La dictura del terror ETA


Así Nació la banda terrorista



dictadura

Bilbao, 31 de julio de 1959. Un grupo de estudiantes radicales disidentes del colectivo EKIN –nacido en 1952 para reaccionar contra la pasividad y el acomodo que en su opinión padecía el PNV– funda Euskadi Ta Askatasuna (Euskadi y Libertad). Es el nacimiento de ETA, una alternativa ideológica a los postulados del PNV con cuatro pilares básicos: la defensa del euskara, el etnicismo (como fase superadora del racismo), el antiespañolismo y la independencia de los territorios que, según reivindican, pertenecen a Euskadi: Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra (en España), Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa (en Francia).

Su primera acción violenta se produce el 18 de julio de 1961: el intento fallido de descarrilamiento de un tren ocupado por voluntarios franquistas que se dirigían a San Sebastián para celebrar el Alzamiento.
terrorismo
20.12.1973. ETA asesina a Carrero. (AFP)


Los Años '70

La banda terrorista logra su mayor golpe de efecto con el asesinato del almirante Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973, en un espectacular atentado en la calle Claudio Coello de Madrid. El primer atentado masivo se produjo al año siguiente: el 13 de septiembre de 1974, 12 civiles morían y otros 80 resultaban heridos en la explosión de un artefacto en la cafetería Rolando, en la calle Correo de Madrid, situada junto a la Dirección General de Seguridad.

El debate interno sobre este atentado masivo provoca la primera escisión importante en la organización: los «milis» de ETA militar, partidarios de la insurrección popular, se desmarcan de los «polimilis» de ETA político militar, que apuestan por la violencia selectiva.

La actividad terrorista no cesa con la muerte de Franco. A pesar de las ilusiones democráticas renacen con la muerte del dictador, los últimos años de la década de los 70 fueron especialmente sangrientos, con atentados indiscriminados que se cobran la vida de más de un centenar de personas.

La amnistía decretada el 15 de octubre de 1977 afecta a los presos etarras encarcelados durante la dictadura franquista.

Los años '80
eta
18.06.1987. Coche bomba en el parking de Hipercor en Barcelona. (Domenec Umbert)


En la década de los 80, ETA recrudece su ofensiva para forzar las negociaciones con el Gobierno y los atentados masivos e indiscriminados azotan a la sociedad española como no lo había hecho hasta entonces.

El 15 de julio de 1986, 12 agentes de la Guardia Civil mueren al explosionar un coche bomba en la Plaza de la República Dominicana de Madrid. Al año siguiente, el 18 de junio de 1987, otro coche bomba sembraba el terror en el parking del centro Hipercor de Barcelona, provocando 21 muertos y 45 heridos. El 11 de diciembre de ese mismo año, un coche bomba con 250 kilos de explosivos hacía explosión frente a la Casa Cuartel de Zaragoza, dejando un balance de 11 muertos y 40 heridos.

Antes, había desaparecido ETA político-militar (en 1982) y comenzado la «guerra sucia» de los GAL. El 23 de septiembre de 1984, Francia concede, por primera vez, la extradición de tres presuntos miembros de ETA a España, sentando precedente para futuras colaboraciones. Los partidos políticos también mueven pieza en su terreno. Se firman el Pacto de Madrid (1987), el Pacto de Ajuria Enea (1988) y el Pacto de Navarra (1988).

En esta década se produce uno de los episodios más destacados de las disidencias internas en el seno de la banda terrorista: Dolores González Cataraín 'Yoyes', que abandonó la organización en 1980 por su desacuerdo con la línea dura, fue asesinada el 10 de septiembre de 1986 mientras paseaba con su hijo. La reinsertada más significativa, uno de los miembros de ETA más buscados durante los años 70, se había instalado en San Sebastián en 1985 tras 11 años de exilio en México.

En 1989, ETA y el Gobierno intentan dialogar y acercar sus posturas en las conversaciones de Argel, tres meses de contactos que estuvieron acompañados de una tregua de la banda terrorista, que retomó las armas tras la ruptura del diálogo.

El Golpe de Bidart
euskadi
Ignacio Gracia Arregui, 'Iñaki de Rentería'. (EFE)


El 29 de marzo de 1992, pocos meses antes de la Expo' 92 y de los Juegos Olímpicos de Barcelona, se produjo una de las mayores operaciones contra ETA. Después de una minuciosa investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, la policía francesa detuvo a la dirección de la banda terrorista, en un chalé de la localidad de Bidart. La cúpula etarra estaba integrada por José Luis Álvarez Santacristina «Txelis», José Javier Zabaleta Elósegi «Baldo», Francisco Múgica Garmendia «Paquito» y José Arregi Erostarbe «Fitti».

Esta actuación policial provocó la mayor crisis registrada hasta entonces en el seno de la banda criminal. El «golpe de Bidart» obligó a ETA a recomponer su dirección, reorganizar su entramado civil y extremar las medidas de seguridad.

