La paidofilia o pedofilia es la inclinación sexual por parte de adultos a sentir una atracción sexual primaria hacia niños o adolescentes.


El término «pedofilia» se ha visto confundido con el término «pederastia». A pesar de que etimológicamente significan lo mismo (ya que ambas se basan en paidós: «niño» o «adolescente»), la pedofilia no se refiere al abuso sexual, sino a la mera tendencia sexual o atracción por un hombre adulto hacia un menor
[


Regulación jurídica

La mayoría de los países civilizados conservan un Derecho penal de acto por lo que se castiga la pederastia,es decir, el acto de abusar sexualmente de un menor, y no la meratendencia sexual pedófila, lo que sería más propio de un inadecuadoDerecho penal de autor. Por ello un acto de abuso sexual infantil no escalificado como pedofilia por las leyes. Sin embargo en algunos Códigospenales sí se contemplan delitos que castigan dicha conducta.

Pese a esto algunos periódicos y otros medios hacen un uso erróneode los términos «acusado de pedofilia» o «pedófilo convicto» enreferencia a individuos acusados o convictos por abuso sexual infantile incluso otros términos como «pedófilo en serie». Sin embargo,pederastia se utiliza de forma preferente en el sentido de delito, ymenos frecuentemente como enfermedad; en la prensa se habla de «delitosde pederastia», «condenado a 40 años por pederastia», «acusado depederastia» y «red de pederastia». Esta preferencia de emplearpedofilia para referirse a la atracción sexual o la enfermedad, puededeberse al hecho de que este término es actualmente el más utilizado enpsiquiatría para designar el trastorno mental y, por influencia médica,es la palabra escogida por los periodistas para hablar en términospsiquiátricos.

El perfil de un pederasta

Pedofilia como enfermedad

l término «paidofilia erótica» fue acuñado en 1896 por el psiquiatra vienés Richard von Krafft-Ebing en su obra Psychopathía sexualis, donde se enumeran las siguientes características:

*


  • El interés sexual se dirige hacia los niños, tanto prepubescentes como al principio de su pubertad.
  • Interés sexual primario (es decir dirigido de manera exclusiva o principal) hacia niños.
  • Interés sexual que permanece a lo largo del tiempo.



  • Algunos sexólogos,como el Dr. John Money, consideran que no sólo los adultos, sino losjóvenes pospúberes podrían distinguirse como posibles pedófilos.


    A pesar de que la psiquiatría «oficial» considera la pedofilia como una enfermedad no todos los psiquiatras comparten esta opinión

    pedofilia

    ¿Cómo actúan?




    Los pedófilos y pederastas actúan de diversas maneras para conseguir niños y niñas, con la finalidad de abusar de ellos, integrarlos en una red de prostitución infantil o para elaborar pornografía. Conocer su forma de actuar es fundamental para mejorar la seguridad de los menores. Tanto los padres y educadores como los niños deben conocerlas:

    1º. En las salas de juegos recreativos. Algunos pederastas frecuentan estas salas para, después de seleccionar a un menor, ofrecerse a pagarle algunas partidas o retarle a jugar contra él. Los abusos no se producen en el primer encuentro, ya que los pederastas normalmente intentan ganarse primero su confianza. Otros prefieren invitar al menor a una hamburguesa o se ofrecen a llevarle al cine.

    2º. Las zonas marginales. Algunos pederastas prefieren frecuentar zonas deprimidas para buscar niños o adolescentes desatendidos o con muchas carencias. Les ofrecen entonces algún tipo de trabajo y les aseguran dinero fácil.


    3º. Salidas de colegios y parques. Otro tipo de pederastas que suelen actuar en redes optan por el secuestro. Este puede realizarse a la salida de un colegio, haciéndose pasar por un conocido de la familia que viene a recoger al menor porque la madre no va a llegar a tiempo; o en el entorno de los parques infantiles o incluso desde un coche: pidiendo al menor que se acerque al vehículo para indicarles, plano en mano, donde está una calle.

    ayuda

    4º. Discotecas. Algunas redes de tráfico de menores captan menores utilizando a otros que actúan de ganchos. Normalmente se trata de un "guaperas" que intenta seducir a una adolescente para después llevarla engañada hacia un coche o piso donde espera el proxeneta. También pueden utilizar a otra menor amenazándola de muerte o violación.


