Síndrome de abstinencia a la cafeína

La cafeína es una sustancia que se encuentra en ciertas plantas. También se puede producir de manera artificial (sintéticamente) y luego agregarse a los productos alimentarios. Es un estimulante del sistema nervioso central y un diurético (sustancia que le ayuda al cuerpo a eliminar líquidos) .

drogas
El síndrome de abstinencia a la cafeína ocurre debido a que la cafeína es fundamentalmente un antagonista de los receptores del sistema nervioso central para el neurotransmisor adenosina; y asi los cuerpos de las personas que consumen regularmente cafeína pueden adaptarse a la presencia continua de la droga mediante un incremento sustancial del número de receptores de adenosina en el sistema nervioso central.

cafeína

La interrupción del sueño se desarrolla después de consumir 400 mg de cafeína 3 veces al día durante 7 días.  Una más completa tolerancia se observa después de consumir 300 mg 3 veces al día durante 18 días.

Debido a que la adenosina, en parte, sirve para regular la presión arterial provocando vasodilatación, el aumento de los efectos de la adenosina, debido a la abstinencia de cafeína causa que los vasos sanguíneos de la cabeza se dilaten, lo que lleva a un exceso de sangre en la cabeza, causando dolor de cabeza y náuseas.

síndrome

Esto significa que la cafeína tiene propiedades vasoconstricción; lo que entonces llevaría a causar:

-Ansiedad

-Irritabilidad

-Incapacidad para concentrarse

-Disminución de la motivación para iniciar o completar las tareas diarias

-Depresión leve

-Dolor de cabeza

-Somnolencia

-Insomnio

-Dolor en el estómago, parte superior del cuerpo y las articulaciones.

abstinencia

Estos pueden aparecer dentro de los 12 a 24 horas después de la interrupción de la ingesta de cafeína, con un pico a las aproximadamente 48 horas, y por lo general duran de uno a cinco días, lo que representa el tiempo necesario para que el número de receptores de adenosina en el cerebro vuelva a niveles “normales”.

La cafeína es un alcaloide sobre el que se ha hablado mucho. Sus propiedades para quitar el sueño y tonificar el cuerpo son indiscutidas, así como su aromático sabor, pero también se conocen los aspectos nocivos que podría conllevar una consumición excesiva de esta bebida.

Síndrome de abstinencia a la cafeína

Muchas personas pueden necesitar dejar de consumir cafeína, aunque sientan aun muchas ganas de tomar café. Para estos casos, te presentamos un sencillo tratamiento para la abstinencia a la cafeína. 

Te sugerimos reemplazar el café por el té, que aunque también contiene cafeína, la posee en un nivel menor que el café.

La cafeína es uno de los tonificantes más consumidos, ya sea por su suave pero notorio efecto estimulante, así como por los alimentos que la contienen, como el café, el chocolate y los refrescos.

drogas

 De todas formas, estudios del McKinley Health Center ha calculado que el consumo moderado de cafeína no causaría ningún daño al organismo, si se delimita la cantidad diaria a unos 300 miligramos al día, lo que sería equivalente a tres tazas de café aproximadamente.

Tomar té. Cuando hablamos de té nos referimos a la verdadera planta de té, y no a la vastísima gama de infusiones de otras hierbas que comúnmente también se conocen como té. Es una bebida más relajante y suave que el café.

cafeína

Si bien también contiene cafeína, especialmente cuando se trata de té muy procesado, no iguala a los niveles del café, lo que lo convierte en el sustituto perfecto durante nuestra abstinencia a la cafeína, ya que si bien estaremos aplacando a nuestro organismo cuando nos exija un poco del alcaloide, estaremos dejando de consumir café, nuestro verdadero “vicio”.

La abstinencia de cafeína. Si te preguntas cuál es el problema con dejar de beber café, como si fuera una cosa muy sencilla, déjanos decirte que si intentáramos dejar de consumir cafeína de repente, nuestro organismo sufriría el cambio, expresando su disconformidad en forma de dolor de cabeza, cansancio y somnolencia, por lo que la única forma de dejar de consumir cafeína es un tratamiento progresivo.

síndrome

Procedimiento para dejar la cafeína. Una buena forma de comenzar nuestro tratamiento para la abstinencia de cafeína es sustituir los cafés que usualmente bebamos (por la mañana, a media tarde) por una mezcla de té negro y té descafeinando, y a medida que avances con tu tratamiento, irás aumentado la cantidad de té descafeinado.

También sería conveniente dejar de consumir bebidas gasificadas y no únicamente café, pudiendo sustituir estos refrescos por té helado o té negro.

abstinencia

Este es un tratamiento muy sencillo para dejar de consumir cafeína. Lo único que necesitas es fuerza de voluntad y ganas de tener una vida más natural y saludable.

Síndrome de abstinencia a la cafeína