Ante esta situación, el 11 de julio de ese mismo año, la nueva dirección de ETA (Ignacio Gracia Arregi «Iñaki de Rentería», Mikel Albizy «Antza» y Feliz Alberto López de la Calle «Mobutu») propuso una tregua de dos meses. Como condición para silenciar las armas, exigió que el entonces secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, se traladara a Santo Domingo para negociar con Eugenio Etxebeste «Antxon», en un intento de recuperar las conversaciones de Argel. Pero el diálogo no se materializa y el 21 de junio de 1993 ETA vuelve a atentar contra seis militares en Madrid, cerrando a puerta a cualquier posible negociación.

En medio de la inestabilidad provocada por el descabezamiento de la banda, la violencia callejera se convirtió en su mejor arma. Se organizaron grupos violentos que actuaban en distintos niveles:

Grupos «X», formados por jóvenes radicales encargados de realizar destrozos callejeros.

Grupos «Y», compuestos por un máximo de cinco personas, se dedican a cometer pequeños atentados.

Grupos «Z» integrados por miembros especializados, son los responsables de los coches bomba y de los asesinatos.

Los atentados mas sangrientos

Euskadi ta askatasuna

1987. Atentado en Barcelona. (Domenec Umbert)



19.06.1987. Coche bomba en el parking del centro comercial Hipercor de Barcelona.
21 muertos y 45 heridos.

1987. Atentado en Barcelona. (Domenec Umbert)
15.07.1986. Coche bomba en la Plaza de la República Dominicana de Madrid, al paso de un convoy de la Guardia Civil.
Mueren 12 agentes.
13.09.1974.
Explosión de un artefacto en la cafetería «Rolando» de Madrid.
Mueren 12 civiles.

11.12.1987. Coche bomba con 250 k. de explosivos contra la Casa Cuartel de Zaragoza.
11 muertos y 40 heridos.
29.05.1991. Coche bomba en el cuartel de la Guardia Civil en Vic (Barcelona).
Mueren 10 personas.
29.07.1979. ETA coloca sendos artefactos en dos estaciones de trenes de Madrid. Mueren ocho personas: cinco civiles, un guardia civil y un miembro de la policía Nacional
11.12.1995. Estalla un coche bomba al paso de un furgón militar en Vallecas (Madrid).
Mueren seis civiles que trabajaban para la Armada.
21.06.1993. Explosión de un coche-bomba al paso de una furgoneta militar en Madrid.
Siete muertos (seis militares y un civil) y 36 heridos.

Diez fugas y decenas de intentos frustrados

El 5 de enero de 1969, Izko de la Iglesia y Gregorio López Isasuegui eran detenidos en la prisión de Pamplona cuando intentaban liberar a Arantxa Arruti Odriozola, esposa de López Isasuegui. Desde entonces han sido numerosas las fugas e intentos de huida de miembros de esta organización terrorista de cárceles españolas y francesas.


La dictura del terror ETA
Ibon Fernández Iradi se fugó el 21 de diciembre de 2002. (EFE)



La última ha sido la de Ibon Fernández Iradi, 'Susper', considerado jefe de comandos de ETA, que se escapó de una comisaría francesa apenas 48 horas después de su detención.

07.07.1985.
Los miembros de ETA, Iñaki Picabea (ex diputado del Parlamento vasco por HB) y Joseba Sarrionaindía, condenados a más de 30 años de cárcel cada uno, se fugan de la prisión de Martutene (San Sebastián), escondidos en el interior de sendos bafles, aprovechando la actuación musical que ese día había ofrecido en el centro penitenciario el cantautor vasco Imanol Lárzabal.
20.01.1980.
María Izaskún Machirena, Miguel Machirena y Jesús María Zalegui se fugan de la prisión guipuzcoana de Martutene. Los reclusos desarmaron a varios funcionarios y, con sus uniformes, salieron a punta de pistola del centro penitenciario. Dos vehículos estaban esperándoles para facilitar su huida.
20.12.1979.
Miembros de ETA logran liberar a Antxon Carreras, que convalecía en la residencia sanitaria de San Sebastián de las heridas de bala producidas a consecuencia de un enfrentamiento con la policía.
27.09.1978.
Un comando de ETA libera en el hospital civil de Basurto, en Bilbao, a Rubén Santamaría Pérez. El comando redujo a los dos policías que custodiaban al terrorista.
18.07.1978.
El etarra Bernardo Aizpitarte se fuga de la clínica de San Miguel de Beasain, donde permanecía internado como consecuencia de un enfrentamiento con la Guardia Civil. El terrorista escapó por una ventana y se descolgó con una cuerda hasta el suelo.
05.04.1976.
Veintinueve presos, 24 pertenecientes a ETA, consiguen huir de la cárcel de Segovia construyendo un túnel que les condujo al colector. Tras dispersarse, la Guardia Civil localizó a varios fugados y en los enfrentamientos resultó herido uno de ellos. Aunque casi todos los evadidos fueron detenidos con posterioridad,cuatro miembros de ETA lograron llegar a Francia.
05.07.1974.
Juan José Urcelay es liberado por cuatro de sus compañeros en el hospital de San Sebastián, en el que estaba internado.
11.12.1969.
Diez terroristas y cinco reclusos comunes se fugan de la prisión provincial de Basauri (Vizcaya). Tres de los huidos (José Luis Riaño y Luis y Justo Gonzalez Huete), fueron detenidos el día 19.