    5º. A través de Internet. Se trata del último sistema que están utilizando muchos pederastas y que trae locas a las policías de otros países. Estos pederastas se introducen en los canales de conversación escrita de Internet, o "chats", haciéndose pasar por niños o niñas en busca de nuevos amigos. Intentan así conocer la situación de algunos menores, sus gustos y aficiones, hasta que llega el momento de concertar una cita en un cine o hamburguesería para conocerse mejor.


    6º. A través de las revistas para niños y adolescentes en las que se publican secciones en las que los menores se ofrecen para intercambiar correspondencia incluyendo datos personales (dirección...) e incluso una foto.


    7º. Utilizando a animales exóticos para atraer a los niños en ferias y demás lugares. Les suben a los mismos y les sacan fotografías para después ofrecérselas a sus padres. Muchos padres dan sus datos para que les envíen la foto o se la acerquen a casa. El pedófilo puede tener así un banco de datos de niños/as con sus direcciones, teléfonos y fotografías.


    8º. En el interior de las grandes superficies comerciales. Algunas redes de pederastas actúan preferentemente en grandes superficies comerciales donde la concentración de gente es alta y los padres están pendientes de encontrar los productos que necesitan. La forma de operar consiste en coger de la mano a un niño/a pequeño que se haya despistado (o que se hayan despistado sus padres) y alejarlo del lugar. Normalmente no lo sacan inmediatamente sino que se lo llevan a los servicios. Allí le cambian rápidamente la vestimenta y le afeitan el pelo, le ponen una peluca o una gorra, le sedan si es necesario y salen por la puerta con toda naturalidad y tranquilidad.



    9º. En casa. Al menos uno de cada tres abusos sexuales sobre menores se cometen en el entorno familiar, por parte del padre, un tío o un abuelo.

    solidaridad

    ¿Cómo son?
    No existe un perfil exacto del pederasta o del pedófilo, no se le distingue a simple vista, pero reproducen algunas características que sí resultan significativas. Por ejemplo, su acercamiento a los niños suele ser físico. Tras un primer contacto cuidadoso, para no asustar ni levantar sospechas, comienzan a coger al menor, abrazarlo y "mimarlo". Les invitan e incluso les colman de atenciones y regalos para generar en ellos un sentimiento de deuda. A los niños se les enseña que deben ser agradecidos y corresponder a los adultos (por educación) y los pedófilos se sirven de esta circunstancia. Buscan estar a solas de alguna manera con el niños o la niña para ir a más. Los violadores de niños siempre quieren más. Muchos de ellos tienen un nivel bajo de autoestima y se sienten mucho más seguros con los menores. Otros, en un porcentaje elevado, han sufrido abusos de pequeños. Un tercer grupo lo que busca es humillarlos y doblegarlos, posiblemente por haber sufrido antes desprecio de otros niños o niñas durante la infancia.
    Pero aunque no existe un perfil exacto del pedófilo ni del pederasta, sí podemos establecer un retrato robot a partir del estudio de los que ya han sido detenidos.


    link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=dag_zxlVUy4

    EL INTERNET Y LOS PEDOFILOS


    Internet se ha convertido en un medio idóneo para cometer todo tipo de delitos que no sólo se restringen al ámbito de lo virtual, sino que con mucha frecuencia afectan al mundo real.

    Dentro de la campaña “Niños e Internet: no permitas que hablen con extraños”, Panda Software informa a los padres y tutores sobre los riesgos que los menores tienen de sufrir los ataques de pederastas en sus conexiones a Internet.

    Internet se ha convertido en un medio idóneo para cometer todo tipo de delitos que no sólo se restringen al ámbito de lo virtual, sino que con mucha frecuencia afectan al mundo real. Estafas, abusos sexuales, violaciones, incluso asesinatos, se traman y llevan a cabo por mediación de Internet. Pero quienes parecen haber encontrado una vía propicia cometer sus repugnantes acciones son los pedófilos, es decir, personas que sienten una atracción erótica o sexual hacia niños o adolescentes.

    Las cifras son muy reveladoras: el 44% de los menores que navegan con regularidad se han sentido acosados sexualmente en Internet en alguna ocasión, y el 11% reconocía haber sido víctima de esta situación en diversas ocasiones. A su vez, uno de cada cinco niños que utilizan las salas de chat ha sido acosado por pedófilos.

    Locos

    Un pederasta que se conecte a Internet puede limitarse a visitar páginas que contengan material pornográfico con menores como protagonistas -actividad penada por la ley en casi todo el mundo-. Sin embargo, muchos de ellos van más allá y su objetivo es concertar encuentros reales con menores para satisfacer sus instintos.

