La actriz murió hoy, a los 74 años, tras una complicación surgida por un cáncer de sangre; lo confirmó su marido, Gerardo Gonzáles, quien la acompañaba en la Fundación Favaloro

Falleció la "señora vedette", Ethel Rojo

La actriz y vedette Ethel Rojo falleció esta mañana, a los 74 años, debido a una complicación renal que sufrió como consecuencia de un cáncer de sangre que le diagnosticaron en 2008.

Su marido, Gerardo Gonzáles, confirmó a la prensa su fallecimiento, ocurrido a las 7.30 en la Fundación Favaloro, donde permanecía internada desde principios de junio. Como consecuencia de su afección, un mieloma múltiple que es un tipo de cáncer parecido a la leucemia, la vedette tuvo problemas con el funcionamiento de los riñones y debieron someterla a diálisis.

En el momento de su muerte, la acompañaba su marido, Gerardo Gonzáles (hermano de la actriz Marta Gonzáles), y su hermana Gogó Rojo, quien también sufre de cáncer en la sangre.

"El mieloma múltiple no es curable y avanza. Lo que hacen con la diálisis es purificar la sangre de todas las toxinas que le agrega el mieloma múltiple, que ataca a todos los órganos por los que pasa. No sólo la médula ósea y los huesos, tiene insuficiencia renal", había explicado su marido, consultado por un programa de radio, días atrás.

Los restos de la vedette serán velados desde las 17 hasta las 2 en la casa velatoria Zucotti, ubicada en la avenida Córdoba al 5000, en el barrio porteño de Palermo, y mañana será inhumados en el Panteón de Actores del cementerio de la Chacarita.

UNA DIVA, DE VERDAD

Ethel Rojo nació el 23 de diciembre de 1937 en Santiago del Estero y desde muy joven se inclinó por el baile y marcó una época dorada en la revista nacional. El pico de su carrera como vedette fue en los 60 y los 70 cuando comenzó a brillar en el teatro y en películas argentinas y españolas. Además, junto con su hermana Gogó Rojo, actuó en varias obras de teatro, en cine y en comedias. El teatro Maipo fue uno de sus grandes escenarios, en sus tablas debutó a los 17 años. Gracias a sus aptitudes y amor a la revista, comenzó a llamar la atención de las grandes figuras de esa escena.


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=JYr4xdDrBMo

"Era una chiquilina que recién empezaba." -recordaba Ethel en una entrevista con LA NACION en 2008- "En ese momento, el teatro era de Zully Moreno y de [Luis César] Amadori. Ellos me contrataron como bailarina rasa. Era muy buena para estar tan al fondo y me fueron ascendiendo poco a poco. Al año y medio de haber debutado, ya me empezaron a dar roles más importantes y me pusieron el rótulo de la vedette juvenil. Y yo, que era una figurita, me fui a Europa y, después de unos años allí, volví como figura. Lo demás es historia."

En el Maipo, Ethel y su hermana Gogó causaron sensación al aparecer en escena desnudas y pintadas de dorado.