21.12.2002.
Se escapa de la comisaría de Bayona Ibon Fernández Iradi, supuesto jefe de comandos de ETA. Había sido detenido tres días antes.
17.08.2002.
El presunto etarra Ismael Berasategui Escudero se fugó de la prisión parisiense de La Santé, tras ser reemplazado por su hermano José Antonio aprovechando una de las entrevistas regulares a las que tienen derecho los reclusos. La evasión fue revelada cinco días después por el hermano del fugado.

13.11.2000.
El ex dirigente de ETA Félix Alberto López de Lacalle, 'Mobutu', se fugó de un hotel de Aubusson en el que estaba confinado a la espera de ser expulsado de Francia. 'Mobutu' protagonizó la fuga más espectacular de la historia de la banda: se descolgó con sábanas anudadas desde una ventana de la segunda planta y huyó en un automóvil que le esperaba. Al no estar detenido sino confinado, la fuga no es considerada por las autoridades francesas delito y sólo recibe una sanción administrativa.


dictadura

'Mobutu', ex número dos de ETA. (EPA/AFP)




36 Etarras muertos por sus propias bombas

Desde 1969, 36 miembros de ETA han muerto mientras manipulaban artefactos explosivos con los que pretendían atentar. Esta es la relación de víctimas que las bombas de la banda terrorista han causado dentro de sus propias filas:

terrorismo
Hodei Galarraga. (EFE)


eta
Olaia Castresana. (EFE)




24.09.2002.
Hodei Galarraga y Egoitz Gurrutxaga Gogorza mueren al estallar la dinamita que llevaban en una mochila cuando circulaban por el barrio bilbaíno de Basurto.

24.07.2001.
Olaia Castresana fallece al explosionar diez kilos de dinamita, que estaba manipulando en un apartamento de la urbanización Puerto Romano de Torrevieja (Alicante). Otras 11 personas resultaron heridas.
07.08.2000.
Patxi Rementeria, Ekain Ruiz Ibarguren, Zigor Aranbarri Garamendi y Urko Gerrikagoitia Agirre mueren en el barrio bilbaíno de Bolueta, al explotar el coche en el que circulaban y que se hallaba cargado con 25 kilos de explosivo.
29.03.1994.
Jose María Igerategui Gilisagasti 'Ijitu', de 26 años, 'miembro liberado' del 'comando Donosti', fallece al explotar el artefacto que llevaba en una mochila por las inmediaciones de las sedes de los gobiernos civil y militar de Vitoria.

05.02.1993.
José Bernardo Astiazarán Otamendi 'Indio', de 30 años, muere al estallarle la bomba que manipulaba en su coche y que pretendía colocar en un repetidor de televisión en Hernani (Guipúzcoa).
21.10.1992.
El policía municipal de Baracaldo Josu Olabarría Santurtun, de 35 años, presuntamente vinculado con ETA, fallece al explotar el artefacto casero que manipulaba.
25.10.1991.
Francisco Javier Goitia Elordi muere y Óscar Abad Palacios -miembro del comando 'Txalaparta'- resulta herido al explotar un artefacto que manipulaban en un piso de Bilbao.
21.08.1990.
José María Aranzacistroki fallece cuando iba a colocar un artefacto en un hipermercado de Oyarzun (Guipúzcoa). Tras su muerte, el Ayuntamiento de Usurbil, gobernado por HB, le nombró hijo predilecto del municipio.
15.08.1987.
María Teresa Pérez Ceber, de 25 años, y Rafael Etxebeste Garmendia, de 23, mueren en San Sebastián mientras manipulaban un artefacto dentro de un coche estacionado en los alrededores del río Urumea.
05.04.1987.
Alfonso Yoldi Martínez y Emiliano Iturri Lizoaín, miembros del comando legal de ETA Militar, mueren en Tafalla al explosionar el artefacto que manipulaban.
13.12.1986.
Juan Carlos Gallardo muere en Pamplona.
03.09.1985.
Luis Isasa Lasa, de 25 años, miembro de ETA Militar, fallece en Pasajes (Guipúzcoa) al hacerle explosión una bomba que estaba colocando en el coche de un agente de la Policía Nacional.
13.07.1983.
Muere en San Sebastián el etarra Antonio Tolosa González, al explotar el artefacto que manipulaba en una zona peatonal cercana a los lugares de celebración de las fiestas de la Semana Grande.
19.04.1983.
Félix Badiola Etxaburu y José Gárate Askasibar fallecen en Mondragón (Guipúzcoa).
26.01.1983.
Ángel María Fernández Ruiz muere y Alejandro Lacunza resulta gravemente herido en Vitoria (Álava).
13.05.1982.
Juan José Valencia Lerga y José Javier Alemán Astiz mueren en Tafalla (Navarra).
17.03.1981.
Mario Alvarez Peña, militante de ETA, fallece en Barrica (Vizcaya) al hacerle explosión un artefacto en circunstancias desconocidas.
29.01.1981.
José Ricardo Barrós Ferreira, en Tudela (Navarra).
26.03.1980.
Domingo Olagaray y Raimundo Arruiz, en Bayona (Francia).
26.07.1977.
Jokín Zaizar Garaikoetxea, en Asteasu (Guipúzcoa).
13.06.1977.
Jesús María Basana Jáuregui, en Barakaldo (Vizcaya).
16.12.1976.
José María Izaguirre Laburu, en Zarautz (Guipúzcoa).
08.05.1976.
Ángel Iruretagoyena Elorza, de 20 años, muere al explosionar un artefacto que pretendía colocar en el chalé de un industrial, a la salida de Zarautz (Guipúzcoa).
28.11.1973.
José Etxebarría Sagastume y José Pagazaur Isudi, en Las Arenas (Vizcaya).
06.04.1969.
Joaquín Artajo Barrios y Alberto Azurmendi Arana mueren de forma accidental en Urzama (Navarra) al explotarles la bomba que ambos preparaban.

