Ganadora de 3 premios Oscar: mejor película, mejor actor (Marlon Brando) y mejor guión adaptado. En el Nueva York de la posguerra, tras la segunda contienda mundial, don Vito Corleone (Marlon Brando) es uno de los padrinos de la comunidad italiana.
Sus dos hijos, Sonny (James Caan) y Fredo (John Cazale), son parte esencial del negocio familiar. Su hijo adoptivo, Tom Hagen (Robert Duvall), hace las veces de abogado de la familia pero, generalmente, se le mantiene al margen de los asuntos sucios del negocio. El tercer hijo de Corleone, Michael (Al Pacino), que ha servido en el ejército durante la guerra, mantiene opiniones distintas a las de la familia y, en principio, no quiere saber nada de sus asuntos. Los Corleone son, en la medida de lo posible, gángsters "buenos", avalados por sus auto justificaciones. Sólo trafican con los vicios "inocuos" del juego y la prostitución. Cuando alguien señala que "los senadores y presidentes no ordenan asesinar a nadie", ellos lo acusan de ingenuidad.
Don Corleone no quiere meterse en el "negocio sucio" de la venta de droga, y no por los inocentes a los que se podría corromper, sino porque "sus amigos de las altas esferas" no podrían hacer la vista gorda, que es lo que hacen con sus actividades menos controvertidas (aunque igual de ilegales).
La tajante negativa, no tan bienintencionada como parece, de don Corleone a traficar con narcóticos provoca una guerra entre las familias del crimen y la primera baja es el propio Don. Al ver que su familia está en peligro, la actitud de Michael cambia: asesina con sus propias manos a dos enemigos de su padre a quienes la sorpresa impide reaccionar.

El Padrino I: Sinopsis Ese episodio cambiará completamente el rumbo de su vida, pues al cabo de poco la corrupción ya se ha adueñado de su persona. Decide tomar las riendas de la familia y, muy pronto, los métodos que utiliza para eliminar a sus enemigos ya son equiparables en crueldad a los que su padre usara antes que él.
Al parecer, el nuevo padrino se siente cada vez más cómodo en su papel. Completamente absorbente, a lo largo de sus casi tres horas de duración, El padrino está llena de claroscuros y de tonos saturados que subrayan las escenas de conversaciones entre mafiosos, siempre intrigando y jurando venganza y destrucción. Entre los primeros asesinados está uno de los secuaces de Corleone, Luca (Lenny Montana), al que matan mientras se está tomando una copa tranquilamente en un bar desierto, en compañía de otros miembros del cartel de la droga. De pronto, uno de los hombres hinca un cuchillo en su mano y se la clava en el mostrador del bar, mientras otro le estrangula por la espalda.

El Padrino I: Sinopsis Se produce luego otro asesinato, menos espectacular, en la persona de otro partidario de Corleone, Paulie (John Martino), al que un socio (que se mantiene en el fondo de la imagen) le dispara un tiro a bocajarro en la nuca, mientras Clemenza (Richard Castellano), un amigo de la familia, que ha ordenado el golpe, orina en unos arbustos situados junto a la carretera, en primer término.
Estos gángsters no sólo hablan del asesinato como algo casual, sino que incluso lo ejecutan de ese modo.
El homicidio de Sonny en el peaje de una autopista también es muy emocionante, al igual que los acontecimientos que conducen a él. En primer lugar, Connie (Talía Shire), hermana de Sonny, tiene una disputa doméstica con su astuto e inútil marido Carlo (Gianni Russo), que a la sazón se ha pasado al bando de los enemigos de los Corleone, en el curso de la cual hacen pedazos casi toda su vajilla. Carlo le pega una buena paliza a Connie aun sabiendo que, en cuanto la noticia llegue a oídos de Sonny, saltará al volante de su coche y le buscará.
fuente:

El Padrino I: Sinopsis A continuación, sucede su muerte en una emboscada mortal en la que es ametrallado. Podríamos hablar de muchas escenas, todas ellas memorables, aunque quizá como resumen deberíamos decir que se trata de una película donde sus creadores, "Francis Ford Coppola" y Mario Puzo, consiguieron lo que se proponían. Retrataron el mundo de la mafia de la mejor manera posible y convirtieron a la saga del padrino en un paradigma del cine de temática gangsteril. El reparto es envidiable y todos rayan a una gran altura. Tanto los excelentes personajes principales al frente de los cuales un inconmensurable "Marlon Brando", con un "Al Pacino" consagrándose en la cima gracias al papel de Michael Corleone, y un "James Caan" histriónico, durísimo. Los secundarios son también decisivos mostrando cada uno sus cualidades : "Robert Duvall", sugerente y sólido, John Cazale, débil e inseguro, "Talia Shire", sacrificada y vulnerable (aunque no lo será tanto después), etcétera... La labor de los veteranos Richard Castellano y Richard Conte supone también un importante elemento de credibilidad en el dibujo de los clanes mafiosos, ya que se trata de actores que con su sola presencia ya muestran su procedencia y la que será su manera de actuar ante las situaciones.

El Padrino I: Sinopsis En resumen, pues, la saga del Padrino es un clásico del cine y sería una temeridad realizar demasiados comentarios subjetivos por lo que las partes II y III no tendran un comentario demasiado amplio.
Baste decir, aún así, que gran parte de la crítica considera superior la parte II y valga decir también que este fue el juicio de la Academia de Hollywood que concedió 6 Oscar a la parte II frente a los 3 que otorgó al primer Padrino. "Al Pacino" consiguió su primera nominación en la categoría de actor secundario aunque no venció, yendo el premio a manos de "Joel Grey" por Cabaret. Recordar también que en esta categoría estaban nominados "James Caan" y "Robert Duvall" por sus papeles en la película, con lo que el pleno estaba casi asegurado. Los 3 Oscar que recibió "El Padrino" (Mejor película, actor, y guión adaptado) le dieron un gran prestigio aunque fuera la película Cabaret la que más estatuillas se llevó (8). Otro hecho importante fue el rechazo de "Marlon Brando" al establishment hollywoodiense cuando no acudió a recoger su premio a la mejor interpretación principal masculina.

http://www.loscorleone.com