El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los mejores guitarristas argentinos.

El listado con los más grandes violeros de nuestra historia: Ariel Rot, Santaolalla, Stuka, Juanchi Baleirón,y mas...



Sergio Chotsourian
Al ex líder de los natas le llevo apenas un disco (Delmar, editado en 1998) convertirse en el principal referente del stoner-rock local, pero el género le quedó chico. Su estilo épico y pasional ("tengo que hacer esto o se me parte el alma", le dijo alguna vez a Rolling Stone) evidenciaba fuentes de inspiración más profundas y diversificadas que el combo básico "ruta + marihuana", y rápidamente evolucionó hacia lo que se denomina heavy-psych, dejando fluir riffs densos y solos lisérgicos más allá de las estructuras. Además, se permitió experimentar con ritmos folclóricos en clave psicodélica (Toba Trance I y II) y fue fundamental en la consolidación del nuevo sonido heavy sudamericano al que bautizó South American Sludge. Acerca de las largas jams instrumentales en los que su banda solía derivar, Sergio Ch dijo: "Nosotros estamos pendientes de lo que se siente, no de lo que se dice. Entonces, expresamos casi todo musicalmente: no hace falta hablar, salvo en algunos momentos muy específicos, en los que la música llega a un límite". Alrededor de ese límite difuso, siempre pasible de ser vulnerado, brilla el mejor exponente de la nueva psicodelia pesada argentina.


link: http://www.youtube.com/watch?v=As2alagiDDg&feature=player_embedded#t=0s

Ariel Rot
Figura central a la hora de pensar la génesis de lo que habitualmente conocemos como rock en español, Ariel Rot sentó las bases del género con Tequila en España y las reforzó con Los Rodríguez alrededor de todo el mundo hispanoparlante. "Siempre he sido un aficionado al rock anglosajón y al argentino en partes iguales", reveló. Desde que llegó a Madrid en su adolescencia (donde se convirtió en alumno de Claudio Gabis), ha trabajado para decodificar el sonido clásico del rock & roll en clave local. Su estilo combina la tensión de las guitarras rítmicas con las melodías de tinte latino, un sonido muy personal que quedó registrado en sus canciones más importantes, compuestas junto con Andrés Calamaro. El tándem de guitarras que conformó con el fallecido Julián Infante en Los Rodríguez fue de una eficacia y una fluidez creativa poco frecuentes en el rock en castellano. "Yo creo que el rock es un lenguaje en sí mismo, y que cada uno lo adapta a lo que quiere decir", declaraba Rot a una revista española. "El rock es mi escuela, entonces me atrevo con distintos géneros pero nunca de una manera ortodoxa, sino de un modo más libre y caótico, tal cual es la esencia del propio rock."


link: http://www.youtube.com/watch?v=ewzfBSO3hIQ&feature=player_embedded#t=0s

Gustavo Santaolalla
Antes de radicarse en Los Angeles, donde se volvería mundialmente famoso como productor artístico y compositor de bandas de sonido, Gustavo Santaolalla ya había revolucionado el rock argentino al frente de Arco Iris, banda pionera en la fusión de rock y folclore. Sus fraseos con distorsión sobre ritmos en 6x8 fueron, en los discos Tiempo de resurrección y Sudamérica (1972), absolutamente innovadores. Su camino creativo continuó al mezclar guitarras y máquinas en De Ushuaia a La Quiaca, de León Gieco; y luego como productor de rock latino en discos de Café Tacuba, Molotov, Bersuit y Divididos. Su guitarra "ambiental" es una característica central de sus laureados soundtracks, como Diarios de motocicleta, Secreto en la montaña y Babel. La constante investigación de Gustavo como guitarrista y creador de sonidos sigue actualmente con su trabajo textural en Bajofondo, el colectivo rioplatense que lidera hace más de diez años. Santaolalla es además eximio intérprete del ronroco, un charango con una afinación más grave, que ha coloreado muchas de sus grabaciones.


link: http://www.youtube.com/watch?v=p7CkzzClDvY&feature=player_embedded#t=0s

Julio Moura
Cerebro oculto detrás de la máquina de sofisticación y fantasía que impuso Virus, Julio Moura suma otra página a la lista de equívocos que rodean a la banda platense. Dueño de la velocidad y el pulso melódico, tuvo en sus manos los cambios que provocó el grupo en tan sólo siete años: primero como violero new wave capitaneando los riffs atrevidos (Wadu wadu), pura aritmética de la precisión en guitarras pesadas (Agujero interior) y síntesis de modernidad durante las temporadas bailables (Relax y Locura). Pero en ninguna de esas incursiones perdió de vista la educación sentimental, en la que Jimi Hendrix, Ritchie Blackmore y Pappo son el norte. Dentro de la hermandad Virus, Julio interpretó perfectamente el ideario de Federico: como ladero rocker para destrabar esas miradas de ambigüedad y provocación, o procesar el cambio electrónico sin olvidar el anfetamínico impulso inicial. Puede ser empuñando la Fender Stratocaster o la vieja Yamaha modelo 81, aquella que en ese mismo año abrazaba a Chuck Berry en un estribillo imbatible: "Sólo quiero sacudirte para que veas las cosas como son".


link: http://www.youtube.com/watch?v=8pAuAvFe3lQ&feature=player_embedded#t=0s

Lito Epumer
"Lito nunca dependió del audio, él porta su sonido en los dedos", sostiene el legendario Pomo Lorenzo, baterista de Pappo's Blues e Invisible que, en 1978, convocó a Epumer para musicalizar sus primeras letras para Sr. Zutano. "Aunque no llegamos a grabar, fue la base para la primera formación de Spinetta Jade", recuerda Pomo. "Además de ser un virtuoso, Lito era uno de los pocos violeros que tocaban acordes raros, como los que hacía Luis. Y tenía, también, un manejo muy interesante de la armonía. Creo que su sello particular se debe a ese crisol de donde salieron con Pedro Aznar y el Mono Fontana." Se refiere a Madre Atómica, una explosión de talento y creatividad desde donde Epumer emergió en los 70. Después del período Jade, Lito asimiló el candombe como guitarrista de la banda de Rubén Rada. A comienzos de los 2000 lanzó Nehuén y Dos zorros, álbumes intimistas que se contraponen con el trío incendiario que actualmente comparte con Machi Rufino en bajo y el baterista Cristian Judurcha.