MUERTOS DE OTRAS BANDAS TERRORISTAS

30.04.1991.
María Rosa Díez Sáinz, María Soledad Múgica Areitio y Jesús Fernández Miguel, integrantes de Iraultza, próxima a ETA, mueren en la localidad vizcaína de Sestao al estallar el vehículo en que circulaban.
11.10.1987.
Estalla una bomba en una discoteca de Santiago y mueren los terroristas del Exercito Guerrilleiro do Pobo Galego María Dolores Castro Lama y José Ignacio Villar, y otra persona.
06.07.1987.
Christophe Istake, miembro de Iparretarrak (organización hermana de ETA en el sur de Francia), muere en la localidad francesa de Anglet.
26.03.1984.
Muere José María Orberúa Sáenz y resulta herido José María Prieto Rodríguez, ambos miembros de la organización Iraultza, en Bilbao.
19.03.1984.
Jean Pierre Cherid, miembro del GAL y antiguo miembro de la OAS, muere al explotar el artefacto que manipulaba en el interior del un vehículo, en Biarritz (Francia).
13.08.1983.
Javier San Martín Goikoetxea y José Luis Segurola Mayoz, miembros de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, en Usurbil (Guipúzcoa).

Los Suicidios

El 27 de febrero de 2006, Igor Miguel Angulo Iturrate, de 32 años y miembro del 'comando Nafarroa', aparece muerto en la cárcel de Cuenca donde cumplía una condena de 34 años. Se había colgado con un cordón de una bota de la reja de la ventana de su celda.
Con su muerte, son 22 los miembros de ETA que han acabado voluntariamente con su vida, aunque en algunos casos el mundo 'abertzale' ha puesto en duda las tesis oficiales de suicidio.

