Microsoft está en Ámsterdam celebrando una serie de eventos relacionados con Windows 8 y todos los detalles que ha ido añadiéndole estos últimos meses. Muchos de los detalles ya los conocíamos, pero otros son completamente nuevos y la cantidad de pequeños trucos y mejoras que han incluido en Windows 8 es sencillamente impresionante.

Las claves de Windows 8


Veamos primero las que para Microsoft son las claves de Windows 8:

- Movilidad: para nadie es un secreto que Windows 8 es una apuesta fuerte por las tablets sin perder de vista el escritorio. La movilidad es, por primera vez en la historia de Windows, una de las claves.

- Experiencia táctil: Unido a esa movilidad, las propiedades táctiles son también uno de los pilares en los que se apoya Windows 8. No es ni mucho menos la primera vez que podemos controlar Windows mediante una superficie táctil, pero sin duda nunca se había podido hacer así de bien.

- Conectividad: Windows 8 incluye opciones avanzadas de conectividad, no sólo las tradicionales sino también enfocado en conexiones móviles por ejemplo.

- Conectar: Las aplicaciones en Windows 8 se complementan y se “hablan” entre sí para mejorar y ampliar sus funcionalidades.

- Personas: El propio usuario y sus contactos son otra parte importante, todo el sistema está diseñado para poder compartir contenido fácilmente desde cualquier lugar.

- Home & Enterprise: Al igual que sus antecesores esta versión de Windows está enfocada tanto para el hogar como para la empresa. Hay serias dudas, y aquí entramos ya en el terreno personal, de que en el terreno empresarial la interfaz Metro vaya a funcionar igual de bien, y en su lugar que utilicen continuamente la antigua interfaz de Windows 7

Microsoft


La experiencia de Windows 8

Junto con las claves, Chaitanya Sareen, el equipo de Windows 8 User Experience ha mostrado todo el poderío de Windows 8 en acción, especialmente el comportamiento y la fluidez de todo el sistema del que hay que admitir que a pesar de estar aún en fase preview funciona de manera impecable.

Internet Explorer 10 en Metro ha sido una de las primeras demos, junto con el desbloqueo por patrón del que ya hablamos, y en el que Microsoft ha incorporado algunas novedades interesantes. Por ejemplo, en aquellos artículos que aparezcan “paginados” o en un blog como ALT1040 donde aparece en la parte de abajo una serie de páginas, de números, podemos movernos entre ellas sin tocar los botones simplemente deslizando el dedo hacia delante o hacia detrás. De manera similar a como funciona navegar hacia adelante o hacia atrás en Safari en OS X con el trackpad pero aplicado a la paginación de contenido.

En Internet Explorer también aparece una columna en el lado derecho donde irán apareciendo las aplicaciones compatibles para compartir contenido y así poder compartir, directamente desde el navegador, las distintas páginas para enviarlas por email o twittearlas.

La interfaz Metro, y ahora hablamos ya de cualquier aplicación en general es otra de las claves. Por ejemplo, en un libro de recetas podemos añadir una directamente a la cuadrícula del menú principal para tener la información y los ingredientes a simple vista.

Semantic Zoom es un zoom que se activa con los dedos y que ofrece por orden alfabético para acceder al contenido más rápidamente. Otras funciones como deslizar el dedo desde el borde izquierdo hacia dentro para camibar entre aplicaciones lucen increíblemente fluidas.

Pare cerrar una aplicación simplemente arrastramos la aplicación desde el borde superior hacia abajo, ambos gestos se sienten naturales y fáciles de aprender y mecanizar, el típico gesto que una vez asimilas ya no puedes dejar de usar.

Sistema Operativo


Windows 8 en ordenadores de escritorio

Una de las principales críticas más sonadas por el momento a Windows 8 es que está quizá demasiado inclinado hacia el lado de las tablets. Así pues ¿Qué sucede con aquellos que prefieran evitar la interfaz Metro? ¿Qué ocurre cuando tenemos que utilizar Windows 8 con un ratón y un teclado?

Lo que en tablet eran bordes activos y para cerrar arrastrábamos de abajo arriba con ratón se convierten en esquinas. Como muchos sabréis el botón de Windows clásico desaparece en Windows 8 pero simplemente acercando el cursor a la esquina inferior izquierda se abre la interfa Metro que puede entenderse como el nuevo y vitaminado menú de inicio en Windows 8.

El principal problema de esto, a la espera de probarlo de manera más intensiva, es que se pierde la experiencia unificada de usuario al cambiar entre táctil y ratón.

Para moverse entre los distintos paneles de la interfaz Metro de izquierda a derecha o de derecha a izquierda ya no es necesario hacer scroll o arrastrar la barra de desplazamiento de la parte inferior (aunque la opción sigue disponible), simplemente colocando el cursor o haciendo intención de ir a un lado o a otro, el menú se desliza automáticamente.

El tiempo de arranque en un Samsung Series 9 on disco duro SSD (importante detalle), el arranque es de apenas unos segundos, un grandísimo punto a favor. En este tipo de ordenadores que montan su propio trackpad podemos usar también los bordes para lanzar los laterales activos.

Se ha mejorado muchísimo también toda la funcionalidad con varios monitores, especialmente porque en el área que divide ambos espacios de trabajo, que en cualquier otro sistema operativo o en anteriores versiones de Windows, existe una continuidad entre ambos espacios de trabajo. En Windows 8 sin embargo se añaden unas pequeñas “barreras” virtuales que permiten lanzar las mismas esquinas activas que tendríamos con un sólo monitor.

claves


Tienda de aplicaciones de Windows 8

Un sistema de reparto de beneficios del 70%-30% para el desarrollador, y Microsoft ha prometido que recompensará de diversas maneras a aquellos desarrolladores que creen aplicaciones realmente populares y que ayuden al crecimiento y popularización de la tienda.

Está dividida por categorías y al instalar cada aplicación en una columna al lado izquierda se detallan todos los permisos que la aplicación necesitará y a qué nos pedirá acceso, como por ejemplo una conexión a internet o acceso a nuestros contactos.

Cada vez que compramos una aplicación y se completa la descarga y la instalación de la misma aparece una notificación que nos avisa de que ya podemos usarla. Otra de las grandes características y de la que ya habíamos oído hablar es sobre la posibilidad de probar aplicaciones de manera gratuita para decidir si queremos comprarlas o no, algo de lo que debería aprender todas las demás tiendas de aplicaciones.

Muy cerca de la versión final (aunque nada nuevo)

La sensación general, tanto a nivel de acabado y pulido del sistema como la impresión que da Microsoft hacia afuera es que queda poco, muy poco, para que Windows 8 llegue al gran público, la verdadera prueba de fuego y que decidirá si todos estos cambios son el camino a seguir (que en mi opinión lo es) o si ese cambio es demasiado radical para todo ese núcleo duro de usuarios que lleva usando Windows y su escritorio desde el principio.

Como principal punto en contra, Microsoft hoy no ha presentado realmente nada que no supiésemos. Algún detalle aquí, otro detalle allá, pero ni muccísimo menos novedades radicales que no hubiésemos visto hasta ahora, otro motivo más para pensar que nos encontramos cerca de la versión final pero una lástima que no guarden un as final en la manga.