    Con mucha frecuencia aparecen noticias en los medios de comunicación relacionadas con la pedofilia y la pornografía infantil. Sin ir más lejos, hace tan sólo unos días, las fuerzas de seguridad españolas detuvieron a los 18 componentes de una red de pederastas que operaba desde diversos puntos del país, distribuyendo imágenes de los abusos que cometían sobre menores. La pista inicial fue la denuncia de la madre de un niño de 12 años, al que una persona en un chat había ofrecido dinero y otros regalos a cambio de mantener relaciones sexuales3. Pero no es el único caso: en 2001 se desarticuló una impresionante red de distribución online de pornografía infantil que operaba a nivel mundial. La operación se saldó con 130 detenidos en diversos países4. En 2002, otros 50 pederastas que operaban en 20 estados de USA5 (BBC), fueron puestos a disposición de la Justicia. Como puede verse, se trata de una amenaza que está al acecho permanentemente, por lo que los padres y tutores deben conocer a fondo la situación y tomar medidas urgentes al respecto.

    Formas de ataque de los pederastas en la Red

    enfermos
    Los medios que puede utilizar un pederasta para contactar con un menor en Internet son muy variados. A continuación se explican los más frecuentes:

    - Chats: Los chats son conversaciones escritas en tiempo real. Una de las tácticas más utilizadas es la de hacerse pasar por un usuario de edad y gustos similares a los del menor de forma que, tras varias sesiones, vaya teniendo la confianza necesaria para concertar una cita, cuyo resultado puede ser de dramáticas consecuencias. Al mismo tiempo, cada conversación puede servirle al delincuente para recoger un buen número de datos personales que permitan localizar al menor.

    - Sistemas de mensajería instantánea: Algunos pederastas optan por contactar directamente con sus posibles víctimas a través de este medio. El primer paso es conseguir la dirección de correo electrónico o algún dato del menor -como puede ser su nombre de pila-, que pueda servir para localizarle a través de alguno de los programas de mensajería instantánea existentes. Una vez efectuado el contacto, el delincuente procede de la misma forma que en los chats. Debe destacarse que con este sistema pueden enviarse archivos, lo que permite “adornar” la supuesta personalidad del pederasta con fotografías, que suelen ser falsas. Esto aporta mayores visos de realidad.

    - Virus informáticos: El pedófilo intenta introducir algún código malicioso -generalmente de tipo troyano-, en el equipo que el menor utiliza. Normalmente, se trata de virus que pueden robar datos que son enviados al delincuente que, de esta manera, puede conocer detalles como la dirección del menor, sus gustos, e incluso robar fotografías o documentos personales que estén almacenados en el ordenador.

    Combatir a los pederastas en Internet

    Evitar las intentonas de posibles pederastas en una sala de chat es poco menos que imposible, por lo que, para evitar que puedan tener éxito, son básicas la educación y formación de los menores. Es necesario que conozcan las tácticas que estos delincuentes utilizan, así como hacerles comprender que, ante la más mínima duda, deben pedir consejos a un adulto. Es fundamental establecer reglas que los menores tengan que cumplir a la hora de conectarse a Internet. Entre ellas, deben figurar algunas como:

    - No facilitar nunca datos personales a través de Internet, aún cuando se trate de un compañero de chat con el que se haya charlado en infinidad de ocasiones.

    - No ejecutar nunca archivos recibidos a través de correo electrónico o mensajería instantánea, ni reenviarlos a amigos o conocidos.

    - No concertar citas a través de Internet sin el conocimiento de los padres.

    - No responder nunca a correos electrónicos de usuarios anónimos o desconocidos, e informar siempre a los padres o tutores sobre los mismos.

    Además de lo anterior es muy importante tener instaladas en el equipo herramientas de seguridad apropiadas. Las más importantes en el caso de la seguridad de los menores en la Red son:

    - Antivirus de prestigio perfectamente actualizado, para evitar la entrada de cualquier tipo de código malicioso enviado por un pederasta.

    - Firewall personal, que evite los ataques a través de puertos de comunicaciones desprotegidos que permitan el robo de datos confidenciales.

    - Herramienta anti-spam, que sea capaz de detectar y eliminar cualquier mensaje de correo electrónico con contenido violento u obsceno.