18.03.1972. Juan Goikoetxea supuestamente se disparó en la sien cuando estaba acorralado por la Guardia Civil en Navarra.
30.05.1976. Hallado en Francia el cadáver de José Bidaola. Un mes antes se había enfrentado con la Guardia Civil, cuando su comando intentaba entrar en España.
27.03.1981. Jesús Urbien se suicidó disparándose un tiro en la boca al ser descubierto por la Guardia Civil en Madrid tras desertar de la mili.
16.06.1982. Miguel Angel Uriagereka se estranguló con el cinturón de seguridad del coche en el que la policía de EEUU le llevaba a San Francisco para extraditarle.
26.06.1985. José Ramón Goikoetxea fue encontrado ahorcado en las duchas de la cárcel de máxima seguridad de Alcalá-Meco, en Madrid.
02.03.1988. Miguel Lopetegui se ahorcó con una sábana retorcida colgada de la cisterna de su celda en Herrera de la Mancha, donde cumplía una condena de 30 años.
29.06.1988. Mikel Arrastia, perteneciente al comando legal 'Bikote', se tiró de un tercer piso en Rentería cuando la Guardia Civil le había acorralado.
04.09.1988. El ex colaborador del 'comando Madrid' Jesús Aramendía se quitó la vida tras asesinar a tres personas. Se sentía amenazado por ETA, padecía esquizofrenia y había sido uno de los primeros etarras en pedir la reinserción.
10.02.1989. José Antonio Zabala murió arrollado por un tren en San Sebastián. Su muerte se consideró un suicidio.
25.06.1990. Se encontraron en la Foz de Lubier (Navarra) los cuerpos de los presuntos miembros del 'comando Nafarroa' Susana Arregi y Juan María Lizarralde, 'Heavy', quienes según la versión oficial se quitaron la vida al verse rodeados, tras mantener un tiroteo con la Guardia Civil, en el que un sargento murió y otro resultó herido.
20.01.1991. El bretón Jean Groix, preso por colaborar con ETA, fue hallado muerto en una cárcel francesa. Supuestamente se suicidó.
23.01.1997. Aparece el cadáver ahorcado del teniente de la Gendarmería Jean-Luc Maillet, condenado por colaborar con la organización terrorista ETA.
07.02.1997. José María Aranzamendi, 'Katxue', apareció colgado de un fular en los barrotes de su celda en Alcalá-Meco. Tenía los ojos tapados, los pies atados con cordones y las manos atadas con un pañuelo. Había escrito que se suicidaría.
27.03.1997. Fue localizado en Guipúzcoa el cadáver del etarra del 'comando Nafarroa'Josu Zabala, 'Basajuan'. El cuerpo estaba tendido boca arriba y tenía un disparo en el pecho y junto a él había una pistola.
20.07.1997. Juan Carlos Hernando apareció ahorcado con un cordel de plástico suspendido del inodoro en su celda de la prisión albaceteña de La Torrecica.
20.03.1999. José Luis Geresta fue encontrado en Rentería con una bala en la sien y junto a una pistola. Las autoridades hablaron de suicidio y el entorno de ETA culpó a las Fuerzas de Seguridad del Estado.
23.11.2002. Félix Ramón Gil Ostoaga aparece en la localidad guipuzcoana de Legazpia con un tiro en el pecho.
16.10.2003. Jon Solagurenbeascoa, condenado en 1993 a seis años de prisión por colaborar en el cobro del impuesto revolucionario, se ahorca en Oiartzun (Guipúzcoa).
07.07.2004. Olhane Errazkin Galdós, alias 'Brujilla', se ahorca en una cárcel de las afueras de París. Detenida en septiembre de 2001, estaba pendiente de juicio por pertenencia al aparato logístico de la banda terrorista.
31.10.2005. José Ángel Alzuguren Perurena, alias 'Kotto', aparece ahorcado en su celda de la cárcel de Soria, donde cumplíca condena por colaboración con ETA.

Extorsión y Chantaje

Armas, municiones, explosivos, comandos... La maquinaria criminal de ETA requiere importantes cantidades de dinero para costear el material necesario para sus actividades, mantener su infraestructura y apoyar tanto a los etarras liberados como a sus miembros deportados, refugiados o huidos. Para ello, necesita 15 millones diarios y más de 5.400 anuales, según un informe confidencial de la Ertzaintza conocido en 1996.

En sus inicios, la banda terrorista consiguió financiarse mediante atracos a entidades bancarias, técnica que fue abandonando progresivamente para centrarse en los secuestros y la extorsión a empresarios a través del cobro del «impuesto revolucionario», sus dos principales fuentes de financiación. Muchas actuaciones policiales han intentado desmantelar el entramado financiero que utiliza la banda para blanquear el dinero recaudado mediante prácticas mafiosas e ilegales.

Los Secuestros

euskadi

01.07.1997. La liberación de Ortega Lara. (Ant. 3)



A lo largo de su historia, ETA ha secuestrado a 77 personas, método utilizado como vía de financiación y medida de presión y chantaje frente al Gobierno. Algunas fueron liberadas tras el pago de los rescates exigidos o gracias a la intervención de la Fuerzas de Seguridad. Otras corrieron peor suerte y fueron asesinadas por los terroristas. La banda inauguró la técnica el 1 de diciembre de 1970, con el secuestro del cónsul alemán Eugenio Behil, que duró 25 días. El secuestro más largo en la historia de ETA ha sido el del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, liberado el 1 de julio de 1997 por la Guardia Civil tras 532 días de cautiverio. Ese mismo día, la banda terrorista había puesto en libertad a Cosme Delclaux.

Pocos días después, ETA recurría una vez más al secuestro para demostrar su fuerza e intentar chantajear al Gobierno. El 12 de julio, Miguel Ángel Blanco, diputado del PP en la localidad vizcaína de Ermua, apareció maniatado y gravemente herido en una zona rural de Lasarte, una vez cumplido el ultimátum de 48 horas dado por la banda terrorista al Gobierno para que cediera en su política de dispersión de presos y trasladara al País Vasco a los etarras repartidos en prisiones de todo el país. Blanco murió en el hospital, pocas horas después de ingresar en estado de muerte cerebral tras recibir dos disparos en la nuca.

