La historia real sobre los héroes de Telemark

Durante la Segunda Guerra Mundial, los avances científicos estuvieron íntimamente ligados al desenlace de la guerra. En la carrera que disputaron las fuerzas aliadas contra el eje, hubo varios ejes principales entorno a los cuales giraron estos avances. Algunos de ellos fueron la aviación (primeros cazas a reacción, aviones con ala delta, desarrollo de los cohetes), la medicina, o la utilización de la física nuclear para fabricar la bomba atómica. Este último hito fue conseguido únicamente por las fuerzas aliadas (en concreto por los Estados Unidos), pero de no haber sido por diferente operaciones de sabotaje, el eje podría haber tenido éxito y, tal vez, hoy la historia sería diferente. Afortunadamente esto no ocurrió gracias a la resistencia Noruega y a los comandos británicos.

héroes


Las operaciones se desarrollan en la fábrica de agua pesada de Vemork, Noruega.
En la fábrica de Vemork se realizaba una destilación especial del agua normal para obtener agua pesada. Esto implicaba tener que procesar ingentes cantidades de agua normal, ya que el agua pesada esta presente en pequeñísimas cantidades en el agua normal. De ahí que una planta hidroeléctrica, por la que el flujo de agua es constante y enorme fuese el emplazamiento idóneo para esta planta.

Los aliados creían que los nazis podían utilizar el agua pesada para fines bélicos. Así que para evitar los riesgos que esto supondría, los comandos británicos emprendieron una de sus acciones más conocidas, junto con la resistencia noruega, conocida como la batalla por el agua pesada, que se prolongó durante varios años a lo largo de la guerra.

II Guerra Mundial
Equipo de comando utilizado en estas operaciones.


Una de las primeras acciones se intentó llevar a cabo por medio de paracaidistas británicos, la malograda operación Freshman. Pero fracasó, ya que los planeadores horsa fueron derribados y parte de su tripulación murió en el accidente y la otra fue capturada y fusilada días después. Esta tripulación estaba formada por comandos británicos, equipos de ingenieros y especialistas en misiones detrás de las líneas enemigas, que aun se recuerdan en el Real museo de ingenieros del ejército británico.
Tras el primer fracaso, se intentó de nuevo en lo que se denomino operación Gunnerside. Este grupo contaba con material militar británico pero compuesto por Noruegos. La operación Gunnerside fue todo un éxito, la operación en la factoría se llevó a cabo sin disparar una sola bala y la producción estuvo detenida durante dos meses.

En la noche del 16 de febrero de 1943 dio comienzo la operación. Los comandos realizaron las preparaciones finales para el asalto para la noche del 27 de febrero. Los suministros que necesitaban los comandos fueron lanzados con ellos en contenedores especiales. Los alemanes habían colocado minas, focos y reforzado la guardia alrededor de la planta, por temor a que se repitiera una operación como la malograda operación Freshman. El único puente que permitía cruzar el abismo de 200 metros sobre el río Maan, que medía 75 metros de largo, estaba fuertemente vigilado.

El comando decidió descender al fondo del barranco, vadear el río helado y escalar por la otra orilla. El nivel del río durante el invierno era muy bajo, y al otro lado siguieron una vía férrea que iba hacia las cercanías de la planta sin encontrarse con ningún guardia. Antes de que los comandos aterrizaran en Noruega, el SOE tuvo un agente noruego infiltrado que les facilitó planos e información detallada de la planta. El equipo aprovecho esta información para entrar en el sótano principal por un pasaje y a través de una ventana. Dentro de la planta, el equipo sólo se encontró con una persona: un bedel noruego, Johansen, que cooperó con ellos.

comandos


El equipo de demolición colocó cargas explosivas en las cámaras de electrolisis de agua pesada, las hicieron detonar con un cronómetro. También abandonaron deliberadamente un subfusil sten británico para los alemanes pensaran que había sido una operación llevada a cabo por fuerzas británicas y así evitar represalias contra los noruegos.

Más de 1.300 soldados alemanes participaron en la búsqueda de los saboteadores, que durante 14 días y solo protegiéndose con sus uniformes blancos y las remotas cabañas de los cazadores, esquiaron hasta llegar con bastantes dificultades a Suecia.

Finalmente la fábrica fue puesta de nuevo en funcionamiento y fue intensamente bombardeada por los británicos, sin arriesgarse a una operación militar terrestre. Antes de este bombardeo, los alemanes consiguieron salvar mas de 600 litros de agua pesada en tanques, que iban a ser transportados en el transbordador SF Hydro, a otro punto de Noruega. Este transbordador fue volado por parte de los hombres que participaron en la operación Gunnerside, que se quedaron para ayudar a la resistencia noruega, acabando con las pocas posibilidades que le quedaban al Tercer Reich para conseguir la bomba atómica.

bomba atómica


Estos valientes hombres que participaron en esta pequeña pero importante operación, han sido reconocidos y homenajeados en muchas ocasiones, y son un símbolo de la resistencia del pueblo Noruego.

noruega
"Los Héroes de Telemark: en 1943 comandos noruegos patrocinados por el S-O-E atacaron al enemigo ocupando la planta de Norsk Hydro en la región de Telemark, Noruega. Este exitoso ataque produjo un sabotaje en la maquinaria encargada de producir el agua pesada usada en la fabricación de la bomba atómica. Gracias a aquellos heroicos comandos noruegos el intento del enemigo de desarrollar la bomba atómica fue frustrado."


El Equipo Gunnerside estaba formado por:

Joachim Rønneberg
Knut Haukelid
Fredrik Kayser
Kasper Idland
Hans Storhaug
Birger Strømsheim
Leif Tronstad
Knut Haukelid
Rolf Sørlie
Einar Skinnarland
Gunnar Syverstad
Kjell Nielsen
Larsen

sabotaje
Algunos de los supervivientes en los 90, en los alrededores de la fábrica.


La planta de Vemork fue reconstruida totalmente después de la guerra y siguió en funcionamiento durante bastante tiempo. A finales de los 80 hubo un gran escándalo en Noruega relacionados con informes de la CIA que decían que Israel estaba utilizando el agua pesada, que le vendió Noruega en 1959, para fabricar plutonio que serviría para hacer las bombas atómicas israelitas y que India estaba poniendo en funcionamiento su nueva serie de reactores utilizando el agua pesada vendida por Noruega en 1983, a Alemania, bajo condición de no revenderla. También se descubrió que Rumanía habría, revendido el agua pesada que le compró a Noruega en 1986 a India e Israel.

agua pesada


Esta operación fue plasmada en el celuloide en una gran película bélica, "Los Heroes del Telemark", con Kirk Douglas y Richard Harris. Posteriormente se han realizado un par de documentales titulados The Real Heroes of Telemark, utilizando algo de recreación dramática y poniendo el énfasis en la capacidad de supervivencia de los protagonistas.

telemark



Otro interesante documental de la BBC, en 16 partes, sobre esta operación


II Guerra Mundial

comandosbomba atómicanoruega

sabotaje

agua pesadatelemark