10 tips para conseguir la visa americana (sin decir nada)

nada


¿Quién no se pone nervioso durante la entrevista para solicitar la visa americana? en esa “Lotería” donde desconocemos cuáles son los parámetros que los funcionarios estadounidenses analizarán, no podemos menos que angustiarnos por la eventual negación de nuestra solicitud.

Y es que el nerviosismo al aplicar por este documento también es un factor de “sospecha” que puede afectar la decisión en tu contra. A continuación te presento diez sencillos consejos que, independientemente del tipo de visa al que aplicas, te ayudarán a estar tranquil@ durante la entrevista.

1- Unos días antes de la entrevista, realiza una sincera reflexión. ¿Hay razón para que me nieguen la visa? Quizá tenemos familiares en EEUU, o no tenemos una fecha fija de regreso; éstos no son factores concluyentes para la negación, pero sí ingredientes fijos para quitarnos el sueño. Toma conciencia de ellos, entiende que no puedes modificarlos, y practica tu respuesta más sincera. Esto te quitará una gran parte de la ansiedad.

2- Recuerda dormir bien la noche anterior. A veces el proceso de solicitud cansa un poco y eso puede predisponer tu humor o ansiedad al llegar finalmente al funcionario.

3- La puntualidad es importante no sólo para agilizar el proceso y poder reaccionar a tiempo ante cualquier eventualidad de última hora… es importante también para tu tranquilidad. Nunca se puede llegar con “mucha antelación”, aunque algunas embajadas norteamericanas en latinoamérica han implementado procesos realmente rápidos comparados con años anteriores.

4- Una vez frente al funcionario, sé precis@ y concis@ en tus respuestas. Si puedes responder con un “sí” o un “no” puros y simples… tanto mejor.

5- Si te preguntan cualquier fecha, responde con año y mes. También es probable que te pregunten ¿Cuánto tiempo lleva trabajando/viviendo/alquilando tal cosa?. Estas preguntas son hechas específicamente para descubrir las dudas de la gente. Quien esté mintiendo le costará “sacar la cuenta” en el momento. No te preocupes y simplemente tómate el tiempo para responder.

6- Asegúrate de mantener todos tus documentos en orden, si es posible en sobres separados y correctamente identificados. Eso te ahorrará el desespero de buscar entre un montón de papeles en ese momento (¡Típico que nos saltamos este paso!)

7- No te arregles demasiado el cabello ni te vistas muy formal. Usa colores neutros y un maquillaje básico sin grandes contrastes. Nada de accesorios.

8- Saluda (buenos días o buenas tardes) pero no sonrías. Es un trámite legal, no una cita.

9- No es necesario mantener un contacto visual “fijo” (puedes desviarlo al contestar las preguntas del punto 5, no hay problema).

10- Nunca muestres los boletos aéreos, información extra de dónde te quedarás, cuánto te costó… ya tienes la idea (claro, a menos que te los pidan). Cualquier información superflua (y que parezca orientada a expresar “¡Pero es que ya tengo todo planeado/comprado/reservado!”) puede inclinar la balanza en tu contra.
Otros tips importantes que debes tomar en consideración:

- Por lo general, las entrevistas son cortas. Es esencial que estés preparado para dar respuestas completas, verdaderas y concisas a todas las preguntas escritas en la planilla DS-160 (solicitud para la visa) y a las formuladas por el funcionario. Si respondes dudando o con incongruencias, dificultas la tarea de determinar que el propósito de tu viaje es verdadero y, por lo tanto, comprometen la aprobación de una visa de no-inmigrante.

El proceso de renovación de la visa es distinto al que debe seguirse si se solicita por primera vez. Debes revisar el apartado dedicado al tema en la página web de la embajada. El día de la cita debes ser puntual. Eso sí: no llegues con más de 30 minutos de antelación, pues hacerlo congestionará los alrededores de la embajada. Hay una lista de objetos prohibidos, Algunos son: bolsos grandes, carpetas tipo acordeón o cerradas con elástico, sobres de cartón duro, equipos electrónicos (móviles, cámaras, agendas electrónicas, flash drives, reproductores de audio o video, calculadoras, portátiles, linternas, entre otros) No debes portar ningún tipo de armas, pinzas de cejas, tijeras, cortaúñas, limas metálicas, sacapuntas ni hojillas. Las personas que, pese a estas advertencias y los avisos del personal al momento de entrar, posean alguno de estos artículos, perderán la cita. De acuerdo con la gravedad del caso, podrían ser reportados a las autoridades policiales. La embajada no presta servicio de almacenamiento para los objetos prohibidos.