En la actualidad, los responsables de la lucha antiterrorista consideran que ETA no secuestra porque tiene sus necesidades financieras cubiertas con el cobro del «impuesto revolucionario».

LOS SECUESTROS MÁS LARGOS

JOSÉ ANTONIO ORTEGA LARA. 532 DÍAS. Funcionario de prisiones.
Secuestrado el 17.01.1996. [ + ]
JOSÉ MARÍA ALDAYA. 342 DÍAS. Empresario. Secuestrado el 08.05.1995.
EMILIANO REVILLA. 249 DÍAS. Empresario. Secuestrado el 24.02.1988.
COSME DELCLAUX. 233 DÍAS. Empresario. Secuestrado el 11.11.1996. [ + ]
JULIO IGLESIAS ZAMORA. 116 DÍAS. Ingeniero. Secuestrado el 05.07.1993.
LUIS SÚÑER. 91 DÍAS. Empresario. Secuestrado el 13.01.1981.
ADOLFO VILLOSLADA. 85 DÍAS. Ingeniero. Secuestrado el 24.11.1989.
DIEGO PRADO Y COLÓN DE CARVAJAL. 73 DÍAS. Presidente de una entidad bancaria. Secuestrado el 25.03.1983.

El «impuesto revolucionario»

Los métodos de extorsión de ETA incluyen el envío de cartas amenazantes a empresarios vascos, en las que se exige el pago de una determinada cantidad de dinero a cambio de que su patrimonio e incluso su integridad física no corran peligro. Aunque muchos amenazados han denunciado estas prácticas mafiosas, es difícil determinar cuántos llevan el 'aviso' en silencio sobre sus espaldas, ante el terror psicológico impuesto por la banda terrorista, que llega a aplicar «intereses de demora» a quienes que se retrasan en el pago.
El miedo y la indefensión de los amenazados ha ido en aumento en los últimos tiempos, con el envío de cartas marcadas con un código especial. Una serie de números y letras en la parte superior de las misivas indican la cantidad a pagar y cómo hacerlo, con la posibilidad de que los terroristas reconozcan la carta con el código en el caso de que alguna de ellas sea reproducida en los medios de comunicación.

GOLPES A LA RED DE CHANTAJES

En 1986, una operación de la policía francesa contra la cooperativa Sokoa, en Hendaya, reveló que entre 1980 y 1986 ETA había ingresado cerca de 1.200 millones de pesetas por el pago del «impuesto revolucionario», mediante el chantaje a un millar de empresarios.

En enero de 1992, la Ertzaintza desmanteló en España otra red de cobro del impuesto. La «Operación Easo», en la que se filmaron unas 200 horas de vídeo, atribuyó a la red el intento de cobro de 400 millones de pesetas a una veintena de empresarios.

En agosto de 1993, la policía autónoma vasca volvía a golpear al entramado financiero de ETA. La Operación «Diru Gutxi» («Poco dinero») permitió, entre otras, la detención en París de Carlos Almoraz, «Pedrito de Andoain», presunto responsable del aparato financiero de ETA.

En mayo de 2002, una nueva operación policial confirmaba que las herriko tabernas han funcionado durante años como centros de recaudación donde acudían los empresarios del País Vasco y de Navarra para cumplir con los pagos del «impuesto revolucionario».

En junio de 2006, una operación conjunta de las policías francesa y española desarticulaba una red que actuaba desde hace 20 años recaudando el impuesto revolucionario. Doce personas fueron detenidas, entre ellas Julen Madariaga (uno de los fundadores de la banda terrorista, que salió en libertad bajo control pocos días después) y el jefe de la red de financiación, Ángel Iturbe Abásolo.

ETA nunca ha desistido de cobrar el impuesto revolucionario. Ni siquiera durante las treguas. Tras la última, rota en diciembre de 2006, la patronal vasca Confebask denunció «la sucesión de cartas de extorsión» enviadas por ETA.

En las cartas, enviadas a empresarios navarros, se exigían de media 100.000 euros. Con el debilitamiento actual de la banda, el problema más importante de quienes quieran pagar es encontrar a quién y dónde. Se desconoce además lo que recauda la banda a día (en 2003, según la policía francesa, fueron 900.000 euros, el 90% procedente de la extorsión).

En febrero de 2008, un centenar de industriales vascos y navarros recibieron cartas en las que ETA solicitaba entre 70.000 y 150.000 euros a pequeños y medianos empresarios. Era la primera oleada de misivas exigiendo el chantaje etarra.

La trama empresarial

Durante años, la lucha antiterrorista dio por segura la existencia de un entramado empresarial que permitía a ETA financiar sus actividades y blanquear el dinero recaudado ilegalmente mediante la extorsión y el chantaje.