link: http://www.youtube.com/watch?v=UQjmrUqHW6k&feature=player_embedded#t=0s

Stuka
Gustavo Fossa, conocido en la escena con el alias de Stuka, patentó el sonido punk argentino al frente de Los Violadores a comienzos de los 80, cuando Londres parecía estar en el espacio exterior y pocos sabían de la existencia de los Sex Pistols y los Clash. Primero bajista, luego guitarrista por la salida de Hari B, Stuka aportó la otra mitad creativa y el sonido áspero a la lírica urgente y contestataria de Pil Trafa, y juntos componían una imagen escénica a la altura de las canciones filosísimas de la banda. "Sonaba a rock, graves fuertes, batería que te pegaba en el pecho y la guitarra como una turbina", resume Pil de aquella primera etapa. Más tarde, vendrían otras: Stukas en Vuelo (un regreso fallido a mediados de los 90) y una curiosa sociedad, Stuka@Pil, que abrió sus límites musicales a otros estilos pero que pasó sin gloria a mejor vida. Stuka reside en Miami desde hace una década, donde experimenta en nuevos territorios e intenta expandir el legado de su sonido de guitarra. "Estoy tratando de vender el humo de un fuego que prendí hace treinta años y que todavía, por suerte, sigue encendido", le dijo a Rolling Stone en 2010.


link: http://www.youtube.com/watch?v=qP8BHNiRglg&feature=player_embedded#t=0s

Rafael Nasta
Aunque su nombre puede resultar desconocido para el gran público, en el circuito del blues local Rafael Nasta es sinónimo de calidad y pasión por el género: un refinado guitarrista porteño que tomó su estilo de las fuentes del blues urbano. "Soy un guitarrista de jazz que toca blues", se autodefine. "Hago blues moderno, del siglo xxi, algo que no es muy común en Buenos Aires: acá se toca en un estilo más tradicional." Como líder del grupo Nasta Super ha grabado cinco discos de estudio y dos dvds, que incluyen versiones de clásicos de los maestros Manal ("Todo el día me pregunto" y Pappo's Blues ("El viejo" quienes, según Rafa Nasta, "fueron los pioneros" de la escena. Con referentes internacionales obligados como Albert King, Albert Collins, B. B. King y Chris Cain, Nasta sin embargo no duda en incluir a Francisco Rivero (guitarrista que tocó con Mercedes Sosa, Dino Saluzzi y Alejandro Lerner, entre otros) en su selecto Top 10 de todos los tiempos. "Rivero fue mi maestro", dice Rafa. "Me mostró una nueva faceta de la guitarra y, algo muy importante, me dijo: «Lo tuyo es el blues. Condimentalo con otras cosas, pero no te salgas de eso»."


link: http://www.youtube.com/watch?v=RJK4dLbQom4&feature=player_embedded#t=0s

Osvaldo Civile
Poco mas de 31 años tenia "el borracho" cuando se convirtió en una suerte de mártir del metal nacional. En 1999, su muerte -un aparente suicidio que la justicia caratuló como "muerte dudosa"- lo alcanzó en pleno ascenso con Horcas, la banda que formó tras la separación del grupo seminal del heavy argentino: V8. Desde esa agrupación definió el sonido del género en este país: riffs simples pero golpeadores, uso y abuso de la escala pentatónica (como todo guitarrista con alma blusera, aunque después se endurezca), desprolijidad, un wah-wah hendrixiano y, sobre todo, mucha contundencia. Ya con Horcas se metería de lleno en el thrash-metal, grabó cuatro discos y terminó de consolidarse como referente del universo heavy: pese a su carrera relativamente breve, no hay guitarrista de metal en Argentina que no reconozca su influencia. En su último reportaje para la revista Epopeya, le preguntaron por qué las brigadas metálicas lo querían tanto: "Qué sé yo, será porque la gente ve que desde la época de V8 hasta hoy al escenario se sube la misma persona. Es muy raro mantener una mentira mucho tiempo".


link: http://www.youtube.com/watch?v=pI4NFvGqZns&feature=player_embedded#t=0s

Javier Malosetti
La información genética jugo fichas fuertes en la vida de Javier: su padre, Walter, es uno de los grandes guitarristas del jazz argentino del siglo XX. Sin embargo, el primer instrumento de Javier fue la batería. "El reflejo que yo tenía de mi viejo tocando la viola era de un tipo aburrido, sentado, y el batero se movía", cuenta Malosetti. Después vendría su dedicación casi exclusiva al bajo y, desde 1986, su trabajo junto a Spinetta, Dino Saluzzi, Rubén Rada, Lito Vitale, Alex Acuña y Jaime Roos, entre otros, además de diez discos solistas en los que navega entre el funk, el R&B y el hard-bop. Pero su amor por la guitarra, y su vuelo, siempre estuvieron. "A poca gente le veo colgada la guitarra naturalmente; uno es Keith Richards y el otro es Javier. Puede hacer sonar bien hasta una de juguete", dice Bobby Flores, con quien compartió el show televisivo de medianoche Música para soñar. Tal vez la conjunción entre el bajista consumado y el guitarrista innato cuadran a la perfección cuando se calza la M2, un bajo-guitarra de dos diapasones que le fabricó el luthier de Avellaneda Mariano Maese.


link: http://www.youtube.com/watch?v=YK0JNWyu6XI&feature=player_embedded#t=0s

Juanchi Baleirón
Ante el ojo inexperto, Juanchi Baleirón aparece unidimensional: la gran mayoría sabe que fue el guitarrista que le puso ritmo al reggae en Argentina, con un estilo pop prolijo y ganchero que mantiene desde el primer hasta el último disco de Pericos y que, de hecho, suele contagiarles a las bandas que produce. No obstante, hay una faceta suya que no muchos conocen: en algún momento temprano de su carrera se debatió entre el folclore jamaiquino y el heavy metal criollo. A mediados de los 80, Baleirón integró el grupo Letal, acompañando a Ricardo Iorio. De aquel rapto metalero hay registro: en YouTube se encuentra una grabación maltrecha de "Solución suicida" en la que toca Baleirón y canta Iorio (luego la editaría Horcas en su disco Oíd mortales el grito sagrado, de 1992). Su gusto por el heavy y por el punk, género al que también estuvo relacionado (produjo el compilado Invasión 88 y también El cielo puede esperar de Attaque 77, que incluía el hit "Hacelo por mí", sigue intacto hasta hoy, aunque su toque -como guitarrista y como productor- es en esencia pop.


