y el 'malo' es el bueno Cristiano Ronaldo - Messi:El 'bueno' es el malo

Cristiano Ronaldo y Leo Messi han protagonizado en los últimos días las dos caras de la moneda. Mientras que el delantero del Real Madrid ha sorprendido al mundo con su humanidad al costear el tratamiento de un niño con cáncer, el futbolista del Barcelona ha dado la nota en Cancún al dejar plantados a los niños de una clínica que debía visitar. ¿El motivo? Que estaba durmiendo en su hotel. No cabe duda de que la imagen que se vende de cada uno de los futbolistas está muy alejada de la que es en realidad.

Messi
Mientras que a Cristiano Ronaldo se le crucifica por ser una persona prepotente y egoísta, a Messi se le beatifica por su humildad y sus valores. Son muchos los que ponen como ejemplo de bondad al argentino mientras a CR7 lo colocan poco menos que a la altura del demonio. Sin embargo, los hechos demuestran que realmente es todo lo contrario. Así lo refleja una información llegada en las últimas horas desde Cancún, donde Messi se saltó tres compromisos por estar durmiendo en su hotel. 
Uno de ellos se trataba de una visita a una clínica infantil, donde los niños se quedaron con las ganas de ver al astro argentino, más pendiente de disfrutar de sus vacaciones que de cumplir sus promesas. Así, mientras Messi juega con la ilusión de los más pequeños, Cristiano demuestra que el argentino no le llega a la suela del zapato con la historia de Nuhazet, el niño canario cuyo tratamiento para el cáncer está pagando el portugués. Una historia que, por otra parte, ha salido a la luz por boca de la familia, no del portugués. 
Y es que lo de ponerse medallitas no va con Cristiano, al menos cuando estamos hablando de humanidad y solidaridad. El portugués es todo un ejemplo en ese sentido, aunque nadie se lo reconozca. Mientras, esos mismos que ponen en duda el buen nombre de Cristiano encumbran a un Messi que es noticia cuando firma la camiseta a un niño que salta al campo, pero no cuando se salta una visita confirmada a una clínica donde decenas de niños se quedaron con las ganas de verlo. Por desgracia, parece que esto está montado así... Pero el 'malo' es el 'bueno', y el 'bueno' es el 'malo'. Las apariencias engañan.