En los años 80, no se pudieron demostrar las sospechas de que la banda terrorista utilizaba una empresa intermediaria de seguros y el negocio de las tragaperras como fuente de financiación. Las investigaciones que siguieron a la detención de la cúpula de ETA en Bidart, en 1992, aportaron las primera pruebas decisivas sobre el «Proyecto Udaletxe», un entramado empresarial diseñado por ETA para permitir la autofinaciación de las organizaciones de su entorno y el soporte económico de sus militantes huidos. Para ello, la red, que movía cerca de 2.000 millones de pesetas al año, se extendía desde el País Vasco hasta Cuba, Panamá, Venezuela y Cabo Verde.

Fue ya en 1998 cuando una operación dirigida por el juez Baltasar Garzón asestó el primer varapalo al entramado financiero de ETA. Primero, en el mes de mayo, con el desmantelamiento de una red de empresas paralelas de la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS) que financiaba a ETA. Después, en el mes de julio, con el cierre del diario Egin y de la emisora Egin Irratia y la intervención de empresas relacionadas por ser «instrumentos operativos» de la banda terrorista y de la «difusión de los planteamientos de su estrategia». A finales de año, Garzón procesó a 26 personas por su relación con el caso y declaró ilícita a la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS) «como parte integrante de la misma organización terrorista que ETA encabeza».

En el año 2000, una operación contra Xaki, considerado el aparato de relaciones internacionales de ETA, aportó datos relevantes sobre la finanzas de la banda terrorista en Latinoamérica.

Una nueva actuación del juez Garzón, ya en 2002, golpeaba de nuevo a la financiación terrorista, desmantelando el entramado constituido en torno a las herriko tabernas, las sedes de Batasuna que, durante años, han funcionado como centros operativos de recaudación del «impuesto revolucionario».

En noviembre de 2005, comenzó el macrojuicio contra 47 integrantes de la banda —varios de pertenecían al entramado financiero—, condenados a un total de 525 años de prisión.

Fuente: El mundo.es



Lo que dice Wikipedia sobre ETA

http://es.wikipedia.org/wiki/Banda_Terrorista_E.T.A.


Un par de vídeos


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=http://www.youtube.com/watch?v=7mE1me3SoqQ



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=http://www.youtube.com/watch?v=sH58riB9ezY



Algunos libros sobre ETA

Euskadi ta askatasuna
Historia de ETA
de José Mari Garmendia - 1979

La dictura del terror ETA
ETA: El saqueo de Euskadi
Autor José Díaz Herrera, Isabel Durán
Colaborador Isabel Durán
Publicado por Planeta, 2002
ISBN 8408044737, 9788408044734
830 páginas



Los hombres de ETA: José María Portell. 4. Ed
Autor José María Portell
Publicado por Dopesa, 1976
Procedente de la Universidad de Michigan
Digitalizado el 11 Jul 2008
282 páginas
dictadura


Picks

terrorismo


eta

euskadi

Euskadi ta askatasuna

La dictura del terror ETA

Notis
---------------------------------
Univisión.com
Un preso de ETA empieza una huelga de hambre

11 de Septiembre de 2008, 03:49pm ET
MADRID, 11 Set 2008 (AFP) -
Un miembro de la organización armada vasca ETA, encarcelado en España por tratar de atentar contra el rey, comenzó el miércoles una huelga de hambre para protestar contra el aplazamiento de su traslado al hospital, anunció el jueves una asociación de apoyo a los presos vascos.

En un comunicado, la organización Askatasuna afirma que Juan José Rego, de 69 años, "encarcelado desde hace 12 años (...) padece, entre otros, problemas cerebro-vasculares, de próstata, diabetes, hipertensión y graves problemas en los ojos".

El miércoles dejó de alimentarse, de beber y de tomar sus medicamentos, "desesperado por el enésimo retraso del traslado al hospital que esperaba desde hace tiempo", según Askatasuna.

Juan José Rego fue detenido en 1995 y condenado a 37 años de prisión por haber preparado un atentado contra el rey Juan Carlos I en el archipiélago español de las Baleares.
---------------------------------------
larazon.es

ETA deja sin dinero a la asociación de familiares de presos de la banda
Etxerat sufre tensiones internas por la falta de recursos para viajes y otros gastos

