Desde hace unas semanas, vengo viendo algunas publicaciones acá en Taringa, sobre experiencias de personas en sus universidades. Algunos son puras quejas, y otros con algunos consejos que sirven para los que están interesados en estudiar eso. Quisiera compartir mi propia experiencia, en la universidad siglo 21, y que si bien no ha sido mala, puede servirle a alguien como información antes de embarcarse en una carrera de mucho tiempo, o para que todos los que están teniendo problemas para terminar su carrera universitaria sepan que con esfuerzo se puede.
Muchas veces nos dejamos rendir ante diferentes circunstancias, pero yo creo que si buscamos un poco siempre vamos a encontrar la mejor manera de terminar lo que empezamos, sólo es cuestión de no dejarse estar, de averiguar las diferentes formas de estudiar que te ofrecen todas las universidades.
Apenas terminé el colegio empecé la carrera en otra universidad, pero al ver que no era lo que yo esperaba decidí cambiarme y comenzar de cero. Empecé a averiguar sobre universidades y modalidades de estudio hasta que me encontré con la Universidad Siglo 21.
Siempre quise ser Abogada y para mí es importante, en un futuro cercano, dedicarme a hacer lo que me gusta: poder ayudar a la sociedad aportándole algo que la pueda beneficiar; y realmente estudiar en la ue siglo XXI lo está volviendo una realidad.
Estudiar lo que siempre quise es un sueño que vivo día a día al ver que de a poco, con mi esfuerzo y el de mi familia, estoy logrando lo que quiero. Desde el principio mis padres me apoyaron en esta decisión, aunque a ellos no les gustaba mucho la idea de que estudie en una universidad a distancia, pero como en la siglo 21 voy una vez a la semana, el poder relacionarme con compañeros y saber que están en mi misma situación me da aliento para seguir y ver resultados.
La modalidad en la que estoy estudiando se llama Distribuida, con asistencia una vez a la semana a un centro universitario cerca de mi pueblo. Aunque tenga que hacer un ajetreo importante para poder estudiar, ya que no tengo conexión a los medios de transporte para poder volver a mi localidad y debo viajar todas las clases, esta modalidad me ayudó mucho a no dejar, a continuar avanzando, y la manera de dictado de clases me dio una mejor oportunidad para seguir adelante con mi sueño.
Gracias a facebook y twitter pude conocer a otros compañeros, que estudiaban lo mismo u otras carreras en otras partes del país, pero que tenían los mismos problemas y las mismas dificultades que yo. Si bien en las plataformas de la ue siglo XXI siempre encontré respuestas de los tutores, a veces no tan rápido como me hubiera gustado, lo que más me ayudó fue saber que no estaba sola, que mis miedos, mis problemas y dificultades eran los mismos que el de muchos otros compañeros que también trabajaban, o tenían familia, o por cuestiones de dinero no podían estudiar en otra modalidad.
Durante mi búsqueda escuché todas las campanas, encontré gente muy enojada con la universidad siglo xx1, y eso me dio un poco de miedo al principio, recordé lo que mis padres me decían sobre estudiar a distancia. Pero en ese momento para mí era la única forma que encontraba de hacer mi sueño posible. Después comprendí que no todas las modalidades están hechas para todas las personas, cada uno tiene que buscar hasta que encuentra lo que es más adecuado para uno, yo lo encontré, y por eso estoy tan entusiasmada con mi carrera.
Claro que además, en la universidad siglo xxi conocí gente muy buena y compañeros que me han ayudado. Para mí lo más importante fue que mi rendimiento laboral no se vio perjudicado porque reparto mis horas para poder estudiar y trabajar en el negocio familiar.
Además de convertirte en profesional y obtener un título universitario, recibirte te brinda ventajas sociales y económicas, pero también te ayuda en la personalidad porque se adquieren conocimientos sumamente importantes que te forman e instruyen para que el día de mañana seas tu propio jefe, tu propio líder. Espero poder seguir con el mismo ritmo y entusiasmo que hasta ahora, sólo me queda un año para terminar de estudiar, ahora tengo que visitar el campus de la universidad siglo xxi, en Córdoba, para rendir mi EFIP I. Ese será mi primer paso en la recta final.
Sé que cuando me reciba y sea profesional mi experiencia va a ser mucho más significativa, pero realmente quería compartir que se puede, y lo quería decir mientras lo estoy haciendo, con sueño, cansada, pero feliz de saber que el día de mañana veré los resultados.

Perdón por el post largo! Es mi primer artículo y quería estar segura de hacerlo bien, así que me tomé mi buen tiempo para escribirlo. espero que les guste!