link: http://www.youtube.com/watch?v=Jj2FULAupq0&feature=player_embedded#t=0s


Antonio Romano
Guitarrista clásico del heavy nacional, Antonio "Tano" Romano logró acercar el metal clásico al machaque thrash en sus grupos más emblemáticos: Hermética y Malón. Arrancó como casi todos: sacando callos con una criolla y sin profesores, tocando los temas de Creedence y Vox Dei que se empeñaba en emular a la perfección. Hasta que Black Sabbath se convirtió en su mayor influencia y decidió fundar su propia banda, Cerbero, pioneros del rock pesado argentino que ya en los 80 prestigiaba el uniforme de cuero y tachas. Una vez separado V8, Ricardo Iorio pidió que le trajeran a un tal "Tano" que la venía rompiendo en el Oeste. El bajista y cantante hablaba de Claudio Marciello, pero su interlocutor se confundió y llamó a Romano: así de fortuito fue su desembarco en Hermética, grupo al que le aportó varias canciones y un sonido de guitarra que hasta el momento no se había escuchado en el metal local. Luego formó Malón, Visceral y Razones Concientes, y comenzó una carrera solista desde la que protege su particular estilo para tocar heavy-metal.


link: http://www.youtube.com/watch?v=Frv-aDpHcfE&feature=player_embedded#t=0s

Willy Gardi
Willy Gardi es para muchos una leyenda viva. Desde Ramos Mejía, inyectó poder y color al sonido de El Reloj, todo un rara avis hard-rock para la escena de principios de los 70, repartida entre el sonido post-beat, la progresiva y el blues. El Reloj había elegido su nombre por la precisión puesta de manifiesto en cada tormenta eléctrica que desataban. Pero, además, el poder de intimidación del "primer grupo heavy argentino", según Ricardo Iorio, se asentaba, precisamente, en el virtuosismo y sentimiento de Gardi: un guitarrista de variados recursos y formidable resolución. "Tenía una digitación increíble. Cuando ellos empezaron yo era un pibe, pero enseguida quise aprender para tocar como él", recuerda hoy el Tano Marciello, primero fan y luego amigo y colega (también nativo de la zona Oeste, donde se sucedieron los hechos que construyeron este mito). En agosto de 1995, Willy Gardi murió en un accidente automovilístico. Si bien nunca gozó de un gran reconocimiento popular, sí logró calar hondo en el corazón de la escena pesada. Y más allá del género, fue un extraordinario violero capaz saltar del rock duro al flamenco, y de ahí a las baladas acústicas, sin perder calidad ni sentimiento.


link: http://www.youtube.com/watch?v=Ind5y2enLxE&feature=player_embedded#t=0s

León Gieco
Aunque toca con banda, en argentina nadie ha personificado la imagen del solista que sale al escenario acompañado por su guitarra acústica como León Gieco. A través de todas sus transformaciones, que incluyen desde la incorporación de diversas vertientes del folclore y la música latinoamericana hasta la invención del "rap agropecuario" ("Ojo con los Orozco", León siempre mantuvo la guitarra acústica como el eje de su música, desde sus comienzos en 1973 -solista folk modelado sobre el ejemplo de su ídolo Bob Dylan, incluyendo el acompañamiento de la armónica- hasta el presente, convertido en uno de los cantantes y compositores populares más importantes de la música argentina. Los arreglos de la banda generalmente están concebidos alrededor de su guitarra, ya sea propulsando los temas con el incontenible empuje de su rasgueo con púa (con el que ha generado sus propias formas de acompañar una chacarera o un chamamé), hasta el intrincado estilo fingerpickin' que recorre desde tempranas canciones como "La colina sobre el terciopelo", hasta su versión de "La cigarra", la composición de María Elena Walsh que ha convertido en un himno.


link: http://www.youtube.com/watch?v=rGCgv3DZxsM&feature=player_embedded#t=0s

Alambre González
Guitarrista de guitarristas, Daniel "Alambre" González es uno de los secretos mejor guardados del rock argentino. Sus colegas y amigos (Luis Salinas, Ricardo Mollo y la lista sigue) lo valoran como un verdadero talento, y algunos de ellos no dudan en señalarlo en su top 5 del rock argentino de todos los tiempos. Inseparable de sus exquisitos modelos sesentosos de Fender Stratocaster (una Surf Green del 60, una Olympic White del 61 y una Sunburst del 64), es dueño de un estilo personal con raíces fuertemente fijadas en el blues porque, para él, todo comenzó con Manal. "Los vi colgado desde una ventana en el Centro Montañés de Colegiales. Y en las diez cuadras que caminé volviendo a mi casa, me acuerdo que pensé: «Yo quiero ser eso». Después agarré mi guitarra criolla y le puse cuerdas de acero hasta que voló el puente a la mierda", recuerda Alambre como anécdota de iniciación. Dejó su huella en la primera formación de MAM, con Ricardo y Omar Mollo; y también en colaboraciones con Pappo y Divididos. Luego continuó con algunos proyectos personales (Alambre y la Doble Nelson, el más notorio). Sigue tocando por ahí, de vez en cuando, siempre deslumbrante e inspirador.


link: http://www.youtube.com/watch?v=ENUDV7pwkm8&feature=player_embedded#t=0s

JAF
Juan Antonio Ferreyra, JAF, era un guitarrista del Oeste, de formación clásica en el blues y el rock & roll, poderosa garganta y look a lo Ian Gillan cuando el destino lo puso en el camino de Riff, a comienzos de 1985. Así pasó a integrar una nueva formación de ese grupo, con Pappo, Oscar Moro y Vitico, y se hizo escuchar al micrófono en una vibrante balada de su autoría, "Elena X", que abrió nuevos caminos para una de las bandas clave del rock pesado argentino. Aquello duró poco, pero le forjó a JAF un nombre y un lugar de respeto en la historia del rock local. Después, su carrera solista lo llevó a un terreno más soft, tiempo en el que cosechó el éxito de una impecable versión en español de "Wonderful Tonight" de Eric Clapton. Y de ahí volvió al clasicismo, sin perder una digitación precisa y cierta carga de emotividad: las dos cosas que lo distinguen al momento de tocar. "Es una de las mejores violas del rock y el blues, y además es el mejor vocalista", dice Adrián Barilari, cantante de Rata Blanca. "JAF tiene personalidad y estilo."