Están permitidos los bolsos necesarios para el cuidado de niños o medicamentos, carteras de uso personal (que no sean lo suficientemente grandes como para llevar documentos) y carpetas transparentes.
Los funcionarios de varias embajadas nos respondieron algunas preguntas, bastante comunes:

- Si no voy a la cita y no me da tiempo de notificarlo, ¿pierdo el dinero que pagué?

Si una persona no asiste a la cita, la pierde, así como el dinero pagado para solicitarla. Si aún le restan minutos de la llamada telefónica original o utiliza el servicio en línea, con ese tiempo puede modificar o solicitar una nueva cita. Puede cambiar la cita hasta 48 horas antes de la fecha pautada a una disponible y conveniente.

- ¿Si vivo con mis padres puedo llevar los documentos de propiedad de la vivienda, aun cuando estén a nombre de ellos, para probar mi arraigo en el país?

Se puede, pero no es su propiedad, de manera que no muestra realmente sus lazos en Venezuela. Por lo tanto, no sirven para probar su arraigo en el país. Además, no vale la pena que presente estos documentos como si fuera su casa, porque eso es fraudulento y podría hacer que, de manera permanente, no pueda optar por la visa.

- ¿Es más fácil obtener una visa por un motivo que por otros? Es decir, ¿da lo mismo si la solicito por turismo, diligencias o por una visita a familiares?

El motivo del viaje no importa. En principio, conforme a la Ley de Inmigración de Estados Unidos se presume que los solicitantes son posibles inmigrantes. Deben probar lo contrario y demostrar que tienen lazos suficientemente fuertes en su país de residencia.

- Si viajo con mis hijos pequeños, ¿es más factible que me den la visa?

No importa con quién viaje. El objetivo es demostrar que tiene vínculos económicos y sociales fuertes en Venezuela. Si está solicitando la visa con sus hijos menores de edad ellos deberán optar por la visa de manera individual.

- ¿Qué documentos pueden pedirme durante la entrevista?

Según el tipo de visa, el solicitante debe presentar documentos tales como estados de cuenta bancarios, registro mercantil, actas de matrimonio, partidas de nacimiento, cartas de trabajo o de estudios que respalden la razón del viaje y sus lazos con el país. Sin embargo, no siempre el funcionario consular los solicita o revisa.

- Si mi visa está estampada en un pasaporte que venció hace poco, pero está vigente, ¿debo pedirle a la embajada que la coloque en el nuevo pasaporte o puedo mostrar el pasaporte viejo al viajar?

Si quiere la visa en un nuevo pasaporte hay que solicitarla de nuevo como renovación mediante un proceso más expedito y pagar las tarifas consulares. Se puede viajar sin problemas con los dos pasaportes el viejo que tiene la visa vigente y el nuevo sin la visa.

- ¿En qué se basan para negar la visa?

La razón más probable para denegar una visa es que el solicitante no muestre pruebas suficientes en contra de la presunción, conforme a la Ley de Inmigración de Estados Unidos, de ser un posible inmigrante. Todos los funcionarios consulares trabajan bajo la misma ley de inmigración y sus decisiones están contenidas en la Sección 214 (b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA). En esa sección se señala que un solicitante de visa deberá demostrar que tiene derecho al estatus de no-inmigrante. Otra causa de rechazo puede ser que el aspirante tenga planeado realizar alguna actividad que no tiene que ver con el tipo de visa solicitada.

- ¿Es más factible que me den la visa si mis padres la tienen o si se solicita la visa por grupo familiar?

Depende del caso. Para optar por una visa de no inmigrante los solicitantes tienen que demostrar lazos en el país. Los niños pueden comprobarlo a través de sus padres o de la persona que tenga su patria potestad. Si el solicitante es mayor de edad no importa que sus padres tengan la visa. Deberá demostrar su arraigo en el país de forma independiente.

Para solicitudes de grupo familiar cada persona mayor de edad tendrá que optar por sí misma, de manera que hacerlo por esta vía no es garantía de que todos la obtengan. Por ejemplo, si una familia de cuatro personas solicita visas (dos padres y dos hijos mayores de edad) los padres pueden obtenerlas, pero si los hijos de 25 años y 30 años de edad no reúnen los requisitos serán rechazados. De manera que todos podrán ser rechazados o aprobados de forma independiente.