Samsung Galaxy S3 vs Nokia Lumia 900


Comparativa: Samsung Galaxy S3 vs Nokia Lumia 900


tecnologia



El inicio de verano se antoja competitivo en el terreno de los smartphones. Aun sin conocerse si conoceremos el iPhone 5 el próximo 11 de junio, la agenda del resto de fabricantes está programada de tal forma que el mercado atestigüe una intensa batalla de cifras, ventas y popularidad. Dos de las firmas que entrarán con todas en la competición serán la coreana Samsung y la finlandesa Nokia. La situación no es baladí: son los dos fabricantes más potentes del panorama, y ambos pondrán a la venta en Europa casi simultáneamente sus propuestas para renovar sus respectivas gamas altas con los Samsung Galaxy S3 y Nokia Lumia 900. Ante esto, cabría plantearse cuál de los dos dispositivos convendría adquirir en caso de que ambos nos enamoren. Echemos un vistazo a cada propuesta para ver si es posible dilucidar el dilema.


celulares


Diseño y pantalla

Cada terminal es el más generoso de sus respectivos catálogos en lo que a pantalla se refiere. No obstante, el Samsung Galaxy S3 gana la mano del tamaño, con una diagonal de 4,8 pulgadas, desarrollando una resolución de 1.280 x 720 píxeles. El Nokia Lumia 900, por su parte, se queda en 4,3 pulgadas, con un lienzo electrónico de 800 x 480 píxeles. La cuestión del tamaño importa, y mucho, en virtud del estándar en el que nos sintamos más cómodos. Si buscamos un panel bien amplio con el que no perder detalle y ver vídeos y fotografías con una excelente calidad, el Samsung Galaxy S3 es la apuesta apropiada.

No obstante, las 4,8 pulgadas pueden indigestársele a los usuarios que no sean amigos de manejar la pantalla táctil con dos manos. En tal caso, el Nokia Lumia 900 estriba la mejor propuesta —considerando que 4,3 pulgadas está en el límite para poder acceder a casi toda la superficie del panel con los dedos de una sola mano—. Además, desde DisplayMate aseguraron el mes pasado que el panel del Nokia Lumia 900 ofrecía el mejor comportamiento ante la incidencia de luz solar directa.

El diseño de ambos también sirve para mantener las distancias. Mientras el Nokia Lumia 900 apuesta por el chasis de cuerpo único acabado en policarbonato —con un tratamiento muy agradable al tacto—, el Samsung Galaxy S3 apuesta por un acabado más brillante y similar a lo visto en otros terminales de la gama Galaxy, aunque en este caso empleando también policarbonato. El aspecto de estos dos teléfonos también es claramente opuesto: el de Samsung tiende a las líneas redondeadas, mientras que el de Nokia incide en una apariencia más rectilínea, aunque bien pulida en sus aristas.


samsung galaxy s3


Conectividad

Llegados a este punto, los Samsung Galaxy S3 y Nokia Lumia 900 esgrimen argumentos bastante próximos entre sí. Ambos son dispositivos compatibles con redes Wi-Fi, 3G, presentando además Bluetooth y microUSB. Los dos dispositivos cuentan con modelos capaces de conectarse a redes de cuarta generación LTE. En el caso del Samsung Galaxy S3, el modelo de lanzamiento no contemplará este perfil, pero sí que lo veremos más adelante a lo largo del año. Donde sí que se advierte la diferencia es en el sensor NFC, presente en el Samsung Galaxy S3 y ausente en su homólogo finlandés.


nokia ludmia 900


Multimedia y cámara

Ahora empiezan a acuciarse las diferencias. La gama Samsung Galaxy S viene siendo un estandarte de los móviles capaces de reproducir todo, incluyendo archivos de vídeo MKV de alta definición. La tercera edición del terminal no es para menos, y presume de contar con uno de los perfiles más completos y ricos del mercado en lo que a compatibilidades de formato se refiere en audio, vídeo e imagen. Quizás, el que más. El Nokia Lumia 900, al estar supeditado a la plataforma Windows Phone, no abre tanto la orquilla, aunque el usuario no echará de menos prácticamente ningún tipo de archivo de los que quiera reproducir en el móvil. Además, el dispositivo de Nokia integra soluciones propias para disponer de, por ejemplo, música gratuita a través de Nokia Music o Nokia Mix a través de streaming.

Respecto a la cámara, conviene contar con una serie de precisiones. En ambos casos, nos encontramos con sensores de ocho megapíxeles. No obstante, el móvil de Nokia lleva un LED dual ejerciendo la función de flash, mientras que el de Samsung se limita a una unidad monofocal. Por otro lado, el Nokia Lumia 900 equipa una muy notable lente Carl Zeiss. El Samsung Galaxy S3 apuesta por un sensor retroiluminado capaz de obtener también excelentes resultados. Es en el vídeo donde se establece una comparación un tanto más objetiva: mientras el dispositivo de Nokia toca techo con el estándar 720p, el smartphone de Samsung saca pecho y llega hasta 1080p, es decir, un mayor tamaño en resolución del archivo final en su configuración más potente.