link: http://www.youtube.com/watch?v=JK008nHGPgs&feature=player_embedded#t=0s

Fernando Kabusacki
El inabarcable curriculum del guitarrista rosarino Fernando Kabusacki incluye colaboraciones con Charly García, Juana Molina, Hermeto Pascoal, Liliana Herrero, Francisco Bochatón, Seiichi Yamamoto y Yuji Katsui (ente muchísimos otros músicos japoneses), María Gabriela Epumer, el Círculo de Guitarras de Buenos Aires, The League of Crafty Guitarists y la lista sigue. Sin embargo, eso no es lo único que justifica el término "inquieto" como el adjetivo más acertado para definirlo. En 1988, Kabusacki se instaló sin papeles en Londres para estudiar con Robert Fripp. Ahora, es instructor de su escuela (el Guitar Craft) y uno de los mejores discípulos del fundador de King Crimson. En las diferentes texturas de sonido que maneja (toca con acústica, eléctrica y sintetizada) y su particular afinación están las claves de su personalidad como instrumentista, que va de la sutileza al rock extremo. El guitarrista de Living Colour, Vernon Reid, lo definió como un violero de gran alcance: "Sus mejores virtudes son su humanidad y su claridad de visión", dijo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=p4OZ_M2U7DI&feature=player_embedded#t=0s

Gustavo Ginoi
Perteneciente a la tercera generación del blues porteño, continuador del legado de la primera (Manal, Pappo's Blues) y la segunda (Memphis La Blusera), Gustavo Ginoi es uno de los fundadores de La Mississippi, y ha modelado con su trabajo los doce discos que lleva editados la banda en sus 24 años de historia. Guitarrista y compositor de muchos de sus temas junto con el cantante Ricardo Tapia, Ginoi, al contrario de otros instrumentistas del género, más propensos a la improvisación, es un cultor de la escuela del "solo preparado", esos que se convierten en parte inseparable de la canción, como queda de manifiesto en clásicos como "Un poco más", "Tus amigos" y "San Cayetano". Con un sonido definido y el toque justo de distorsión para conseguir a la vez agresión y dulzura (usa una Fernandes Strato con mics Texas Special), Ginoi condimenta en ocasiones sus solos con ingredientes jazzeros, producto de su formación musical, que incluye a Sarah Vaughan y Oscar Alemán a la vez que los grandes del blues.


link: http://www.youtube.com/watch?v=ppJ2S-HnRgQ&feature=player_embedded#t=0s


Kay Galifi
Mucho antes de la aparición de Hendrix y la revalorización del blues, Kay Galifi ya era un guitarrista afinado en los sonidos del merseybeat, esos discos que llegaban primero al puerto de Rosario y que los marineros ingleses vendían como mercancía divina: "Kay se impregnó de estilos bien dirty como Dave Davies de The Kinks o más puros como Hilton Valentine de The Animals", cuenta Litto Nebbia sobre aquel estudiante de medicina que quemó sus libros y partió a Buenos Aires para escribir la leyenda de Los Gatos. Las marcas de Kay, silenciosas y depuradas, permanecen en tres discos en los que todo era novedad con herramientas mínimas: "En la época del primer lp, usaba una eléctrica italiana marca Eko. No se conseguía nada acá, y tener esa guitarra ya era como un lujo. Investigando descubrió que si pasaba la conexión de la guitarra por un viejo grabador a cinta Geloso, podía distorsionar el sonido; eso era un invento de Kay al que nosotros bautizamos como «el sonido palangana»". En 1969, Kay desapareció de la faz de la tierra. Años después, sus amigos supieron que dejó todo por un amor carioca y, más tarde, se convirtió en director de un conservatorio de Río. En 2007 formó parte del regreso de Los Gatos.



link: http://www.youtube.com/watch?v=Yv9PnHsEGas&feature=player_embedded#t=0s

Cristian Aldana
Antes de ser lo que es hoy, músico de culto del rock local e importante dirigente en la Unión de Músicos Independientes (UMI), Cristian Aldana fue primero un niño obsesionado con la cantante rubia de ABBA y, luego, desde que The Cure llegó a su vida, un adolescente con guitarrazos en la cabeza. Pero su estilo como instrumentista es, en mayor medida, deudor de las tormentas eléctricas que los Pixies y Sonic Youth desataban en la frontera entre las décadas del 80 y 90, cuando armó una banda en Temperley y sumó a su hermana María Fernanda. "En la veta de Joey Santiago y Lee Ranaldo, Cristian maneja a la perfección el equilibrio entre la guitarra limpia y la distorsionada", dice Walas, cantante del grupo Massacre. "Incluso en una época recuerdo que usaba dos equipos juntos, uno para cada sonido." Así es como, desde el primero de sus quince discos con El Otro Yo, su estilo para tocar determina -con los vaivenes de sonido de su guitarra y sus aullidos- el gen distintivo de una banda con autonomía de vuelo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=xpMM6bk27XM&feature=player_embedded#t=0s

Sarcófago
Pablo Cano es uno de esos guitarristas que pueden no lucir como virtuosos, por no ser exhibicionistas o pirotécnicos. Sacrificado guitarrista rítmico antes que gran ejecutante de solos, su versatilidad, sin embargo, le permite ir de la rabia punk de "Enlace" a la sutileza de los standards de jazz que toca hoy con Circo Paranoico, la continuación de los Ratones tras la partida de Juanse. En medio, Sarcófago acumula las máximas de la ortodoxia stone y un bagaje incalculable de música negra, absorbida desde adolescente en forma de discos de Muddy Waters, B.B. King, Chuck Berry y muchos más. Con él, Juanse sabía que el groove estaba asegurado y que podía dedicarse a volar, a embellecer la canción sin preocuparse demasiado por cuidar las formas. Más de una vez ratificó su pasión: "Si no hubiera sido guitarrista, sería un verdadero desastre; de hecho fracasé en todo o en lo muy poco que hice. Lo mío es esto y nada más, no cambiaría la guitarra por ninguna otra actividad". El oficio es, no hay duda, lo que lo define como guitarrista.


