the killing, I can take the slaughter
But I don't talk to Sun reporters
I never thought that I would be
Fighting fascists in the Southern Sea
I saw one today and in his hand
Was a weapon that was made in Birmingham

Pick up your feet, fall in, move out
We're going to a party way down South
Me and the Corporal out on a spree
Damned from here to eternity

I can already taste the blood in my mouth
We're going to a party way down south

I wish Kipling and the Captain were here
To record our pursuits for posterity
Me and the Corporal out on a spree
Damned from here to eternity




link: http://www.youtube.com/watch?v=FXVWMJIO3iI
@Flatron44 +2
EN castellano sera asi

Isla de no retorno - por Billy Bragg Excavación durante todo el día y la excavación de toda la noche Para mantener mi trinchera fuera de la vista Excavando en la cena en un plato sobre las rodillas El olor húmedo de las correas en la brisa de la mañana El miedo en el estómago, el miedo en el cielo Yo como mi comida con una mirada cansada Después de todo este no será el mismo Andar por ahí en la llanura de Salisbury Recoge tus pies, caer en, salir Vamos a una manera de partido en el Sur Yo y el cabo cabo en una juerga Condenado desde aquí a la eternidad Ya se puede probar la sangre en mi boca Vamos a una manera de partido en el sur No me gusta esta tierra llana, no hay cobertura para los hijos y los padres y hermanos y amantes Puedo tomar la matanza, puedo tomar la masacre Pero yo no hablo con la prensa Sun Nunca pensé que iba a ser La lucha contra los fascistas en el Mar del Sur Vi a uno hoy y en la mano Era un arma que se hizo en Birmingham Recoge tus pies, caer en, salir Vamos a una manera de partido en el Sur Yo y el cabo cabo en una juerga Condenado desde aquí a la eternidad Ya se puede probar la sangre en mi boca Vamos a una manera de partido en el sur Deseo Kipling y el capitán estaban aquí Para grabar nuestras actividades para la posteridad Yo y el cabo cabo en una juerga Condenado desde aquí a la eternidad
@chicuzo +1
Grande el Piano nomás!