epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Un paseo diferente para los chicos en estas vacaciones de in

En el corazón de Chacarita, La Nube integra en su espacio una diversidad de opciones: desde los primeros libros y juguetes, títeres nuevos y antiguos, hasta obras de teatro y relatos radiales. Un lugar especial para ingresar a un mundo de fantasía

Un paseo diferente para los chicos en estas vacaciones de in

Con más de 70.000 ejemplares entre libros de más de 50 años de antigüedad, revistas y documentos, las paredes de la Asociación La Nube parecen ausentes. Da la impresión de que los miles de ejemplares cuelgan en el aire, ordenados uno al lado del otro.

La Nube es mucho más que una librería: "Es un espacio cultural que tiene como objetivo difundir la cultura de la infancia para los chicos y por los chicos. Eso quiere decir para todo adulto que esté interesado, y trabaje o investigue o tenga algún interés en particular en acercarse a los niños", aseguró Ana Medina, directora ejectiva y creativa, a Infobae.com.

Ya desde el ingreso hay aroma a libros, ese tan particular que invita a sentarse a leer, pero la inquietud es decidirse por uno de ellos.

Está la colección completa de la revista Billiken, también hay libros troquelados, otros con las hojas amarillas... Pero todos están ahí, dispuestos a iniciar un recorrido de fantasías, quizás ya conocido.


chicos

"Lo primero que van a encontrar son paredes repletas de libros: es la biblioteca más grande del país, con todos los temas que atraviesa la infancia. Hay un estimativo de 70 mil libros", aseguró la inventora de juegos y de las mil maneras de entretener a los chicos.

La riqueza de este lugar, nacido en 1975 como una librería en el barrio de Once, reside en los amplios contenidos a los que los niños pueden acceder: visitas temáticas, un espacio de lectura, distintos talleres, un espacio de radio, donde se les da "la posibilidad de poder expresarse y de que encuentren nuevos mundos" a través de los sonidos.

Pero no hay sólo libros. Hay una buena cantidad de objetos que quizás muchos de los niños que los ven no sepan nombrar: desde una vitrola hasta una radio de madera con perillas para cambiar el dial, siempre en AM. También pueden encontrar unos grandes discos negros con circulos interiores como trazados con compás, y un agujerito en el medio. Sí, son los viejos y queridos vinilos: la colección de Cantaniños dice presente entre tantos.



La historia de un lugar que comenzó con una biblioteca personal

La Nube nace de la visión de Pablo Medina, su fundador, quien tuvo la idea casi visionaria de crear un espacio especializado en niños.

Fue un maestro que dejó la docencia y se dedicó a armar un lugar para quienes soñó educar. "Necesitaba saber más, encontrar cosas", señaló su heredera.

Esta hoy gran biblioteca se inició con los ejemplares personales del docente. Entre ellos figuran los primeros textos tanto de literatura como escolares que fueron editados en el país.

Hoy el espacio, declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación, ofrece a todos los niños materiales de distintas expresiones artísticas.

0 comentarios - Un paseo diferente para los chicos en estas vacaciones de in

Los comentarios se encuentran cerrados