link: http://www.youtube.com/watch?v=UPCnYIb_Lsw&feature=player_embedded#t=0s

Daniel Raffo
La guitarra de blues eléctrico tiene en Daniel Raffo a uno de sus mayores referentes argentinos. Especialista en jump, Raffo comenzó emulando a los británicos Eric Clapton y Peter Green, pero luego pasó a los imprescindibles T-Bone Walker y B.B. King (que continúan siendo sus mayores influencias), para desembocar en los exponentes más modernos de este estilo, como Ronnie Earl y Duke Robillard. Su trabajo puede apreciarse en múltiples facetas: al frente de King Size, la banda que lidera desde 1988; en sus conciertos homenaje a B.B. King; como invitado en grabaciones y en vivo de variados exponentes del blues local (Adrián Jiménez, La Mississippi); acompañando a bluesmen estadounidenses que han visitado el país (Billy Branch, Eddie Kirkland, Eddie C. Campbell, Phil Guy, entre muchos otros); en trío junto al armoniquista Luis Robinson y el cantante de la Mississippi Ricardo Tapia; y a través de su sostenida labor docente. En cualquiera de estos formatos, puede apreciarse su amplio comando del idioma blusero, con un fraseo limpio y de sabor jazzy, múltiples recursos, buen gusto y técnica refinada.


link: http://www.youtube.com/watch?v=wxVOrLpfZEc&feature=player_embedded#t=0s

María Gabriela Epúmer por Charly García
No recuerdo exactamente cuando conocí a María Gabriela: de lo que sí estoy seguro es de que recién la terminé de descubrir cuando ya llevaba un tiempo tocando conmigo. Si tuviera que definir su estilo diría que era versátil: se movía con comodidad en el folk pero también era muy funky, y al mismo tiempo era rockera, sucia y brasilera. Comparada con guitarristas anglosajones, era una mezcla: un poco de Joni Mitchell, un poco de Keith Richards y otro poco de Larry Carlton.

Desde que se incorporó a mi banda, los músicos fueron y vinieron, pero ella siempre siguió a mi lado. Más allá de lo que pudiera aportar desde lo técnico, tenerla en el grupo era una garantía de feminidad, rigor, pop y competenci
a. Conocía los temas de memoria, pero además tenía momentos de lucimiento especial, como en casi todos las de La hija de la lágrima y en "Cerca de la revolución". Sus discos como solista también eran buenos: como compositora era muy agradable, pero siempre me gustó más tocando conmigo. La seguiría eligiendo siempre: María Gabriela era un Ford Falcon.


link: http://www.youtube.com/watch?v=iiq7c06TCQg&feature=player_embedded#t=0s


Pino Marrone
Se dice que después de ver en vivo a Crucis en 1975, Charly García decidió terminar con Sui Generis y avanzar hacia el rock progresivo (de hecho, terminaría produciendo el álbum debut de Crucis). Dentro de un esquema de exactitud y notable habilidad instrumental, la guitarra de Pino Marrone sobresale como la púa acerada que marca la velocidad y los climas cinematográficos que el cuarteto creaba en sus largas improvisaciones. Adorador de Jimi Hendrix, Johnny Winter y Wes Montgomery por igual, puso al rock y el jazz en tensión como parte de un trip para partir el cielo. Sus solos sobre las orquestaciones de Aníbal Kerpel formaban la nave elegida por muchos durante las peores épocas de la última dictadura militar. "Abismo terrenal", esa sinfonía de la evasión incluida en Los delirios del mariscal, todavía suena a carrera loca a bordo de un Fender Pro Reverb conducido por un pibe de 20 años. Tras el final de Crucis, Pino se radicó en Los Angeles, especializándose en jazz, y se dedicó a la enseñanza (parte de esa tarea docente puede rastrearse en la revista Guitar Player).


link: http://www.youtube.com/watch?v=mQFe6nbCcJk&feature=player_embedded#t=0s


Tavo Kupinski
"Cuando entré al secundario, Tavo estaba en quinto año y durante las horas de clase escuchaba a Stevie Ray Vaughan y Johnny Winter en su walkman. Sacaba los yeites y, en los recreos, me los mostraba con una criolla al revés, porque era zurdo", recuerda su hermano Matu Kupinski, guitarrista de Los Umbanda y Tamarisco. Tavo Kupinski (1974-2011), primera guitarra de Los Piojos, aportó su pulsión tanguera al grupo liderado por Andrés "Ciro" Martínez, tanto en la melancólica "Gris" como en esa melodía piazzolliana zigzageante -en sincro con las gambetas del Diego- de "Maradó". Pero también creó riffs memorables ("Cruel" y baladas conmovedoras ("Sudestada". Su arco de influencias iba desde Albert Collins y Brian Setzer hasta Peteco Carabajal y el Chango Farías Gómez. "Era una fuente inagotable de música", dice Matu. "Tenía mucho estudio, ensayo y sabiduría. Usaba todo el mástil de la guitarra para tocar y no se le acababa nunca. Tenía un estilo propio, y por eso logró lo que todos los guitarristas buscamos: que en dos compases sepas que esa que suena es su guitarra."


link: http://www.youtube.com/watch?v=ATgnkofnFvw&feature=player_embedded#t=0s

Carca
Si hay algo que termino de convertir a Carca en un ícono de la escena, más allá de su sentido de la estética y su presencia en el escenario, fue cómo incorporó el linaje del rock nacional a la arrogancia del glam y el swing blusero más primitivo. "Al lado de Edelmiro Molinari, los White Stripes quedan como unos caretas", decía el actual multiinstrumentista de Babasónicos que, al igual que Pappo, otro de sus ídolos, es autodidacta. Durante su infancia, también fue seducido por el bajo y la batería, pero "lo histriónico del frontman, ese perfil de guitar hero, no me lo daba ningún otro instrumento". Su desprejuicio lo llevó a reivindicar a sus antecesores locales en una época en la que no era cool hacerlo y a forjar un personaje desfachatado capaz de mezclar el rock con la electrónica (nutrido por su experiencia como dj), y de explorar en discos consecutivos las raíces del blues en castellano (Carca, 98) y el glam rock más hedonista (Nena, 99). Carca tiene una curiosidad voraz, o, en palabras del propio Edelmiro: "Sos demasiado mujeriego con las guitarras: las tuviste todas".



