¿Hace daño jugar videojuegos?

¡Los niños y jóvenes de esta generación aman la tecnología!, es cotidiano observar a muchos con sus DS particulares, Smartphone, las últimas consolas de Nintendo, ya de menos de cinco años prenden una computadora y entran en páginas de internet para jugar en línea a pesar de que no saben leer, y en su lista de peticiones para regalo de cumpleaños no falta una consola de Wii, un Xbox o una laptop con una buena tarjeta de video para descargar y jugar “a toda potencia”. Los menos afortunados reúnen ansiosamente durante la semana para escaparse para algún cibert a competir con los vecinitos, en fin la pasión por los videojuegos es parte de la cultura de estos chicos de la generación “I”.

Jugar videojuegos tiene sus pros y sus contras, como padres siempre debemos estar al tanto de qué tipo de videojuego están entreteniendo a nuestros hijos, con el fin de que, lejos de perjudicarlos, los beneficie.


Una nueva investigación realizada por un equipo de científicos de la Mind Research Network concluyeron que jugar videojuegos hace que la corteza cerebral sea más gruesa, y también incrementa la eficiencia cerebral, sobre todo activa el área del cerebro encargada de la integración multisensorial, es decir la coordinación de la información visual, táctil, auditiva y fisiológica interna de nuestro cerebro , haciendo más eficiente las funciones tales como el lenguaje, el razonamiento y el pensamiento crítico.

Videojuegos

A pesar de las críticas recibidas por la mayoría de los adultos que no comparten esta afición, los videojuegos no se muestran como desencadenantes de un deterioro de las relaciones sociales de los jugadores. Por el contrario, este entretenimiento está relacionado con actitudes positivas de socialización. No en vano puede escucharse en los pasillos escolares “en un dialecto particular” como se forman grupos a favor de un videojuego o se inician amistades conversando sobre niveles y claves para superar los obstáculos en algunos de los más populares .Por otra parte, la inteligencia no parece sufrir ningún tipo de deterioro por la utilización, al contrario, se concluye que el juego favorece el desarrollo de determinados aspectos de la inteligencia, sobre todo los de carácter espacial. Otras investigaciones en el ámbito de la pedagogía y la psicología, relativo a este tema ha demostrado de manera contundente que los videojuegos permiten una ayuda especial en el tratamiento y mejora de problemas educativos y terapéuticos, tanto de tipo físico como cognitivo y psicológico, así como múltiples utilidades en cuanto al entrenamiento de todo tipo de habilidades. Existen muy buenos resultados de la utilización de cierto tipo de videojuegos educativos, según el trabajo de Casey, J.A (1992) relativo al uso de tecnología en la tutoría con jóvenes en riesgo. Las conclusiones de este estudio defienden que existe una serie de ventajas, tal y como se había detectado en un principio: los jóvenes tienen generalmente una buena relación con el uso de los videojuegos; el aprendizaje encubierto puede sustituir al aprendizaje formal, venciendo la normal resistencia. Además, la representación multisensorial del aprendizaje, utilizando imágenes, sonido y modalidades kinestésicas facilita más la enseñanza. Por otra parte, el aprendizaje individual puede permitir el logro de objetivos más realistas, superando las dificultades del miedo al público o al grupo. Del conjunto de investigaciones analizadas podemos sacar la conclusión de que el uso de los videojuegos en la ayuda para determinados aprendizajes y entrenamientos es muy positivo, tal y como se demuestra en el terreno del tratamiento de los problemas de aprendizaje, la ayuda para resolver problemas, para responder a cuestiones relacionadas con la escuela, las drogas, la familia, aspectos morales, etc. Los videojuegos permiten aumentar la motivación para el aprendizaje de diversas materias como las matemáticas y las ciencias, y el conjunto de las enseñanzas.

Eso de que los juegos de video producen epilepsia está descartado, investigaciones relacionadas al área de neurología concluyen que los incidentes registrados de problemas en un número reducido de sujetos, se debía a que los mismos presentaban una predisposición anterior a sufrir la epilepsia, por otra parte se ha demostrado que dichos juegos generan un influjo estresante y favorecedor de la ansiedad, con alteración de la presión sanguínea y el ritmo cardiovascular.

En fin , la utilización de este entretenimiento desarrolla en los chicos las capacidades de atención y concentración, razonamiento lógico y deductivo, la coordinación visomotora, la orientación espacial, la resolución de problemas, el establecimiento de metas y tareas, la creatividad, el control de las emociones , y es un buen ejercicio para desarrollar la capacidad de trabajo bajo tensión y estrés.

Accion

Por el contrario el uso indiscriminado y prolongado de todo tipo de juegos de videos sin la debida supervisión conlleva a resultados negativos en los chicos, si no existen límites en casa del tiempo que debe dedicársele a ellos, facilita las bajas calificaciones, si no se supervisa que tipo de juegos están empleando nuestros hijos y los mismos tienen contenido violento, lascivo, y sexista, facilitamos que los chicos poco a poco se hagan inmunes a los actos violentos, los menos maduros y con baja autoestimas son propensos al aislamiento y a perder el sentido de la realidad, a modelar el héroe de sus videojuego , que podría llevarlo a cometer actos delictivos. Si en la familia no hay esparcimiento sano, comunicación, existe falta de comprensión, relaciones hostiles o divorcios, podríamos predispones a los chicos a escapar de su realidad problemática, llevando una “vida paralela” llena de aventuras y emoción a través de los videojuegos, facilitando también el sedentarismo, la obesidad infantil, y la terrible adicción.

En conclusión, la familia tiene a la disposición un excelente recurso para la estimulación de los chicos de esta era, hay que cuidar el contenido de dichos juegos, el tiempo que pasan jugando y el tipo de hábitos diarios. Así lejos de perjudicarlos, los beneficiaria. Una buena comunicación, pasar tiempo junto y tener normas claras en el hogar son en realidad los pilares de la buena educación que necesitan nuestros hijos.



Si sos gamer entra a mi blog lo actualizo diariamente

joystick