¿A que no sabías esto?

Hola! Hoy les traigo respuestas a preguntas que alguna vez te habras hecho, o no. Son datos curiosos que seguramente no sabías.

¿Se sienten más cosquillas el pie derecho o en el izquierdo?


¿A que no sabías esto?


En la mayoría de las personas, el pie derecho siente más cosquillas que el pie izquierdo. Los primeros en sugerirlo fueron científicos italianos en 1980. Casi dos décadas después, en 2001, Jacquelie L. Smit y Peter Cahusac, de la Universidad de Stirling (Reino Unido), crearon de forma pionera un aparato de cosquillas, dotado de una varilla de nylon que rozaba la piel en tres ocasiones a intervalos de un segundo, para comprobar la hipótesis de la asimetría en las cosquillas. Se sometieron al experimento 34 personas, y los investigadores que, independientemente de si una persona es zurda o diestra, su sensibilidad a las cosquillas suele ser mayor en la planta del pie derecho.

Los científicos sospechan que esta asimetría se debe a que el hemisferio izquierdo (que detecta los estímulos que se aplican en el pie derecho) está más implicado en las emociones positivas, entre ellas la risa.

¿Cuántas misiones espaciales han llegado a la Luna?


Aunque la misión Apolo 11 es la más conocida y recordada, después del 20 de julio de 1969, el hombre ha pisado la Luna en cinco ocasiones más.

cosas


Apolo 12 (1969), 14 (1971), 15 (1971), 16 (1972) y 17 (1972) fueron las misiones que continuaron la labor de Apolo 11. Durante las sucesivas `excursiones´ a la Luna, los astronautas recogieron diversas muestras de rocas y exploraron las montañas de nuestro satélite. A partir de la misión Apolo 15 se empezó a usar el rover lunar para desplazarse, una especie de vehículo todoterreno con autonomía de 78 horas. La única misión fallida fue la de Apolo 13, ya que una explosión en el módulo de servicio obligó a los tripulantes a abortar el alunizaje.

En total, han sido 18 los afortunados astronautas que han llegado a la órbita lunar en seis misiones distintas: Neil Armstrong, Edwin E. Aldrin, Michael Collins, Charles Conrad, Richard Gordon, Alan L. Bean, Alan B. Shephard, Stuart A. Roosa, Edgar Mitchell, David Scott, James B. Irwin, Alfred Worden, John Young, Thomas Mattingly, Charles Duke, Eugene Cernan, Ronald Evans y Harrison Schmitt. Sin embargo, de todos ellos solo 12 consiguieron pisar la Luna, pues siempre debía haber un astronauta orbitando alrededor de la Luna en la nave de regreso.

¿Cómo se lavan los astronautas?



En el espacio, casi más que en ningún sitio, el agua es un bien escaso, y apenas hay espacio para almacenar la cantidad que necesitan los astronautas para vivir. Las naves tripuladas tienen celdas de combustible que producen electricidad haciendo reaccionar el hidrógeno y el oxígeno, y como resultado también se obtiene agua.

10



Sin embargo, en la Estación Espacial Internacional no hay celdas de combustible, y casi toda el agua que se consume se lleva periódicamente desde la Tierra. Los astronautas tienen que racionar muy bien el preciado recurso, así que en lugar de ducha se enjabonan con un paño húmedo. Además, en el baño no hay cisternas al uso, ya que en lugar de agua se utiliza una corriente de aire para eliminar los deshechos.

Además de para lavarse y beber, en el espacio se necesita agua para otros fines como rehidratar los alimentos liofilizados, limpiar la nave y desarrollar experimentos científicos.

¿Cómo se cuenta el número de asistentes a una manifestación?


no


Según la legislación, se considera manifestación cuando los asistentes son más de veinte personas. A partir de ese número mínimo, los criterios de medición pueden ser diversos. Los más comunes suelen tener en cuenta índices de densidad de manifestantes por metro cuadrado, o de la velocidad de paso de estos. Puede calcularse a partir de una ampliación de fotos aéreas o panorámicas generales (por ejemplo, tomadas por helicópteros de la Policía) ampliadas a una escala manejable para dicho cálculo.