link: http://www.youtube.com/watch?v=PfMfinVk7eM&feature=player_embedded#t=0s

Fabio Rey Pastrello
En Los Brujos, emparejaba el salvajismo que proponían los riffs de su ladero, Gabriel Guerrisi. "Usaba mucho la técnica de octavas, generando melodías alternativas", explica Fabio. "En cuanto a los solos, cada uno buscaba un matiz diferente". Luego llegó la sofisticación de San Martín Vampire y ese modelo de elegancia que se quedó en un solo disco (Debut y despedida): sonido retro, estilo surf music, algo que también estaba muy presente en Los Brujos. En Adicta, hizo foco en las rítmicas, "utilizando la técnica de mano derecha del funk". La síntesis aparece en Fanfarrón, proyecto personal y refugio para internarse en las raíces folclóricas, primero con la guitarra eléctrica enfocada en las melodías ("en ese momento, desarrollé una técnica de púa y dedos conocida como fingerpickin'" y, más acá en el tiempo, volvió a la criolla y su horizonte clásico, pero con sutiles efectos de distorsión. Zamba, bossa nova, dub y chacarera, algunos de los modos de un notable guitarrista criado en la escuela de la diversidad que integran, entre otros referentes de la región, Gustavo Cerati, Jorge Cafrune y Eduardo "Gato" Alquinta (Los Jaivas).


link: http://www.youtube.com/watch?v=-B9tE1lFbrg&feature=player_embedded#t=0s

Ulises Butrón
Ulises Butrón fue uno de los primeros en atreverse a desafiar la tradición blusera del rock argentino y explorar, a través de sonidos procesados, pedales y efectos, el lenguaje del post-punk. Integró la primera formación de Soda Stereo y Metrópoli, con Isabel De Sebastián; formó parte de las bandas de Miguel Mateos y Fito Páez, y grabó en el disco Privé de Luis Alberto Spinetta. En los 90, llegó al éxito al frente de La Guardia del Fuego, grabando "El amor es más fuerte" para el film Tango feroz. Se mantiene vigente como sesionista y productor, y está por editar su segundo álbum solista.


link: http://www.youtube.com/watch?v=jTJdeYNXPq4&feature=player_embedded#t=0s

Bocón Frascino
En la noche de Spinetta y las Bandas Eternas, Osvaldo "Bocón" Frascino se dio un gustazo: un solo de 55 segundos, exquisito y a puro swing, en "Me gusta ese tajo". Después de décadas de ser reconocido como "el bajista de Pescado", por fin podía tocar en la banda el instrumento al que dedicó toda su vida. Hoy sigue adelante con Engranaje, el grupo fundado por Pappo y bautizado por Javier Martínez en 1969. "Cuando lo escuchás tocar, te lleva directo al sonido de los 70. Y eso me encanta: son los clichés del rock y el blues que todos tocamos, pero que en él suenan diferentes", lo describe Fabio Rey.


link: http://www.youtube.com/watch?v=kB9j_xFDuqo&feature=player_embedded#t=0s

Tito Losavio
El último disco de Man Ray, Larga distancia (1999), es un muestrario de la versatilidad y calidad técnica de Tito Losavio como guitarrista: electro-rock, folk, bossa, valsecito criollo, pop, reggae, country o grunge, nada le resulta ajeno. Integró Los Twist, produjo a Cuino Scornik y a Palo Pandolfo, armó un trío con Gringui Herrera y Federico Gil Solá."Es un músico, no un violero", dice Miguel Zavaleta, con el que integró Titanic. "Con Tito, los acordes siempre suenan llenos." Multiinstrumentista, compositor y productor, hoy lidera Electrofreek.


link: http://www.youtube.com/watch?v=G_RukSUNT7U&feature=player_embedded#t=0s

Héctor Starc
Héctor Starc suele contar con orgullo que, como Botafogo, dejó una novia cuando ésta le planteó: "La guitarra o yo". Amigo de bromas y zapadas de Spinetta en los 70, coleccionista obsesivo, fanático de la Gibson Les Paul, miembro de Trieste, Aquelarre, Tantor y guitar hero de B. A. Rock, comenzó a tocar en La Cueva apadrinado por Pappo, y Billy Bond lo bautizó como "Bola de Ruido" por su amor por la distorsión. Gran conversador y fuente inagotable de anécdotas de nuestro rock, Starc dice: "Cuando una guitarra acopla, se mueve la madera y te retumba en el estómago. Es como un orgasmo y quien no toca, nunca podría entenderlo".



link: http://www.youtube.com/watch?v=yZ8SMHmcC8s&feature=player_embedded#t=0s

Arito Rodríguez
Hasta 2011 guitarrista de Viticus, Ariel "Arito" Rodríguez se encuentra temporalmente alejado de la música. Tras su salida, la banda perdió no sólo a uno de los violeros de rock más destacados de la escena local, ponderado entre los más telentosos por muchos colegas, sino también a uno que sobresalía por la "escena" y el look a la hora de tocar. Sus héroes de la guitarra son Jeff Beck y Johnny Winter. Su amplitud de onda va del Carpo de Pappo's Blues al de Riff. Además de sobresalir con su instrumento en "El gallo" y "La perra de mi mujer", también dejó su registro vocal en la emblemática "Crossroads" y grabó con su propio grupo, La Percanta.


link: http://www.youtube.com/watch?v=lRvOcWkFUaQ&feature=player_embedded#t=0s

Valentino
En la segunda mitad de los 90, Juan Miguel Valentino emergió de los Funky Torinos como un guitarrista con buena muñeca para los riffs y un wah-wah lleno de groove. Pero al frente de Valentino Jazz Bazar, sorprendió con la recreación de la técnica del pulgar de Wes Montgomery. "Pasé trece años tocando con púa y distorsión: mis ídolos eran Santana, Blackmore y Lennon. Pero después me encontré con millones de violeros que hacían lo mismo sin que nadie aplicara la técnica troglodita, tosca y cálida de Wes", decía en 2002. Pity Alavarez, entre otros, lo invitó a tocar en sus shows.