    - Sistema de control parental, que permita a los padres o tutores restringir el acceso a aquellos sitios web de contenido poco apropiado para niños y adolescentes.


    link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=nbNTaPjADHM



    link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=izT-ge6t_rE


    link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=4LQohuMOx7U

    Historia y condena
    En la antigüedad clásica, la pedofilia no existía como delito, aunque la palabraque define esta parafilia provenga, precisamente de los griegos (“páis, paidós”: niño, y “phileo”:amor).

    En la Grecia antigua, era un honor para ciertas familias que un señor rico, lo queposteriormente se definiría como un mecenas, se hiciera cargo del niño de la familia y lo llevara auna gran ciudad para darle una mejor educación. Esto podía incluir sexo y, como dije antes, no erauna situación condenable. Pero para nosotros es una de las conductas más reprobables. Los delitossexuales contra los chicos no sólo tienen severas condenas en materia de derecho penal, sino unafuerte condena social.

    Desde el punto de vista de la sexualidad, la pedofilia es una parafilia donde el objetosexual y la relación sexual es un niño, por lo general menor a 13 años. El pedófilo tiene variosaños de diferencia con el objeto de su deseo y la ley establece que son agravantes el hecho de queel abusador tenga una posición de ascendencia con respecto al pequeño, como un sacerdote o unprofesor e incluso, en el peor de los casos, cuando se trata de alguien que es de su propiafamilia, porque según estadísticas a nivel mundial, el 90% de los chicos abusados lo son poralguien de su entorno familiar. Desde el punto de vista psicológico, es una enfermedad mental queprovoca daños (tanto físicos como psicológicos) a terceros y un deterioro de la vida personal,familiar y laboral del abusador.



    Pobreza y páginas para chicos
    Los bolsones de pobreza y los sitios infantiles en Internet son losprincipales focos de reclutamiento de niños por parte de los pedófilosque producen pornografía infantil, ya sea para su comercialización,consumo personal o para entrar a las comunidades virtuales.

    Para los técnicos en minoridad que estudian y combaten la problemática,los barrios pobres de Latinoamérica son verdaderos "caldos de cultivo"para el turismo sexual y la pornografía infantil.
    En la Argentina, al igual que en el resto de los países de la región,abunda la producción de fotos y videos caseros, que se intercambian demanera informal a través de correos electrónicos.

    Los pedófilos contactan a los niños en los bolsones de pobreza, sobretodo al norte del país, y les ofrecen dinero y comida a cambio de quese sometan a sus abusos.

    "Una oferta suculenta para un niño es un sandwich, porque tienehambre", advirtió el comandante Pedro Padilla, de la GendarmeríaNacional.
    "No creamos que a los nenes se los tiente con un viaje a Disney", graficó.

    La otra vía de contacto es la red. Los pedófilos entran a las salas dechat infantiles, se hacen pasar por niños o se presentan como adultosque los comprenden, los escuchan, los seducen y generan encuentros.

    "Buscan chicos que sean fácilmente manipulables", destacó DoloresMarch, graduada en Ciencias Políticas e investigadora del CONNAF.

    Agregó que los pedófilos suelen contactarse con los niños en salas dechat y les envían pornografía para naturalizar sus acciones y quepiensen que si los demás lo hacen, es normal.

    "Aprovechan situaciones de vulnerabilidad emocional --concluyó March--.En general, son chicos que pasan muchas horas en la web, están solos yno tienen un diálogo fluido con sus padres".
    De acuerdo con las investigaciones del CONNAF, los pedófilos no sóloconsumen pornografía infantil sino que buscan consumar el hecho y amenudo, contratan tours sexuales en el país o en el exterior.
    El aporte de material pedófilo es requisito para entrar a lascomunidades virtuales que exigen pruebas de "buena fe", aunque seancaseras, antes de realizar el intercambio.

    Direcciones donde Denunciar Pederastas


    * Pedofilia no
    * Protegeles.com
    * Stop-Pedolifia
    * Inhope
    *Policia Federal Argentina Cavia 3350, Piso 1º, Capital Federal, Telefono:4370-5899, e mail: analisis_criminal@policiafederal.gov.ar





    FUENTES:

    http://www.aldia.cr/especiales/altoalapedofilia/perfil.htm


    http://www.zonagratuita.com/servicios/noticias/2005/marzo/05.htm


    http://es.wikipedia.org/wiki/Pedofilia


    http://www.diariouno.net.ar/contenidos/2008/08/16/noticia_0004.html


    http://www.psygnos.net/consultasex/modules.php?name=News&file=article&sid=31