Deep Purple a 40 años de Machine Head, clásico del metal

Deep Purple a 40 años de Machine Head, clásico del metal


Hard Rock





Publicación 10 de Marzo de 1972
Grabación 6 de diciembre - 21 de diciembre de 1971
Montreux, Suiza
Géneros: Heavy metal
Hard rock
Duración 37:25 Edición original
96:34 Edición 25º aniversario (1997)
Discográfica EMI/Purple (Reino Unido)
Warner Bros. (EE.UU.)
Productor: Deep Purple
Track list:

1."Highway Star" – 6:05
2."Maybe I'm a Leo" – 4:51
3."Pictures of Home" – 5:03
4."Never Before" – 3:56
5."Smoke on the Water" – 5:40
6."Lazy" – 7:19
7."Space Truckin'" – 4:31


El disco de 1972 contiene siete de los grandes clásicos del mítico conjunto de hard rock inglés. Entre esos temas, "Smoke on the Water" y "High Way Star". “High Way Star” es el tema que abre los fuegos en el macizo y atractivo álbum “Machine Head” de Deep Purple, editado en 1972. El agudo pero prolijo grito de Ian Gillan, el ritmo hiperbailable que comanda la batería de Ian Paice, la tímida irrupción de la guitarra de Ritchie Blackmore casi como instrumento de marcación (como el bajo de Roger Glover) para luego adquirir mucho protagonismo con los teclados de Jon Lord, marcan aquel principio.


Heavy Metal

Deep Purple
smoke on the water






Es el comienzo de “High Way Star” (algo así como “Estrella del Alto Camino”), canción donde el ritmo se mantiene casi en la integridad de la estructura y donde Deep Purple, de alguna manera, consagra su propio estilo: un rock de sonido contundente, con muchas variables rítmicas entre un tema y otro, donde todos los instrumentos se lucen aunque claramente la guitarra de Blackmore y los teclados de Jon Lord lucen mucho y también “dialogan”.

La potente y matizada voz de Gillan, con cierto guiño a Elvis Presley y una presencia escénica tan carismática como la de Robert Plant (Led Zeppelin), redondea una etapa rutilante de la banda inglesa.


Origen de “Smoke on the Water”

Las sesiones de grabación de este clásico álbum, el de mayor éxito comercial de la carrera de los “Púrpura Profundo” y el sexto en términos cronológicos de su extensa discografía, se iniciaron a fines de 1971 en Montreux, Suiza. La mención del lugar no es un tema menor, tomando en cuenta que el corte más famoso del álbum -y, probablemente, de la historia de la agrupación-, “Smoke on the Water”, dice relación con una experiencia difícil que le tocó vivir a la banda por aquel entonces en la misma ciudad helvética.



En efecto, la banda presenciaba la actuación del gran Frank Zappa y su banda The Mother of Inventions en el casino de Montreux, próximo al lago Geneva, cuando uno de los asistentes hizo detonar una bengala que, en cosa de minutos, produjo un voraz incendio, que significó la evacuación de la gente del recinto. Gillan y Glover se fueron al hotel donde se alojaba el grupo y observaron, desde allí, como el humo sobresalía sobre las aguas del lago. La situación inspiró a los músicos: Gillan escribió la letra y así nació “Smoke on the Water” (Humo sobre el agua).

“Machine Head”, que fue finalmente terminado de grabar y editar en 1972, da origen a una maratón de actuaciones durante 10 meses, ventas millonarias del álbum, importante presencia en los rankings de popularidad y, como contrapartida, el quiebre entre sus dos máximas figuras y muy amigos entre sí: Ritchie Blackmore y Ian Gillan. Las dificultades internas gatillan la partida del cantante, lo que da origen a otra etapa y la llegada de un vocalista de pergaminos nada despreciables en intensidad: David Coverdale.


Ecléctico, pero sobre todo hard rock
Si Deep Purple fue una de las primeras agrupaciones de rock en grabar y actuar en vivo con una orquesta sinfónica, también fue una de las primeras en demostrar que el rock podía ofrecer un abanico de posibilidades sonoras sin perder el espíritu intenso de este tipo de música, que a principios de los años 70 tenía poco más de 15 años si se considera el referente de “Rock Around the Clock” (1955) de Bill Halley & his Comets.

En otras palabras, Deep Purple demostró que se podía seguir siendo un grupo de rock brindando a su vez un trabajo novedoso y fresco. “Machine Head” es una especie de resumen de aquel estilo: hay espacio para el rock and roll, el blues y el rock progresivo -con matices: partes calmas, con mucho lucimiento de órgano; y, otras, de ritmos más acelerados-, pero nunca dejando al margen la dureza de la guitarra. En otras palabras, una gran cuota de hard rock.

Y, en efecto, “Machine Head” está lleno de clásicos (siete en total): “Highway Star”, “Maybe I’m A Leo”, “Pictures of Home”, “Never Before”, “Smoke on the Water”, “Lazy” y “Space Truckin”.





--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

0 comentarios - Deep Purple a 40 años de Machine Head, clásico del metal

Los comentarios se encuentran cerrados