link: http://www.youtube.com/watch?v=xYBL6UiTBCQ&feature=player_embedded#t=0s

Felipe Staiti
Conocido como el "Steve Vai mendocino", Felipe Staiti tocó el cielo con las manos el día que conoció a su mentado colega. "Fue uno de los momentos que más disfruté de mi carrera, cuando el destino me puso en un concierto de Vai y le enseñé a tocar «La cumparsita». Pensaba: «¿Estaré soñando?»", contó en una entrevista. Ritchie Blackmore y Jeff Beck también integran su Top 5 personal. Al frente de los Enanitos Verdes, su guitarra fue una de las que ayudó a modelar y expandir lo que más tarde sería conocido como "rock latino".


link: http://www.youtube.com/watch?v=zEVwgub5Ul0&feature=player_embedded#t=0s

Tanguito por Leo García
Tanguito y su guitarra son todo. El es el ejemplo de cómo hacer eso: imaginar una banda de rock y hacerla realidad con la criolla y la voz. Me tomé el tiempo de investigar sus rasgueos, sus acordes abiertos, esos que hace en temas como "Yo no pretendo", "Amor de primavera" o "Sutilmente a Susana". Es genial, porque construye una arritmia con disonancias y las disonancias son la armonía del futuro, o si se quiere, la vanguardia. Creo que sus influencias reales vienen de la música negra, del blues negro. Es el primero de todos, el que tuvo la esencia del rock generando electricidad como si fuera energía solar.

Tanguito me dio la libertad de creer y no depender; es decir, poder hacer y tocar música tan sólo con una guitarra, sin depender de una banda u otros elementos. Escuchar su música me remite a tantas cosas que no es posible encasillarse teniendo sus influencias. Registra sonidos a lo Kurt Cobain que no existían en su época. O incluso de los Sex Pistols, cuando el punk era inimaginable. La vanguardia es así y Tanguito es vanguardia sin electrónica ni experimentos, simplemente vanguardia de la calle, de la vida cruda, de la realidad opresiva de su tiempo. Entonces, qué más que un artista sin destino alguno: sólo la eternidad sin lugar.


link: http://www.youtube.com/watch?v=mvoXJMXSBZ0&feature=player_embedded#t=0s

Gringui Herrera
La velocidad con la que Gringui Herrera incorporaba diferentes estilos hasta tocarlos de manera natural hizo que varias figuras del rock nacional lo reclutaran para sus giras: Raúl Porchetto, Fito Páez y, sobre todo, Andrés Calamaro, su amigo inseparable. "Lo de Gringui está más cerca de una virtud divina que del entrenamiento", dice Calamaro, refiriéndose a la versatilidad de Herrera. "Podíamos tocar un bolero, un tango, un blues.". Fanático de Steely Dan, compositor de "Tristeza de la ciudad", con apenas un disco solista (Tu imagen sigue allí, de 1985), su leyenda crece a la sombra de quienes decide acompañar.


link: http://www.youtube.com/watch?v=yMvWAuLhjB4&feature=player_embedded#t=0s

Tommy Gubitsch
Desde los últimos dias de Invisible, poco y nada se supo del guitarrista precoz que había dejado su marca en las canciones de El jardín de los presentes. Una gira europea, junto con el octeto electrónico de Astor Piazzolla, obligó a Tommy Gubitsch a refugiarse en París luego de denunciar los crímenes de la dictadura. La ausencia no borró algunas de las mejores líneas de guitarra de cosecha nacional: un sonido urbano que cruzaba tango, jazz y rock. En Francia, armó grupos de tango y tocó junto a grandes como Steve Lacy (saxofonista de Monk), Grappelli (violinista de Django Reinhardt) y Naná Vasconcelos, además de explotar la composición de música contemporánea.


link: http://www.youtube.com/watch?v=6vBuMMA1Eyo&feature=player_embedded#t=0s

Tery Langer
El set de guitarras, pedales y equipos de Tery Langer rankea bien alto entre los más completos y sofisticados del nü metal criollo. Sin embargo, a la hora de darle forma al material de Carajo, todo ese arsenal queda de lado. "Tengo una viola para componer, una Jackson vieja: fue mi tercera guitarra. Tengo feeling con ésa", justifica. Estudioso de la música, es egresado del Conservatorio Municipal Juan Pedro Esnaola. El punteo agudo y sutil de la intro de "Sacate la mierda", seguido por el estallido de distorsión que abre el campo para el estribillo, sintetizan su capacidad técnica e inteligencia armónica.


link: http://www.youtube.com/watch?v=wCl25nd7I9g&feature=player_embedded#t=0s


Matías Cipiliano
Nacido en Montevideo, Matías Cipiliano se abrió paso en el blues de este lado del charco como guitarrista estable, desde 1999, del clásico reducto El Samovar de Rasputín, ubicado en La Boca. "Matías es un guitarrista de la sangre nueva del blues, tiene un gran futuro", dice Rafael Nasta. "Estudió el género, lo conoce: está encaminado a encontrar su propio estilo." Con Ronnie Earl entre sus principales referentes, grabó y tocó con Juanse y Cristina Dall de las Blacanblus, entre otros. En 2006 debutó con Matías Cipiliano & La Dynamo, su actual proyecto.


link: http://www.youtube.com/watch?v=MveRYqQp9fA&feature=player_embedded#t=0s

Eduardo Rogatti
"El gordo" Rogatti fue un guitarrista dúctil, capaz de amoldarse al repertorio de Baglietto, León Gieco o Peteco Carabajal, tocar rock progresivo con Bubu en los 70 y hasta de vestirse con enterito rojo y amarillo para una breve reinvención en los 80 de Los de Fuego de Sandro. "Me hice en el Winco, escuchando y sacando los temas de oído", dijo él para explicar la versatilidad que lo caracterizó durante toda su carrera. "Transitaba diferentes terrenos musicales y se adaptaba con velocidad, swing y sensibilidad", recordó Emilio Del Guercio tiempo después de su muerte en 2003.


link: http://www.youtube.com/watch?v=shhoJpmY-YE&feature=player_embedded#t=0s

Sergio Alvarez
"En algunos solos me hace acordar a [el guitarrista británico de jazz y rock progresivo] Allan Holdsworth, con un sustain infinito, plasticidad en el sonido y una deformación de las notas a partir de la palanca", explica Franco Fontanarrosa, bajista y compañero de Alvarez en la agrupación La Mujer Barbuda. Alvarez, guitarrista de Panza, es un instrumentista virtuoso y ecléctico, conocedor del jazz, el rock, el tango, la música clásica y contemporánea, y su estilo es una síntesis personal y filosa de todos esos lenguajes musicales. "Sergio es un artista que se expresa con la guitarra", concluye Fontanarrosa.