Los cabecillas destinan la casi totalidad del dinero que llega del chantaje a los gastos del «aparato militar».
MADRID-Etxerat, la organización que agrupa a familiares de presos de ETA, está sin dinero. Las cantidades que periódicamente aportaba la banda criminal ya no llegan. Esta circunstancia provoca momentos de tensión entre dichos familiares y los responsables de la citada asociación, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas.
ETA ha cerrado el grifo económico no sólo a Etxerat sino también a otras organizaciones de su entramado a las que tradicionalmente ha apoyado con dinero.
Los expertos consultados aseguran desconocer las razones concretas por las que la banda ha adoptado esta decisión y trabajan con dos hipótesis. La primera se refiere a que se haya reducido de manera considerable el dinero que empresarios chantajeados entregan a los terroristas a cambio de no sufrir atentados personales o en sus industrias. Y la segunda, que sería la más preocupante, es que la banda haya decidido destinar la mayor parte del dinero que tiene a su «aparato militar» con el fin de, en un futuro inmediato, aumentar su escasa actividad criminal. Las investigaciones que hasta ahora se habían realizado demostraban que ETA no tenía problemas para cubrir sus presupuestos. Las aportaciones que hacían los empresarios en concepto de «impuesto revolucionario» eran más que suficientes para cubrir los gastos de la organización criminal.
La detención en Francia, el pasado mes de mayo, del jefe del «aparato político», Francisco López, «Thierry», permitió comprobar que, lamentablemente, había industriales que cedían al chantaje etarra y entregaban importantes sumas de dinero.
En su poder, se encontraron justificantes de pago y cartas que son objeto de investigación por parte de la Guardia Civil que ya ha tomado declaración a varios empresarios vascos, dos de los cuales pasaron por prisión.
La decisión de no ayudar económicamente a Etxerat es, según las referidas fuentes, arriesgada para ETA . Va a incidir en un colectivo en el que muchos presos y familiares se muestran, siempre en privado, hartos de que no se articulen soluciones para los que ya han cumplido la mayor parte de su condena o los que, según ellos, están enfermos. Otra reivindicación es que todos los reclusos sean trasladados a centros penitenciarios del País Vasco, Navarra o comunidades autónomas limítrofes. ETA, en opinión de los expertos, podría intentar alguna acción criminal con el fin de «reconciliarse» con esos colectivos y transmitirles que están en la primera línea de sus preocupaciones. No ha pasado inadvertido que el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi reclamara apoyo para los presos tras salir de la cárcel.
-----------------------------
Europapress.es
Cabieces dice que "ETA ya ha perdido" porque hasta los de su propio mundo saben que no va lograr sus objetivos políticos

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, afirmó hoy que "ETA ya ha perdido", porque hasta los de su propio mundo saben que no va lograr sus objetivos políticos. Además, aseguró que, "sin las víctimas no habrá soluciones", aunque "no tienen que decidir sobre el fenómeno terrorista".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Cabieces apostó por "hablar poco de ETA" y transmitir "con claridad que ETA ya ha perdido políticamente". "No hay nadie hoy día, y también muchos piensan eso en el campo que rodea la violencia, que piense que ETA va a lograr sus objetivos políticos. Ya ha perdido. Cualquiera que haga un mínimo análisis lo sabe", apuntó.

Además, precisó que "la decisión de dejar de matar depende de ellos". "Cada vez van a estar peor, todo les va a ir peor porque es un anacronismo tal en Europa que todavía haya alguien que quiera, por la violencia, condicionar la vida política de sus conciudadanos, que demuestra que Europa va bien", manifestó.

En este sentido, dijo que, por ello, "a cualquier organización terrorista que quiera hacer terrorismo, que es imponer sus ideas políticas políticas mediante la violencia, siempre les ha a ir peor".

Sobre la reivindicación del Gobierno vasco para que la Ertzaintza pueda actuar en Francia, recordó que, las que operan en el país galo, son las policías francesas y dijo que éste "actúa como un Estado". "Las competencias en política internacional son de los estados, y por lo tanto, tiene que haber una Policía del Estado, del conjunto del Estado, pero en Francia quien opera realmente es la Policía francesa, y las relaciones es entre Estados", subrayó.

VICTIMAS

Para el delegado del Gobierno, sólo "se ha empezado a ir por el buen camino" en el reconocimiento a las víctimas. "Todos reconocen que ha habido durante muchos años un olvido. Las víctimas las considerábamos como un problema. Parecía que si aparecían mucho en escena podría no haber una solución y es al revés, no podrá haber solución sin víctimas, sin que éstas aparezcan", añadió.

A su juicio, las víctimas "son la memoria histórica de lo que se ha intentado" porque, "no sólo se ha asesinado a un familiar, sino que muchas veces se ha vilipendiado y se le ha querido condenar y esconder".

Para Mikel Cabieces, "no es parte de la mejor historia de la sociedad vasca cómo se ha tratado a las víctimas y estamos reponiendo ese error que cometimos". "Iremos poco a poco", señaló, para precisar que eso no quiere decir que éstas "tengan que condicionar" las decisiones de los políticos porque "no tienen que decidir sobre el fenómeno terrorista de ETA, pero pueden opinar como cualquiera".

"Juegan un papel fundamental, pero no sólo ellas deciden en el tema del terrorismo. Hay que darle mucho cariño, recordarlas, porque son esa memoria viva", subrayó.

A su juicio, "hay que ponerse en su piel también para tomar decisiones" en lo que pueda afectar "a su honor, a su honorabilidad". en referencia a, por ejemplo, cuando aparecen carteles en referencia a terroristas. "Hemos empezado por el buen camino, pero nos queda todavía por andar", añadió.