El criterio de medición por metros cuadrados supone la delimitación sobre un plano de la superficie ocupada por los concentrados. En una manifestación, se mide la distancia de la cabecera hasta el final o cola del recorrido. Para calcular el «área útil» en donde cabe la masa de personas hay que descontar los metros ocupados por vehículos, árboles, distancias entre grupos de manifestantes, etc. Cuando la zona cuadriculada es muy densa se estima un máximo de 4 personas por metro cuadrado (tapón de cabecera, concentraciones en espacios pequeños, paradas del cortejo). En otras zonas se cuentan de 1 a 2 personas por metro cuadrado. Cuando los manifestantes están caminando suele medirse a 1 por m2. Existen excepciones: por ejemplo, en caso de lluvia se presupone la existencia de un manifestante bajo cada paraguas.

Otro interesante criterio consiste en contar el número de personas que incluye el ancho de cada fila, así como el número de filas. Estos cálculos se realizan en tres o al menos dos puntos distintos del recorrido. El observador en este caso debe situarse en un estrechamiento o ralentí de la marcha. También se registran la hora de inicio de la marcha así como la de finalización (tiempo de paso) y los tiempos de parada o ralentí. Con ello obtendremos la velocidad de marcha, que ssuele ser de 1 ó 2 Km/hora cuando la movilización es masiva.

¿Es cierto que nuestro cuerpo emite luz?


savias


El cuerpo humano brilla emitiendo luz visible en cantidades 1.000 veces más pequeñas de lo que nuestros ojos son capaces de percibir, según han comprobado científicos japoneses. Para demostrarlo usaron cámaras CCD extraordinariamente sensibles, capaces de detectar la emisión fotones individuales, y filmaron el torso desnudo de cinco sujetos dentro de habitaciones herméticas en plena oscuridad. De este modo, el biólogo Hitoshi Okamura y sus colegas de la Universidad de Kioto (Japón) descubrieron que el brillo corporal no solo es una realidad, sino que aumenta y disminuye durante el transcurso del día, de tal modo que el punto más bajo se registra en torno a las 10:00 a.m. y el más alto a las 4:00 p.m., para descender gradualmente a partir de ese momento. La luz emitida está ligada a la actividad metabólica, lo que explica que se modifique con el ritmo circadiano, argumenta Kobaysahi.

Además, el experimento, dado a conocer en la revista PLoS One, reveló que el rostro emite más luz que el resto del cuerpo. Concretamente las zonas corporales que más brillan son la boca y las mejillas. Los científicos lo atribuyen a que la cara está más expuesta a la luz solar y a que la melanina que acumula, que da color a la piel, podría aumentar la producción de fotones.

¿De qué color es el universo?


¿A que no sabías esto?


No es negro, como solemos pensar. De hecho, cuando el universo era joven -2.500 millones de años atrás- era predominantemente azul, pero con el paso del tiempo se ha vuelto de color beige, tal y como demostraron hace unos años Karl Glazebrook y Ivan Baldry, investigadores de la Universidad John Hopkins (EE UU), tras analizar la luz de 200.000 galaxias. El color ha sido bautizado como “café con leche cósmico” -aunque también se barajó el nombre de “unibeige” (universo + beige)- y su valor en el sistema RGB hexadecimal es #FFF8E7.

Este color ha ido perdiendo parte de sus tonos azulados durante los últimos 10.000 millones de años, lo que indica que las estrellas rojas son cada vez más numerosas.


¿Cómo te influye la primera letra de tu apellido?


cosas


La primera letra del apellido nos influye, por lo menos a la hora de comprar, según se desprende de un reciente estudio dado a conocer en la revista Journal of Consumer Research. De acuerdo con los estadounidenses Kut A. Carson, de la Universidad Georgetown, y Jacqueline M. Conard, de la Universidad de Belmont, que haya personas capaces de hacer cola toda una noche para tener en primicia el libro de su autor favorito o el último modelo de la tableta de Apple tiene que ver, al menos en parte, con su apellido. Concretamente, en una serie de experimentos han demostrado que las personas cuyos apellidos empiezan por las últimas letras del alfabeto son las que más rápido responden a una oferta de compra. Según los autores se explica porque, durante la infancia, los niños cuyos apellidos empiezan por V, Y o Z, por ejemplo, están en las últimas filas de la clase, al final de las listas, en el último puesto de las colas… Y eso los convierte en más rápidos a la hora de responder.

Por el contrario, dicen los autores, “los que tienen apellidos que empiezan por las letras A, B, C o D están tan acostumbrados a ser los primeros que las oportunidades individuales de llegar antes en una compra les traen sin cuidado”.

1 comentario - ¿A que no sabías esto?