link: http://www.youtube.com/watch?v=m37dR3VrF4I&feature=player_embedded#t=0s

Nicolás Bereciartúa
De niño, Nicolás Bereciartúa solía quedar impresionado frente a la mera presencia de Pappo, compañero de su padre, Vitico, en Riff. "Nico lo tiene incorporado al Carpo", dice Vitico, a la hora de definir las cualidades de su hijo como guitarrista. Creció influenciado primero por Napolitano, entonces, pero luego incorporó los yeites de Jimi Hendrix, Jimmy Page, Ritchie Blackmore, y Duane Allman en slide. Fue la segunda guitarra de Riff en sus últimos shows, y está presente en la formación de Viticus desde sus orígenes. "Nico es, lejos, el mejor guitarrista de slide del país", dice Vitico sin disimular el rockero orgullo paternal.


link: http://www.youtube.com/watch?v=Kj5IYNc9ecg&feature=player_embedded#t=0s


Gonzalo Córdoba
En los 90, Gonzalo Córdoba probó lo que valía como guitarrista de Suárez, banda de culto por excelencia en la que logró combinar noise y pop. Su habilidad para expandir la sonoridad de las canciones le valió el llamado de Gustavo Cerati para la gira de Fuerza natural, y también de Vicentico, con quien toca actualmente. "Gonzalo es lo suficientemente fuerte como para no destacarse sobre los temas de otros", dice el cantautor Adrián Paoletti, ex líder de Copiloto Pilato. Y agrega: "Tiene una personalidad mimética: sabe conservar la identidad propia de la canción y, al mismo, tiempo potenciarla."


link: http://www.youtube.com/watch?v=ossq4jn_aUM&feature=player_embedded#t=0s


Maximiliano Timczyszyn
Aunque en su altar se mezclan George Harrison, Keith Richards, Hendrix y Pappo, el guitarrista de Guasones no duda en señalar la influencia decisiva de Botafogo. "Fue el que me invitó a estudiar sin miedos. Y ese encuentro modificó no sólo mi forma de tocar, sino también mi manera de ver la vida misma dentro de la música. Un grande, el Bota. Nunca me animé a decírselo", confiesa ahora Timczyszyn. Con sus Telecaster y Les Paul, despliega una versatilidad y una precisión poco frecuentes en la escena.


link: http://www.youtube.com/watch?v=6t45zxLaOtc&feature=player_embedded#t=0s


Maneco Sáez Germain
"Maneco es el capitán musical de Mimi Maura", dice Sergio Rotman. "Es un maestro de la improvisación y la rítmica, producto de una escuela jazzera que no le hizo asco al rock." Sáez Germain es un guitarrista ecléctico, que domina el rasguido del reggae y del rocksteady y que transmite la impronta dramática del bolero y los aires lúdicos de otros ritmos caribeños, pero que además ha transitado el terreno del lounge junto a Sergio Pángaro & Baccarat. También fundó Abisal, uno de los grupos pioneros del surf-rock local.


link: http://www.youtube.com/watch?v=gQ-tEKXCyYk&feature=player_embedded#t=0s

Franchie Barreiro
La Mancha de Rolando peleo el ascenso a la primera división del rock nacional con un sonido con ascendente en los paisajes ruteros de Creedence Clearwater Revival. La primera guitarra de Francisco "Franchie" Barreiro articuló hits como "Mago de la lluvia", "Calavera" y "Arde la ciudad". Su estilo evidencia también un gran fanatismo por Led Zeppelin, pero además manipula un arma secreta: su intenso modo de tocar con slide. "Me encanta tocar, porque genera colores, fondos musicales", describe él. "Lo que produce un slide, molecularmente, es increíble: por ahí son tres notas, pero te rompen la cabeza."


link: http://www.youtube.com/watch?v=k92dUz_0Uw0&feature=player_embedded#t=0s

Nacho Smilari
Nacho Smilari fue uno de los guitarristas más virtuosos y requeridos del rock argentino de fines de los 60 y principios de los 70, con un sonido distorsionado y un fraseo blues-rock influenciado por el Eric Clapton de Cream. Dejó su impronta en una veloz estela que atravesó La Barra de Chocolate, grupo liderado por Pajarito Zaguri, a quien también acompañó en Piel de Pueblo -más inclinado al hard rock-, tras un breve paso por Vox Dei. Grabó dos álbumes con Cuero, antes de desvanecerse durante décadas, para reaparecer en Algún rayo, el disco más reciente de La Renga.




link: http://www.youtube.com/watch?v=bkrzM-2ztWI&feature=player_embedded#t=0s

Pablo Guyot
El pulso exacto de metegol, aquel disco que introdujo a Raúl Porchetto en los años 80, la explosión del Zas de Miguel Mateos a bordo de los hits de Huevos, o las ilustraciones detallistas en Piano bar son los rastros desperdigados por este guitarrista casi secreto. Hasta en G.I.T., su primera banda estable, la presencia de Pablo Guyot siempre se corrió de la primera línea del escenario. Menos es más, una fórmula que también lo ubica como un hábil productor, nunca funcionó mejor que con aquella Les Paul mientras Charly García le cantaba a los raros peinados nuevos.


link: http://www.youtube.com/watch?v=hgtHb5qJbuA&feature=player_embedded#t=0s

Osky Righi
Por casi dos décadas, la guitarra de Osky Righi fue el andamio que sostuvo el caos de Bersuit Vergarabat. Esa es su función: ordenar desde el ritmo y verificar que todo suceda en sus debidos tiempo y espacio, chapeando con el empuje rockero de su sonido distorsionado y la efectividad pop que también emplea cuando le toca producir (es co-responsable, junto a Pepe Céspedes, de Obsesionario de Tan Biónica, por ejemplo). Tras la separación, quiso lanzarse como solista pero terminó congregando a la diáspora bersuitera en De Bueyes. En esta nueva etapa de Bersuit sin Cordera, compuso el single "Cambiar el alma".


link: http://www.youtube.com/watch?v=4bYC1z23KYs&feature=player_embedded#t=0s












:

1 comentario - Los mejores guitarristas argentinos.

hdsdiegorot
donde dejas a miguel de luna campos mejor conocido como maikel guitarrista de kapanga