Samsung Galaxy S3 vs Nokia Lumia 900

Sistema operativo y aplicaciones

Alcanzamos otro capítulo determinante a la hora de decantarse por uno u otro terminal. El Samsung Galaxy S3 lleva Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Es la versión más avanzada y completa del sistema de Google. Entre sus ventajas está la posibilidad de personalizar las pantallas de escritorio con ventanas flotantes —widgets—, así como iconos y accesos directos a contactos, configuraciones y otros contenidos de la plataforma. Las opciones de cambiarle el aspecto e incluso algunas funciones son poderosos argumentos de cara a los usuarios que no tengan miedo de meterle mano al sistema —con o sin ayuda de completos tutoriales—. Su escaparate de contenidos online, Google Play, dispone además de cientos de miles de opciones para descargar en el teléfono entre aplicaciones, juegos, música, libros o películas.

Nokia, por su parte, ha apostado por Windows Phone 7.5 Mango, la propuesta de Microsoft. Ha sido la revelación del sector, y no es casualidad. El sistema desarrollado por los de Redmond ha incidido en la facilidad en el uso y la simplicidad en los menús. No cuenta exactamente con ventanas flotantes, aunque las teselas que componen la pantalla principal son personalizables, dándonos la opción de arrastrar hasta ella contactos individuales o agrupados, así como accesos a aplicaciones que muestren información en vivo en forma de notificaciones. En el caso de los móviles de Nokia, Windows Phone 7.5 llega con aplicaciones exclusivas que hacen que destaquen por encima del resto de dispositivos inscritos en este ecosistema. Las citadas Nokia Music y Nokia Mix son pruebas de ello. Pero no son los las únicas. Podríamos incluir también Nokia Drive, la aplicación de navegación GPS con voz e indicaciones que funciona sobre Nokia Maps —ésta sí que está disponible para el resto de móviles del ecosistema, a través de la Marketplace—. Además, la tienda de aplicaciones cuenta con su propio canal dedicado a Nokia.


tecnologia

Memoria y procesador

En este apartado, Samsung embiste con violencia, y presenta planteamientos difícilmente equiparables por cualquier otro dispositivo del mercado. Aunque es preciso matizar algunos aspectos de este punto. Para empezar, el móvil de la firma coreana lanzarán tres modelos de su gama alta en virtud de la memoria interna que ocupe, a saber, de 16, 32 y 64 GB. Además, da opción de una ampliación adicional con su correspondiente tarjeta microSD de hasta 32 GB. Por otro lado, el dispositivo presenta el procesador de referencia en el mercado de móviles: el Exynos 4 Quad, una bestia de cuatro núcleos que opera con una frecuencia de reloj de 1,4 GHz.

Distinta, muy distinta, es la propuesta de Nokia. Su Lumia 900 se distribuye en un único modelo de 16 GB, capaz de llevar tarjetas microSD de hasta 32 GB. Su procesador es el nuevo Snapdragon de 1,4 GHz, aunque en este caso, se trata de un chip mononúcleo. Ante esta notable diferencia, conviene recordar la polémica que suscita la presencia de complejos chips en móviles como el Samsung Galaxy S3 frente a las apuestas de otros grandes fabricantes por procesadores de arquitectura más eficiente con la gestión de la autonomía. En el caso del Nokia Lumia 900, el rendimiento no adolece en ningún momento la presencia de una unidad de proceso a la que le cueste rendir como se merece. En el caso del Samsung Galaxy S3, es fundamental que se emplee un chip como el nuevo Exynos, dado que el perfil multitarea de este móvil contempla funciones como la reproducción de vídeo simultáneamente al desarrollo de otras actividades —el llamado Pop Up Video—.


celulares

Opiniones

A pesar de ser dos móviles de gama alta, como ya has comprobado, son realmente distintos entre sí. Mientras el Samsung Galaxy S3 es un móvil que parece tener la obligación de sacar la cabeza entre todo el horizonte de competidores, el Nokia Lumia 900 equilibra la propuesta para hacer que la técnica esté al servicio del sistema. En este caso, las grandes apuestas del móvil de Nokia son el diseño, la compenetración de hardware-software-autonomía y, cómo no, la cámara con lente óptica Carl Zeiss. En el caso de Samsung, la potencia, la presencia de una pantalla bien amplia, así como de funciones que marquen la diferencia respecto a sus competidores dentro y fuera del ecosistema Android vienen a canalizar los argumentos de su móvil estrella. En cualquier caso, la sensación y preferencia que te inspiren ambos dispositivos cuando los tengas en las manos será, como siempre, uno de los factores más determinantes a la hora de hacerte con uno u otro si estás en la disyuntiva.


Espero que les sea útil, sobre todo a los indecisos/a como yo

Saluditos y espero sus comentarios y puntitos

samsung galaxy s3