Un tribunal británico obliga a la empresa californiana a difundir en periódicos y en su web que las tabletas Galaxy no imitan al iPad.

Apple fue condenada a decir que Samsung no le copia.

"Samsung no me copia, Samsung no me copia, Sam....", este parece ser el castigo que le ha impuesto a Apple el Alto Tribunal de Inglaterra y Gales por su denuncia contra el diseño de las tabletas Galaxy Tab del fabricante surcoreano.

apple

Además de fallar que el diseño de la Galaxy es lo bastante diferente como para no apreciar infracción alguna, el juez Colin Birss obliga a Apple a que durante seis meses inserte en su web británica el aviso de que Samsung no copió al iPad. Además deberá gastarse un dinero para publicar lo mismo en anuncios insertados en periódicos y revistas británicos.

galaxy

El juez proclamó la inocencia de Samsung con el argumento de que sus tabletas no son tan cool, tan chulas, como el iPad. La defensa de Samsung se basó en que la reclamación de Apple tiene un concepto genérico del diseño que no solo daña al desarrollo de la industria sino también a la elección del consumidor.


tab