Abusan de una nena en el baño de una escuela


Cuando ingresaba al sanitario un adolescente la introdujo por la fuerza, le bajó los pantalones y la manoseó. Al poco tiempo, la volvió a tocar a la salida de una iglesia y la correteó en un recreo. Ahora el acusado fue sobreseído por ser menor de edad y los padres de la víctima piden justicia.
El hecho ocurrió a principios de mayo en una escuela del departamento de Trancas, Tucumán.

Los padres de la víctima hicieron público el caso, y pidieron que en el establecimiento se separen los niveles con una pared o una tela metálica, para que los alumnos del secundario no circulen por los mismos espacios que los chicos del primario.

"Mi hija intentó resistirse al abuso, pero no pudo evitar que la tocara. Después él la amenazó que si decía algo nos mataría a mí y a mi esposa", relató el padre de la menor.

La niña lo había reconocido cuando se retiró de los sanitarios, que están ubicados en el sector del nivel primario.

A mediados de julio, la víctima fue sometida a una cámara Gesell. La niña le contó a una psicóloga del Poder Judicial todo lo sucedido. En la charla le relató que luego del abuso en el baño, el adolescente la tocó cuando ella salía de la iglesia del pueblo donde viven, y que unas semanas más adelante la correteó durante un recreo.

Cambios de horarios

Inmediatamente después de realizar la denuncia, los padres de la menor la cambiaron al turno tarde. Como no pudo acostumbrarse a los nuevos compañeros, volvió a cursar por la mañana. Desde entonces, su madre está presente durante los recreos para acompañarla.

El fiscal de Instrucción de la VII° Nominación, Arnoldo Suasnábar, solicitó al juez de Menores Raúl Ruiz que el adolescente sea sobreseído, basándose en el artículo 1 de la ley 22.278, que establece que no es punible el menor que no haya cumplido 16 años.

"Nosotros pedimos que se haga algo. Por lo menos que separen la primaria del secundario. No podemos enviar con miedo a nuestra hija a la escuela. ¿Y si pasa de nuevo? ¿Qué esperan, que tenga que tomar represalias por mi cuenta?", expresó el padre de la menor.

Los denunciantes afirmaron que pidieron a las autoridades de la escuela que el adolescente sea cambiado al turno noche.

En el pueblo no hay otro establecimiento educativo. "Nosotros no tuvimos ninguna ayuda. La única vez que mi hija charló con una psicóloga fue durante la cámara Gesell", expresó el padre de la víctima